Recomendaciones de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía

Nº 24.- Traspaso de pacientes

Julio/2015

Introducción

Ante un episodio de enfermedad, el paciente es atendido por un amplio número de profesionales, distribuidos en diferentes unidades, áreas de diagnóstico y tratamiento, y dispositivos asistenciales. Además, cuando estos procesos de atención incluyen estancias hospitalarias, los pacientes son atendidos por varios turnos de personal al día. La transferencia de información constituye uno de los momentos frágiles que puede conllevar errores relacionados con una inadecuada o incompleta comunicación entre profesionales, produciéndose interrupciones en la continuidad de la atención, tratamientos inadecuados o incluso daño potencial al paciente.

Se entiende por “Transferencia” o “Traspaso” del paciente el acto en el que los profesionales trasladan la responsabilidad de la atención y cuidados de un paciente a otro profesional o grupo de profesionales sanitarios, mediante la transmisión de información clínica de dicho paciente. Este traspaso puede ser de carácter temporal (por ejemplo, el cambio de turno o el relevo en una guardia) o de carácter definitivo (por ejemplo, el traslado de una unidad a otra o de un centro a otro).

La comunicación en el momento del traspaso está relacionada con el “proceso de trasladar la información específica de un paciente de un prestador de atención a otro, de un equipo de prestadores al siguiente, o de los prestadores de atención al paciente y su familia, a efectos de asegurar la continuidad y la seguridad de la atención del paciente”.

Actualmente, dentro del contexto de la estrategia de seguridad a nivel internacional, el traspaso de un paciente se considera un proceso de alto riesgo ya que representa el 70% de los eventos centinela que se notifican por parte de los centros sanitarios, con importantes consecuencias sobre las estancias hospitalarias, incremento del gasto e insatisfacción de los pacientes, entre otras. Según Joint Commission, la interrupción de la comunicación fue la causa principal de los eventos centinela denunciados en Estados Unidos entre 1995 y 2006; en Australia, el 11% de los eventos adversos evitables que condujeron a una discapacidad se debieron a problemas de comunicación.

Desde los diversos organismos que trabajan en el ámbito de la calidad se han realizado recomendaciones con el objetivo final de implementar un enfoque estandarizado para la comunicación entre profesionales en el momento del traspaso del paciente. De este modo, se pretende implantar procedimientos que minimicen la variabilidad, hagan más eficiente la comunicación y potencien la concienciación de los profesionales en el contexto de una atención segura.

Situación actual

En el Programa de Certificación de Competencias Profesionales de la Agencia de Calidad Sanitaria, dentro de la Competencia “Comunicación y/o Entrevista Clínica”, 52 de los 78 Manuales incluyen la siguiente Evidencia: Información proporcionada durante el traspaso de pacientes, que permita una adecuada continuidad asistencial e impida originar daños al paciente. Esta evidencia puede ser demostrada por los profesionales a través de un Informe de Práctica de 2 casos en los que el profesional haya proporcionado la información necesaria en el traspaso de pacientes en los últimos 12 meses. La información que se debe aportar incluye aspectos tales como el contexto en el que se produce el traspaso (cambio de turno, cambio de unidad, cambio de centro) o elementos que se han tenido en cuenta para su realización (tiempo asignado, incorporación de pasos de repetición o relectura, información necesaria, participación del paciente/familia, etc.).

Tras analizar las pruebas aportadas por los profesionales en los procesos acreditados desde 2006 hasta la actualidad, el 48,8% de ellos han aportado y cumplido esta evidencia relacionada con la información adecuada durante el traspaso de los pacientes.

Recomendaciones

Por todo ello, la Agencia de Calidad Sanitaria formula las siguientes recomendaciones:

  1. En el traspaso o transferencia de un paciente, deben utilizarse técnicas que cuenten con un lenguaje común para comunicar la información crucial (SBAR, ISOBAR, o similares) que incluya:
    • Identificación del paciente.
    • Identificación de los profesionales a los que se transfiere el paciente.
    • Motivo del traspaso.
    • Situación del paciente, posibles complicaciones y aspectos que deben vigilarse.
    • Evaluación del paciente (signos vitales, pruebas realizadas, etc.).
    • Antecedentes clínicos relevantes (riesgos, alergias, etc.).
    • Elaboración de un plan, que tenga en cuenta lo que se ha hecho y lo que queda pendiente de hacer antes del traspaso (medicación, medidas terapéuticas, comprobaciones, etc.).
  2. El traspaso debe realizarse a la cabecera del paciente, lo que favorece la verificación de la información proporcionada por él mismo y su familia, que desempeñan un papel fundamental para asegurar la continuidad de la atención.
  3. En caso de pacientes con alteraciones neurológicas, limitaciones cognitivas o pacientes pediátricos, la transferencia debe hacerse en presencia de un familiar o allegado.
  4. La transferencia debe realizarse en un área en la que existan recursos que aseguren la vigilancia del paciente y la atención urgente en caso necesario (por ejemplo, en un área de cuidados críticos o cerca de esta).
  5. El traspaso debe realizarse en un lugar en el que se pueda preservar la intimidad del paciente y la confidencialidad de la información aportada, eliminando o reduciendo al mínimo cualquier elemento que pueda dificultar la comunicación (ruidos, interrupciones, tránsito de personas, etc.).
  6. La información que se proporciona en la transferencia debe ser precisa y pertinente, obviando detalles innecesarios que prolonguen el proceso y desvíen la atención de la información relevante.
  7. El lenguaje debe ser claro y normalizado, evitando o aclarando (en caso necesario) términos que puedan resultar ambiguos.
  8. El tiempo empleado para la transferencia debe ser el suficiente para dar la oportunidad de formular preguntas y contestarlas.
  9. El informe de alta que acompaña al paciente en su traspaso debe contener toda la información clave referida a los diagnósticos al alta, planes de tratamiento y cuidados, medicamentos prescritos, resultados de las pruebas realizadas, etc.
  10. Las organizaciones y centros sanitarios deben fomentar la intercomunicación fluida, eficaz y efectiva, en los casos en los que estén prestando atención al mismo paciente en forma paralela, promoviendo el uso de nuevas tecnologías: registros electrónicos, historia de salud digital, recetas electrónicas, etc.

Referencias

  • Root causes of sentinel events, all categories. Oakbrook, IL: Joint Commission, Junio 2006.
  • Andrews C, Millar S. Don’t fumble the handoff. MAG Mutual Healthcare Risk Manager, 2005.
  • Zinn C. 14,000 preventable deaths in Australia. BMJ, 1995.
  • National Patient Safety Goal FAQs. Oakbrook Terrace, IL: Joint Commission, 2006.
  • Guía de Práctica Clínica sobre Seguridad del Paciente. Empresa Pública de Emergencias Sanitarias. Consejería de Salud Junta de Andalucía.
  • Soluciones para la seguridad del paciente. Joint Commission International y Organización Mundial de la Salud. 2007.
  • Estrategia para la seguridad del paciente en el SSPA 2011-2014. Consejería de Salud Junta de Andalucía.
  • Observatorio para la Seguridad del Paciente. Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.
  • Briefing en AP: https://www.youtube.com/watch?v=IbeKQkoHWtk
  • Briefing en AH: https://www.youtube.com/watch?v=rjJj0lfSPnA
Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
Miembro asociado de
Facebook de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía Twitter @calidadACSA

Parque Científico y Tecnológico Cartuja, Pabellón de Italia, Calle Isaac Newton, 4, 3º planta, 41092 – Sevilla. Tlf: 955 023 900
Entidad gestionada por la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud

Esta web no se encuentra optimizada para su navegador, en breve será redirigido a una versión compatible del portal (El contenido de noticias puede no estar actualizado).

Actualize su navegador a la versión 9 o superior del mismo. También puede utilizar otros navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox

En caso de no ser redirigido pulse aquí