DecálogoNovedadesCompra librosFuncionamientoPlan lectorLecturas VirtualesEnlaces

ObjetivosContenidosPlan de lecturaHora semanalAnimación a la lecturaMateriales curriculares

Estamos construyendo esta página

Disculpa las molestias si todos los contenidos no están finalizados

 

PLAN DE LECTURA

 

       

 

El plan de lectura supone un esfuerzo de sistematización y coordinación de la enseñanza de la lectura. Su finalidad consiste en lograr que los alumnos y las alumnas sean lectores y lectoras competentes, entendiendo por tal que sean capaces de leer con precisión y rapidez, que desarrollen la habilidad para comprender, reflexionar e interactuar con los textos y que se encuentren motivados hacia la lectura por mero placer o porque la reconocen como un medio insustituible para el aprendizaje.

 

LECTURA EN LAS CLASES DEL ÁREA DE  LENGUA.

LEER CON RAPIDEZ

COMPRENDER LO QUE SE LEE

DETERMINACIÓN DE LAS LECTURAS OBLIGATORIAS

LECTURAS VOLUNTARIAS

VOCABULARIO Y ORTOGRAFÍA

CONSTRUCCIÓN DE ORACIONES PÁRRAFOS Y TEXTOS

COMPRENSIÓN DE DISTINTOS TIPOS DE TEXTO

LECTURA DE TEXTOS LITERARIOS

 

LECTURA EN LAS CLASES DE LAS DEMÁS ÁREAS

Vocabulario clave del área

Construcción de definiciones y explicaciones

Tipos de texto más significativos del área

Utilización de recursos: diccionarios, enciclopedias, biblioteca y materiales de soporte electrónico.

Lectura enfática y comprensiva  de textos del área.

 

APOYO A LOS ALUMNOS Y ALUMNAS CON DIFICULTADES

Procedimientos para la detección temprana de las dificultades lectoras

Intervención temprana: sistema de refuerzo y apoyo.

 

FOMENTO DE LA LECTURA Y EL HÁBITO LECTOR

Actividades de biblioteca

Clima lector en el aula

Implicación de las familias

Colaboración con bibliotecas públicas y otras instituciones.

   

 

LECTURA EN LAS CLASES DEL ÁREA DE  LENGUA Y LITERATURA Y LENGUAS EXTRANJERAS

En el área de Lengua se prestará especial atención al aprendizaje del código escrito, a la riqueza de vocabulario, a la construcción de oraciones párrafos y textos y a la comprensión de los distintos tipos de textos, incluidos los literarios (literatura infantil y juvenil y literatura clásica en ESO). Igualmente se trabajarán la velocidad lectora y las pautas de expresión lectora (entonación, recitación, ritmo, pausas, etc... )

Prueba  de velocidad lectora 1º Ciclo de Primaria

Prueba  de velocidad lectora 2º ciclo de Primaria

Prueba  de velocidad lectora 3º Ciclo de Primaria

LEER CON RAPIDEZ

Comprueba tu velocidad lectora. Es importante que sepas en cada momento cual es tu velocidad lectora. La velocidad lectora se mide en número de palabras que eres capaz de leer en voz alta en un minuto.

COMPRENDER LO QUE SE LEE COMPRENSIÓN DE DISTINTOS TIPOS DE TEXTO

 Prueba de comprensión lectora

Lee el texto y selecciona las respuestas de las preguntas que se hacen sobre el texto

APRENDIZAJE DEL CÓDIGO ESCRITO

Para el aprendizaje del código escrito hay que tomar en consideración, sobretodo en el primer ciclo de primaria, el nivel de desarrollo de las habilidades prelectoras y preescritoras (percepción y discriminación visual, percepción y discriminación auditiva, lateralidad, grafomotricidad, organización temporal, sentido rítmico, memoria y lenguaje oral

 

RIQUEZA DE VOCABULARIO

En los distintos ciclos se realizarán las actividades para aumentar la riqueza léxica y se enseñarán distintas estrategias de comprensión del vocabulario que se aplicarán continuamente a la lectura de textos, de modo que los alumnos y alumnas lleguen a interiorizarlas y a aplicarlas autónomamente.

Entre estas estrategias cabe destacar las siguientes:

  • Estudiar las palabras destacadas.

  • Deducir el significado de una palabra por el contexto.

  • Reconocer raíces, prefijos y sufijos.

  • Analizar las palabras compuestas.

  • Descubrir en el texto sinónimos y antónimos.

  • Formar familias léxicas y campos semánticos

  • Aproximarse al significado por la etimología de la palabra

  • Establecer analogías: objeto y función, características similares, hipónimos e hiperónimos, acción/agente u objeto; situaciones habituales maestra/aula, etc...

  • Distinguir el uso técnico y el uso cotidiano de un término

  • Identificar extranjerismos y neologismos

  • Consultar el diccionario

  • Consultar enciclopedias.

CONSTRUCCIÓN DE ORACIONES PÁRRAFOS Y TEXTOS

La escritura y la lectura son como los engranajes de un reloj. La lectura lleva a la escritura y viceversa. Las tareas de redacción de textos con distintos propósitos hacen que los alumnos tomen conciencia de los distintos objetivos de la lectura. Asimismo, la producción de distintos tipos de textos con una finalidad y un destinatario, atendiendo a los criterios de textualidad y respetando las fases de la escritura, hace que los alumnos sean más conscientes de las características de los textos que leen. A su vez, la lectura de distintos textos favorece la producción escrita de los alumnos.

Por último, el desarrollo de la capacidad de comprensión lectora requiere la selección de textos adecuados para los diferentes ciclos, que respondan a diversas situaciones de lectura, a distintos tipos y géneros textuales y que incluyan actividades lectoras que abarquen los procesos lectores antes descritos.

 

 

LECTURA DE TEXTOS LITERARIOS

DETERMINACIÓN DE LAS LECTURAS OBLIGATORIAS

LECTURAS VOLUNTARIAS

 

 

LECTURA EN LAS CLASES DE LAS DEMÁS ÁREAS

 

Las restantes áreas curriculares son también responsables en gran medida de la enseñanza de la lectura. En todas las áreas se dedicará tiempo en cada sesión a la lectura razonada y comentada de los libros de texto prestando especial atención al vocabulario clave del área, a la construcción de definiciones y explicaciones, a los tipos de texto más significativos del área y a la familiarización con la utilización de recursos variados: diccionarios, enciclopedias, biblioteca y materiales en soporte electrónico.

Lo señalado con respecto al vocabulario en el apartado relativo a las lengua castellana y Literatura es válido para las restantes áreas. En cuanto a las definiciones, en la Educación Infantil y Primaria, es importante incidir, en primer lugar, en la identificación del término general y en categorizar a continuación algunas características específicas.

 

El alumnado llevará un cuaderno o un archivo informático con el vocabulario específico del área, así como con las definiciones de los términos y conceptos más relevantes del área.

 

Un tipo de texto muy frecuenta en los libros de texto de estas áreas curriculares es el expositivo, que a menudo incorpora diversos textos discontinuos (gráficos, tablas, mapas…). En la lectura de los textos expositivos por parte de los alumnos de Educación Primaria habría que incidir en los siguientes aspectos:

  • Descubrir el propósito o función del texto, atendiendo a la situación de la lectura y a la intencionalidad del autor.

  • Analizar la estructura del texto:

    • Planteamiento: fijarse en la presentación del tema y en el punto de vista desde el que se aborda.

    • Desarrollo: un aspecto que presenta dificultad, pero que tiene gran importancia, es el de descubrir el criterio de conexión de ideas en el texto:

      • Enumeración: utiliza conectores textuales del tipo en primer lugar, por otro lado, además…

      • Comparación: emplea conectores del tipo del mismo modo, de igual forma, igualmente… y estructuras comparativas.

      • Causa - consecuencia: se caracteriza por conectores del tipo por tanto, por esta razón, así pues… y estructuras  gramaticales que expresan causalidad.

      • Ordenación cronológica: mediante conectores del tipo al principio, después, más adelante…

      • Pregunta - respuesta: incluye estructuras interrogativas directas o indirectas.

    • Conclusión: aspectos más importantes de la exposición.

  • Utilizar el análisis de las características lingüísticas para favorecer la comprensión del mensaje:

    • Estructuras impersonales.

    • Tecnicismos: léxico especializado.

    • Verbo: presente de indicativo.

    • Procedimientos tipográficos: reparar en la numeración, títulos y subtítulos, subrayado, cursiva.

    • Conectores textuales de tipo lógico.
       

Un área con especial relevancia al respecto es la de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural. Se trata de un área propicia para enriquecer el vocabulario, para trabajar sistemáticamente el texto expositivo, para fomentar el gusto por la lectura de textos científicos divulgativos y para familiarizarse con el uso de distintos recursos.

 

Vocabulario clave del área. Construcción de definiciones y explicaciones

 

En el cuaderno de vocabulario, o archivo informático (base de datos, hoja de cálculo...) cada alumno y alumna anotará las palabras más significativas de cada unidad didáctica escribiendo una o dos frases con cada una de las palabras, indicando distintos contextos.

 

Utilización de recursos: diccionarios, enciclopedias, biblioteca y materiales de soporte electrónico.

Lectura enfática y comprensiva  de textos del área.

 

 

APOYO A LOS ALUMNOS Y ALUMNAS CON DIFICULTADES

Procedimientos para la detección temprana de las dificultades lectoras

Las dificultades más frecuentes que presentan los alumnos en lectura tienen que ver con la velocidad o la precisión lectoras y con la falta de comprensión. A pesar de que las dificultades lectoras y escritoras van de la mano, nos vamos a centrar ahora en las alteraciones más comunes en la lectura. En cuanto a la velocidad o precisión lectoras se encuentran la lentitud lectora, la lectura acelerada con finales ininteligibles, el silabeo, la denegación, la adivinación o lectura no real, la lectura disrítmica sin atender a la puntuación o con pausas excesivas, el cambio de línea, la fragmentación o separación anómala de sílabas o palabras, la repetición, la omisión o supresión de una o varias letras o sílabas, la adición o inclusión, sin justificación, de una letra o sílaba, la sustitución, la inversión y la rotación. En lo relativo a los problemas de comprensión lectora, las dificultades más frecuentes consisten en un deficiente acercamiento a la situación de comunicación, dificultades en la comprensión y retención de la información, para distinguir las ideas principales y las secundarias y la falta de habilidad para utilizar estrategias como la predicción, la recapitulación del significado o la realización de inferencias.

 

El plan de lectura anual debe contemplar el procedimiento y responsables de la identificación temprana de dificultades y sus causas, que, a menudo, se encuentran relacionadas con una competencia lingüística insuficiente o con un desarrollo deficiente de las habilidades prelectoras y preescritoras. Los aspectos que hay que tener en cuenta en relación con estas habilidades prelectoras  necesarias para un correcto desarrollo del proceso lector son los siguientes:
Percepción y discriminación visual: reconocimiento de formas, tamaños, colores.

  • Percepción y discriminación auditiva: distinción de sonidos.

  • Lateralidad: esquema corporal; conceptos de izquierda-derecha; arriba-abajo; direccionalidad dentro de un espacio.

  • Grafomotricidad: habilidad para realizar ejercicios de bucles, festones y figuras geométricas sencillas.

  • Organización temporal: secuencias de orden temporal (antes y después).

  • Sentido rítmico: secuenciaciones rítmicas sencillas.

  • Memoria: memorización de rimas, poesías, adivinanzas, ejercicios de memoria  visual para reconocimiento de palabras.

  • Lenguaje oral: hablar con una corrección que corresponda con su edad cronológica (vocabulario y fluidez verbal).

 

Intervención temprana: sistema de refuerzo y apoyo.

 

Es conveniente iniciar cuanto antes el tratamiento de las dificultades lectoras detectadas. Existen numerosas técnicas para ello, pero su aplicación dependerá de la precisión con que se haya hecho el diagnóstico y la identificación de las causas que están en la base de la dificultad. Además, habrá que precisar las cuestiones organizativas de las sesiones de apoyo o refuerzo: periodicidad, duración de las sesiones, atención individualizada o en pequeños grupos y responsable de impartir las sesiones de apoyo.

 

Véase El Plan de Acompañamiento Escolar y la planificación de los refuerzos y apoyos en el Plan Anual de  Centro.

 

FOMENTO DE LA LECTURA Y EL HÁBITO LECTOR

Actividades de biblioteca

Nuevamente, lo importante es crear un clima lector en el centro educativo, de modo que se perciba la presencia de la lectura en las distintas dependencias en torno a la biblioteca escolar. La ambientación del centro puede contribuir a ello: rincones con publicaciones periódicas o cómics, noticias de actualidad en los paneles… Algunas actividades de promoción de la lectura que se vienen desarrollando en los centros son las siguientes:

  • Presentación de novedades adquiridas o prestadas por la biblioteca pública: reseñas…

  • Elección por parte de los alumnos de los libros favoritos leídos durante un curso.

  • Cuentacuentos.

  • Encuentro con escritores después de haber leído alguna obra.

  • Fallos de certámenes literarios.

  • Servicio de préstamo.

  • Orientaciones periódicas a padres sobre literatura infantil y juvenil.

  • Exposiciones de libros sobre un tema definido.

  • Leer o contar cuentos o producciones escritas a los niños de otros niveles.

  • Celebración de efemérides literarias: Día Mundial del Libro, Día Mundial de la Poesía, Día Internacional del Libro Infantil, centenarios de autores…

  • Proyección de películas basadas en libros de literatura infantil o juvenil.

 

Clima lector en el aula

 

En el aula debe reinar un clima lector, de modo que se procuren los espacios, tiempos y ambiente adecuados. Leerles todos los días, hablarles de lecturas, preguntarles por lo que ellos y ellas leen, programar la sesión semanal de lectura, acompañarles a la biblioteca…contribuyen al desarrollo del hábito lector.

La animación a la lectura en el aula exige la elaboración de un plan de lectura que se adapte a los gustos y al nivel de competencia lectora de cada alumno. Una buena oferta de textos y la implicación de los alumnos en la selección de libros constituyen estrategias adecuadas. El fomento del gusto por la lectura debe contemplar el asesoramiento individual a cada uno; es decir, es fundamental que exista un plan individual de lectura para cada alumno.

 

Muchas actividades se realizan en las aulas de Educación  Infantil y Primaria para animar  a los alumnos hacia la lectura. Sin ánimo de ser exhaustivos, se pueden citar algunas: 

  • Rincón de lectura en el aula.

  • Lectura diaria de noticias, poemas…

  • Lectura de diarios o de publicaciones periódicas.

  • Lectura por parte del profesor de fragmentos divertidos o curiosos de los libros.

  • Presentar al alumnado una amplia lista de libros de temáticas diferentes y de distintos niveles de dificultad.

  • Presentación periódica de los libros prestados por la biblioteca del centro o por la biblioteca pública.

  • Comentar referencias aparecidas en la prensa sobre los libros: libros más leídos…

  • Permitir al alumnado la elección de obras y autores.

  • Exposiciones orales de las lecturas realizadas por los alumnos y por el profesor.

  • Lectura de un libro entre todos finalizando con alguna actividad: cada uno lee un capítulo y lo cuenta o realiza un dibujo… Cumpleaños: cada alumno escribe una poesía o cuento como regalo y se construye un libro viajero con todas las poesías o cuentos.

  • Debate sobre las lecturas realizadas.

  • Dibujar a los personajes, el escenario, realizar murales, dramatizaciones.

  • Registro del recorrido lector del alumno con la opinión que le merecen los libros leídos.

  • Votación para elegir los mejores libros y/o autores.

  • Dar a conocer los escritos y producciones de los alumnos en la revista del colegio, en la web…

  • El libro viajero que contiene las producciones de los alumnos sobre un tema determinado.

  • Ver una película sobre el libro.

En definitiva, el papel del maestro consiste en hacer de la lectura una práctica cotidiana y hablar sobre ella con los alumnos.

 

Implicación de las familias

 

La implicación de la familia, la colaboración de la biblioteca pública y de otras instituciones constituyen tres ejes importantes de animación a la lectura fuera del centro.

El ambiente lector en el hogar familiar junto con un clima adecuado en el centro educativo aportan las condiciones para que pueda emerger el gusto por la lectura en los niños. Del mismo modo que en el colegio, lo importante es que la lectura cuente con espacios y tiempos en el ámbito familiar y que los niños vean leer a los adultos. Esto no siempre es posible. Aún así, el centro educativo puede sugerir una serie de pautas a los padres y madres como las siguientes:

  • Hablar con los niños para potenciar el lenguaje oral.

  • Leer cuentos a los niños.

  • Compartir lecturas: comentar lecturas, noticias de los diarios o de publicaciones periódicas.

  • Ser socios y visitar la biblioteca pública.

  • Visitar librerías.

  • Aclarar dudas.

  • Regalar libros.

 

La aportación de la biblioteca pública puede incluir actividades diversas como la visita guiada a la biblioteca, encuentros con autores, sesiones de cuentacuentos, selección y préstamo de lotes de libros, información sobre novedades bibliográficas…