Logo de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Salud y Bienestar Social. Junta de Andalucía

Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía. Consejería de Salud y Bienestar Social. Junta de Andalucía.

Option Menu

Imagen promocional de Cuidabus
you_are_here 

areas

Preguntas Frecuentes

Preguntas y respuestas básicas de la ley 39/2006, de 14 de diciembre, de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia

Índice de contenidos de la sección

A.CONCEPTOS GENERALES

Introducción

La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia (BOE nº 299, de 15 de diciembre de 2006), modificada por el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad (BOE nº 168, de 14 de julio de 2012), regula las condiciones básicas de promoción de la autonomía personal y de atención a las personas en situación de dependencia mediante la creación del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), en el que colaboran y participan todas aquellas Administraciones Públicas con competencias en la materia.

Las siguientes preguntas, que pretenden servir de orientación básica a los Servicios Sociales Comunitarios, se centran exclusivamente en aquellas cuestiones que pueden resultar de utilidad a las personas interesadas en solicitar tanto el reconocimiento y valoración de situaciones de dependencia como el derecho a las distintas prestaciones y servicios contempladas por el Sistema.

Volver al índice

¿Cuál es el objeto de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación dedependencia?

Reconocer un nuevo derecho subjetivo de ciudadanía en el ámbito estatal: el derecho a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, mediante la creación del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

Volver al índice

¿Cuáles son los principios fundamentales que inspiran la Ley?

Los más significativos son los siguientes:

  • El carácter público de las prestaciones del Sistema.
  • La universalidad en el acceso de todas las personas en situación de dependencia, en condiciones de igualdad y no discriminación.
  • La atención a las personas de forma integral e integrada.
  • La valoración de las necesidades de las personas atendiendo a criterios de equidad para garantizar la igualdad real.
  • La participación de las personas en situación de dependencia y, en su caso, de sus familiares o representantes legales.
  • La permanencia de las personas en situación de dependencia, siempre que sea posible, en el entorno en el que desarrollan su vida.
  • La cooperación interadministrativa.

Volver al índice

¿Cómo se define en la Ley "dependencia"?

La definición que hace el artículo 2.2 de la Ley se refiere al estado de carácter permanente en el que se encuentran personas que precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, otros apoyos para su autonomía personal. Esa dependencia puede estar producida por la edad, la enfermedad o la discapacidad y ligada a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial.

Volver al índice

¿Qué es la autonomía personal?

Es la capacidad de controlar, afrontar y tomar, por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria.

Volver al índice

¿Qué son Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD)?

Como tales el artículo 2.3 de la Ley las define como aquéllas que permiten a la persona desenvolverse con un mínimo de autonomía e independencia, tales como el cuidado personal, las actividades domésticas básicas, la movilidad esencial, reconocer personas y objetos, orientarse, entender y ejecutar órdenes o tareas sencillas.

Volver al índice

¿Qué se entiende por cuidados no profesionales?

La atención prestada a personas en situación de dependencia en su domicilio, por personas de la familia o de su entorno, no vinculadas a un servicio de atención profesionalizada.

Volver al índice

¿Es lo mismo dependencia que discapacidad?

No, una persona se encuentra en situación de dependencia, sin perjuicio del grado de discapacidad que pueda tener, cuando concurren, además de una limitación física, mental, intelectual o sensorial, dos factores fundamentalmente: la incapacidad de la persona para realizar por sí misma actividades de la vida diaria, y necesidad de asistencia o cuidados de una tercera persona.

Volver al índice

¿La dependencia sólo afecta a las personas mayores?

No, afecta a todas las personas que cumpliendo los requisitos exigidos se encuentren en situación de dependencia en alguno de los grados establecidos.

No hay ninguna limitación de edad para que una persona se encuentre en situación de dependencia, aunque hay previsiones especiales para las/os niñas/os menores de tres años.

Volver al índice

¿Qué ocurre con las/os menores de 3 años?

La Disposición Adicional Decimotercera de la Ley señala que el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia atenderá las necesidades de ayuda a domicilio y, en su caso, prestaciones económicas vinculadas y para cuidados en el entorno familiar a favor de las/os menores de 3 años acreditados en situación de dependencia.

El instrumento de valoración de la dependencia incorpora una escala de valoración específica para las/os menores de tres años, regulada mediante Real Decreto 174/2011, de 11 de febrero.

Volver al índice

B. SISTEMA PARA LA AUTONOMÍA Y ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA

¿Qué es el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD)?

Es el conjunto de dispositivos asistenciales, prestaciones económicas y ayudas destinadas a la promoción de la autonomía personal y la atención a las personas en situación de dependencia..

Volver al índice

¿En el SAAD solo hay centros y servicios públicos?

No. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 3 de la Orden de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de 3 de agosto de 2007, la red de centros y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en la Comunidad Autónoma de Andalucía estará integrada por los siguientes tipos:

  • Centros y servicios públicos de titularidad de la Administración de la Junta de Andalucía y de sus Organismos y Entidades dependientes.
  • Centros y servicios públicos de titularidad de las Entidades Locales de Andalucía.
  • Centros y Servicios privados concertados del tercer sector definidos en el artículo 2.8 de la Ley 38/2006, de 14 de diciembre.
  • Centros y servicios privados concertados de la iniciativa privada con ánimo de lucro.

Los centros y servicios privados concertados, así como los no concertados que colaboren con el Sistema en la atención a personas en situación de dependencia deberán estar debidamente acreditados conforme a la normativa aplicable en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Volver al índice

¿Para qué sirve el SAAD?

El Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia garantiza las condiciones básicas y el contenido común del derecho a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia; sirve de cauce para la colaboración y participación de las Administraciones Públicas, en el ejercicio de sus respectivas competencias, en esta materia; optimiza los recursos públicos y privados disponibles, y contribuye a la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía.

Volver al índice

¿Cómo se financia el SAAD?

Las Administraciones Públicas implicadas en la gestión del SAAD contribuirán a su financiación de la siguiente manera:

  • La Administración General del Estado financiará el nivel mínimo de protección garantizado para cada uno/a de los beneficiarios/as. Mediante Real Decreto se regula la aportación estatal a este nivel de protección, actualizándose anualmente, conforme al IPREM. Transitoriamente, para 2012, las cantidades correspondientes al nivel mínimo se establecen por el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.
  • La posibilidad de incrementar este nivel mínimo de financiación mediante la suscripción de Convenios anuales o plurianuales con las Comunidades Autónomas (nivel acordado), permanece suspendida de vigencia y aplicación durante 2012, por la Disposición Adicional Cuadragésima de la Ley 2/2012, de 29 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para 2012 (BOE nº 156, de 30 de junio de 2012).
  • Las Comunidades Autónomas aportarán cada año, al menos una cantidad igual a la de la Administración General del Estado en su territorio.
  • Asimismo, las Comunidades Autónomas pueden establecer un nivel adicional de protección, con cargo a sus presupuestos.
  • Las personas beneficiarias de las prestaciones de dependencia participan también en la financiación de las mismas.

Volver al índice

¿Cuál es la participación de las Administraciones Públicas en la financiación?

El nivel mínimo de protección de la situación de dependencia se garantiza mediante la fijación de una cantidad económica que la Administración General del Estado aporta a la financiación del Sistema para cada una de las personas beneficiarias, según el grado de su dependencia y la prestación reconocida. Los recursos económicos correspondientes se fijan, anualmente, en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

El nivel acordado de financiación depende de los convenios que se celebren entre la Administración General del Estado y la Administración de las Comunidades Autónomas (posibilidad actualmente suspendida durante 2012).

El nivel adicional de protección, pueden establecerlo las Comunidades Autónomas con cargoa sus presupuestos, en caso de tener fondos disponibles para ello.

¿Cómo participan las personas beneficiarias en la financiación del Sistema ?

Las/os beneficiarias/os de las prestaciones de dependencia participarán en la financiación de las mismas en función del tipo y coste del servicio y de la capacidad económica personal. Esta capacidad económica de la persona beneficiaria se tendrá también en cuenta para la determinación de la cuantía de las prestaciones económicas.

Ninguna persona quedará fuera de la cobertura del Sistema por no disponer de recursos económicos. La capacidad económica se determinará en función de la renta y el patrimonio.

En reunión de 10 de julio de 2012 del Consejo Territorial del SAAD, (hoy Consejo Territorial de Servicios Sociales y del SAAD) se acordaron los criterios y contenidos sobre capacidad económica y participación de las personas beneficiarias en el coste de las prestaciones para la Autonomía y Atención a la dependencia.

Volver al índice

C.TITULARES DE DERECHOS

¿Quiénes tienen derecho a las prestaciones de dependencia?

Son titulares de los derechos establecidos en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia las personas de nacionalidad española y las personas extranjeras (*) en situación de dependencia que cumplan los requisitos

Volver al índice

¿Cuáles son los requisitos básicos para ser beneficiaria/o del Sistema?
  • Encontrarse en situación de dependencia en alguno de los grados establecidos.
  • Residir en territorio español y haberlo hecho durante cinco años, de los cuales dos deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud. Para las/os menores de cinco años el período de residencia se exigirá a quien ejerza su guarda y custodia.

Personas emigrantes retornadas: deberán probar el periodo de residencia de cinco años en otro país mediante certificado emitido por el consulado español en dicho país o a través de certificado del padrón de españolas/es residentes en el extranjero (PERE).

Volver al índice

¿Qué ocurre con las personas que reuniendo los requisitos para ser beneficiarias carecen de la nacionalidad española? (*)

En virtud de lo regulado en el artículo 5.2 de la Ley, se les aplicará lo establecido en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, así como los tratados internacionales y en los convenios que se establezcan con el país de origen.

A estos efectos, la citada Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, establece en su artículo 14 que las personas extranjeras con residencia legal en España tendrán derecho a los servicios y a las prestaciones sociales, tanto a los generales y básicos como a los específicos, en las mismas condiciones que las personas de nacionalidad española.

Volver al índice

¿Qué grados de dependencia contempla la Ley?

El artículo 26 contempla tres grados de dependencia:

  • Grado I (dependencia moderada): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  • Grado II (dependencia severa): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de una persona cuidadora.
  • Grado III (gran dependencia): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

Cada uno de estos grados se clasificará a su vez en dos niveles en función de la autonomía y atención y cuidado que requiere la persona. Con la modificación introducida por el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio (BOE nº 168, de 14 de julio de 2012), desaparece esta distinción de niveles, permaneciendo únicamente la clasificación en grados de dependencia.

No obstante, aquellas personas que tuvieran resolución de grado y nivel anterior a la entrada en vigor de dicha norma, siguen manteniendo la clasificación en grados y niveles hasta tanto se revise su situación.

Volver al índice

D. PRESTACIONES DE DEPENDENCIA

D.1 CONCEPTOS GENERALES
¿Qué son las prestaciones por dependencia?

Las prestaciones de dependencia son servicios y prestaciones económicas destinadas a la promoción de la autonomía personal y a atender las necesidades de las personas con dificultades para la realización de las actividades básicas de la vida diaria.

Tendrán carácter prioritario los servicios y se prestarán a través de la oferta pública de la Red de Centros y Servicios del Sistema en la Comunidad Autónoma de Andalucía mediante centros y servicios públicos o privados concertados debidamente acreditados, y mediante centros y servicios privados no concertados colaboradores con el Sistema.

Volver al índice

¿Cuáles son los objetivos básicos de las prestaciones por dependencia?
  • Facilitar la existencia autónoma de la persona, todo el tiempo que desee y sea posible, en su medio habitual.
  • Proporcionar a la persona en situación de dependencia un trato digno en todos los ámbitos de su vida personal, familiar y social, facilitando su incorporación activa en la vida de la comunidad.

Volver al índice

¿Qué tipo de prestaciones contempla la Ley 39/2006?.

Las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia se clasifican en servicios y prestaciones económicas.

Volver al índice

¿Las prestaciones de atención a la dependencia son subvenciones?

No, las prestaciones de dependencia son derechos a los que tienen acceso las personas tras el pertinente reconocimiento de su situación de dependencia de acuerdo con su Programa Individual de Atención. Por tanto, basta para tener derecho a las prestaciones con cumplir los requisitos establecidos, sin que haya limitaciones económicas para su concesión como ocurre con las subvenciones.

Volver al índice

¿Las prestaciones de atención a la dependencia son gratuitas?

La participación de la persona beneficiaria en la financiación del servicio o la cuantía de la prestación económica que pueda percibir se establece según el tipo y coste del servicio y su capacidad económica personal. La capacidad económica se determinará en función de la renta y el patrimonio de la persona solicitante.

Volver al índice

¿Qué prestaciones económicas de atención a la dependencia contempla la Ley?

Contempla tres tipos de prestaciones económicas:

  • Prestación económica vinculada al servicio.
  • Prestación económica para cuidados en el medio familiar y apoyo a cuidadoras/es no profesionales.
  • Prestación económica de asistencia personal.

Volver al índice

¿Las prestaciones económicas de atención a la dependencia son pensiones?

No, las prestaciones económicas reguladas en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia quedan integradas en el Registro de Prestaciones Sociales Públicas, calculándose según la capacidad económica personal de cada solicitante y no en función de las cotizaciones efectuadas a la Seguridad Social.

Volver al índice

¿Computan como ingresos las prestaciones por dependencia para el otorgamiento del las Pensiones no Contributivas?

Conforme a lo establecido en el apartado 4 del artículo 12 del Real Decreto 357/1991, de 15 de marzo, modificado por la Disposición Final Segunda del Real Decreto 615/2007, de 11 de mayo, por el que se regula la Seguridad Social de los cuidadores de las personas en situación de dependencia, las prestaciones de dependencia no se consideran como ingresos o rentas computables respecto al otorgamiento de las prestaciones no contributivas.

Volver al índice

¿Cuál es el Catálogo de Servicios del Sistema en Andalucía?

El Catálogo de Servicios es el siguiente:

  • Los servicios de prevención de las situaciones de dependencia y los de promoción de la autonomía personal.
  • Servicio de Teleasistencia.
  • Servicio de Ayuda a Domicilio. En el mismo se distinguen la atención de las necesidades del hogar y los cuidados personales.
  • Servicio de Centro de Día y de Noche. Distinguiendo el Centro de Día para Mayores y el Centro de Día para personas con discapacidad.
  • Servicio de Atención Residencial. Distinguimos el centro residencial dirigido a personas mayores y el centro residencial de atención a personas con discapacidad.

Volver al índice

D.2. SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO
¿Qué es la Ayuda a Domicilio?

En la Comunidad Autónoma de Andalucía el servicio de ayuda a domicilio se regula en la Orden de la Conserjería para la Igualdad y Bienestar Social de 15 de noviembre de 2007(BOJA nº 231, de 23 de noviembre de 2007), modificada sustancialmente por la Orden de 10 de noviembre de 2010 (BOJA nº 223, de 16 de noviembre de 2010), donde se define el servicio como una prestación realizada preferentemente en el domicilio que proporciona mediante personal cualificado y supervisado, un conjunto de actuaciones preventivas, formativas, rehabilitadoras y de atención a las personas con dificultades para permanecer o desenvolverse en su medio habitual.

El servicio debe ser prestado por entidades o empresas acreditadas para esta función.

Volver al índice

¿Qué actuaciones constituye el Servicio de Ayuda a Domicilio?

Las actuaciones que constituyen el servicio de ayuda a domicilio son:

  1. Servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar: limpieza, lavado, cocina u otros.
  2. Servicios relacionados con el cuidado personal, en la realización de las actividades de la vida diaria (aseo e higiene personal, ayuda en el vestir y comer, etc.).

Volver al índice

¿Cuántos días y cuántas horas de atención ofrece la Ayuda a Domicilio?

La duración del servicio será variable en función de la situación sociofamiliar, de las necesidades de la persona en situación de dependencia para hacer posible su permanencia en el hogar y de la intensidad del servicio que corresponda a la persona según su grado y nivel de dependencia y de los servicios compatibles prescritos.

Teniendo en cuenta la reciente eliminación de los niveles de dependencia, operada por el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, las intensidades horarias mensuales del servicio se ajustarán a los siguientes intervalos, en función de cada caso: particular en el momento de la entrada en vigor de esta modificación, el 15 de julio de 2012:

- Para aquellas personas que en el momento de la entrada en vigor de la norma, ya tuvieran reconocido grado y nivel de dependencia sin que se les hubiera reconocido la prestación:

  • Grado III, nivel 2 entre 56 y 70 horas
  • Grado III, nivel 1 entre 46 y 55 horas
  • Grado II, nivel 2 entre 31 y 45 horas
  • Grado II, nivel 1 entre 21 y 30 horas
  • Grado I, niveles 1 y 2: máximo 20 horas/mes*

- Para quienes no tuvieran reconocida la situación de dependencia en dicha fecha:

  • Grado III: entre 46 y 70 horas/mes
  • Grado II: entre 21 y 45 horas/mes
  • Grado I: máximo 20 horas/mes*
  • (*)Efectividad del derecho demorada hasta julio de 2015, por el calendario de aplicación progresiva de la Ley de dependencia.

    La intensidad del servicio en los casos en los que sea compatible con el Servicio de Centro de Día será como máximo de 22 horas mensuales, de lunes a viernes, con objeto de facilitarles la asistencia al Centro de Día.

    Volver al índice

    ¿Puede iniciarse la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio con carácter urgente?

    En caso de extrema y urgente necesidad suficientemente justificada se podrá iniciar la inmediata prestación del servicio, a propuesta de los Servicios Sociales Comunitarios, sin perjuicio de la posterior tramitación del expediente de dependencia.

    Volver al índice

    D.3. SERVICIO DE CENTRO DE DIA
    ¿Qué es un Centro de Día y de Noche?

    El Servicio de Centro de Día o de Noche ofrece una atención integral durante el periodo diurno o nocturno a personas en situación de dependencia, con el objeto de mejorar o mantener el nivel de autonomía, posibilitando la permanencia de la persona en su domicilio y entorno familiar y apoyar a las familias o cuidadoras/es.

    Volver al índice

    ¿Qué clases de Centro de Día hay?

    El Servicio de Centro de Día tiene como destino exclusivo la atención a cualquiera de los siguientes sectores, adecuándose en función de las peculiaridades y edades de las personas en situación de dependencia

    • Personas mayores de sesenta y cinco años en situación de dependencia en cualquiera de sus grados.
    • Personas menores de sesenta y cinco años, afectadas por discapacidad intelectual y graves trastornos de conducta, con discapacidad física y/o visual o parálisis cerebral, con enfermedad mental, con trastornos del espectro autista y con daño cerebral sobrevenido.

    Volver al índice

    ¿Es compatible el Servicio de Centro de Día/Noche con otros recursos?

    El Servicio de Centro de Día y de Noche puede ser compatible con:

    • El Servicio de Teleasistencia, en todos los casos.
    • El Servicio de Ayuda a Domicilio o, en su defecto, la prestación económica vinculada a este servicio. En este caso, la intensidad del servicio será como máximo de veintidós horas mensuales.

    Volver al índice

    D.4. SERVICIO DE CENTRO RESIDENCIAL
    ¿Qué es un Centro Residencial?

    Es un Centro en el que se presta un servicio de hogar sustitutorio, de forma permanente, a personas que por su grado de dependencia unido a su problemática socio-familiar, tengan dificultades para ser atendidas en su unidad de convivencia o no puedan vivir independientemente, ofreciendo servicios continuados de cuidado personal y sanitario.

    Volver al índice

    ¿Qué clases de Centros Residenciales hay?

    El Servicio de Atención Residencial se prestará en los Centros Residenciales habilitados al efecto según el tipo de dependencia, grado de la misma e intensidad de cuidados que precise la persona.

    Tipología de Centros de Atención Residencial en Andalucía:

    • Residencias para personas mayores de 65 años:
      • Residencias para personas mayores asistidas.
      • Psicogeriátricos para personas mayores.
    • Residencias para personas con discapacidad:
      • Residencias para personas gravemente afectadas con discapacidad intelectual.
      • Residencias para personas gravemente afectados con discapacidad física y/o visual o parálisis cerebral.
      • Residencias de adultos.
      • Residencias para personas con trastornos del espectro autista.
      • Residencia para psicodeficientes.
      • Casas-hogar para personas con enfermedad mental.
      • Viviendas tuteladas para personas con discapacidad.
      • Viviendas supervisadas para personas con enfermedad mental.

    Volver al índice

    ¿Es compatible el Servicio de Atención Residencial con otros recursos?

    El Servicio de Atención Residencial será incompatible con todos los servicios y prestaciones, con excepción del servicio de centro de día cuando este sea de terapia ocupacional.

    Volver al índice

    D.5 SERVICIO DE TELEASISTENCIA
    ¿Qué es el Servicio de Teleasistencia?

    El Servicio de Teleasistencia facilita asistencia a las personas beneficiarias mediante el uso de tecnologías de la comunicación y de la información, con apoyo de los medios personales necesarios, en respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, o de inseguridad, soledad y aislamiento.

    Volver al índice

    ¿Quién presta el Servicio de Teleasistencia?

    Este Servicio será prestado por las Administraciones Públicas a través de servicios propios y concertados, pudiendo ser un servicio independiente o complementario al de ayuda a domicilio y al de centro de día y de noche.

    Volver al índice

    ¿Quién tiene derecho al Servicio de Teleasistencia?

    Tiene derecho a este Servicio las personas que no reciban Servicios de Atención Residencial y así lo establezca su Programa Individual de Atención.

    Volver al índice

    ¿Es compatible el Servicio de Teleasistencia con otros recursos?

    El Servicio de Teleasistencia es compatible con todos los servicios y prestaciones salvo con el Servicio de Atención Residencial y con la prestación económica vinculada a la adquisición de un servicio de esta misma naturaleza.

    Volver al índice

    D.6 PRESTACIONES ECONÓMICAS
    ¿Qué prestaciones económicas ha establecido el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia?

    El Sistema ha establecido tres clases de prestaciones económicas:

    • La prestación económica vinculada al servicio.
    • La prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadoras/es no profesionales.
    • La prestación económica de asistencia personal.

    Volver al índice

    ¿Son incompatibles las prestaciones económicas de dependencia con las pensiones y complementos de la Seguridad Social y de la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI)?.

    Las prestaciones públicas son compatibles con las prestaciones económicas de dependencia. En caso de que las primeras tengan análoga naturaleza o finalidad que las segundas, la percepción de una de las prestaciones económicas por dependencia deducirá de su cuantía las prestaciones de análoga naturaleza o finalidad que esté percibiendo la persona en situación de dependencia.

    En particular, de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 de la Ley 39/2006, se deducirán las siguientes:

    • El complemento de gran invalidez.
    • El complemento de la asignación económica por hija/o a cargo mayor de 18 años con un grado de minusvalía igual o superior al 75%.
    • El de necesidad de otra persona de la pensión de invalidez no contributiva.
    • El subsidio por ayuda de tercera persona.

    Volver al índice

    ¿Qué es la prestación económica de asistencia personal?

    Es una prestación económica destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la contratación de una asistencia personal, durante un número de horas, que facilite a la persona beneficiaria el acceso a la educación y al trabajo, así como una vida más autónoma en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria.

    Volver al índice

    ¿La persona que se contrate con la prestación económica de asistencia personal deberá ser dada de alta en la Seguridad Social?

    la persona que lleve a cabo las tareas de asistencia deberá estar dada de alta en el régimen de la Seguridad Social correspondiente, en función de que sea trabajador/a por cuenta propia, Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, o trabajador/a por cuenta ajena, Régimen General.

    Volver al índice

    ¿Qué es la prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadoras/es no profesionales?

    Es una prestación de carácter excepcional destinada a las personas beneficiarias para ser atendidas por cuidadoras/es no profesionales, siempre que aquellas puedan ser cuidadas en su domicilio por su entorno familiar, se den condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda y así lo establezca su Programa Individual de Atención.

    La persona beneficiaria ha de estar siendo atendida mediante cuidados en el entorno familiar, con carácter previo a la solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia, para que le pueda ser reconocida esta modalidad de prestación.

    Volver al índice

    ¿Qué requisitos debe cumplir la persona cuidadora no profesional?
    • Tener más de 18 años.
    • Residir legalmente en España.
    • Ser familiar hasta el tercer grado de parentesco. La atención y cuidados que preste el cuidador o cuidadora no profesional a la persona beneficiaria se han de desarrollar en el marco de la relación familiar y, en ningún caso, en el de una relación contractual, ya sea laboral o de otra índole. Se entienden como situaciones asimiladas a la relación familiar, las parejas de hecho, tutores y personas designadas, administrativa o judicialmente, con funciones de acogimiento.
    • Contar con la capacidad física y psíquica suficiente para desarrollar adecuadamente por sí misma las funciones del cuidado y apoyo, que básicamente se refieren a proporcionar ayuda a otra persona en las actividades básicas de la vida diaria que por sí misma no puede realizar. En consecuencia, y como criterio general, una persona valorada en situación de dependencia o de edad avanzada no debe ser la cuidadora principal de otra persona en situación de dependencia, salvo que existan apoyos complementarios.
    • Que la persona cuidadora cuente con tiempo de dedicación suficiente para atender a la persona beneficiaria en aquellas situaciones en que necesita ayuda para realizar las actividades básicas de la vida diaria. La continuidad en los cuidados prestados debe ser de al menos un año, excepto que por circunstancias sobrevenidas e imprevisibles no pueda completar este período. Excepcionalmente, en el caso de varias personas cuidadoras que se sucedan de forma rotatoria, con cambio o no de domicilio de la persona en situación de dependencia, se determinarán claramente los periodos de tiempo que corresponden a cada una de ellas dentro del periodo del año natural, sin que pueda establecerse para cada una de las mismas un periodo continuado inferior a tres meses.

    Volver al índice

    ¿Puede una persona que no cumpla el requisito de parentesco con la persona dependiente, ser cuidadora no profesional?

    Excepcionalmente, en los casos en los que la persona en situación de dependencia tenga su domicilio en un entorno caracterizado por insuficiencia de recursos públicos o privados acreditados, despoblación, o circunstancias geográficas o de otra naturaleza que impidan o dificulten otras modalidades de atención, la Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales podrá permitir la existencia de cuidados no profesionales por parte de una persona de su entorno que no tenga el grado de parentesco establecido, siempre que cumpla los siguientes requisitos:

    • Que resida en el municipio de la persona dependiente o en uno vecino.
    • Que lo haya hecho, durante el periodo previo de un año.
    • Que queden acreditadas en el procedimiento ambas circunstancias y la imposibilidad de otra forma de atención.
    • Que reúna los mismos requisitos de idoneidad establecidos para los cuidadores que sean familiares.

    La persona cuidadora no familiar no podrá tener la consideración de empleada o empleado del hogar en el domicilio de la persona beneficiaria, ni la atención y cuidados podrán desarrollarse en el marco de cualquier otra relación contractual, ya sea laboral o de otra índole.

    Asimismo, las personas a las que se les conceda la prestación económica para cuidados en el entorno familiar habrán de estar recibiendo previamente a la solicitud atención en esta modalidad, y por lo que se refiere a la persona cuidadora, ésta ha de reunir los mismos requisitos de idoneidad que las personas cuidadoras no profesionales que sean familiares.

    Volver al índice

    ¿Qué es el convenio especial para personas cuidadoras no profesionales?

    Es un convenio especial que se suscribe entre las personas cuidadoras no profesionales y la Tesorería General de la Seguridad Social mediante el cual aquéllas quedan incluidas en el campo de aplicación del Régimen General de la Seguridad Social, en situación asimilada al alta.

    Volver al índice

    ¿Están obligadas todas las personas cuidadoras no profesionales a suscribir el convenio especial?

    No. A partir del 15 de julio de 2012 (fecha de entrada en vigor del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio) la suscripción del convenio tiene carácter voluntario para las personas cuidadoras no profesionales. En caso de suscribirlo, las cotizaciones a la Seguridad Social corren a cargo exclusivamente de la persona cuidadora.

    Volver al índice

    Soy cuidador/a no profesional y suscribí el convenio cuando era obligatorio hacerlo. ¿Tengo obligación de mantenerlo?

    No. De hecho, como consecuencia de la Disposición transitoria decimotercera del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, los convenios suscritos a la entrada en vigor de la norma, (el 15 de julio de 2012) se extinguirán desde el 31 de agosto de 2012, salvo que la persona cuidadora solicite expresamente el mantenimiento del mismo antes del 1 de noviembre de 2012, en cuyo caso se entenderá subsistente el convenio desde el día 1 de septiembre de 2012.

    En este último caso, desde el día 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2012 la cotización a la Seguridad Social tendrá una reducción del 10% en el total de la cuota a abonar, siendo a cargo de la Administración General del Estado el 5% del total de la cuota y el 85% restante a cargo del cuidador no profesional.

    A partir del día 1 de enero de 2013, el convenio especial será a cargo exclusivamente del cuidador no profesional.

    Información más detallada sobre el convenio especial en www.seg-social.es, en el teléfono 901 50 20 50 o en cualquier administración de la Seguridad Social.

    Volver al índice

    ¿Qué acciones protectoras comprende la suscripción del convenio especial de personas cuidadoras no profesionales con la Seguridad Social?

    Comprende las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente y muerte y supervivencia, derivadas de accidente, cualquiera que sea su carácter, o de enfermedad, con independencia de su naturaleza. Por tanto, no quedan comprendidas en esta acción protectora las prestaciones por incapacidad temporal ni por desempleo.

    Volver al índice

    ¿Se promoverán acciones formativas de apoyo a las personas cuidadoras no profesionales?

    La Ley 39/2006, en su artículo 18.4, encomienda al Consejo Territorial el promover acciones de apoyo a las/os cuidadoras/es no profesionales.

    Mediante Acuerdo del Consejo territorial del 22 de noviembre de 2009, se establecieron las condiciones mínimas que debe contener esta formación básica y de apoyo a cuidadoras/es no profesionales.

    La Administración Autonómica correspondiente establecerá los criterios para determinar las necesidades formativas de las personas cuidadoras destinatarias de estas acciones formativas, en función de su perfil.

    Volver al índice

    ¿Qué es la prestación económica vinculada a la adquisición de un servicio?

    Es una prestación económica de carácter periódico que se reconocerá cuando no sea posible el acceso a un servicio público o concertado de atención y cuidado, en función del grado y nivel de dependencia y de la capacidad económica de la persona beneficiaria.

    Esta prestación económica de carácter personal estará, en todo caso, vinculada a la adquisición de un servicio.

    Volver al índice

    ¿Qué entidades o centros pueden prestar el servicio al que se encuentra vinculada a la prestación?

    Los centros o la entidades que se encuentren acreditados para la atención a la dependencia e incluidos en la relación de los colaboradores de la Red del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

    Volver al índice

    ¿Cuándo tienen efectos económicos las prestaciones reconocidas?

    Según lo establecido en la Disposición final primera de la Ley de dependencia, desde la fecha de la resolución de reconocimiento de las prestaciones o, en su caso, desde el transcurso del plazo de seis meses desde la presentación de la solicitud sin haberse dictado y notificado resolución expresa de reconocimiento de la prestación, salvo cuando se trate de las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales, que quedarán sujetas a un plazo suspensivo máximo de dos años a contar, según proceda, desde las fechas indicadas anteriormente, plazo que se interrumpirá en el momento en que se empiece a percibir dicha prestación.

    Las personas que hayan solicitado el reconocimiento de la situación de dependencia con anterioridad al 25 de mayo de 2010 y se les reconozca un Grado III o un Grado II, tendrán derecho de acceso a las prestaciones económicas desde la fecha de solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia, siempre que se reúnan los requisitos establecidos para cada prestación económica. En caso contrario, los efectos económicos se producirán a partir del día primero del mes en que concurran los mismos.

    Volver al índice

    D.7. SUBVENCIONES
    ¿Qué ayudas económicas se contemplan para facilitar la automía personal?

    La Disposición Adicional Tercera de la Ley contempla que las Administraciones Públicas podrán establecer acuerdos, en concepto de subvención, para la concesión de ayudas económicas que faciliten la autonomía personal.

    La Orden de 3 de agosto de 2007, de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, establece que están destinadas a facilitar una mayor autonomía personal y favorecer la permanencia en la vivienda habitual a las personas en situación de dependencia en cualquiera de sus grados y niveles.

    Aquí hay que distinguir entre:

    1. Ayudas económicas destinadas a la adquisición, renovación y reparación de ayudas técnicas o instrumentos necesarios para el normal desenvolvimiento de la vida ordinaria, que serán subvencionadas por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a través de una convocatoria de subvenciones de carácter permanente.
    2. Ayudas económicas para la financiación de las obras necesarias para facilitar la accesibilidad y adaptaciones del hogar, que son subvencionadas en la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Fomento y Vivienda.

    Volver al índice

    ¿Qué requisitos hay que cumplir para obtener las subvenciones?

    Las personas que deseen acceder a las subvenciones que se establecen deberán tener reconocida la situación de persona dependiente en cualquiera de los grados que se establecen, y acreditar la necesidad del objeto de la solicitud de subvención.

    Volver al índice

    E.VALORACIÓN DE LA DEPENDENCIA

    ¿Quién valora la dependencia de una personas?

    La valoración de la situación de dependencia de las personas se llevará a cabo por los órganos de valoración, que estarán formados por profesionales del área social y/o sanitaria.

    Los órganos de valoración están adscritos a las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

    Volver al índice

    ¿Qué grados de dependencia pueden resultar de la valoración?
    1. Grado l. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
    2. Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un/a cuidador/a o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
    3. Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

    Volver al índice

    ¿Existe algún baremo para valorar la situación de dependencia?

    El baremo de valoración de la situación de dependencia establecido por la Ley 39/2006 se encuentra aprobado por el Real Decreto 174/2011, de 11 de febrero. Este baremo establece los criterios objetivos de valoración, los intervalos de puntuación para cada uno de los grados de dependencia, y los procedimientos y técnicas a seguir para ello.

    Volver al índice

    ¿Dónde tiene lugar la valoración de la dependencia?

    Los órganos de valoración se trasladarán al domicilio o lugar de residencia de la persona solicitante a fin de evaluarla, así como examinar directamente el entorno en el que desarrollan sus actividades de la vida diaria y las condiciones físicas, mentales, intelectuales o sensoriales.

    Excepcionalmente, los órganos de valoración podrán determinar la valoración en unas instalaciones diferentes al domicilio de la persona solicitante.

    Volver al índice

    ¿La declaración de discapacidad es equivalente a la declaración de la situación de dependencia?

    No, aunque quienes tengan reconocida la necesidad de asistencia de tercera persona por la Junta de Andalucía (según el baremo del anexo 2 del Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de Procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía), se les reconocerá el grado y nivel de dependencia que les corresponda, en función de la puntuación específica otorgada por el citado baremo, de acuerdo con la siguiente tabla:

    • De 15 a 29 puntos: Grado I.
    • De 30 a 44 puntos: Grado II.
    • De 45 a 72 puntos: Grado III.

    Volver al índice

    ¿El reconocimiento de la invalidez laboral de una persona es equivalente a la declaración de la situación de dependencia?

    No, a los que tienen una pensión de gran invalidez se les reconocerá la situación de dependencia, con el grado que se determine mediante la aplicación del baremo establecido en el Real Decreto 174/2011, de 11 de febrero (baremo de valoración de la situación de dependencia), garantizando en todo caso el Grado I, de dependencia moderada.

    Volver al índice

    F. PROCEDIMIENTO PARA EL RECONOCIMIENTO DE LA SITUACIÓN DE DEPENDENCIA Y DEL DERECHO A LAS PRESTACIONES

    ¿Cómo se reconoce el derecho a las personas en situación de dependencia?

    El procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y el derecho a las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, así como los órganos competentes para su valoración, se encuentra regulado en el Decreto 168/2007, de 12 de junio, de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social.

    Volver al índice

    ¿Quién puede solicitar el reconocimiento de la situación de dependencia y el derecho a las prestaciones?

    El procedimiento de reconocimiento del derecho a las prestaciones de dependencia se iniciará a instancia de la persona que pueda estar afectada por algún grado de dependencia o de quien ostente su representación.

    En concreto pueden solicitar el reconocimiento de la situación de dependencia las personas que se hallen dentro de alguno de los siguientes colectivos:

    • Españolas/es: tanto las/os de origen como por residencia.
    • Extranjeras/os: que residan legalmente en España.
    • Menores de edad: personas españolas o extranjeras que tengan menos de 18 años. Si tienen menos de 5, la residencia se exige a quién ejerza su guarda y custodia.
    • Personas emigrantes retornadas: personas andaluzas en el exterior y personas de origen español que hayan fijado su residencia en Andalucía tras el retorno.

    Volver al índice

    ¿Existe algún tipo de solicitud para el reconocimiento de la situación de dependencia y el derecho a las prestaciones?

    Las solicitudes se deben presentar en el modelo oficial, que está a disposición de las personas interesadas en la página web de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, en los centros de los Servicios Sociales Comunitarios de su Ayuntamiento o en la Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

    Volver al índice

    ¿Qué documentación hay que entregar con la solicitud?

    Las solicitudes se acompañarán de la siguiente documentación:

    1. Documento nacional de identidad de la persona solicitante y, en su defecto, documento acreditativo de su personalidad. No obstante, de conformidad con lo establecido en el Decreto 68/2008, de 26 de febrero, de la Consejería de Justicia y Administración Pública, quienes tengan la condición de persona interesada respecto de los procedimientos administrativos cuya tramitación y resolución corresponda a la Administración de la Junta de Andalucía, no tendrán la obligación de aportar fotocopia autenticada del documento nacional de identidad o del documento acreditativo de la identidad y el certificado de empadronamiento al tratarse de datos que los órganos administrativos competentes puedan obtener de las Administraciones Públicas, siempre que medie previa autorización de las personas afectadas.
      • Documento nacional de identidad de la persona que ostente la representación, resolución judicial de incapacitación, en su caso, y documento acreditativo de la representación:
        1. Menor de edad: libro de familia.
        2. Menor de edad en desamparo: resolución administrativa en la que se asuma la tutela.
        3. Persona incapacitada: sentencia judicial de incapacitación y designación de representante. Si la sentencia no designa representante se acompañará, además, la resolución judicial de nombramiento del mismo.
        4. Guardador de hecho: documento acreditativo de tal situación.
      • Documentos acreditativos de la representación voluntaria:
        1. Poder conferido a través de documento público.
        2. Comparecencia personal de la persona solicitante ante la persona que instruye el procedimiento.
        3. Mandato verbal: Documento acreditativo de la representación voluntaria.
    2. Certificado de empadronamiento acreditativo del periodo de residencia de la persona solicitante (Ver referencia al Decreto 68/2008).

    Volver al índice

    ¿Dónde se puede presentar la solicitud?

    La presentación de las solicitudes y de la documentación podrá realizarse preferentemente en los Servicios Sociales Comunitarios correspondientes al domicilio de las personas interesadas, y también en los Registros de la Junta de Andalucía, de los Ayuntamientos y de la Administración General del Estado, así como en las oficinas de Correos mediante certificación del envío.

    Volver al índice

    ¿Dónde se inicia e instruye el procedimiento?

    Al margen de las previsiones generales contenidas en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, la puerta de entrada al Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia es el Servicio de Información, Orientación, Valoración y Asesoramiento, lo que supone que el personal de los Servicios Sociales Comunitarios correspondiente a la residencia del solicitante sea el competente para iniciar, tras la petición de la persona solicitante, el expediente y la instrucción del mismo.

    Volver al índice

    ¿Quién resuelve el reconocimiento de la situación de dependencia y el derecho a las prestaciones del Sistema?

    Las personas titulares de las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

    Volver al índice

    ¿Qué se puede hacer en caso de disconformidad con la resolución que reconoce la situación de dependencia?

    La resolución de reconocimiento de la situación de dependencia puede ser recurrida en alzada en el plazo de un mes a partir del día siguiente a aquel en que tenga lugar la notificación. Es competente para resolver el recurso la persona titular de la Dirección-Gerencia de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, adscrita a la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

    El recurso podrá interponerse ante el órgano que dictó la resolución o ante el competente para resolverlo.

    Volver al índice

    ¿Quién puede solicitar la revisión del grado de dependencia?

    La persona en situación de dependencia podrá presentar a su instancia o a la de su representante un escrito solicitando la revisión del grado de dependencia reconocidos cuando concurra alguno de los siguientes requisitos:

    • Mejora o empeoramiento de la situación de dependencia.
    • Error de diagnóstico o en la aplicación del correspondiente baremo.

    Volver al índice

    G. PROCEDIMIENTO PARA LA EJECUCIÓN DEL DERECHO RECONOCIDO

    ¿Qué es el Programa Individual de Atención (PIA)?

    El Programa Individual de Atención es un informe elaborado por los Servicios Sociales correspondientes al municipio de residencia de la persona solicitante y recoge las modalidades de intervención más adecuadas a la persona en función de los recursos previstos en la resolución para su grado de dependencia reconocido.

    Volver al índice

    ¿Cómo se elabora la propuesta del Programa Individual de Atención?

    Los Servicios Sociales Comunitarios elaborarán, a la vista de la documentación aportada y tras la valoración de la situación social, familiar y del entorno por la persona en situación de dependencia, un Informe Social. Emitido este informe se realizará con la participación de la persona interesada y sus familiares una Propuesta de Programa Individual de Atención que deberá ser remitida a la correspondiente Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, que emitirá la Resolución correspondiente.

    Volver al índice

    ¿Qué contenido tiene la propuesta del Programa Individual de Atención?

    La propuesta del Programa Individual de Atención tendrá el siguiente contenido:

    1. Datos identificativos y bancarios de la persona en situación de dependencia.
    2. Circunstancias personales y familiares.
    3. Objetivos.
    4. Propuesta de modalidad de intervención, con indicación de lo siguiente:
      1. Servicio o servicios propuestos, con indicación de las condiciones específicas de la prestación de éste (centro, intensidad, periodos, etc).
      2. En su caso, de no ser posible el acceso a un servicio público o concertado de atención y cuidado, propuesta de prestación económica vinculada al servicio.
      3. Excepcionalmente, propuesta de prestación económica para cuidados familiares, cuando la persona beneficiaria esté siendo atendida en su entorno familiar y se reúnan las condiciones adecuadas de convivencia y habitabilidad de la vivienda.
      4. En su caso, prestación económica de asistencia personal, con indicación de las condiciones específicas de acceso a dicha prestación.

    Volver al índice

    ¿Quién debe aprobar el Programa Individual de Atención?

    La persona titular de la correspondiente Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, previas las comprobaciones que procedan, dictará resolución por al que se aprueba el Programa Individual de Atención.

    Volver al índice

    ¿Qué se puede hacer en caso de disconformidad con la resolución que reconoce el derecho a la prestación (aprobatoria del PIA)?

    La resolución de reconocimiento del derecho a la prestación puede ser recurrida en alzada en el plazo de un mes a partir del día siguiente a aquel en que tenga lugar la notificación. Es competente para resolver el recurso la persona titular de la Dirección-Gerencia de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, adscrita a la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

    El recurso podrá interponerse ante el órgano que dictó la resolución o ante el competente para resolverlo.

    Volver al índice

    ¿Se pierde la prestación reconocida si se recurre por pretender que se conceda otra prestación distinta?

    No, la presentación del recurso no suspenderá el procedimiento para hacer efectivos los servicios y/o prestaciones económicas reconocidos, salvo petición expresa de las personas interesadas o, en su caso, de quien ostente su representación.

    Volver al índice

    ¿Puede ser revisado el Programa Individual de Atención?

    El empeoramiento de la situación de dependencia, que comporte una resolución de modificación del grado de dependencia de la persona, supondrá la modificación del Programa Individual de Atención mediante su revisión y, en consecuencia, la modificación de las prestaciones económicas y/o servicios que se disfrutan, a fin de ser adecuados a la nueva situación personal.

    Volver al índice

    ¿Quién puede solicitar la revisión del Programa Individual de Atención?

    Se revisará por la correspondiente Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales:

    • A instancia de la persona interesada o de sus representantes.
    • A instancia de los Servicios Sociales Comunitarios correspondientes.
    • De oficio cuando las circunstancias lo aconsejen y, en cualquier caso, cada tres años.

    Volver al índice

    ¿Qué ocurre si la persona beneficiaria de otra Comunidad Autónoma traslada su domicilio a la Comunidad Autónoma de Andalucía?

    El Programa Individual de Atención aprobado en la Comunidad Autónoma de origen será revisado como consecuencia del traslado de la persona beneficiaria de forma permanente a la Comunidad Autónoma de Andalucía.

    Volver al índice

    ¿Pueden ser modificadas o extinguidas las prestaciones reconocidas?

    Las prestaciones reconocidas podrán ser modificadas o extinguidas, en función de la situación personal de la persona beneficiaria, en los siguientes casos:

    1. Cuando se produzca una variación en cualquiera de los requisitos establecidos para su reconocimiento.
    2. Por incumplimiento de las obligaciones reguladas en la Ley 39/2006, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

    El procedimiento de revisión se iniciará a instancia de la persona en situación de dependencia o a la de su representante, mediante un escrito solicitando la revisión de la prestación de dependencia que le haya sido reconocida. La solicitud de revisión deberá estar debidamente motivada y expresar las circunstancias que fundamenten la variación. A la misma se acompañarán los documentos acreditativos que estime conveniente.

    Volver al índice

    ¿Cuándo se hacen efectivos los derechos a las prestaciones de dependencia previstas en la Ley?

    La efectividad del derecho a las prestaciones de dependencia se ejercitará progresivamente, de modo gradual, y se realizará de acuerdo al siguiente calendario (Disposición final primera de la Ley de Dependencia, modificada por el Real Decreto-ley 20/2012 de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad):

    • 2007 personas valoradas en el Grado III de Gran Dependencia, niveles 1 y 2.
    • 2008-2009, personas valoradas en el Grado II de Dependencia Severa, nivel 2.
    • 2009-2010 personas valoradas en el Grado II de Dependencia Severa, nivel 1.
    • Del 1 de enero al 31 de diciembre de 2011, personas valoradas en el Grado I de Dependencia Moderada, nivel 2 que se les haya reconocido la concreta prestación.
    • A partir del 1 de julio de 2015, el resto de personas valoradas en el Grado I de Dependencia Moderada, nivel 2.
    • A partir del 1 de julio de 2015, personas que hayan sido valoradas en Grado I de Dependencia Moderada, nivel 1 o sean valoradas en Grado I de Dependencia Moderada.

    Volver al índice


Navigation Bottom Menu