Recomendaciones de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía

Nº 21.- Planificación de acciones tutoriales

Diciembre/2014

Introducción

En el desarrollo de una actividad formativa son muchos los factores que pueden condicionar el aprendizaje de los participantes y determinar el éxito de la formación: tiempo, técnicas didácticas, rol del docente y del discente, recursos a emplear, sistemas de evaluación. Los profesionales que participan en el desarrollo de la actividad en calidad de docentes o tutores, además de dominar los contenidos y las técnicas docentes, tienen que controlar todos estos aspectos, sabiendo emplearlos de forma adecuada en cada situación.

Esto requiere una programación detallada de las acciones a poner en marcha en cada momento de la formación, que defina tareas y recursos a utilizar en cada fase de la actividad. En este sentido, la planificación de las acciones tutoriales permite estructurar en el tiempo las actuaciones de docentes y tutores a lo largo de la actividad, garantizando la adherencia de las mismas a unos estándares definidos y la homogeneidad de las acciones formativas.

La Agencia de Calidad Sanitaria, como entidad certificadora de la calidad del diseño de la formación continuada en Andalucía, evalúa la planificación de las acciones tutoriales entre los criterios de calidad relacionados con el proceso de aprendizaje. Así, en los tres ámbitos del Programa Integral para la acreditación de la Formación Continuada de las profesiones sanitarias (Centros y unidades, Programas, Actividades), la planificación de acciones tutoriales aparecen como criterio clave para garantizar el desarrollo óptimo de la formación.

En el ámbito de la certificación de unidades y centros de formación continuada, este aspecto se contempla en el estándar ES 3 03B.04_02:
“La Unidad o Centro de formación continuada garantiza la planificación de las acciones tutoriales a realizar por los/las docentes durante el desarrollo de las acciones formativas.
Propósito: Contribuir a la consecución de los objetivos propuestos en las actividades de formación a través de la planificación y desarrollo de acciones tutoriales.”

En el ámbito de la certificación programas de actividades de formación continuada, a la planificación de acciones tutoriales se dedica el estándar ES 3 03B.04_01:
“Existe un Plan de Acción Tutorial, que facilita el desarrollo de las funciones de los/as tutores/as y su interacción con el alumnado durante todo el proceso formativo.
Propósito: Facilitar el desarrollo de las acciones tutoriales durante la celebración de las unidades didácticas que imparte cada docente.”

Del mismo modo, la certificación de actividades de formación continuada también recoge este aspecto en uno de los elemento de calidad relacionados con la Metodología de la formación:
“Existe un documento que recoge la planificación previa de la acción tutorial durante la actividad. Propósito: Facilitar la tutorización y seguimiento del alumnado durante el desarrollo de la actividad.”

Situación actual

A pesar de su importancia, la planificación de acciones tutoriales sigue siendo un área de mejora constante en gran parte de la formación continuada evaluada en el ámbito del Programa Integral para la acreditación de la Formación Continuada de las profesiones sanitarias.

Los resultados de las evaluaciones finalizadas entre enero 2013 y septiembre 2014 muestran cómo los porcentaje de cumplimiento de los estándares y elementos de calidad dedicados a la planificación de acciones tutoriales sean significativamente más bajos respecto a la media.

En el ámbito de la certificación de unidades y centros de formación continuada el porcentaje de cumplimiento del estándar ES 3 03B.04_02 es del 10,53% (el estándar se cumple en 2 evaluaciones sobre 19), mientras que la media de cumplimiento de los demás ítems se sitúa en el 49,2%.

En los procesos relativos a la certificación de programas de formación continuada el porcentaje de cumplimiento es del 13,58% (sobre 81 programas evaluados 66 no cumplen, 11 sí y 4 tienen cumplimiento medio) respecto a una media del 56,63%.

Finalmente, en el ámbito de la certificación de actividades de formación continuada el porcentaje de cumplimiento es aún más bajo, llegando solo al 8,79% respecto a una media de 52,8% (sobre 1581 actividades 1426 no cumplen, 139 sí y 16 tienen cumplimiento medio).

Recomendaciones

Para facilitar el desarrollo de las funciones de los profesionales docentes durante la formación, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía recomienda realizar una planificación detallada de las acciones tutoriales a través de la elaboración de un Plan de Acción Tutorial (PAT). Se trata de un documento donde se identifican aquellas actuaciones docentes homogéneas que van a favorecer la individualización del proceso de aprendizaje del alumnado durante el desarrollo del taller, es decir, todas las acciones que los docentes han de realizar en cada momento, incluyendo tiempos de duración, recursos empleados, las técnicas diseñadas, el papel que juegan los docentes y los alumnos en cada acción, etc.

Un Plan de Acción Tutorial debe describir, al menos, los siguientes aspectos de una acción formativa:

  1. Datos básicos de la actividad: título, duración, tipología, modalidad.
  2. Objetivo general y objetivos específicos.
  3. En el caso de actividades semi-presenciales debe reflejar tanto las características de la fase presencial como de la fase no presencial.
  4. Tiempo dedicado a cada unidad didáctica y a cada fase de la formación.
  5. Rol y actuaciones del docente en cada unidad didáctica, expresados en término de acciones concretas: ej. presenta, comenta, introduce, modera, revisa, tutoriza, etc.
  6. Rol y actuaciones esperadas del discente: ej. oyente participativo, formula preguntas, participa en el debate, pone en práctica los contenidos explicados, etc.
  7. Tareas y acciones concretas a poner en marcha por el docente en cada momento: ej.: explicar los conceptos clave, preguntar a los discentes por aspectos concretos de formación, repartir material, explicar la actividad práctica, etc. Cuanto más nivel de detalle se incluya en la descripción de las tareas, menos margen de interpretación y de error se dejará a los profesionales que tengan que intervenir en la formación.
  8. Objetivos relacionados con cada unidad didáctica: indicar cuál es la finalidad de cada actividad desarrollada a lo largo de la acción formativa.
  9. Recursos necesarios en cada momento: indicar tanto los recursos físicos (ej.: proyector, ordenador, etc.) como virtuales (herramientas informáticas, plataformas para comunidades virtuales, etc.) especificando las características y los requerimientos de ambos.
  10. Evaluación: mencionar los sistemas y herramientas de evaluación, así como los aspectos que se pretende evaluar en cada unidad didáctica.
  11. Otros aspectos organizativos: qué docente interviene en cada tarea, cuántos discentes participan en cada fase de la formación, etc.
Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
Miembro asociado de
Facebook de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía Twitter @calidadACSA

Parque Científico y Tecnológico Cartuja, Pabellón de Italia, Calle Isaac Newton, 4, 3º planta, 41092 – Sevilla. Tlf: 955 023 900 - Fax: 955 023 901
Entidad gestionada por la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud

Esta web no se encuentra optimizada para su navegador, en breve será redirigido a una versión compatible del portal (El contenido de noticias puede no estar actualizado).

Actualize su navegador a la versión 9 o superior del mismo. También puede utilizar otros navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox

En caso de no ser redirigido pulse aquí