Díaz exige al Gobierno que cumpla con el acuerdo de acogida de refugiados y de ayuda humanitaria en Siria

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha exigido al Gobierno que "ponga en marcha cuanto antes todos los mecanismos que permitan cumplir con nuestro compromiso de ayuda humanitaria en la zona de conflicto de Siria", y que "se cumpla el acuerdo del Congreso de los Diputados de acogimiento de 16.000 personas, para que lleguen cuanto antes a nuestro país". Díaz ha hecho un llamamiento desde Andalucía para que "España cumpla su compromiso y sea una tierra de acogida, con una mirada decente a quien viene huyendo de la muerte y la desesperación".

Así se ha pronunciado durante la presentación del informe 'Heridas invisibles' de la organización Save the Children, sobre el impacto de la guerra en niñas y niños sirios. "Esos niños son los más vulnerables, no tienen ningún tipo de protección ante las mafias y no podemos mirar para otro lado", ha añadido.

Díaz ha recordado el compromiso adoptado en la Conferencia de Presidentes sobre "el apoyo inmediato y urgente a esas fronteras europeas donde están muriendo personas". Ha insistido en que "los gobiernos podemos actuar más, de forma individual y colectiva" y ha criticado las trabas burocráticas que impiden que se actúe.

Asimismo, ha recordado que "pedimos que los menores no acompañados tuvieran la tutela, el apoyo y la colaboración del Gobierno de Andalucía. Tuvimos muchas trabas para que los primeros siete niños llegaran al centro de acogida de Motril, en el que podría haber hoy ya 25, como prueba piloto para acoger todavía a más".

La presidenta ha destacado que "Andalucía es una tierra solidaria. Tener un pasado de emigrantes nos hace tener una mirada más decente ante la emigración, que está en el recuerdo colectivo de muchas familias". Solo 44 refugiados de origen sirio o del entorno han llegado a Andalucía, por lo que "no estamos haciendo lo que tenemos que hacer".

Díaz ha denunciado que "Europa no tiene política de refugio y asilo, no estábamos preparados para una guerra de seis años" y ha apelado a la sensibilidad de la sociedad en general para actuar de forma urgente sobre "esas heridas invisibles de esos niños y niñas que han visto morir a familiares, bombardear su casa y escuela", y que con el tiempo se podrá valorar el impacto en generaciones completas que formarán el futuro.

En este sentido, ha indicado que miles de esos niños están atrapados en el territorio, donde hay que garantizar la ayuda humanitaria, y a la vez proteger a los menores no acompañados en la frontera de Europa. "Nos estamos acostumbrando a las imágenes del telediario, y son personas que quieren estar en su casa y en su país, no en Europa", ha apostillado.

La presidenta ha resaltado que en plena crisis económica Andalucía mantuvo el apoyo a la cooperación al desarrollo, con 42 millones de euros, y no se generaron olas de racismo y xenofobia como hemos visto en Europa y otras partes del mundo. En Andalucía hay 4.000 personas acogidas, procedentes de situaciones bélicas, de Somalia, de Palestina o de Siria. Están recibiendo sanidad y educación y, sobre todo, están integrados en la sociedad.