Logo de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía

Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía.

Menu de Opciones

Congreso ESN
Usted está aquí: 

áreaS

Noticias


Montero valora el papel del Estado de las Autonomías en el desarrollo y la sostenibilidad del sistema del bienestar social

Tres de cada cuatro asociaciones andaluzas tienen, al menos, a 20 personas remuneradas

La consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha valorado el papel del Estado de las Autonomías en el desarrollo y la sostenibilidad del sistema del bienestar social. Así lo ha asegurado en Sevilla durante la constitución de la Mesa del Tercer Sector de Andalucía, un foro en el que las entidades buscan alternativas para intentar superar los actuales problemas económicos, generar puestos de trabajo y preservar los sistemas de protección social. El tercer sector está integrado por organizaciones sin ánimo de lucro, como asociaciones, fundaciones, organizaciones no gubernamentales o empresas que trabajan en el ámbito de la economía social.

Montero ha señalado que "la arquitectura de las comunidades autónomas ha conseguido avances importantes" y que, "lejos de ser un problema, las autonomías "han sido y son una oportunidad". Asimismo, ha reiterado que "el sistema social es sostenible" y que "el único modo que tiene Europa de progresar es desarrollando políticas sociales".

En palabras de Montero, este nuevo foro supone un impulso "a la promoción y garantía de los derechos ciudadanos, el fomento de valores solidarios, la madurez democrática y el desarrollo del bienestar de las personas". Asimismo, ha señalado que los retos de futuro de este foro pasan por canalizar la conexión con las administraciones públicas haciendo uso de las nuevas tecnologías, por la adaptación de las entidades a las nuevas necesidades y demandas para convertirse en el cuarto pilar del sistema del bienestar social y por tener una participación activa del tercer sector como interlocutor.

La Mesa del Tercer Sector de Andalucía está compuesta por seis entidades sociales. En concreto, por la Plataforma Andaluza del Voluntariado (que agrupa 76 organizaciones que fomentan el voluntariado estatal y autonómico), la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (compuesta por quince entidades de ámbito estatal y un importante número de entidades locales, autonómicas y provinciales), el CERMI de Andalucía (que aglutina en torno al 30% de las entidades del tercer sector y cerca del 50% del volumen de actividad y económico del mismo), Cruz Roja, Cáritas y la ONCE.

En Andalucía hay más de 4.000 entidades activas, con características que, en algunos casos, difieren de las del resto del Estado. De hecho, ocho de cada diez entidades ejercen su actividad exclusivamente en la comunidad, mostrando una mayor capacidad para asociarse que la media nacional. Asimismo, tres de cada cuatro tienen, al menos, a 20 personas remuneradas y el 50% de las personas remuneradas son jóvenes de entre 26 y 35 años, lo que representa el porcentaje más alto de España.

Por otro lado, también comparten características con las entidades operativas a nivel nacional. Así, dos de cada tres personas remuneradas por entidades sociales son mujeres, tres de cada cuatro son titulados superiores y la mitad de las entidades tienen perspectivas de generar empleo remunerado en los próximos tres años.

Activador de servicios y prestaciones

Atendiendo a estos datos, el tercer sector en Andalucía representa un "incuestionable valor" como activador de servicios y prestaciones sociales, en tanto ayuda a las mejoras de las condiciones de vida de las personas, aborda iniciativas y posibilidades innovadoras, y contribuye a que existan intereses compartidos entre estos organismos y la propia administración.

La consejera se ha referido al tercer sector de Andalucía como "la mejor herramienta civil que va a acompañar al Gobierno andaluz en su tarea de garantizar el bienestar y los derechos de aquellos colectivos con alguna desventaja que afecte a su dignidad o calidad de vida" y ha señalado que "si esta iniciativa no hubiera nacido, no tendríamos la oportunidad de sobrevivir a este tsunami de valores".

Muestra de ello son los más de 8,7 millones de euros en subvenciones que en 2011 se han dado a algunas de las asociaciones que constituyen el tercer sector de Andalucía. Así, CERMI y las entidades regionales que la integran contaron con más de 3,9 millones y más de 580.000 Cruz Roja para la intervención en zonas con necesidades de transformación social, atención a emigrantes e inmigrantes, a las drogodependencias y adicciones, a colectivos con necesidades especiales y otros colectivos y voluntariado social, a los que se suman los más de 1,1 millones del convenio de colaboración suscrito para 2011-2012.

Por su parte, Cáritas Andalucía contó con una dotación económica (en el marco del convenio de colaboración 2010-2011) de más de 2,9 millones y de 120.000 euros la ONCE para la atención a las personas con sordoceguera.

En Andalucía hay más de 96.000 personas, entre voluntarios y empleados, vinculadas a entidades sociales, que atienden a 1,7 millones de ciudadanos.


Destacados


Menú Inferior de Navegación