Atrás

El cambio climático, su influencia en la agricultura y en la fitopatología.

 En estos días se ha celebrado la conferencia "Paris Climat 2015" sobre el Cambio Climático. Pero, ¿qué es el cambio climático?, ¿cómo nos afecta en la agricultura y más concretamente en nuestro campo: la fitopatología? Se llama cambio climático a la variación global del clima de la Tierra. Es debido a causas naturales y también a la acción del hombre, produciéndose a muy diversas escalas de tiempo y sobre todos los parámetros climáticos: temperatura, precipitaciones, nubosidad, etc. El término "efecto invernadero" se refiere a la retención del calor del Sol en la atmósfera de la Tierra debido a la alta concentración de ciertos gases en ella. Sin ellos la vida tal como la conocemos no sería posible, ya que el planeta sería demasiado frío. Entre estos gases se encuentran el dióxido de carbono, el óxido nitroso y el metano, que son liberados por la industria, la agricultura y la combustión de combustibles fósiles. El mundo industrializado ha conseguido que la concentración de estos gases haya aumentado un 30% desde el siglo pasado, cuando, sin la actuación humana, la naturaleza se encargaba de equilibrar las emisiones. Aunque algunos cultivos, en ciertas regiones del mundo, puedan beneficiarse, en general se espera que los impactos del cambio climático sean negativos para la agricultura, amenazando la seguridad alimentaria mundial. El incremento, en la temperatura del aire, de la concentración de CO2 así como los cambios en las precipitaciones estacionales afectarán a la agricultura española, aunque los efectos serán contrapuestos y no uniformes en todas las regiones. Los aumentos de temperatura pueden elevar la demanda evapotranspirativa de los cultivos, acrecentándose las necesidades de riego en algunos casos. En el sur y sureste de España la demanda de agua se incrementará, siendo el estrés térmico más frecuente. Conforme se ha ido avanzando y profundizando en el conocimiento de la biología de los enemigos de los cultivos, se ha ido poniendo cada vez más de manifiesto la notable acción del clima sobre el ciclo biológico y actuación de los patógenos. De todos los factores ambientales, el que ejerce un efecto mayor sobre el desarrollo de los insectos es, probablemente, la temperatura. Ello es debido principalmente a su importante incidencia sobre los procesos bioquímicos, al ser organismos poiquilotermos, es decir, "de sangre fría". La modificación de las temperaturas, la humedad y los gases de la atmósfera puede propiciar el crecimiento y la capacidad con que se generan las malas hierbas, los hongos y los insectos, alterando la interacción entre las plagas, sus enemigos naturales y sus huéspedes. En España, la distribución y alcance de plagas y enfermedades de los cultivos de importancia económica puede variar. Su control natural por las heladas y bajas temperaturas del invierno, en zonas como las mesetas, podría disminuir. La modificación de las temperaturas puede producir el desplazamiento a latitudes mayores de algunas enfermedades. Se puede conocer más acerca del cambio climático y su influencia en la agricultura a través de los siguientes enlaces:  • ¿Qué es el cambio climático y cómo nos afecta? • El cambio climático, las plagas y las enfermedades transfronterizas. • Cambio climático. El impacto en la agricultura y los costos de adaptación. • Impactos del cambio climático en España sobre el sector agrario. • Incidencia de los factores climatológicos en la evolución de las plagas y enfermedades de las plantas. • Modelización de la tasa de desarrollo de insectos en función de la temperatura. Aplicación al Manejo Integrado de Plagas mediante el método de grados-día.  • Plan Andaluz de Acción por el Clima. • Consejería de Medio Ambiente, Junta de Andalucía: Estudio Básico de Adaptación al cambio climático. Sector Agricultura.  clima