MEDIDA DE LA VELOCIDAD Y COMPRENSIÓN: FLUIDEZ LECTORA .-

Introducción

Los niños sometidos a un proceso sistemático de lectura, logran normalmente una fluidez para leer que les permite aprender y gozar con los textos.

En los primeros tramos del período de aprendizaje, el número de palabras leídas por minuto se asocia a la comprensión. Más adelante, ésta relación se va acentuando. Así, en la mayoría de los casos, una lectura más rápida hace más eficiente el proceso de lectura (1).

La velocidad lectora está influida por la frecuencia con que se relata cuentos a los niños, por el número de lecturas personales, por el tiempo que se destina en clases a lectura remedial, en resumen, por la exposición a material escrito.

Cómo evaluamos la velocidad lectora.-

La evaluación de velocidad lectora en el JJ REBOLLO es externa. Esto significa que la toma una persona distinta que el/la profesor/a del curso . Se toma TRES veces al año (octubre, febrero y Junio, de 2° a 6º ).

La velocidad lectora es evaluada de forma individual, en un lugar tranquilo y silencioso. Al niño se le entrega un texto absolutamente desconocido para él, con un índice de legibilidad adecuado para su curso. Se le pide que lea lo más rápido posible y sin equivocarse. El evaluador tiene en sus manos el mismo texto con el número de palabras correspondientes.

Mientras el niño lee, el evaluador marca en una hoja las faltas cometidas. Son faltas las palabras mal leídas, omitidas, inventadas, tartamudeadas, etc., y todo lo referente a ortografía puntual que no sea respetado. Al número de palabras leídas se restan los errores.

Es importante dar a conocer al alumno el resultado obtenido inmediatamente, ya que genera un sentido de superación personal. También lo es la comunicación en el Boletín trimestral de Evaluación comunicar a los padres la velocidad lectora de sus hijos, así como la relación con lo que se estima adecuado para su edad. La concienciación y la colaboración de los padres en la práctica lectora pueden ser factores decisivos para el éxito del Plan.

La velocidad lectora no es evaluada con nota, sólo es una evaluación externa que permite ver la calidad de la lectura de los alumnos y tomar las medidas y actividades remediales correspondientes a cada caso.

ÍNDICES ACEPTABLES DE VELOCIDAD LECTORA.-

Las velocidades aceptables al finalizar cada curso son las siguientes:

1° Básico: 30 palabras por minuto.

2° Básico: 70 palabras por minuto.

3° Básico: 100 palabras por minuto.

4° Básico: 120 palabras por minuto.

5° Básico: 140 palabras por minuto.

6° Básico: 180 palabras por minuto.

TEXTOS PARA LA EVALUACIÓN DE VELOCIDAD LECTORA.-

Las lecturas deben ser adecuadas para cada curso, esto quiere decir que se deben contemplar los siguientes aspectos al elegir el texto:

•  Cantidad de palabras monosílabas, bisílabas, trisílabas, polisílabas, presentes en el texto.

•  Tamaño de la letra.

•  Dificultad del vocabulario empleado.

•  Separación de sílabas en una palabra.

•  Ortografía puntual.

Cumplen con todos los requisitos los textos de la “Batería de pruebas de Evaluación” para Educación Primaria del Programa de Lectura eficaz de la Editorial Bruño , pues tienen en cuenta los siguientes aspectos:

- La temática está adaptada al nivel educativo de los alumnos/as.

- Son textos de la literatura infantil y juvenil del mercado y, por tanto, adecuados y además desconocidos por los alumnos.

- Son atractivos.

- Tienen una continuidad narrativa completa: plantean una historia, la desarrollan y finalizan con el desenlace.

- Utilizan un vocabulario sencillo y conocido.

- La extensión del texto seleccionado se adapta a cada uno de los niveles:

* 1º: entre 150-200 palabras.

* 2º: entre 200-350 palabras.

* 3º: entre 350-500 palabras.

* 4º: entre 500-750 palabras.

* 5º: entre 750-1000 palabras.

* 6º: entre 1000-1200 palabras.

Mediante esta batería de pruebas se podrá evaluar:

- La velocidad lectora que consigue cada alumno/a: la cantidad de palabras que lee en un minuto.

- El porcentaje de comprensión.

- Los datos referentes a lo que llamaremos Velocidad Eficaz: relación entre velocidad o fluidez lectora y lo que se comprendió en la lectura. Dicho con más precisión, podemos conocer el número de palabras leídas y comprendidas en un minuto por cada alumno/a.

Estas pruebas tienen también la posibilidad de ser pasadas de manera colectiva, de modo que en unos treinta minutos puedan medirse los citados parámetros referidos a cada alumno/a.

En lo referente a la comprensión, en Primer Ciclo la prueba consta de 10 preguntas, 7 tomadas directamente del contenido de la lectura y 3 relacionadas con otros aspectos de la comprensión (significado global del texto, inferencia de espacio o tiempo e intención del autor).

En Segundo y Tercer Ciclos la prueba consta de 20 preguntas, de las que12 se formulan sobre los contenidos explícitos del texto y el otro 40% restante mide diversos aspectos implicados en el proceso de comprensión lectora: inferencias (4), estructuras (1), esquema interpretativo (1), intencionalidad (1) y posible utilidad del texto (1).

(1) En un estudio realizado por Ximena Torres en el Colegio San Joaquín, se comprueba que en los primeros cursos, la correlación entre velocidad lectora y compresión ( medidas con las pruebas de CLP) es de 0,4. A partir de 5° básico el índice sube a 0,6.