Rocío Ruiz rubrica el convenio entre la AACID y la CAONGD

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, y el presidente de la Coordinadora Andaluza de ONGD, Héctor Rivero, han firmado el convenio de colaboración entre esta entidad y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) con el objetivo de mejorar la participación de las ONGD en la gestión de la política de cooperación en Andalucía y, en concreto, en la ejecución del III Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo 2020-2023 (PACODE).

Asimismo, este acuerdo servirá para fortalecer el vínculo del PACODE con otros actores y la ciudadanía dentro del marco de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Concretamente, se prevé una actualización de los principales servicios ofrecidos por la CAONGD a las ONGD (socias y no socias) para lograr más incidencia en la calidad de las intervenciones vinculadas a la implementación del III Plan.

La CAONGD, nacida en el año 1993, agrupa a 73 organizaciones (67 ONGD y 6 plataformas locales) y las dos entidades colaboradoras UNRWA y UNICEF. Pertenece a la Coordinadora ONGD de España y en la actualidad es parte de su Junta de Gobierno.

Desde 1998, la Junta de Andalucía y la CAONGD han venido estableciendo diferentes marcos de colaboración que se han desarrollado a través de convenios específicos para la ejecución de proyectos concretos relacionados con la coordinación de la cooperación a través de las ONGD.

Fruto de ello fue la promulgación de la Ley 14/2003, de 22 de diciembre, de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el reconocimiento en el Estatuto de Autonomía de que el pueblo andaluz participa de la solidaridad internacional con los países menos desarrollados promoviendo un orden internacional basado en una más justa redistribución de la riqueza.

III PACODE 2020-2023
El III Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo toma como referencia los postulados de la Agenda 2030 asumidos previamente por España y pone en el centro a las personas como eje de todas sus estrategias. Se establecen objetivos para contribuir a la satisfacción de las necesidades básicas de la población, con especial incidencia en las capas más desfavorecidas y a la formación y capacitación de sus recursos humanos para promover un desarrollo social y económico sostenible.

En el nuevo marco de planificación destacan como instrumentos clave: la convocatoria de proyectos para ONGD, que da continuidad a las sucesivas convocatorias anuales; una nueva convocatoria para universidades en régimen de concurrencia competitiva; un apoyo decidido por la I+D en la cooperación al desarrollo; y la puesta en marcha de un Fondo de Emergencias y Acción Humanitaria para agilizar y mejorar la eficacia de la ayuda en contextos de crisis o desastres ambientales.

Por otra parte, el Plan impulsa la Educación para el Desarrollo a través, entre otros, de un programa de actuación conjunto con la Consejería de Educación y Deporte. También promueve acciones de sensibilización en la sociedad andaluza y difusión sobre la Agenda, su papel en la lucha contra la pobreza y la desigualdad en el mundo, con llamamientos a la acción individual y colectiva y sobre las desigualdades internacionales que padecen otros pueblos y grupos sociales.