Logo de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía

Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía.

Menu de Opciones

Congreso ESN
Usted está aquí: 

áreaS

Noticias


La Junta detecta el consumo de 14 nuevas sustancias psicoactivas o psicotrópicas en zonas de ocio

El programa se desarrolla en zonas de ocio nocturno a través de equipos de jóvenes voluntarios de ambos sexos con una media de edad de 28 años, 03/11/2015

La Junta de Andalucía ha detectado en lo que va de año el consumo de 14 nuevas sustancias psicoactivas o psicotrópicas que pueden provocar serios riegos en la salud de las personas, además de generar un problema de salud pública. Andalucía ha notificado las sustancias detectadas al Sistema Español de Alerta Temprana (SEAT) que, a su vez, traslada la alerta al sistema europeo. El Sistema de Alerta Temprana de la Unión Europea se puso en marcha en 1997 por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías y la Oficina Europea de Policía (Europol) en colaboración con los Estados Miembros.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha informado al Consejo de Gobierno sobre la evolución del programa de ‘Reducción de riesgos y monitorización de drogas en zonas de riesgo’, cuyo objetivo es, además de reducir daños, mejorar el conocimiento sobre los mercados de droga en Andalucía, tanto en el ámbito de la oferta como de la demanda, y notificar al SEAT la existencia de nuevas sustancias.

Las sustancias notificadas desde Andalucía este año son: MDMB-CHMICA, DICLACEPAM, FLUBROMAZEPAM, MDPBP, ALFA-PVP, 5-MAPB, PVT, MDAI, DESCLOROKETAMINA y PMMA, algunas relacionadas con episodios de intoxicación y muerte en otras Comunidades autónomas.

El programa se desarrolla en zonas de ocio nocturno, en colaboración con el sector, así como en otros escenarios singulares como conciertos y festivales de música que requieren estrategias de intervención específicas. La intervención se realiza ‘in situ’ contactando con la población juvenil y advirtiéndoles de los riesgos y consecuencias del consumo de drogas.

De esta labor se encargan los equipos de voluntarios y voluntarias del programa, integrados por personas jóvenes con una media de edad de 28 años, de ambos sexos y formadas y coordinadas por la entidad Energy Control. De este modo, se consigue mayor empatía e influencia entre los jóvenes voluntarios y los que se encuentran en zonas de ocio. En Andalucía los equipos están integrados, en estos momentos, por 43 personas voluntarias entre hombres (25) y mujeres (18). A la hora de actuar, las personas de los equipos ofrecen mensajes no moralizantes y, sobre todo, respetan las decisiones de las personas destinatarias, circunstancia que en muchas ocasiones suele dar lugar a una reflexión posterior y cambio de conducta.

Para la detección de sustancias, se realizan análisis de test colorimétricos y cromatografía de capa fina de las sustancias obtenidas en las zonas de ocio o bien se toman muestras para un posterior análisis, en ambos casos se trata de una actuación voluntaria. Si en los resultados obtenidos se detecta una nueva sustancia, o riesgo de efectos secundarios no deseados, se elabora un informe en el que se incluye la composición, nombre con el que se conoce la sustancia entre las personas consumidoras, efectos secundarios y cualquier otra información de interés. Energy Control remite la información a la Secretaría General de Servicios Sociales, que notifica la alerta a la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

Los resultados son remitidos desde la Secretaría General de Servicios Sociales de la Junta al Sistema de Información de Drogodependencias y Adicciones, al servicio de Salud Responde y a los servicios de urgencias de centros hospitalarios de referencia de la zona en la que se ha detectado el consumo. Por último, se remite la alerta a través de la página Web de la entidad Energy Control.

Posteriormente, una vez comunicadas las alertas, Europol y el Observatorio Europeo de drogas elaboran un informe conjunto, si lo consideran conveniente, a partir de las informaciones notificadas por los Estados Miembros. El informe se remite para su valoración al Consejo de la Unión Europea, a la Comisión Europea y a la Agencia Europea de Medicina. El Consejo puede decidir si somete la nueva sustancia a medidas de control.

No hay un perfil de las personas consumidoras toda vez que el programa es de carácter voluntario. No obstante, se puede establecer un patrón general de estas personas que suelen coincidir en su experiencia con el consumo de diferentes drogas como tabaco, alcohol y cannabis de uso habitual, y cocaína MDMA y Speedy como sustancias que se consumen en momentos de ocio.

El programa de Reducción de riesgos y monitorización de drogas en zonas de riesgo se ejecuta a través de la entidad ABD-Energy Control, que es un proyecto de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) de ámbito estatal y con delegaciones en las Comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña, Islas Baleares y Madrid. Energy Control recibe subvenciones de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales y viene desarrollando en España este proyecto de carácter pionero desde 1997, con la finalidad de reducir los riesgos asociados al consumo recreativo de drogas.

A través de este programa, la Junta de Andalucía provee acciones dirigidas a un sector de la juventud andaluza con el objetivo de reducir riesgos y daños para su salud, además de establecer estrategias de coordinación a nivel nacional y con los organismos europeos del ámbito de las drogodependencias.


Destacados


Menú Inferior de Navegación