Atrás

Drosophila suzukii: situación actual y previsión

10/04/2019

En estos momentos, al inicio de la primavera, el cultivo de la frambuesa aumenta su producción y maduración de frutos, especialmente tras las cálidas temperaturas de marzo, con máximas en torno a los 21ºC. Dicho factor, más el registro de precipitaciones durante la primera semana de abril, está favoreciendo la migración de Drosophila suzukii desde zonas de bosque al cultivo dónde, posiblemente, disponga de más alimento y mejor refugio.

La actividad de este díptero, por tanto, está aumentando, si bien, y según datos históricos, el porcentaje de hembras con huevos podría ser bajo por ahora. En todo caso, habrá que tener muy en cuenta la previsión meteorológica de la AEMET para los próximos días, ya que temperaturas entre los 20-25ºC y una humedad relativa moderada-alta son factores que aumentan de manera importante la actividad y reproducción de este díptero siendo alto el nivel de riesgo de picada.

Recomendación: instalar trampas por el perímetro de las parcelas para impedir la entrada de Drosophila suzukii al cultivo, especialmente aquéllas que estén próximas a explotaciones de eucalipto.

Para evitar que los frutos se conviertan en el reservorio y foco de dispersión de la plaga se aconseja retirar cualquier fruta en maduración que haya en la parcela: esta plaga se caracteriza por su capacidad de reproducirse de forma exponencial en un corto periodo de tiempo. Atención a la fruta de las puntas de las varas.