Logo de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía

Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía.

Menu de Opciones

I Jornada contra la Violencia de Género
Usted está aquí: 

áreaS

Noticias


Andalucía atendió a 61.235 personas en 2012 por adicciones a las drogas, de las que 21.627 fueron nuevos casos

Los opiáceos, el alcohol y los estimulantes ocupan los primeros puestos en la lista de sustancias con más adictos

La Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, a través de su red asistencial, atendió el pasado año 2012 a 61.235 personas por adicción a las drogas. Los opiáceos, con 19.481 personas atendidas; el alcohol, con 14.773, y los estimulantes, con 11.203 pacientes, ocupan los primeros puestos en la lista de sustancias con más adictos. En 2012, concretamente, se produjeron 21.627 nuevas admisiones a tratamiento, 1.640 más que en 2011, según los datos ofrecidos por la consejera María Jesús Montero durante la presentación del balance 2012 de la red asistencial ligada al Plan Nacional sobre Drogas.

En la red pública asistencial de la Consejería de Salud y Bienestar Social adscrita a adicciones trabajan más de 1.250 personas, desde médicos, psicólogos, trabajadores sociales, educadores a orientadores laborales, cuidadores y pedagogos, pasando por personal de limpieza, lavandería o cocina. Además, hay 471 personas contratadas por las entidades locales para el Programa Ciudades ante las Drogas.

Dicha red dispone de recursos de asistencia e incorporación social de carácter ambulatorio y de carácter residencial con los que da respuesta a las necesidades de las personas usuarias. Son 187 centros repartidos por toda la geografía andaluza, públicos y privados con concierto con la Junta, que prestan servicios que van desde la desintoxicación, el encuentro en los centros de día, las unidades terapéuticas o las viviendas tuteladas.

En la Consejería de Salud y Bienestar Social, hay recursos asistenciales -centros de encuentro y de acogida, centros de tratamiento ambulatorio, unidades de desintoxicación hospitalaria, comunidades terapéuticas, viviendas de apoyo al tratamiento y viviendas de apoyo a enfermos de Sida- y programas asistenciales que suponen un trabajo conjunto con otras consejerías y otros organismos públicos, como el programa de tratamiento con metadona, el programa de atención a las personas con problemas de drogodependencias y adicciones en comisaría, el programa de apoyo a instituciones penitenciarias o el servicio de seguimiento de los pacientes del programa experimental de prescripción de estupefacientes de Andalucía.

Además, existen programas de incorporación social, como la red de artesanos, el Programa Arquímedes, la Formación Profesional Ocupacional, un servicio de asesoramiento jurídico y penal, el Programa Orienta, acuerdos con empresas para la inserción laboral y un Programa de Actuación Social en Espacios Naturales de Andalucía, destinado a la formación y contratación de personas en situación de exclusión social o con especiales dificultades para insertarse en el mercado laboral. Otra vertiente son los recursos de incorporación social, con viviendas de apoyo a la reinserción y los centros de día; los programas de prevención y las campañas de prevención.

Todas estas actividades tienen en 2013 una asignación presupuestaria en las cuentas de la Consejería de algo más de 35 millones de euros –a los que se sumarían los recursos económicos de otras consejerías que también trabajan en la línea de prevención e inclusión laboral y educativa. A esto, habría que sumar además las ayudas y subvenciones que se otorgan a asociaciones y entidades que nos ayudan en esta tarea y que sumaron más de 3,6 millones de euros el año pasado.

Frente a estos 35 millones que destina la Junta, la consejera Montero ha explicado durante la presentación de este balance que la cantidad que aporta el Estado se reduce a un 4,28% de ese monto, alrededor de 1,4 millones de euros.

En ese punto Montero ha criticado el nuevo recorte a estas partidas y que ya el año anteiror Andalucía dejó de recibir casi 800.000 euros de los 1,8 millones con los que contaba por parte del Estado.

La consejera de Salud y Bienestar Social también ha mostrado su temor a que aumenten las adicciones como apuntan algunos datos. Así, ha hecho referencia al estudio bienal 'Población andaluza y drogas' que presentó en verano y en el que se afirma que la prevalencia del consumo de cocaína y heroína entre los ciudadanos andaluces ha disminuido, mientras que en el alcohol ha aumentado tanto en la prevalencia como en el consumo de riesgo. Otras sustancias, como el cannabis y tranquilizantes e hipnosedantes sin prescripción médica han subido sutilmente según la encuesta.


Destacados


Menú Inferior de Navegación