Iniciado un proyecto de prevención de la violencia de género en El Salvador

El pasado 18 de julio, la Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Latinoamericanos (AIETI), junto a la Asociación Colectiva de Mujeres para el Desarrollo, y la participación de los alcaldes de Usulután, Mauricio Zelaya, y Puerto El Triunfo, Edgar Javier Amaya; dieron inicio a las actividades contempladas en el proyecto "Promoviendo acciones para disminuir la violencia de género, el abuso sexual y el riesgo a la protección integral de defensoras de Derechos Humanos en 16 municipios del departamento de Usulután (El Salvador)". El acto contó con la participación de Javier Serrano, coordinador de la AACID para Guatemala, El Salvador y SICA.

Este proyecto está apoyado por la AACID y tiene como objetivo general contribuir a disminuir la discriminación contra las mujeres, en especial todas las formas de violencia de género, articulando esfuerzos con actores sociales e institucionales a nivel local, departamental y nacional.

Bajo la coordinación de AIETI y la Colectiva Feminista, el trabajo conjunto con las municipalidades, instituciones del estado, organizaciones y colectivos sociales y la población en general se ejecutarán acciones que pretenden contribuir a la aplicación efectiva de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV) y la legislación relativa a los derechos sexuales y reproductivos.

Se busca la continuidad y el fortalecimiento de procesos que están encaminados específicamente a fortalecer las capacidades y la coordinación interinstitucional de operadores de justicia, en los 16 gobiernos municipales y organizaciones de mujeres, para el abordaje de la violencia de género, el abuso sexual y la protección integral a defensoras, con la creación de políticas y mecanismos de abordaje y atención para los gobiernos municipales, que evidencien la equidad de género.

El coordinador de la AACID invitó y animó a los Alcaldes, organizaciones y población asistente a involucrarse , comprometerse y aprovechar esta oportunidad de formarse, organizarse, fortalecerse y ser los protagonistas de cambios positivos en prevención de violencia hacia la mujer, para lograr el propósito prioritario de disminuir la violencia de género, promover y facilitar la atención a mujeres víctimas y aplicar la Ley Especial para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV), en sus municipios y sus comunidades.

En El Salvador, hasta mayo de 2018, se han contabilizado 157 asesinatos de mujeres catalogados como feminicidio, 17 más que los 140 computados en 2017. Este repunte ha movilizado a las autoridades políticas y a diversos sectores de la sociedad civil para unificar esfuerzos para reducir estas cifras de violencia contra la mujer.