Especial del mes

¿Penalizaciones que nos persiguen más allá de la muerte?

Publicado por admin el 13 de marzo de 2012

Puede que el título de esta entrada pueda resultar “chocante”. Lo empleamos para hablar de una práctica que realizan operadores de telefonía móvil de manera más habitual de lo que cabría esperar: la exigencia a los herederos de una persona fallecida del pago de penalizaciones como consecuencia de una permanencia que el titular de la línea no ha podido cumplir precisamente a causa de su defunción.

Imagen de teléfonos móviles (por Rodrigo R. Creative Commons)

No son pocas las consultas de usuarios al respecto que nos llegan a través de los distintos canales de información y participación que integran Consumo Responde, entre los que se incluye este blog. Por este motivo, y por tratarse de un asunto que consideramos especialmente delicado, hemos decidido profundizar en el tema, dentro de nuestro especial del mes sobre telecomunicaciones. Nuestro objetivo: intentar orientar y ser de utilidad.

¿Qué ocurre si la compañía se niega a dar de baja el contrato de la persona fallecida hasta serle abonada la citada penalización? La muerte no puede incluirse en los supuestos de baja voluntaria o de incumplimiento. Sí se consideraría una imposibilidad sobrevenida del cumplimiento de la permanencia, y en este caso, para evitar un desequilibrio contractual, habría que reconocer a los herederos un derecho de opción entre:

  • Pagar la penalización y quedarse con el terminal.
  • Devolver el terminal regalado o subvencionado y no pagar dicha penalización.

Es importante tener claro que los contratos sólo tienen efecto entre las partes que los firmaron. Así lo establece el Código Civil. No obstante, existen derechos y obligaciones transmisibles a los herederos de una persona fallecida, por ejemplo una deuda pendiente de pago, que dichos familiares deberán abonar si aceptan la herencia. Pero la permanencia es un caso distinto. Obligar a la persona heredera a pagar la penalización en un caso de este tipo rompe el equilibrio contractual y es contrario al principio pro consumidor, según los expertos de la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía.

Aunque la normativa sobre telecomunicaciones no recoge expresamente el caso de baja de la permanencia por fallecimiento del titular, un certificado de defunción debería ser suficiente para que dicha condición quedara extinguida. Os dejamos un enlace interesante que profundiza sobre este asunto.

Un ciudadano que se vea en un caso de este tipo y crea que están siendo vulnerados sus derechos como consumidor puede reclamar. En este blog te explicamos también detalladamente los pasos para presentar una reclamación en el ámbito de la telefonía móvil.

Esperamos que no te hayas encontrado en una situación como ésta. Si, desgraciamente, ha sido así ¿Qué ocurrió? ¿Cómo lo resolviste?

Comentarios

  1. Laura Márquez

    Qué yuyu! espero que no me pase, pero gracias por la info, no tenía ni idea de que fuera así…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>