Logo INTEREDVISUAL

 interedvisual. Título en Braille simulado de la Web (Tipo de letra Braille 3D.TTF).   Logo reivindicativo del Español en Internet. Letra  "ñ" . Leyenda: "ñ" Español en Internet. Ojo animado. Ojo izquierdo que se abre y se cierra.  

Principal | Disfunción visual | Psicología | Intervención educativa | Bibliografía | Biblioteca | Servicios | Rincones | Colaboraciones | Enlaces | Novedades | Censo Hispanoamericano de Recursos | Listas de correo | Mapa del Web

INTEGRACIÓN/INCLUSIÓN EDUCATIVA DE ESTUDIANTES CON DISCAPACIDAD VISUAL

Martha Gross M., 2000, Costa Rica

Considerando que estamos a las puertas de un nuevo milenio no podemos en este momento empezar a debatir o discutir el valor educativo de la integración, sino más bien dirigir nuestros esfuerzos hacia el desarrollo de un planteamiento efectivo para enriquecer los logros de la integración de todos los estudiantes con necesidades educativas especiales dentro de las aulas regulares.

En este momento no podemos aceptar actitudes que mantengan posiciones rígidas o de estancamiento que refuerzan la idea de continuar separando los programas de educación especial de la conceptualización de una Educación para Todos, ratificada en la Conferencia de Salamanca de 1994. Si aceptamos la gran cantidad de investigaciones sobre el tema y aún más tomamos en cuenta nuestra propia experiencia y observaciones, entonces queda claro que la meta de la integración educativa puede ser lograda.

Los esfuerzos para fomentar y establecer los principios de igualdad de oportunidades para todos tienen una larga trayectoria dentro de las reuniones de organismos internacionales, se reconoce como de gran relevancia la Declaración de los Derechos Humanos, El Programa de Acción Mundial para los Impedidos (1983), la Declaración de los Derechos del Niño y la Convención sobre los Derechos del Niño (1989), La Conferencia Mundial sobre Educación para Todos (1990), Las Normas uniformes sobre la Igualdad de oportunidades para las Personas con Discapacidad (1994) y la Declaración de Salamanca (1994).

Todas estas inicitivas han tenido un valioso aporte en la educación, principalmente enfocado hacia una Educación para Todos, estableciendo objetivos definidos, tomando directrices, iniciando modificaciones sustanciales en las políticas de acceso a la educación y en forma más concreta en los planes de estudio, acceso al currículum, abordaje de padres, manejo de las comunidades y su proyección hacia las necesidades de nuestros alumnos.

El Artículo 6 de las Norma Uniformes sobre Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad anota lo siguiente:
" Los Estados deben reconocer el principio de la igualdad de oportunidades de educación en los niveles primario, secundario y superior para los niños, los jóvenes y los adultos con discapacidad en entornos integrados, y deben velar porque la educación de las personas con discapacidad constituya una parte integrante del sistema de enseñanza."

Nuestros estudiantes con discapacidad visual necesitan al igual que todos nosotros ese sentido de pertenencia dado por la vivencia cotidiana, nosotros docentes, madres y padres de familia, debemos favorecer e incentivar ese sentimiento, una integración efectiva demanda d un ambiente que proporcione seguridad y estabilidad, que es favorecida por acciones en donde se respeten las diferencias, en donde la diversidad sea el punto de unión y no de desencuentro.

 

TERMINOLOGÍA: INTEGRACIÓN/INCLUSIÓN

Los términos de integración e inclusión a veces son usados en forma intercambiable para definir procesos educativos o servicios para la personas con discapacidad visual que forman parte del sistema regular educativo, sin embargo es necesario antes de seguir distinguir la diferencia entre ambos conceptos, basados en el principio de Igualdad de Oportunidades dentro de la diversidad.

El principio de integración propicia acciones en donde la persona con discapacidad visual intereactúa en una comunidad como parte activa, con derechos y deberes, como un ciudadano más. La integración se contrapone al concepto de exclusión y sus acciones van dirigidas hacia la defensa de la participación en igualdad de oportunidades. La integración escolar se refiere "al desarrollo de estrategias que posibiliten una auténtica igualdad de oportunidades, ...en este proceso las escuelas deben reconocer las diferentes necesidades de sus alumnos y responder a ellas, adaptarse a los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje de los niños y garantizar una enseñanza de calidad por medio de un programa de estudios apropiado". (Conferencia de Salamanca,1994).

El concepto de integración es frecuentemente utilizado como el esfuerzo que se lleva a cabo para transferir a los estudiantes de un sistema educativo segregado al sistema regular, al cual tienen que ajustarse y participar.

La meta de la integración es asegurar que todos los estudiantes sean educados en las mismas aula que sus pares sin discapacidad (McFadden y Marsh,2000).

La educación inclusiva "total" asume que sus estudiantes atienden a una aula regular y dependiendo de sus necesidades interactúan en situaciones en donde se le faciliten el acceso al material de trabajo o al contenido específico de la misma. Al hacer referencia al concepto de inclusión se agrega la palabra "total", para diferenciarla de inclusión, la cual se entiende como sinónimo de integración. Para efectos del trabajo que se aquí se expone se hablará de inclusión "total" y de integración. La inclusión total ha sido criticada por concentrar sus esfuerzos en el "lugar" en el cual los alumnos son educados a expensas de sus necesidades individuales, de la calidad de educación que ellos reciben.. Inclusión total aparentemente tiene dos variaciones: la creencia que la educación especial debe ser desmantelada, y que la educación especial sólo debe existir en la clase regular. Los precursores de la inclusión total son frecuentemente referidos como inclusionistas radicales (McFadden y Marsh,2000).

La inclusión total involucra la colaboración de un equipo multidisciplinario el cual incluye educadores regulares y especiales, así como la familia y compañeros. Aún cuando también el proceso de integración involucra los esfuerzos de un equipo, en la Inclusión Total no afecta la severidad o grado de la discapacidad del estudiante. En el proceso de Integración, la severidad de la discapacidad determina los tipos de servicios que el estudiante requiere y se hacen los ajustes necesarios, para no generar situaciones de tensión en el aula y en el propio estudiante.

En este sentido estamos de acuerdo con autores como McLeskey y Waldrom (1996), en que el concepto principal en el desarrollo de programas de integración en las escuelas regulares es el de "normalización", esto implica que las escuelas deben preparar a estudiantes con discapacidad para vivir sus vidas lo más independientemente posible.

Según los acuerdos tomados en la Conferencia de Salamanca (1994), lo que distingue el concepto de integración educativa de inclusión educativa reside en que "la inclusión guarda relación con los cambios sistemáticos en la escuela y en el distrito escolar y con el planteamiento de la enseñanza a nivel del gobierno local y central". Mientras que la integración se refiere a "los individuos o grupos pequeños dentro del sistema actual, sin que se dedujera necesariamente que había que cambiar el sistema para posibilitar la inclusión de otros niños".

De acuerdo a esta conceptualización inclusión total le da énfasis al proceso en sí, a la acción de transferir los estudiantes con discapacidad a las escuelas como única opción y la integración dedica sus esfuerzos al manejo holístico de la incorporación, tomando en cuenta cada aspecto en particular, y con base a esta premisa establece las prioridades a considerar en donde la necesidad del estudiante marca la pauta a seguir. Para que se de la educación inclusiva es necesario abordar una actitud integracionista, ambos conceptos convergen en propósitos, no así en estrategias metodológicas, aunque ambas se encuentran al final del camino.

Según el principio de inclusión total en una escuela regular todo el sistema educativo se ajusta a las necesidades del estudiante con discapacidad, mientras que según el principio de integración es el Servicio de Apoyo, a través de los docentes itinerantes quienes se involucran más directamente en el proceso de acceso a la educación y es quien crea las estrategias para que se cumplan las políticas de igualdad de oportunidades.

Los que objetan al proceso de Integración no atacan el hecho de que los estudiantes se beneficien de los programas de educación regular, sino más bien reclaman el hecho de que algunos niños con algún tipo de discapacidad o don, son mejor atendidos en aulas diseñadas para ellos, según el plan individual especializado. Los que se avocan a la Inclusión Total creen que todos los niños deben estar en el aula regular. La disputa entre estas dos posiciones sostienen sus argumentos fundamentándolos en el tema de los derechos civiles.

 

IMPLEMENTACIÓN:

Ahora bien, en qué medida afecta el tipo de discapacidad en el proceso de integración/inclusión total en la escuela regular?, qué es más factible en términos de compensación de las necesidades de la población con discapacidad visual, inclusión total? integración?, cuál proceso se adecúa más a las necesidades de nuestro contexto socio-económico-cultural?, en dónde reside esa diferencia que los determina como estrategias particulares?

En realidad ambas conceptualizaciones responden a un mismo objetivo, lograr satisfacer las necesidades reales del estudiantes con discapacidad visual en un marco de igualdad de oportunidades. Según hemos analizado la fundamentación teórica de las dos estrategias va de la mano, son paralelas, sin embargo en lo que se refiere al orden metodológico el asunto cambia.

En la inclusión total el estudiante no se traslada a otros servicios educativos o de apoyo, el estudiante se beneficia del proceso sólo con el hecho de estar inmerso en la clase, con lo cual implica que no tiene necesariamente que tener el mismo nivel que los otros estudiantes, puede estar de oyente si eso es lo que lo beneficia, en la inclusión total el docente regular coordina todo el proceso educativo, asume la responsabilidad teniendo que aprender nuevas técnicas de instrucción para facilitar la forma de llegarle al estudiante, trabaja con el docente especial pero éste es más bien un recurso para el docente de aula, que para el alumno. McLeskey y Waldron (1996) afirman que "Recientes evidencias revelan que los programas de escuelas inclusivas pueden ser desarrollados a medida que el aula y la escuela sean reestructurados para satisfacer las necesidades del estudiante. Sin embargo, la evidencia también revela que algunos pobres ejemplos de inclusión han sido implementados en los cuales los estudiantes con discapacidad han regresado a las clases ordinarias con poco planeamiento, cambios mínimos en el aula e insuficiente apoyo para el docente regular". Y continúa diciendo que si "de lo contrario no ocurren cambios importantes en el aula de educación regular, pareciera que los estudiantes con discapacidades que son incorporados en dichas escuelas no recibirán beneficios significativos."

En la integración el estudiante y su familia asume la responsabilidad de involucrarse activamente en el proceso al igual que sus compañeros, por medio de diferente medios que le permitan el acceso a la educación, aquí hablamos de las técnicas específicas de acuerdo a su discapacidad. En la integración es el Servicio de Apoyo quien asume y coordina todo lo referente al proceso de incorporación al sistema regular, respetando el desarrollo del currículum escolar, compartiendo su rol de educador con el docente regular. El docente de apoyo orienta el proceso, realiza las adaptaciones necesarias para que el estudiante accese al contenido programático, lo prepara para desempeñarse en igualdad de condiciones. Se han dado situaciones en donde el docente regular está tan motivado por la experiencia que incluso aprende las técnicas específicas de aprendizaje, pero esta no es un condicionante para que se de el proceso, lo que hace que se sienta menos presionado y apoyado en su labor. En el proceso de integración los roles quedan definidos por funciones importantes, cada profesional es un eslabón que permite la consecusión de acciones dirigidas hacia la meta de la "normalización" .

En el proceso de integración el hecho de trabajar en equipo permite ir paso a paso, confiando en que la responsabilidad total no recae sobre una de las partes, sino que juntos se avanza, los profesionales involucrados buscan nuevas formas de aproximarse a la realidad de la familia, tratan de buscar opciones que se acomoden a la situación del estudiante, por ello es necesario buscar la perspectiva familiar y de vez en cuando alejarse de ese punto de vista técnico que muchas veces nos hace buscar soluciones no muy adecuadas a sus intereses.

La interrogante a la cual nos enfrentamos es realmente como proporcionar un currículum en el cual no se excluya a los estudiantes con discapacidad, con objetivos estándares, inmersos en una realidad global. Un curículum común respetando las diferencias es facilitar los procesos educativos en los cuales los estudiantes con discapacidad tienen que competir.

Chris Kliewer, de la Universidad de Northen Iowa,1996, elaboró un cuadro en el cual compara cómo los profesionales pueden percibir ciertas situaciones con los estudiantes con discapacidad y cómo lo hace la familia, esta comparación podría servirnos para mantener en perspectiva ambos lados de la moneda, principalmente cuando hablamos de implementar estrategias educativas que afectarán su modo de vida.

PERSPECTIVA DEL PERSPECTIVA DE LA PERSONA CON PROFESIONAL DISCAPACIDAD Y SU FAMILIA

  • Conocer diagnóstico médico de la discapacidad - Comprender la discapacidad social
  • Conocer el diagnóstico para la remediación - Comprender la fortaleza humana
  • física, intelectual, social/comunicación
  • Ubicación apropiada (escuela) - Participación (escuela)
  • Programa individual especializado -Programa individual especializado
  • Desarrollo anual -Desarrollo de por vida/metas y sueños
  • Transición al trabajo -Carrera
  • Residencia comunitaria apropiada -Escoger una residencia
  • Servicios de por vida -Apoyo de por vida,manejo de estrategias

El ajuste que se realice en el aula regular varía según las necesidades del estudiante, se pueden modificar los materiales, las formas de instrucción, el tiempo de ejecución, etc. Por ejemplo, los estudiantes ciegos deben de tener los libros en braille, grabados, tener el apoyo de un compañero tutor para que le dicte lo que se copia en la pizarra, mientras que un estudiante con baja visión tendrá el material escrito ampliado, o usará una lupa o magnificador para accesar al material escrito, o tendrá un atril para facilitar el acceso de la lectura de un texto. En este sentido es importante anotar algunas consideraciones específicas cuando se trata de la integración de estudiantes con discapacidad visual, así Podemski, Marsh, Smith & Price (1995) sugieren los siguientes ajustes:

  • Sustituto de un curso o actividad, se refiere a cuando un estudiante no se beneficia por completo de alguna actividad escolar por su condicionante física o sensorial, por ejemplo, cuando se pasa un video o película para complementar un tema escolar o para motivar a los estudiantes, en este caso el ajuste sería realizar una actividad complementaria que sirva de motivación al estudiante con discapacidad visual.
  • Ajuste del tiempo, esto le permite al estudiante ciego o con baja visión tomar más tiempo en la ejecución de tareas, exámenes, sin que esto implique detrimento de su capacidad.
  • Modificaciones en el currículum, métodos instruccionales o materiales, se refiere al uso de apoyo en el material, por ejemplo, lecturas grabadas, libros en braille, mapas ampliados.
  • Desarrollo del currículum especial, se refiere al trabajo en áreas específicas que faciliten el proceso educativo, esto lo trabaja el docente especial, coordinando con el docente de aula en lo que se refiere a objetivos comunes.

Tomando las palabras de Chris Kiewer, profesor de educación especial, podemos decir que " es tan importante ver lo que pasa cuando nosotros no dividimos a las personas. En donde si puedes o no hablar, puedes o no ver, no tiene relación con el hecho de si eres mi amigo o no... Es necesario reestructurar las escuelas en comunidades donde se apoye a los niños y niñas. Una vez que se crean buenas escuelas y buenas aulas en ese momento la integración será una realidad." Este hecho implica prepararnos y preparar el ambiente justo para que sea proceso de oportunidad para todos, en la escuela regular hay que trabajar con los maestros de aula, personal administrativo y estudiantes, considerando algunos aspectos como:

  • Valores y actitudes personales y de la comunidad escolar, identificar aquellos que representan temores y los que permiten encauzar positivamente el proceso.
  • Información, proveer de lecturas, folletos informativos, charlas, experiencias, que le permitan manejar conocimientos que los cpaciten en el abordaje diario del proceso.
  • Asesorar contínuamente, apoyar, ser receptivo a las necesidades de la comunidad escolar.

Preparar a los padres es otro reto de la integración, invitar a los padres a ser parte del equipo es vital, ellos son las fuerza que dirige el proceso. La familia tiene el trabajo de dar la oportunidad al estudiante de generalizar lo aprendido en la casa a la escuela y viceversa, por ello se hace necesario el intercambio de información con los padres, muchas veces ellos tienen temores y preocupaciones sobre cómo van a sertratados sus hijos, si los aceptan o por el contrario los molestarán o los van a ridiculizar, la realidad es que todos los niños en algún momento son objetos de burla. El asunto es saber manejar estas situaciones sin que sea un obstáculo en su desarrollo como persona, como estudiante con derechos válidos al igual que todos los demás.

 

ESTRATEGIAS DE LA INCLUSIÓN/INTEGRACIÓN
ROLES EN LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Para que la integración se de cómo una realidad es necesario cambiar de actitud y reconocer la necesidad de modificar, aumentar o ajustar las necesidades de todos los estudiantes. Para que una escuela del sistema regular sea una escuela inclusiva fundamentada dentro de la integración educativa Klaus Puhlman (1999) enumera las siguientes directrices :

  • Desarrollar una política y una filosofía en la cual todos los niños pertenecen a la comunidad escolar.
  • Desarrollar estrategias para lograr una fuerte comunidad escolar en la cual todos los estudiante, personal de la institución y padres de familia sean miembros en igualdad de condiciones.
  • Aceptar el hecho de que ningún niño de nuestras escuelas es de tan difícil manejo que no nos permita trabajar como un equipo profesional, con una visión común.
  • Proporcionarle a cada estudiante la motivación de que ellos tienen mucho que ofrecer a su escuela.
  • Creer realmente que todos los problemas tienen soluciones.
  • Creer en lo vital e importante que es el trabajo con los padres.
  • Desarrollar estrategias para que cada miembro del equipo escolar tenga la certeza, la convicción y el compromiso con lo que está haciendo.
  • Aceptar el hecho de asumir riesgos ante las situaciones nuevas y con ello las equivocaciones.
  • Aceptar que la integración educativa es la gran meta del sistema educativo.
  • Aceptar y creer que nuestro sistema educativo puede y se adapta a los cambios a medida que el proceso de integración avanza.

En síntesis la "integración no es sólo para el niño con discapacidad, sino para el resto de todos nosotros" (Klaus Pulhman).
Existen muchos factores que contribuyen al éxito del proceso de integración/inclusión, aún cuando las dos corrientes convergen en su fundamentación filosófica, varían en el abordaje metodológico. De ahí la importancia de reconocer los roles de cada uno de los miembros de éstos procesos. Como educadores,padres y estudiantes tenemos que creer fuertemente en que nuestras acciones sean dirigidas hacia el reconocimiento total de la igualdad de oportunidades, hacia la "normalización", concepto según el cual McLesky y Waldron,1996, definen como el proceso en donde "los estudiantes con discapacidad se les da la oportunidad de vivir sus vidas en una manera tal que es típica o lo más normal posible". Dichos autores sugieren que la normalización implica entonces que un estudiante con discapacidad atienda a la escuela con un ritmo diario escolar, lo más similar posible al resto de los estudiantes.

Cuando un estudiante con discapacidad es incluído dentro del sistema regular educativo, es necesario hacer ajustes para reforzar los programas y proveer al estudiante de los servicios escolares que éste requiere. Es importante que cada miembro asuma ciertas responsabilidades para logar el éxito de la integración, de esta forma se preveen situaciones de conflicto originados por la poca definición de las funciones de cada miembro del equipo.

En la integración el docente de educación especial es quien comparte el proceso de enseñanza junto con el docente de aula regular, ambos asumen la responsabilidad del entrenamiento, apoyo, y supervisión de cada aspecto del proceso. El éxito será determinado por la habilidad de los profesionales para integrar los servicios especiales con el programa escolar completo (Mcfadden y Marsh,2000).

La organización del proceso de integración es crucial, por lo que son muchas las personas que están involucradas, esto es más importante aún cuando sabemos que los docentes regulares no cuentan con experiencia al respecto, por lo que la comunicación, la información y el asesoramiento debe ser contínuo, incluyendo muy especialmente a los padres del estudiante.

Roles:

El rol del docente regular:

El docente de aula es el principal punto de enlace, debe estar involucrado y tener la información necesaria que le permita manejar la situación con dominio y certeza. Se le debe de proveer del apoyo que requiera para desarrollar un ambiente de aprendizaje apropiado a las necesidades del estudiante, para preparar a los compañeros de aula a aceptar al estudiante con discapacidad, adecuar el currículum y estar atento a las diferentes situaciones que se puedan dar en su clase y la de los otros docentes de materias especiales. Si el docente especial no involucra al maestro de aula se puede generar serios conflictos. Deben darse actitudes de respeto, comunicación y una relación entre profesionales. El docente de aula es un gran aliado del proceso cuando su intervención es considerada y reconocida. Algunas de sus funciones son:

  • Incluir al estudiante con discapacidad en todas las actividades escolares.
  • Estar atento a las necesidades individuales del estudiantes y hacer los ajustes necesarios, con la orientación del docente especial.
  • Mantener a los padres de familia, al docente especial informados del avance, progresos y necesidades del estudiante.

Rol del docente especial:

El docente especial tiene la responsabilidad de realizar el programa individual del estudiante, respondiendo a necesidades específicas del mismo. Sus funciones se diversifican de acuerdo a las circunstancias del proceso, evalúa, orienta, asesora al personal de la escuela regular, implementa el currículum específico, como son las técnicas de braille, ábaco, orientación y movilidad, habilidades de la vida independiente, para los estudiantes ciegos. En el caso de los alumnos con baja visión sería estimulación visual, habilidades de la vida independiente, en algunos casos orientación y movilidad. El docente especial también elabora el material específico, transcribe, prepara grabaciones, etc.

Su participación dentro del aula regular es muy poca, observar algunos mecanismos de abordaje para orientar al docente regular, a los compañeros o al mismo estudiante. La disciplina, el contenido del currículum, las medidas correctivas y de instrucción corresponden directamente al docente de aula. El docente especial asume la responsabilidad de sugerir adaptaciones y adecuaciones del programa escolar, selección y uso de material, y elaboración de recursos de apoyo. Entre sus funciones se destacan:

  • Asesorar y orientar a la familia, haciéndoles partícipes del proceso educativo para que ellos actuén también como agentes de apoyo.
  • Observar y evaluar las necesidades del estudiante, para establecer en coordinación con la familia las prioridades del programa individual.
  • Asesorar y orientar al docente de aula y de asignaturas especiales.
  • Realizar reuniones de información y asesormiento en las escuelas regulares.
  • Orientar a los alumnos de la escuela regular sobre la capacidades y posibilidades del estudiante integrado.
  • Visitar la escuela regular según las necesidades del alumno.
  • Adaptar los materiales de uso escolar a las necesidades del alumno (braille, letra ampliada, material en relieve, grabaciones,etc.)
  • Orientar al estudiante con discapacidad visual en el ambiente escolar, para facilitar su desplazamiento en forma independiente.
  • Impartir las enseñanzas específicas para el estudiante con discapacidad visual.

Rol de la familia:

No se puede implementar un adecuado proceso de integración sin la participación plena de la familia. Las expectativas, los valores de la familia son los elementos que en determinada forma definen las prioridades del plan individual del estudiante. El apoyo que se le de en términos de orientación y asesoramiento de las necesidades del hijo(a) serán claves para garantizar la continuación del proceso fuera de la escuela. De esta forma encontramos que entre las funciones de la familia están:

  • Cumplir con las normas de disciplina y orden de la escuela regular (puntualidad, tareas).
  • Asistir a las reuniones planeadas tanto por el docente regular, como por el docente especial.
  • Involucrarse activamente en las estrategias de abordaje que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Promover en los diferentes ambientes el derecho de igualdad de oportunidades.

Si analizamos punto por punto cada aspecto que define a los roles involucrados se observa una gran similitud, por lo que se puede afirmar que la diferencia sustancial reside más bien en el énfasis que se le da a determinada función y al hecho de que la estrategia queda definida por los parámetros de acción. Uno de los factores que hace que la integración resulte es la habilidad para trabajar juntos, en equipo, pero esto no es algo que se de en forma natural, son actitudes que hay que trabajar, el docente especial canaliza información, orienta, asesora, el docente regular hace los cambios necesarios en su aula para que el proceso fluya, buscando la forma más adecuada de reestructurar los esquemas de aprendizaje de antaño, los padres de familia perserveran para darle la oportunidad a sus hijos de realizarse en ambientes lo menos excluyente posible.

 

SITUACIÓN DE LOS PAÍSES DEL ÁREA :

Es importante hacer referencia concreta de nuestro contexto, relacionar las vías de integración/inclusión en la realidad propia de cada país del área, a saber México, Centroamérica y el Caribe. La diversidad de identidades culturales-político-económico hace difícil que los modelos se apliquen linealmente. Esta situación nos hace plantear un análisis de las particularidades que hacen o no viable la inplementación de estas concepciones dentro de cada contexto educativo. Es innegable que el aspecto económico afecta el acceso a la educación de la población en general. Un país cuyos recursos económicos se destinan en forma precaria a los esfuerzos por garantizar el derecho a la educación, conlleva un serie de situaciones que limitan la preparación de profesionales en el área y por ende la de los usuarios con discapacidad. Desde la perspectiva de la globalización la educación de personas con discapacidad visual no es una prioridad y día a día los esfuerzos por lograr los perfiles mínimos de equidad real se ven afectados por razones presupuestarias. Este aspecto incide sin lugar a duda en la toma de decisiones. Al respecto la Declaración de Salamanca,1994, anota lo siguiente:

"La experiencia, especialmente en los países en vías de desarrollo, indica que el alto costo de las escuelas especiales supone, en la práctica, que sólo una pequeña minoría de alumnos, que normalmente proceden de un medio urbano, se benefician de estas instituciones... " y agrega "en muchos países en desarrollo se calcula que están atendidos menos de uno por ciento de los alumnos con necesidades especiales."

Cada país es una realidad distinta, valorar esas diferencias hacen que se gesten estrategias propias, acorde a una trayectoria histórico-cultural, a los recursos materiales y humanos y a una visión que va más allá de proyecciones individualistas, sino más bien que responda a un planteamiento comprometido con la idea de que "todos somos equitativamente diferentes", y que es en esa diversidad de opciones y de situaciones que se pueden transformar los procesos para garantizar una educación en condiciones de equidad en un ambiente lo menos restringido posible. Este cambio de dirección encuentra su asidero en el marco de la integración educativa , en donde los servicios adquieren importancia en tanto los objetivos se centren en la satistacción de las necesidades del estudiante con discapacidad.

Cada país tiene un proceso histórico-educativo muy particular por lo que pretender trasladar un experiencia exitosa dentro de un contexto con antecedentes diferentes es poco acertado. A lo que sí se puede aspirar es lograr realizar objetivos o metas específicas por medio de estrategias propias. Las políticas gubernamentales definen en la mayoría de los casos los pasos a seguir en el proceso educativo, ya sea implementando procesos innovadores o desestimando la importancia del acceso a la educación y sus consecuencias, lo cual demuestra que la ley no garantiza la integración, hay que luchar por transformar los conceptos hacia un nuevo paradigma de la educación. Las acciones que garanticen las oportunidades de integración no sólo depende de recursos económicos o un respaldo legal, sino de Actitud. Hay que pensar a largo plazo, pensando que nuestros estudiantes con discapacidad visual lleguen a realizar sus sueños, sus retos, sus ilusiones, en ambientes lo menos restringidos posible, en igualdad de oportunidades.

Los docentes tenemos el reto de educar para el futuro, transformar nuestras propias concepciones y transferir ese entusiasmo a estudiantes, padres, docentes especiales, docentes regulares y comunidad en general.

Investigaciones y estudios sobre el proceso de integración hacen referencia importante sobre las barreras hacia dicho proceso, las barreras más importantes somos los mismos involucrados, en tal forma que nosotros como educadores, como escuela establecemos mecanismos de defensa ante posibles cambios, respondiendo al poco manejo de información y no nos referimos al conocimiento de las etapas del proceso o cualquier otro aspecto que lo defina, sino al manejo holístico de esta conceptualización, respondiendo a las políticas de una educación para todos.

En los países en donde existe la Escuela de Educación Especial debe asumir la responsabilidad primaria de reconocer que la integración es un reto hacia la oportunidad de realizarse al igual que sus pares. Reconocer que la escuela debe transformarse acorde a las necesidades de los tiempos actuales, de esta forma la Escuela Especial adquiere el liderazgo, conociendo y reconociendo las necesidades existentes, y sus funciones se diversifican hacia un espectro macro en el cual:

  • Participa en la identificación de estudiantes con discapacidad visual y canaliza su ubicación en el contexto educativo, respondiendo a las necesidades específicas del mismo.
  • Capacita y asesora a educadores, padres de familia y comunidad en general.
  • Atiende a la población estudiantil cuyas necesidades no pueden ser asumidas en escuelas regulares, como es el caso con los niños con discapacidad múltiple o en la etapa de estimulación temprana.
  • Proporciona a la escuela regular del material específico adaptado a las necesidades del estudiante.
  • Brinda información sobre el tema de la discapacidad visual y el abordaje educativo.
  • Orienta a los centros educativos donde atiendan estudiantes con discapacidad visual, en forma prioritaria, a padres de familia y comunidad.
  • La meta de la integración es permitir al estudiante con discapacidad a desenvolverse en el aula regular, realizar los ajustes necesarios para facilitar ese proceso beneficia no sólo al estudiante sino a los compañeros y al docente de aula, quien podrá interactuar con un mejor dominio dentro del ambiente escolar.

 

CONCLUSION:

Uno de los retos más importantes en asumir el proceso de integración educativa como una realidad es cambiar para poder incorporar a nuestros estudiantes con discapacidad visual al sistema regular educativo. Son muchos los cambios que se requieren, la incertidumbre lleva a la ansiedad y frustración de quienes están involucrados, pero los beneficios que esto trae para la comunidad escolar y la familia son más valiosos, ya que nuestros estudiantes merecen el esfuerzo de desarrollar estrategias que se dirigan hacia su plena incorporación, en donde las limitaciones sean compensadas por mecanismos metodológicos y valores que propicien la solidaridad y el reconocimiento de las similutes y no las diferencias. Para que la integración sea efectiva hay que ir paso a paso, cumplir cada etapa del proceso nos asegura la realización plena del estudiante y evita situaciones conflictivas e innecesarias que dificultan el proceso de una educación para todos.

En la experiencia de iniciar e implementar programas de integración es necesario que se cumplan objetivos consecutivos, de acuerdo a necesidades propias de la intervención, por lo tanto se dan varias etapas que permiten desarrollar una adecuada estrategia de inserción educativa, de esta forma Lucy Piccione, 1996, refiere tres etapas que le dan forma y contenido al proceso:

La primera etapa es la de preparación, en la cual el docente integrador actúa como el coordinador de las acciones que inician la integración, dar charlas y capacitaciones al centro educativo regular, a los docentes de aula, compañeros de escuela, al estudiante y su familia.

La segunda etapa es la de ejecución, la cual comprende las acciones dirigidas hacia la operatividad, desde la observación del aula donde el estudiante va a asistir, hasta la evaluación de las áreas de planificación escolar y el planeamiento individual, respondiendo por supuesto a las necesidades del alumno.

La tercera etapa corresponde al seguimiento del proceso, en este nivel se contemplan situaciones de horario de atención al estudiante, rutina de trabajo, evaluación en proceso, coordinación con los docentes de aula, con la familia, visitas al hogar, divulgación de información, búsqueda e implementación de los recursos de la comunidad, en fin en este nivel se centra en la aplicación directa del proceso.

Por otro lado se considera importante anexar otra etapa más como es la evaluación del proceso, la cual consiste en una revisión de los objetivos y contenidos de la integración, en esta etapa se toma en cuenta las consideraciones de los docentes de aula, padres de familia y estudiantes de nivel superior, con el fin de retomar aspectos que han quedado inconclusos en el proceso o a su vez reconocer logros valiosos del mismo.

Desde hace décadas el tema de la integración educativa de estudiantes con discapacidad visual ha sido motivo de investigación y discusión, éstos han revelado la validez y efectividad del proceso, cada modelo es único, con perspectivas propias dadas por una trayección socio-cultural regionalista, pero las propuestas a nivel internacional han sido dadas con base a una fundamentación de igualdad real, y es ahí en donde debemos hacer el giro, buscar nuestras opciones, pero dirigirlas hacia el encuentro de una sociedad justa en igualdad de oportunidades en donde el punto de encuentro no sea la diferencia sino la similitud.

Quisiera finalizar con unas palabras de la profra. Lucy Piccione con las cuales me identifico y creo son muy acertadas para el plantemiento que se trató de ofrecer:

"Los educadores especiales sabemos que somos responsables de la formación que le estamos proporcionando hoy, a los hombres y mujeres del siglo XXI. Pero... ¿asumimos esa realidad?, ¿somos flexibles a las modificaciones que nos impone esta sociedad cambiante en la que vivimos? Lo que ayer fue bueno, hoy es obsoleto. Entonces... ¿estamos creciendo profesionalmente acorde a las demandas de este tiempo a estamos aferrados a viejos esquemas?

Todos estamos concientes de que principalmente en nuestras manos está posibilitar que las personas disminuídas visuales integren su comunidad, siendo activamente partícipes de ella. ¡ Empleemos las armas que tenemos a nuestro alcance y luchemos por lograrlo!

 

BIBIOGRAFÍA:

Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales, Acceso y Calidad. Salamanca, España,Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ministerio de Educación y Ciencia de España,1994.

Estructura, Principios, Normas y Procedimientos de la Eduación Especial en Costa Rica, Ministerio de Educación Pública, 1992.

Inclusion & Parent Advocacy, A Resource Guide, U.S.A., 1996

Janko, Susan & Porter, Alice. Portraits of Inclusion. U.S.A., 1997

McLesky &Waldron Nancy, "Responses to Questions Teachers and Administrators Frequently Ask About Inclusive School Programs", The Professional Journal for Education,U.S.A.,1996.

Piccione, Lucía, "Hacia la Integración Escolar", Argentina, 19??

Price, Mayfield, McFadden, and Marsh. Special Education for Inclusive Classrooms. U.S.A., Parrot Publishing,L.L.C.,2000.

Raymond, Heather. Inclusive Education, Stories and Strategies for Success. Edmonton, Canadá,1998.

Renaissance Group,1999, Internet, E´mail:sandra.alper@uni.edu

 


 

Anterior  Contenidos  Siguiente