Susana Díaz pide la colaboración de toda la sociedad en la defensa de niños y niñas, y la erradicación del trabajo infantil

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reclamado la colaboración de toda la sociedad en la defensa de la infancia y la erradicación del trabajo de menores. Díaz ha subrayado el papel de la educación como instrumento para combatir la desigualdad social durante la inauguración en Sevilla del Foro de Sociedad Civil para la Erradicación del Trabajo Infantil en América Latina y el Caribe. Este encuentro multilateral tiene como objetivo impulsar alianzas entre las organizaciones de la sociedad civil de España y América Latina para avanzar en la consecución de la meta 8.7 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, promovida por Naciones Unidas y que tiene como objetivo poner fin al trabajo infantil en 2025 y erradicar todas las formas de trabajo forzoso antes de 2030.

La presidenta andaluza, esperanzada en cumplir estos fines, ha reivindicado la educación como el medio para lograrlos. "Un libro en las manos de un niño es la garantía de su futuro; una herramienta en las manos de un niño es la incertidumbre de no saber si ese niño tendrá futuro", ha aseverado Díaz, quien ha puesto como ejemplo la propia evolución de Andalucía. Hoy, ha dicho, la sociedad andaluza "mira al futuro en mejores condiciones que lo hicieron sus padres y sus madres hace 40 años" gracias "a la educación pública", a la que ha definido como el "ascensor social que te permite cambiar el rumbo que estaba predefinido para ti en función de la cuna en la que naciste".

La presidenta ha señalado que es posible recorrer este camino de la mano de empresarios responsables y con compromiso social, "que no están dispuestos a ganar más dinero a cualquier precio"; sindicatos "que defiendan los derechos de los trabajadores y los derechos de nuestros niños"; la organización civil organizada "que les pone voz y rostro" a quienes más lo necesitan y, sobre todo, ha precisado, porque "hay política, democracia y leyes que protegen a las personas".

No obstante, ha advertido, los últimos años de la crisis "en lugar de hacernos más sensibles al dolor ajeno ha aumentado la avaricia, el egoísmo, la insolidaridad y el individualismo". Muestra de ello es que "hay más niños en situación de riesgo y de pobreza extrema" mientras "grandes fortunas de manera insensible e inhumana buscan la manera de no pagar impuestos y de, refugiándose en paraísos fiscales, no contribuir al desarrollo colectivo, a la igualdad de oportunidades".

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hasta 152 millones de menores y adolescentes de entre 5 y 17 años se encuentra en situación de trabajo infantil y, más de la mitad de ellos, trabajan en actividades que ponen en grave riesgo su salud, seguridad o moralidad. En este entorno, Susana Díaz ha denunciado el quehacer de compañías "que desgraciadamente su avaricia les lleva a querer ganar más aunque para eso pongan en peligro incluso la salud y la vida de nuestros niños", muchas de ellas, ha lamentado, son las que buscan paraísos fiscales "que de manera opaca se lo permiten", lo que ha calificado de "vergüenza" y "de ejemplo claro de la insensabilidad, indolencia y de lo que tenemos que combatir todos" de manera "globalizada".

En la inauguración del foro también ha participado Kailash Satyarthi, premio Nobel de la Paz 2014 por su labor en defensa de los derechos de los niños y niñas. El activista indio ha explicado que en medio de tanto progreso y avances nos hemos olvidado de lo más importante, la infancia, y ha recordado que 2015 era la fecha fijada para acabar con el trabajo infantil, y no se cumplió. "Lo que hacemos es posponer fechas", por lo que ha demandado un compromiso real para acabar con la explotación.

Por su parte, Alfonso Navarrete, secretario de Trabajo y Previsión Social de México, ha subrayado la importancia de la educación y la escuela "como el mecanimo igualador más noble que tiene la humanidad" y ha reconocido que el trabajo infantil está en todas las regiones del mundo, con independencia de sus niveles de riqueza.

El foro está organizado por la Junta de Andalucía en colaboración con la OIT, a través de su Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libres de trabajo infantil (IR), y el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Cuenta, además, con el apoyo de la sociedad civil española mediante la participación de las coordinadoras autonómicas y estatal de ONGD y de la Fundación Ayuda en Acción.

El foro, que se desarrolla los días 8 y 9 en la sede de la Fundación Tres Culturas, recoge la celebración de conferencias magistrales, paneles de debate y mesas temáticas sobre aspectos como el trabajo infantil en contextos migratorios, el trabajo forzoso y peligroso o el desafío del trabajo permitido a adolescentes. Estas actividades contribuyen a dinamizar la puesta en común de objetivos y estrategias dirigidos a avanzar en la erradicación del trabajo infantil en América Latina, donde se estima que a fecha de hoy continúan trabajando más de 10 millones de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años, de los que seis millones se encargan de tareas consideradas peligrosas.

La Junta de Andalucía, que ya organizó un taller preparatorio para el foro el pasado mes de junio en la sede de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), es un socio estratégico de la Iniciativa Regional, a la que contribuye desde 2014 mediante intervenciones anuales que suman ya 900.000 euros.

Andalucía es la única comunidad autónoma que apoya la iniciativa de la OIT para la erradicación del trabajo infantil en América Latina y, a través de la AACID, impulsa la creación de alianzas entre ONGD españolas que trabajan temáticas relacionadas con ello.

Este evento, que cuenta con la participación de más de 100 especialistas, es el último que se celebra sobre esta materia antes de la inauguración de la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, que tendrá lugar en Buenos Aires del 14 al 16 de noviembre y que contará con la asistencia de una delegación andaluza formada por responsables de la AACID. El objetivo es contribuir a la consolidación de los esfuerzos mundiales para acelerar la erradicación sostenida del trabajo infantil en todas sus formas para 2025, en línea con la meta 8.7 de los ODS.