Atrás

Tratamientos fungicidas de primavera en frutales de hoja caduca

02/04/2018

Con la alta humedad existente, debido a las lluvias que nos acompañan desde hace un mes, y la recuperación prevista de las temperaturas, se reúnen las dos condiciones ambientales necesarias para el desarrollo de enfermedades producidas por hongos, como es el caso, en los frutales de hoja caduca, de abolladura, chancros, cribado, monilia, roya, etc.

En estos momentos estas plantaciones tienen la fenología próxima a la floración, por lo que se aconseja, una vez que haya terminado este periodo, realizar un muestreo en las parcelas para valorar la posible incidencia de enfermedades fúngicas y su posterior control fitosanitario. Estos controles van encaminados a proteger al árbol, a prevenir la entrada de estos microorganismos en las grietas de los troncos y ramas o en cualquier herida producida por diversos motivos, como puede ser una mala poda. Lo que puede incidir de una manera negativa en el posterior desarrollo vegetativo del mismo.

Para realizar el control de estas enfermedades es aconsejable conocer su incidencia en campañas anteriores, valorar la presencia actual de hojas afectadas por los diferentes patógenos, así como si se reúnen las condiciones meteorológicas idóneas de temperaturas suaves y un alto porcentajes de humedad ambiental. Un ejemplo sería el caso de monilia que necesita una temperatura óptima entre 20-25ºC, pudiéndose encontrar un nivel de actuación desde los 5 a los 30ºC, y una humedad relativa elevada para que fructifique.

Una vez que se llega a la conclusión de que hay que realizar un tratamiento, debemos tener presente las siguientes precauciones:

  • Utilizar productos autorizados en el cultivo.
  • Si se realizan mezclas de productos leer atentamente las etiquetas de los envases, para evitar incompatibilidades entre materias activas.
  • Respetar los plazos de seguridad de cada producto.
  • Conocer que hay algunas materias activas que no deben utilizarse hasta transcurrido un determinado plazo de tiempo de la aplicación de otra anterior.
  • Conocer las posibles reacciones fitotóxicas de determinadas materias activas en algunas variedades más sensibles.