Recomendaciones de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía

Nº 27.- Satisfacción del alumnado

Octubre/2015

Introducción

La finalidad de la evaluación de la satisfacción del alumnado tiene una doble vertiente: por un lado recoger la valoración de los discentes acerca de la formación en la que han participado, y por otro, identificar posibles áreas de mejoras para futuras acciones formativas.

La Agencia de Calidad Sanitaria, como entidad acreditadora de la calidad del diseño de la formación continuada en Andalucía, incluye entre sus criterios de calidad el establecimiento de procedimientos para conocer la satisfacción del alumnado en las actividades formativas.

En el ámbito de la acreditación de Unidades y centros de formación continuada, este aspecto se contempla en los estándares:
“ES 3 04.01_02 La Unidad o Centro de Formación Continuada aplica instrumentos coherentes para evaluar la satisfacción del alumnado acerca de la formación continuada que desarrolla” (obligatorio).
“ES 3 09.01_02 La Unidad o Centro de Formación Continuada obtiene unos resultados globales medios de satisfacción del alumnado de, al menos, el 75 %” (obligatorio).
“ES 11.02_02 La Unidad o Centro de Formación Continuada incorpora áreas de mejora a su oferta formativa derivadas del análisis de los resultados de la satisfacción del alumnado y de los docentes, y los hace públicos a los grupos de interés” (grupo I).
En el ámbito de la acreditación de Programas de actividades de formación continuada, a la evaluación de la satisfacción se dedica el estándar:
“ES 3 04.01_01 Existen herramientas que permiten medir el grado de satisfacción del alumnado en relación al conjunto del programa”.
En la acreditación de Actividades de formación continuada se recoge este aspecto en uno de los elemento de calidad relacionados con la evaluación de la formación:
“Los instrumentos que se describen o se adjuntan para evaluar la satisfacción son coherentes con la modalidad y tipo de formación a la que pertenecen.”

Situación actual

En el marco del Programa integral para la acreditación de la formación continuada de las profesiones sanitarias, a pesar de la obligatoriedad de estos estándares y elementos de calidad, aún existen casos en los que la evaluación de la satisfacción no se realiza adecuadamente.

En concreto, de las 13182 solicitudes de acreditación validadas entre enero 2014 y julio 2015, 135 tuvieron que ser subsanadas por razones relacionadas con la evaluación de la satisfacción.

Además, en el ámbito de la acreditación de Unidades y centros de formación continuada, los datos evidencian que solo en el 23,3% de los proyectos evaluados la entidad incorpora áreas de mejora a su oferta formativa derivadas del análisis de los resultados de la satisfacción del alumnado.

Referencias

  • Programa Integral para la Acreditación de la Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias, Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
  • Kirkpatrick DL, Kirkpatrick JD. Evaluación de acciones formativas: los cuatro niveles. Barcelona: Epise: Training Club: Ediciones Gestión 2000; 2007
  • Lozano JA, Sanduvete S, Chacón S, Pérez JA. Elaboration of an instrument to measure the construct “satisfaction with the training received” International Journal of Social Science Studies, 1(2), 55-63. doi:10.11114/ijsss.v1i1.142

Recomendaciones

Para facilitar la recogida y análisis de la información acerca de la satisfacción de los participantes en una acción formativa, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía recomienda disponer y aplicar un procedimiento que permita identificar posibles áreas de mejora y definir cómo incorporarlas, corregir aspectos de la formación para futuras ediciones de la actividad, aclarar dudas o incomprensiones respecto a la acción formativa, o evidenciar que se han cumplido las expectativas. Asimismo, debe servir para celebrar y compartir las fortalezas y éxitos logrados. Dicho procedimiento debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Definir:
    – quién es el responsable de la recogida de información (docente, coordinador, etc.);
    – cuándo se realiza (es recomendable iniciar la recogida después la finalización de la actividad y nunca antes del último día);
    – quién es el responsable del análisis de la información recogida (docente, coordinador, etc.);
    – quiénes son los destinatarios del análisis de la información;
    – cómo se comunican los diferentes agentes que intervienen en el proceso para garantizar un traslado eficiente de la información (correo electrónico, teléfono, reuniones, SMS, etc.);
    – cómo se procesa la información (aplicación web, Excel, informes, etc.) y dónde se almacena el informe final.
  2. Seleccionar la herramienta de recogida de información y asegurarse que sea coherente con el momento en que se traslada la información de la actividad.
    Pueden utilizarse encuestas, dinámicas grupales o cualquier técnica que permita obtener las opiniones de los discentes. Para ello es importante definir el canal más adecuado para garantizar la participación del alumnado.
    Sin embargo se recomienda, como opción más eficiente entre las anteriores, el uso de cuestionarios para la evaluación de la satisfacción.
    En este caso, los cuestionarios deberían contemplar, al menos, las siguientes dimensiones, pudiendo ser posteriormente desglosadas en los diferentes indicadores y/o rangos que el proveedor de formación considere oportunos:
    – La utilidad percibida por el alumnado: objetivos, contenidos, etc.;
    – La organización y logística: instalaciones, recursos disponibles, duración, secretaría, etc.;
    – La metodología didáctica empleada: técnicas, tutorías, tiempos de respuesta, componente práctico, modalidad de formación, etc.;
    – La capacidad docente: perfil del profesorado, habilidades comunicativas y pedagógicas, accesibilidad, etc.;
    Es importante que las preguntas se adapten a estas variables. Por ejemplo, si la actividad no es presencial, no podremos preguntar por las aulas. O, al contrario, si es presencial y no se utilizarán recursos virtuales, no podremos preguntar por ellos;
    Es recomendable incluir también campos abiertos para que los participantes puedan expresar opiniones, sugerencias, aportaciones, etc.

Aunque cualquier documento que recoja todos estos aspectos podría constituir una herramienta válida, en el portal Desarrollo profesional en salud se ponen a disposición modelos de cuestionarios validados y adaptados a las características de varias tipologías formativas, así como una ficha genérica para la elaboración de un procedimiento que contemple la información citada anteriormente:

Asimismo, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía pone a disposición gratuita su aplicación eValúa, diseñada por la Línea de proyectos para el desarrollo profesional. La aplicación ofrece un cuestionario online validado para la recogida de la opinión de los participantes y está preparada para facilitar el análisis de la información agrupada mediante informes de resultados que incluyen representaciones gráficas.

Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
Miembro asociado de
Facebook de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía Twitter @calidadACSA

Parque Científico y Tecnológico Cartuja, Pabellón de Italia, Calle Isaac Newton, 4, 3º planta, 41092 – Sevilla. Tlf: 955 023 900 - Fax: 955 023 901
Entidad gestionada por la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud

Esta web no se encuentra optimizada para su navegador, en breve será redirigido a una versión compatible del portal (El contenido de noticias puede no estar actualizado).

Actualize su navegador a la versión 9 o superior del mismo. También puede utilizar otros navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox

En caso de no ser redirigido pulse aquí