Zonas Vulnerables

Uno de los principales problemas consecuencia de la intensificación de los rendimientos productivos tanto de explotaciones agrícolas como ganaderas, ha sido la contaminación de aguas subterráneas y superficiales (ríos, lagos, estuarios y otras aguas interiores y superficiales) por nitratos procedentes de fertilizantes y otros medios de producción agrarios. En consecuencia y, para reducir ésta, así como para prevenir dicha contaminación, la UE aprobó la Directiva 91/676/CEE del Consejo, de 12 de diciembre, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos procedentes de fuentes agrarias, que fue incorporada al ordenamiento jurídico español por el Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero, sobre protección de las aguas contra la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias.

En cumplimiento de lo establecido en dicho Real Decreto, una vez que los órganos competentes identificaron las aguas afectadas por tal contaminación, la Comunidad Autónoma de Andalucía procedió a designar las zonas vulnerables en su ámbito territorial, mediante el Decreto 261/1998, de 15 de diciembre y posteriormente, por Orden conjunta de las Consejerías de Agricultura y Pesca y Medio Ambiente, de 27 de junio de 2001, se aprobó un Programa de Actuación aplicable a dichas zonas.

Finalmente, el Decreto 36/2008, de 5 de febrero (modificado por la Orden de 7 de julio de 2009) por el que se designan las zonas vulnerables y se establecen medidas contra la contaminación por nitratos de origen agrario, viene a designar, siguiendo las directivas de la Unión Europea, nuevas delimitaciones más precisas de las zonas vulnerables y establece medidas contra la contaminación por nitratos de origen agrario. Además, la experiencia obtenida en el tiempo de vigencia de la Orden de 27 de junio de 2001 que aprobaba el Programa de Actuación, así como, un mayor conocimiento de esta contaminación, de sus causas y de las medidas que pueden resultar más eficaces en la reducción de este problema han llevado a revisar el citado Programa y proponer uno nuevo. En este nuevo Programa de Actuación, establecido en la Orden de 18 de noviembre de 2008, por la que se aprueba el programa de actuación aplicable en las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias designadas en Andalucía, modificada por la orden de 9 de marzo de 2010, y sus correcciones de 14 de enero de 2009 en BOJA nº 8 y de 27 de febrero de 2009 en el BOJA nº 40 se han revisado las normas y limitaciones establecidas a las prácticas agrarias, estableciendo distintos niveles de actuación dependiendo de la intensidad de la actividad agraria y el nivel de riesgo asociado a la misma.

Para saber si su explotación está en Zona Vulnerable, deberá acceder a la página del visor SIGPAC http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/sigpac/, pulsar el icono SIGPAC de la barra de herramientas que aparece en la parte inferior, e introducir los datos de cada uno de los recintos que la componen. Pinchando la pestaña “Info. parcela”, se desplegará un cuadro-resumen, en el que podrá comprobar las incidencias. Aunque actualmente la incidencia relativa a las zonas vulnerales está pendiente de definir, por parte de la Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera que publicará próximamente mediante resolución una nueva versión del visor SIGPAC donde ya se verá reflejada esta incidencia.

A continuación se relacionan los requisitos aplicables:

  • Requisitos aplicables para Zonas Vulnerables

Si quiere conocer los requisitos que en concreto debe cumplir en su explotación conforme a los últimos datos disponibles en la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural *, y aún no dispone de certificado digital, puede solicitarlo en su Delegación Territorial u Oficina Comarcal Agraria más cercana, a partir de sus datos de NIF/CIF.

* Solicitud de ayudas PAC 2013, SIGGAN (Sistema integrado de Gestión Ganadera) a junio de 2013, usos y pendientes asignados a esos recintos en SIGPAC 2013, y Zonas Vulnerables publicadas en SIGPAC 2013, todo ello, sin perjuicio de cualquier modificación realizada con posterioridad.