Sánchez Rubio preside la entrega de los Premios Andalucía más Social

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha presidido este martes en Sevilla la entrega de los Premios 'Andalucía más Social', que han sido otorgados, entre otros, a José Manuel Román Gómez, de la ONGD Ayuda en Acción, y a la Coordinadora Andaluza de ONGD, por sus 25 años de trabajo.

Así, en declaraciones a lo periodistas antes de presidir el acto, la consejera ha destacado que Andalucía les agradece con estos galardones el trabajo que "vienen haciendo a lo largo de muchos años", toda vez que subraya que "esta tierra no se entendería sin la fuerza de estas personas, más de 500.000 voluntarios que cada día, de manera generosa y altruista, trabajan para los demás".

"Todos los reconocidos hoy han demostrado a lo largo de su trayectoria vital y profesional un compromiso con las personas que son más vulnerables y que más lo necesitan", enfatiza la consejera, que insiste en que este reconocimiento se hace desde el pueblo andaluz, porque estas personas "son nuestra imagen y la mejor cara de Andalucía".

Con los Premios 'Andalucía más Social', la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales reconoce públicamente la importante labor que, en el ámbito de los servicios sociales, vienen desarrollando tanto las personas físicas, como diversas entidades e instituciones públicas o privadas, mediante una convocatoria conjunta de los distintos premios y reconocimientos que se venían otorgando en años anteriores.

Durante el acto, Maeztu, que ha tomado la palabra en nombre de los galardonados, ha animado a personas, asociaciones y entidades que trabajan con colectivos desfavorecidos a "destruir la lógica" de una intervención asistencial con estos colectivos y "dar pasos desde el acompañamiento y la participación de los afectados, para buscar cauces y soluciones que consigan transformar estas limitaciones y discriminaciones".

Además, ha señalado que este tipo de premios reconocen y realzan a una buena representación de colectivos que todavía no gozan del disfrute de algunos derechos, "grupos excluidos, discriminados, que no disfrutan plenamente del Estado del Bienestar conquistado, que no son ciudadanos de primera o se sienten desfavorecidos respecto del resto de la ciudadanía".

La "otra cara de la moneda" son las personas individuales y las entidades, asociaciones, ONGs tanto públicas como privadas, a quienes el Defensor del Pueblo andaluz ha indicado que lo importante para alcanzar objetivos "no es depender de los resultados sino de las semillas que sembremos".

"No podemos seguir ayudando solo al necesitado como tal porque siempre será necesitado. Tenemos que destruir esta lógica en el trabajo de la intervención social con estos colectivos. Tenemos que integrarlos como sujetos empoderados de cambio y de transformación, como personas de pleno derecho. De la asistencia hay que dar paso a conseguir superar su condición de excluidos y necesitados", ha enfatizado.

PREMIADOS

En cuanto a 'Buenas prácticas en la atención a Personas con Discapacidad', el galardón ha recaído en la película 'Campeones', "por trasladar a la sociedad las condiciones de vida de las personas con discapacidad intelectual y hacerlo lejos de prejuicios, de forma divertida, con la sencillez de lo cotidiano, conjugando valores sociales y de superación personal y mostrando la dignidad de la diversidad".

En lo que respecta a la buena práctica colectiva, el premiado ha sido Cermi Andalucía "por las dos décadas de trabajo y dedicación en favor de las personas con discapacidad, periodo en el que, de forma incansable, ha defendido los derechos de este colectivo para alcanzar una vida plena".

En la categoría 'Andaluna' de atención a la infancia, el premio a la mejor iniciativa individual es para la familia formada por Mireia Dot Rodríguez y José Antonio Reguera, residentes en Jerez de la Frontera (Cádiz), "por su gran implicación en la protección de la infancia, logrando con su esfuerzo, dedicación y amor construir una familia con menores que han presentado necesidades especiales".

La buena práctica colectiva ha sido para la RTVA "por las campañas institucionales sobre el acogimiento familiar, la adopción de menores y el programa de familias colaboradoras, que han permitido sensibilizar y concienciar a la población andaluza sobre la realidad de los niños y adolescentes con alguna medida de protección que requieren de un entorno familiar saludable".

Con respecto a los Premios 'Andalucía más Social' a las buenas prácticas en la atención a los mayores, a la mejor iniciativa individual ha sido para presidenta de la Federación y de la Asociación de Viudas de Andalucía, Carmen Valentín García, mientras que la buena práctica colectiva ha recaído en la Confederación Andaluza de Federaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias (ConFeafa), "por ser una entidad consolidada con fuerte arraigo y consideración en Andalucía".

COMUNIDAD GITANA

Por otra parte, el premio a la mejor iniciativa individual en la categoría de comunidad gitana ha sido para Dolores Fernández por su trayectoria tanto en el ámbito profesional en calidad de docente del sistema educativo andaluz como en el ámbito del activismo gitano, habiendo cosechado importantes hitos en los retos que se ha ido marcando a lo largo de su actividad, y el de buena práctica colectiva ha sido para la Federación de asociaciones de mujeres gitanas Fakali por 'El Pacto contra el Antigitanismo'.

En la categoría de voluntariado, Urbano Gómez Hurtado recibirá el premio a la mejor iniciativa individual "por ser el promotor de numerosos proyectos de voluntariado en los ámbitos social, educativo y sanitario", y la Asociación Integración para la Vida (Inpavi) es el premio de buena práctica colectiva "por su acción continuada de promoción y sensibilización a la ciudadanía para que se involucren en acciones solidarias".

La categoría de Buena Práctica en la Atención a las personas en riesgo o situación de exclusión social, en su modalidad de mejor iniciativa individual, ha recaído en el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, "por haber desarrollado toda su trayectoria profesional y personal, vinculado siempre al trabajo en la defensa y promoción de las personas, colectivos, barrios desfavorecidos de Andalucía y de los derechos humanos".

En relación a la buena práctica colectiva, es para la Residencia Universitaria Flora Tristán, centro dependiente de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) que ha sabido integrar a la ciudad y a la comunidad universitaria en el Polígono Sur de Sevilla.

Igualmente, el premio a las buenas prácticas en el ámbito de las adicciones, en su modalidad de mejor iniciativa individual ha sido para Francisco Abad, presidente de la Federación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fajer), mientras que en la buena práctica colectiva ha ido para la Federación Andaluza Enlace "por la importante labor que viene realizando a través del Programa de Asesoramiento Jurídico en el que atiende a personas con problemas de drogodependencias".

En lo que se refiere al galardón al trabajo de las personas LGTBI y sus familiares, el premio a la mejor iniciativa individual ha sido para Jorge Alejandro Cadaval Pérez, "por hacer de su visibilidad y modo de vida un ejemplo de naturalidad dentro de la sociedad". A su vez, en la buena práctica colectiva se ha galardonado a la asociación de familias de menores trans Chrysallis Andalucía.

Por último, el jurado ha premiado en la categoría de buenas prácticas en el ámbito de la cooperación internacional para el desarrollo, en la modalidad de mejor iniciativa individual a José Manuel Román Gómez. La buena práctica colectiva ha sido para la Coordinadora andaluza de ONGD, por sus 25 años de trabajo.