Paz y Desarrollo finaliza un proyecto de fomento de cultura de paz en El Salvador

En un ambiente festivo y solidario, la ONGD Paz y Desarrollo y su socio local en El Salvador, la Fundación Salvadoreña para la Promoción Social y el Desarrollo Económico (FUNSALPROSEDE), cerraron el pasado 12 de junio el proyecto “Promoviendo una cultura de paz con jóvenes de San Rafael Oriente y Jucuarán en El Salvador”, financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, con el objetivo de fortalecer las capacidades de los gobiernos locales y a la juventud para la prevención de violencia juvenil con enfoque de género en ambos municipios. También estuvo presente el Coordinador de la AACID para El Salvador, Guatemala y SICA, Javier Serrano Puente.

Al evento de cierre fueron convocadas todas las personas participantes en las actividades, teniendo la oportunidad de demostrar sus aprendizajes y habilidades mediante presentaciones musicales y obras teatrales, con actores y actrices de los centros escolares fortalecidos. Las puestas en escena llevaron un mensaje de paz, erradicación de violencia y de la discriminación contra la mujer, asistiendo más de 350 personas, en su mayoría jóvenes de los municipios participantes, los Alcaldes e integrantes de los Concejos Municipales de San Rafael Oriente y Jucuarán.
 
En los 18 meses de duración del proyecto, se trabajó junto a las juventudes de estos municipios en formación política, habilidades para la vida, teatro, música, gestión de empleo y autoempleo con formación técnica; todas las acciones bajo un enfoque transversal de Cultura de Paz cumpliendo los siguientes resultados:

  • Se ha promovido la participación política efectiva y sostenible de las juventudes, especialmente de mujeres en espacios de toma de decisión local y contraloría de las políticas públicas en el ámbito de prevención de violencia.
  • Desarrollado las capacidades de gestión pública en el abordaje de la prevención de violencia juvenil con enfoque de género.
  • Mejorado las habilidades y aptitudes en adolescentes y jóvenes para la vida, empleo y/o emprendimientos sostenibles que les integre e involucren en la transformación y creación de una sociedad participativa, incluyente y equitativa.


Al finalizar las actividades previstas se ha podido contabilizar:

  • 135 mujeres y 135 hombres jóvenes integrados en las asociaciones juveniles de sus municipios, promoviendo su participación política, impulsando el liderazgo de mujeres para empoderarlas como agentes y protagonistas de las transformaciones sociales necesarias para una sociedad pacífica, inclusiva y equitativa.
  • 75 mujeres y 89 hombres jóvenes formados en habilidades sociales y para el empleo.
  • 30 mujeres y 56 hombres jóvenes recibieron formación técnica vocacional.
  • 268 niñas y 224 niños estudiantes de 4 centros escolares que conocieron sus derechos, y se convirtieron en promotores una cultura de paz.
  • 41 mujeres y 29 hombres adolescentes integrados en los equipos multiplicadores de derechos de los 4 centros escolares.
  • 335 niñas y 272 niños beneficiados con la implementación de las escuelas municipales musicales y deportivas.
  • 40 técnicos municipales fortalecieron sus capacidades para cumplir sus competencias en el marco de juventud.
  • 20 funcionarios del INJUVE (Instituto de la Juventud de El Salvador) y 47 jóvenes de los municipios participaron en la formación de nueva masculinidad.
  • 400 mujeres y hombres jóvenes participaron en la formulación de las políticas públicas de juventud en sus municipios.

La coordinadora para Centroamérica de Paz y Desarrollo, Sarai Ochoa, el Director General de FUNSALPRODESE, Rubén Quintanilla, y el coordinador de la AACID en la zona, Javier Serrano, agradecieron el compromiso mostrado por los participantes para lograr el éxito del proyecto y les animaron a continuar sus esfuerzos por mantener acciones que promuevan la cultura de paz en sus municipios.