Logo de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía

Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Junta de Andalucía.

Menu de Opciones

Congreso ESN
Usted está aquí: 

áreaS

Noticias


Sánchez Rubio destaca que Andalucía ha incorporado al sistema de atención a la dependencia a 30.000 personas en los últimos 18 meses

La Junta de Andalucía ha atendido desde el año 2007 a 300.000 personas y ha concedido más de 400.000 prestaciones

Sánchez Rubio durante el acto

La Junta de Andalucía ha reactivado el sistema de atención a la Dependencia con la incorporación de 30.000 personas beneficiarias en los últimos 18 meses al sistema de atención a la dependencia, lo que ha supuesto el reconocimiento en este periodo de tiempo más de 47.000 nuevas prestaciones.

Así lo ha señalado la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, durante su comparecencia hoy en la comisión parlamentaria, quien ha recordado que, a fecha 30 de junio, la Junta de Andalucía ha atendido a cerca de 300.000 personas y ha concedido más de 400.000 prestaciones. Actualmente hay 163.100 personas beneficiarias (22% del total nacional) y 219.100 prestaciones (23% del total nacional), lo que significa que cerca de 1 de cada 4 prestaciones concedidas en toda España corresponden a Andalucía.

Del total de prestaciones concedidas el 63,7% están relacionadas con los servicios (dos puntos por encima de la media nacional), y el 36,3% con las prestaciones económicas para el cuidado en el entorno familiar. “Estos porcentajes revelan que Andalucía está concediendo proporcionalmente más servicios que la media nacional, mediante el desarrollo de medidas de eficiencia que han contribuido a la ejecución al 100% del presupuesto, sin generar ningún tipo de deuda”, ha destacado Sánchez Rubio.

La consejera ha reiterado el compromiso del Gobierno andaluz de seguir avanzando en el sistema de atención a la dependencia como parte fundamental del estado del bienestar a pesar de que “cada año contamos con menos apoyo del Gobierno central”.

Del mismo modo, ha insistido en la necesidad de entender las políticas sociales como una inversión porque genera retornos sociales y económicos y es un impulso para el empleo, sobre todo femenino. Para corroborar esta afirmación, Sánchez Rubio ha indicado que más del 62% de las prestaciones son servicios de proximidad generadores de empleo. En términos globales, se calcula que la aplicación de la Ley en Andalucía ha supuesto la creación de más de 45.500 nuevos puestos de trabajo.

Compromiso con la dependencia

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales ha recordado el compromiso de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en su discurso de investidura de incrementar en un 10 por ciento el presupuesto destinado a la aplicación de la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia en Andalucía, durante esta legislatura.

La máxima responsable de las políticas sociales en Andalucía ha reiterado la apuesta de la Comunidad andaluza “por un modelo público, universal, cooperativo, descentralizado, normalizado e integrador, opción que ha fortalecido el sistema público de servicios sociales. Una de las claves del éxito del modelo andaluz ha sido la integración de los servicios y prestaciones destinados a dependencia en el Sistema de Servicios Sociales de Andalucía. Este cuarto pilar del Estado del Bienestar se ha visto reforzado y consolidado de forma definitiva con la aprobación de la Ley”.

En su comparecencia en la Comisión, la consejera también ha abogado por un modelo de descentralización que sitúe a los servicios sociales municipales en un lugar esencial. Así, con la inclusión de las entidades locales en la gestión del sistema, se potencia el papel de los servicios sociales comunitarios gestionados por las corporaciones municipales.

“En este marco, sólo un sistema público sólido puede garantizar los derechos sociales y el acceso sin discriminación alguna a los servicios y prestaciones”, ha subrayado la consejera. Ha explicado, además, que conseguir que este modelo funcione ha supuesto un “importante esfuerzo” y el establecimiento de nuevas fórmulas de cooperación interadministrativa entre otras medidas.

Para Sánchez Rubio, la capacidad de respuesta, la agilidad y la eficacia del sistema andaluz, que se ha convertido en modelo de innovación y de buenas prácticas frente a las actuaciones de otras Comunidades Autónomas. Para apoyar esta afirmación ha dado a conocer algunas datos del ámbito de la dependencia, resaltando que Andalucía recibe casi el 24% de todas las solicitudes presentadas en España y un 4,3% de la población andaluza ha solicitado ser evaluada.

La consejera ha aclarado que muchas de las personas beneficiarias disfrutan de hasta de tres prestaciones porque en Andalucía es compatible la ayuda a domicilio, por ejemplo, con la unidad de estancia diurna y con la teleasistencia. Esta compatibilidad es posible gracias al esfuerzo presupuestario de la Junta, que pretende de este modo facilitar a la persona dependiente la máxima autonomía en su medio habitual porque “redunda muy positivamente en su calidad de vida”.

Pacto por la Dependencia

Durante su comparecencia en la Comisión de Igualdad y Políticas Sociales, Sánchez Rubio ha recordado que la Junta de Andalucía reclamará en el próximo Consejo Territorial de Servicios Sociales y Atención a la Dependencia un Pacto Estatal para que garantice la sostenibilidad, el desarrollo y la financiación por parte de las Administraciones Públicas del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia.

La consejera ha destacado también que “solicitaremos, igualmente, al Gobierno Central, que se restablezca la cotización a la Seguridad Social de las personas cuidadoras y la excepcionalidad de las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar. Una medida que ha afectado especialmente a las mujeres, al tratarse de un ámbito laboral muy feminizado”.

Sánchez Rubio ha insistido en que “la ley constituye una prioridad absoluta y un compromiso firme de la Junta con el Estado de Bienestar y con el desarrollo del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia. Un compromiso que se ha mantenido a pesar de la insuficiente financiación estatal que hemos padecido en los últimos años, con un recorte de más de 400 millones de euros”.

Ha recordado que la Junta destina casi el mismo presupuesto a dependencia que el Gobierno a todo el país; así en 2014 ha dedicado 1.131 millones de euros para la atención a la dependencia mientras que el Gobierno ha destinado a toda España 1.200 millones. En conjunto, desde la entrada en vigor de la ley hace 8 años, la Junta ha invertido cerca de 8.000 millones de euros, lo que supone 3 millones diarios.

La titular ha denunciado que Andalucía está financiando más del 78% del sistema de atención a la dependencia y el Estado menos de un 22%, a pesar de que la Ley marcaba el compromiso de financiación del 50% de las dos administraciones.

La aportación andaluza es un “claro indicador” de que “soportamos la financiación casi en solitario mientras que el Estado reduce su participación”. Ha insistido en que desde la Junta “seguiremos reactivando estas políticas” sin eludir responsabilidades porque “tenemos muy claro” que las Comunidades Autónomas deben realizar un importante esfuerzo para mantener el ritmo de crecimiento y la calidad de la atención a las personas beneficiarias.


Destacados


Menú Inferior de Navegación