Atrás

Gestión de envases agrarios.

 En el año 2002 nace SIGFITO, un sistema de recogida que surge para facilitar al agricultor la gestión de sus envases vacíos agrarios de forma que pueda depositar sus residuos a través de una red de puntos que se sitúan, generalmente, en cooperativas y distribuidores. El sistema SIGFITO es una entidad sin ánimo de lucro, autorizada a nivel nacional por las 17 CC.AA.
Una vez que el agricultor ha finalizado la mezcla del producto en la cuba de tratamientos, el envase usado debe enjuagarlo hasta tres veces y posteriormente verter el agua a la cuba de pulverización. Una vez realizado este proceso el agricultor que resida en la Comunidad Autónoma de Andalucía deberá entregar al punto de recogida, por separado, aquellos residuos que han contenido producto fitosanitarios de los que no. Además de esto, también se solicita una distinción por material, quedando en una bolsa todos los envases de plástico rígido, y por otra, el papel cartón, y los sacos de plástico (tal y como se muestra en la imagen). 

 

sigfito_instrucciones_160209

 

Una vez han sido depositados los envases, los agricultores deben pedir al punto un albarán que justifica su cumplimiento con la ley.

 

Los envases vacíos son tratados por gestores autorizados en el tratamiento de estos residuos. Estas empresas los recogen y transportan hasta instalaciones específicas que les dan un destino medioambiental correcto.

 

Entre los destinos finales de los residuos de envases cabe señalar:

 

• Reciclado, en el caso del plástico, los envases son triturados, lavados y secados, eliminando todo resto del producto y obteniendo plástico picado o granza, útil para la fabricación de nuevos materiales plásticos que admiten material reciclado. En el caso del metal, éste es escurrido, prensado y llevado a fundición.

 

• Valorización energética, es la incineración controlada de los residuos en instalaciones especiales, recuperando la energía resultante de la combustión en la obtención de vapor de agua, que a su vez puede utilizarse para generar energía eléctrica. 

 

SIGFITO está financiado por los fabricantes y envasadores de productos fitosanitarios, que cumplen así con su obligación legal de gestionar sus envases a través de un Sistema colectivo como SIGFITO. Las empresas que no comercializan fitosanitarios pueden participar de forma voluntaria adhiriendo sus envases de fertilizantes, abonos etc... Las empresas adheridas realizan una aportación proporcional al peso de los envases que ponen en el mercado. SIGFITO cuenta actualmente con más de 100 empresas adheridas al Sistema. Las aportaciones recibidas se destinan íntegramente en sufragar el coste de las recogidas, el trasporte y la valorización de estos envases. La totalidad del mercado nacional de estos productos está adherido a SIGFITO. A su vez, estas empresas incluyen en las etiquetas de sus productos el símbolo SIGFITO, lo que identifica dichos envases como susceptibles de ser reciclados a través de los puntos del sistema.