Qué hacemos

¿Cuál es el marco de referencia de la política andaluza de cooperación?

El Estatuto de Autonomía de Andalucía consagra, en su artículo 10.3.23, como uno de los objetivos básicos de la Comunidad Autónoma "la cooperación internacional con el objetivo de contribuir al desarrollo solidario de los pueblos". En desarrollo y concreción de este objetivo básico de la Comunidad Autónoma, se elabora la Ley 14/2003, de 22 de diciembre, de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en la que se establecen las directrices y medidas adecuadas para alcanzar el objetivo estatutario.

La Ley contempla la política de cooperación internacional como “expresión de una plena convicción de la responsabilidad común respecto a la situación de pobreza y marginación que vive una gran parte de la población mundial” y como signo “de una voluntad de contribuir, de forma cada vez más sistemática y organizada, al progreso y desarrollo humano de las poblaciones más necesitadas y a la mejora de sus condiciones de vida para conseguir la dignidad integral a la que todas las personas tienen derecho” cimentado “en la necesidad de contribuir para que la vida de las personas de países menos favorecidos se desenvuelva en condiciones dignas”. El artículo 6 de la Ley, establece que la política de la Junta de Andalucía en materia de cooperación internacional para el desarrollo se articulará mediante el Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo (PACODE).

El PACODE 2015-2018, aprobado por Acuerdo del Consejo de Gobierno de 27 de agosto, es el documento estratégico que fija las bases y directrices del modelo andaluz de cooperación internacional para el desarrollo de manera coherente con lo establecido en la Ley Andaluza de Cooperación. Consolida el compromiso del gobierno andaluz con esta política pública social, en respuesta a la obligación moral y legal recogida en nuestro Estatuto de Autonomía, y renovada en el Pacto Andaluz por la Solidaridad y la Cooperación Internacional de 2013.

 

¿Cuáles son los Objetivos de la Política Andaluza de Cooperación?

La estrategia propuesta, que continúa la senda marcada por el primer PACODE, plantea como objetivo general, tomando como referencia la Ley Andaluza de Cooperación, contribuir a la erradicación de la pobreza, y a la consolidación de procesos encaminados a asegurar un desarrollo humano sostenible, incidiendo en la defensa de los derechos humanos y la promoción de la paz y los valores democráticos, en América Latina, el Mediterráneo y el conjunto de África. La estrategia se ha elaborado en coherencia con los postulados utilizados en el proceso de configuración de la Agenda 2030 para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS).

Para su consecución se han propuesto seis objetivos específicos interrelacionados de actuación:

  • Objetivo 1, destinado a la ayuda al desarrollo: Contribuir a la generación de procesos de desarrollo en las áreas geográficas prioritarias de la cooperación andaluza.
  • Objetivo 2, destinado a la acción humanitaria andaluza (AH): Salvar vidas, aliviar el sufrimiento y proteger los derechos de las víctimas de catástrofes naturales o conflictos bélicos, garantizando su dignidad.
  • Objetivo 3, Contribuir a la defensa de los derechos humanos, la promoción de la paz y los valores democráticos.
  • Objetivo 4, destinado a la educación para el desarrollo (EpD), Fomentar el ejercicio de la ciudadanía global, solidaria, activa, crítica y responsable.
  • Objetivo 5, destinado a la Formación, Investigación e Innovación, Fortalecer las capacidades de los agentes andaluces y promover la innovación y transmisión de conocimiento.
  • Objetivo 6, destinado a la planificación, gestión, seguimiento, evaluación y coordinación de la cooperación, Promover la calidad de la cooperación, la rendición de cuenta y la gestión del conocimiento.

En la actualidad, la AACID está trabajando en la Elaboración de la Estrategia Andaluza para el cumplimiento de los ODS, en el marco de la Cooperación para el Desarrollo.

 

¿Cuáles son las opciones estratégicas por las que ha optado el Plan?

  • La concepción de la cooperación internacional para el desarrollo como política social.
  • La consideración del Enfoque Basado en Derechos Humanos (EBDH) y respeto de la diversidad cultural.
  • La adopción del enfoque Salud en todas las políticas, puesto que la salud es un prerrequisito para el desarrollo de los pueblos; el objetivo de lograr las mejores condiciones de salud está íntimamente ligado al propio desarrollo.
  • El establecimiento, al igual que en el anterior PACODE, de cuatro prioridades horizontales: equidad de género, protección del medio ambiente y su gestión sostenible; el respeto a la diversidad cultural y el fortalecimiento institucional y de las organizaciones de la sociedad civil.
  • Además, en materia de género, el Plan se alinea con el Enfoque de Género en Desarrollo, colocando como uno de los ejes vertebradores de la estrategia la promoción de la equidad de género desde un enfoque dual: de manera transversal en todas las actuaciones y definiendo una estrategia específica para garantizar la efectividad en la lucha contra las desigualdades de género y en la promoción del ejercicio pleno de los derechos de las mujeres.

 

¿Cuáles son los grupos de población destinatarios del Plan?

El PACODE presta una atención preferente a aquellos grupos de población que están expuestos a una gran vulnerabilidad o se encuentran en riesgo de exclusión social, reconocidos y protegidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Entre tales grupos se encuentran las mujeres sin recursos, la infancia y la juventud en riesgo, la población indígena, la población desplazada y refugiada, incluyendo la población refugiada ambiental, y las personas con discapacidad. Junto a ello, el Plan presta una mirada especial a la infancia, visibilizándola, reconociendo expresamente a las niñas y los niños como sujetos de derecho, tratando de forma integral todas las dimensiones que atañen a su bienestar y permiten su desarrollo, impulsando y desarrollando una igualdad real en la infancia desde la prevención y la coeducación.

También son destinatarias de esta política las y los profesionales andaluces de cooperación y la sociedad en general, a quienes van dirigidas las actuaciones de formación, investigación e innovación y las de educación para el desarrollo.

 

¿En qué áreas geográficas se trabaja?

El PACODE 2015-2018 toma como punto de partida los 23 países prioritarios del anterior Plan junto con Haití:

La cooperación andaluza incorpora, además, en el marco del objetivo específico 3 Contribuir a la defensa de los derechos humanos, la promoción de la paz y los valores democráticos, países preferentes, países en los que están abiertos procesos públicos de construcción de paz y de nuevas vías de participación democrática que serán objeto de atención por parte de la cooperación andaluza, como Túnez y Colombia.

Así, son 26 países en total los considerados en el nuevo PADODE: 24 prioritarios y 2 preferentes.

Se contemplan, también, actuaciones a desarrollar en Andalucía, relacionadas con la educación para el desarrollo y con la formación, investigación e innovación, y con la mejora de la calidad de la cooperación andaluza.

 

¿Cuáles son los compromisos presupuestarios?

Por ámbito de trabajo los compromisos presupuestarios de la cooperación andaluza para este período de planificación son:

  • Destinar, al menos, el 10% del total del presupuesto de cooperación de la Junta de Andalucía a la acción humanitaria.
  • Destinar, al menos, el 10% del total del presupuesto de cooperación de la Junta de Andalucía a la educación para el desarrollo.
  • Destinar, al menos, el 2,5% del total del presupuesto de la AACID a la Formación, Investigación e Innovación..
  • Destinar, al menos, el 2,5% del total del presupuesto de la AACID a la Cultura de Paz y la defensa de los Derechos Humanos y Valores Democráticos.

Geográficamente, los compromisos que se plantean son:

  • Destinar a países prioritarios, al menos, el 90% del total del presupuesto de cooperación de la Junta de Andalucía del objetivo destinado a la generación de procesos de desarrollo. La financiación de intervenciones en territorios no prioritarios se realizará, en su caso, mediante la firma de acuerdos por razones específicas y justificadas
  • Destinar, al menos, el 20% del total del presupuesto de cooperación de la Junta de Andalucía a los Países Menos Adelantados.

En el marco de restricción presupuestaria actual, la AACID se compromete a destinar:

  • Al menos el 50% de su presupuesto a la convocatoria de subvenciones a ONGD.
  • Como máximo el 20% de su presupuesto a cooperación directa.

Finalmente, la cooperación andaluza asume el compromiso de que al menos el 10% del total del presupuesto de cooperación de la Junta de Andalucía se destinará a intervenciones relacionadas con la equidad de género y la mejora de las condiciones de vida de las mujeres, para lo que se establecerán los instrumentos e incentivos oportunos.

 

La evaluación de la cooperación internacional para el desarrollo andaluza

La apuesta y la preocupación por la eficacia es algo consustancial a la política andaluza de cooperación internacional para el desarrollo. En coherencia con la Ley andaluza de cooperación, se confiere a la evaluación un papel fundamental al servicio de la planificación y de la gestión de la cooperación para el desarrollo, con el objeto de canalizar el conocimiento que atesoran los agentes andaluces y las lecciones de la experiencia que se derivan de las actuaciones financiadas con fondos del presupuesto andaluz.

El objetivo es avanzar hacia una gestión orientada a resultados de desarrollo, considerándose de especial interés la sistematización y agregación de los resultados de esta información con el objetivo de generar conocimiento sobre lo realizado y extraer conclusiones sobre los principales efectos provocados por las intervenciones financiadas.

Consecuencia de este compromiso, se ha ido configurando una estrategia propia de evaluación tendente a mejorar la eficacia valorando el cumplimiento de los criterios de calidad de la cooperación andaluza en tres momentos: antes, para determinar la pertinencia de su financiación; durante, para llevar a cabo un seguimiento efectivo; y después, tanto en los informes finales que las entidades beneficiarias deben entregar, como en las evaluaciones finales que determinadas intervenciones, en función de la cuantía de su presupuesto validado, deben realizar.

Para facilitar el trabajo de evaluación se han concretado los formularios en los que se traducen los procedimientos establecidos; los contenidos mínimos de los términos de referencia para la contratación de la realización de la evaluación; la estructura propuesta para el informe de evaluación; y los estándares de calidad que las evaluaciones de la cooperación andaluza deben observar. Además, se ha elaborado un directorio de las personas físicas o jurídicas que han realizado evaluaciones de intervenciones financiadas por la AACID.

En los Planes Anuales de la Cooperación Andaluza se incluyen las previsiones de evaluaciones de la cooperación andaluza a poner en marcha en el ejercicio en curso. Junto a ello, la AACID ha gestionado la evaluación del PACODE y la evaluación estratégica de la cooperación andaluza con Perú (2006-2010).