Recomendaciones de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía

Nº 5.- Implantación de procesos asistenciales integrados en las unidades de gestión clínica

Noviembre/2011

Introducción

Los Procesos Asistenciales Integrados (PAI) son una herramienta de gestión enfocada hacia la mejora de la calidad asistencial. La gestión por Procesos Asistenciales permite reducir la variabilidad en la práctica clínica, de acuerdo con el conocimiento científico disponible. El PAI es una herramienta que traduce el conocimiento científico en práctica clínica de calidad. Así mismo, está orientada a la evaluación de los resultados obtenidos y contribuye a mejorar la continuidad asistencial y la satisfacción de las personas.

En mayo de 2010 se publica la versión 4 del Manual de Acreditación de Unidades de Gestión Clínica de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, actualizando, entre otros, los estándares relacionados con los Procesos Asistenciales. Teniendo como referencia la 2ª edición de la Guía de diseño y mejora continua de Procesos Asistenciales Integrados, se incluyen aspectos claves en los procesos de certificación: la persona como sujeto activo, hoja de ruta, seguridad del paciente en los PAIs, uso adecuado del medicamento, evaluación y mejora continua.

Situación actual

La certificación de 196 Unidades de Gestión Clínica, tanto de Atención Primaria como de Atención Hospitalaria, permite tener una visión de la situación y grado de cumplimiento de los Procesos Asistenciales en relación a los estándares incluidos en este Programa de Acreditación.

El 100% de las Unidades evaluadas por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, presentan oportunidades de mejora en el cumplimiento de estos estándares tras la visita de evaluación (20% para los estándares del grupo I obligatorios, 31% para los estándares del grupo I, 70% para los estándares del grupo II y 94% para los del grupo III).

Estas oportunidades de mejora también son identificadas por las propias Unidades durante su proceso de certificación, pues un análisis retrospectivo de las Unidades evaluadas desde julio de 2003 hasta diciembre de 2010, nos permite conocer que han identificado y definido un total de 2282 áreas de mejora en relación a los estándares sobre Procesos Asistenciales. Las principales actuaciones planificadas por los responsables de las Unidades están relacionadas con: generación de guías, protocolos, procedimientos y registros, acciones formativas, modificaciones organizativas, evaluaciones periódicas/sistemas de información y estrategias de comunicación dirigidas a profesionales.

Recomendaciones

Para facilitar y homogeneizar la implantación, desarrollo y mejora de los PAI en los distintos ámbitos sanitarios, la Agencia de Calidad Sanitaria establece las siguientes recomendaciones:

  1. Identificar qué Procesos Asistenciales le son específicos a la Unidad según su cartera de servicios y establecer una estrategia para su implantación:
    • Asignar un responsable para cada Proceso Asistencial.
    • Hacer un análisis de la situación con respecto a cada Proceso Asistencial, con una priorización de las necesidades detectadas y una definición de las oportunidades de mejora.
    • Realizar la representación específica de cada Proceso Asistencial.
    • Establecer un sistema de registro para cada Proceso Asistencial que facilite su seguimiento y evaluación.
    • Establecer un Plan de Comunicación.
    • Antecedentes clínicos relevantes (riesgos, alergias, etc.).
    • Desarrollar grupos de mejora para cada Proceso Asistencial.
  2. Elaborar y adaptar la Hoja de Ruta de cada Proceso Asistencial, así como dejar constancia en la historia de salud del cumplimiento y seguimiento de la misma (entrega, información, etc.).
  3. Identificación y priorización mediante una metodología contrastada (AMFE), de los puntos críticos de riesgo para la seguridad del paciente en todos los Procesos Asistenciales implantados en la Unidad.
  4. Incorporar medidas de seguridad del paciente en los Procesos Asistenciales implantados en la Unidad (conciliación de medicamentos, listado de verificación quirúrgica, etc.).
  5. Monitorizar la adherencia de los profesionales a las recomendaciones farmacoterapéuticas establecidas en los Procesos Asistenciales, para identificar mejoras específicas.
  6. Realizar auditorias anuales de la calidad de los informes de alta para garantizar la continuidad del Proceso Asistencial a través del informe único de alta (criterios de calidad formal: identificación de la medicación, dosis, vía de administración, conciliación del tratamiento -ausencia de comentarios tipo “resto de medicación igual”, “tratamiento domiciliario igual”, etc.-, diagnóstico principal codificado y próximas revisiones conforme a lo contemplado en el PAI). Implantar planes de mejora en relación con los resultados obtenidos.
  7. Auditar anualmente la trazabilidad del desarrollo e implantación de los Procesos Asistenciales a través de la historia de salud, verificando si las actuaciones realizadas a las personas son las descritas en los PAI (información al paciente según hoja de ruta, tratamiento farmacológico establecido en cada proceso, intervenciones sobre los riesgos de seguridad, etc.). Implantar planes de mejora en relación con los resultados obtenidos.
Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
Miembro asociado de
Facebook de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía Twitter @calidadACSA

Parque Científico y Tecnológico Cartuja, Pabellón de Italia, Calle Isaac Newton, 4, 3º planta, 41092 – Sevilla. Tlf: 955 023 900
Entidad gestionada por la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud

Esta web no se encuentra optimizada para su navegador, en breve será redirigido a una versión compatible del portal (El contenido de noticias puede no estar actualizado).

Actualize su navegador a la versión 9 o superior del mismo. También puede utilizar otros navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox

En caso de no ser redirigido pulse aquí