Qué hacemos

El marco de referencia básico de la política de cooperación internacional para el desarrollo tiene dos pilares básicos:

  • La Ley 14/2003, de 22 de diciembre, de Cooperación Internacional para el Desarrollo.
  • La Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía.

La Exposición de Motivos de la Ley 14/2003, de 22 de diciembre, de Cooperación Internacional para el Desarrollo, establece que la solidaridad es un valor arraigado en la sociedad andaluza y que la política de cooperación de la Junta de Andalucía es expresión de una plena convicción de la responsabilidad común respecto a la situación de pobreza y marginación que vive una gran parte de la población mundial y signo de una voluntad de contribuir al progreso y desarrollo humano de las poblaciones más necesitadas y a la mejora de sus condiciones de vida para conseguir la dignidad integral a la que todas las personas tienen derecho.

El Estatuto de Autonomía de Andalucía consagra como uno de los objetivos básicos de la Comunidad Autónoma “la cooperación internacional con el objetivo de contribuir al desarrollo solidario de los pueblos”.

En el capítulo V del Título IX se amplían los objetivos generales refrendados en la Ley andaluza de cooperación, elevando al máximo nivel normativo, por ser el Estatuto una Ley Orgánica, la erradicación de la pobreza, la defensa de los derechos humanos y la promoción de la paz y los valores democráticos.

La planificación estratégica de esta política se estructura en cinco ámbitos:

  1. Ayuda al Desarrollo, con el objetivo de contribuir a consolidar procesos encaminados a asegurar un desarrollo humano sostenible en las áreas y países considerados prioritarios para la cooperación andaluza. La planificación en este ámbito se realiza mediante los Programas Operativos por País Prioritario (POPP).
  2. Acción Humanitaria, para dar una respuesta adecuada a la población vulnerable, víctima de catástrofes naturales o conflictos bélicos, con el objetivo de aliviar el sufrimiento y satisfacer sus necesidades básicas, restablecer sus derechos y garantizar su protección en el futuro, con especial atención por las mujeres en estas situaciones de crisis. La estrategia en este ámbito está explicitada en el Programa Operativo de Acción Humanitaria (POAH).
  3. Educación para el Desarrollo, para promover entre la población andaluza el conocimiento, la comprensión y el compromiso en la lucha contra la pobreza en aras de una solidaridad comprometida y perdurable. El Programa Operativo de Educación para el Desarrollo (POED) recoge el enfoque perseguido en este ámbito.
  4. Formación e investigación en materia de cooperación internacional para el desarrollo. Entre los fines perseguidos por la cooperación andaluza se encuentra el fortalecimiento de las capacidades de los agentes andaluces.
  5. Calidad y eficacia de la cooperación andaluza mediante el fomento de su evaluación para garantizar el aprendizaje, la rendición de cuentas y la transparencia en la gestión.


Las Intervenciones de la cooperación andaluza son ejecutadas por lo que la Ley reconoce como agentes andaluces de cooperación:

  • ONGD
  • Entidades Locales
  • Universidades
  • Organizaciones empresariales y sindicales
  • Organismos Internacionales


En términos geográficos, se trabajará de forma prioritaria, y en consonancia con lo contemplado en la Ley Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo y, en aquellos países con POPP, en las siguientes áreas geográficas:


La planificación de la cooperación internacional para el desarrollo de la Junta de Andalucía considera como elementos comunes a todas las intervenciones tanto principios operativos como prioridades horizontales.

Los principios operativos que deben respetar las intervenciones son:

  • Apropiación
  • Alineamiento
  • Gestión orientada a resultados
  • Coordinación y complementariedad


Las prioridades horizontales que deben integrarse en las intervenciones son:

  • La equidad de género
  • La protección del medioambiente y su gestión sostenible
  • El fomento de la diversidad cultural
  • El fortalecimiento institucional público y de las organizaciones de la sociedad civil

 

Estas prioridades horizontales están incorporadas en todos los documentos de planificación de la cooperación andaluza y son de obligado seguimiento por parte de los agentes andaluces de cooperación.

 

 

Documentos de interés

Programa Operativo de Acción Humanitaria

Programa Operativo de Educación para el Desarrollo

Programas Operativos por País:

 

La evaluación de la cooperación internacional para el desarrollo andaluza

La apuesta y la preocupación por la eficacia es algo consustancial a la política andaluza de cooperación internacional para el desarrollo. En coherencia con la Ley andaluza de cooperación, se confiere a la evaluación un papel fundamental al servicio de la planificación y de la gestión de la cooperación para el desarrollo, con el objeto de canalizar el conocimiento que atesoran los agentes andaluces y las lecciones de la experiencia que se derivan de las actuaciones financiadas con fondos del presupuesto andaluz.

El objetivo es avanzar hacia una gestión orientada a resultados de desarrollo, considerándose de especial interés la sistematización y agregación de los resultados de esta información con el objetivo de generar conocimiento sobre lo realizado y extraer conclusiones sobre los principales efectos provocados por las intervenciones financiadas.

Consecuencia de este compromiso, se ha ido configurando una estrategia propia de evaluación tendente a mejorar la eficacia valorando el cumplimiento de los criterios de calidad de la cooperación andaluza en tres momentos: antes, para determinar la pertinencia de su financiación; durante, para llevar a cabo un seguimiento efectivo; y después, tanto en los informes finales que las entidades beneficiarias deben entregar, como en las evaluaciones finales que determinadas intervenciones, en función de la cuantía de su presupuesto validado, deben realizar.

Para facilitar el trabajo de evaluación se han concretado los formularios en los que se traducen los procedimientos establecidos; los contenidos mínimos de los términos de referencia para la contratación de la realización de la evaluación; la estructura propuesta para el informe de evaluación; y los estándares de calidad que las evaluaciones de la cooperación andaluza deben observar. Además, se ha elaborado un directorio de las personas físicas o jurídicas que han realizado evaluaciones de intervenciones financiadas por la AACID.

En los Planes Anuales de la Cooperación Andaluza se incluyen las previsiones de evaluaciones de la cooperación andaluza a poner en marcha en el ejercicio en curso. Junto a ello, la AACID ha gestionado la evaluación del PACODE y la evaluación estratégica de la cooperación andaluza con Perú (2006-2010).