Cuentos del Cole

 

EL BOSQUE CONTAMINADO

 

Antonio Jesús Sánchez Rodríguez

C.E.I.P. “Santa Teresa” Estepa (Sevilla)

 

           Una tarde de primavera, José estaba leyendo un libro sobre la leyenda de un bosque encantado que estaba en su propia ciudad. En ese bosque cercano, existía una mansión oculta en la que vivía un malvado que había llenado de contaminación todo el lugar. José era alto, delgado y moreno. Era muy listo y valiente, aunque como leía mucho y tenía una gran imaginación se tragaba cualquier cosa sobre la magia. De eso mismo trataba también aquel libro. José miró la hora y la estación: eran las cinco y primavera, primavera de 2005. La lectura había despertado su curiosidad y decidió hacer algo.

 

 

 

 

 

 

-¡Me voy al bosque! –dijo casi sin aliento a su madre, corriendo como su perro cuando ve una salchicha.

          En una hora ya estaba en el bosque buscando aquella mansión. Según su libro había un malvado que contaminaba el bosque, que vivía en la mansión que nadie había logrado descubrir jamás.

          De pronto, escuchó un extraño ruido. Pero... eran su amigos:

-¿Qué buscas?

- Busco una mansiónEste bosque está encantado!

-Tú y tus fantasías, ¿quién te ha dicho una tontería tan grande?

- Este libro. Estoy seguro que en él se cuenta la verdad.

-¡Ese libro contiene tantas mentiras como “Pinocho”! – se rieron todos.

- Dejadme ya. Si encuentro la mansión encantada, me debéis cada uno cinco euros. Si no yo seré quien os los dé. ¿De acuerdo?

-Vale J - dijeron sus amigos satisfechos.

          José siguió buscando, mientras sus amigos se marchaban entre risas y bromas. Vio entonces un árbol azul, que según su libro escondía la mansión. Al escuchar un ruido se dio la vuelta y vio a su perro.

-¿Qué haces aquí? ¿Me has seguido? – dijo José después del sobresalto que sintió.

          Su perro sólo ladraba y movía la cola. Pero de pronto y con la cola el perro le dio al árbol azul  y la tierra comenzó a temblar. El árbol se transformo en mansión. ¡Ese árbol era la mansión! ¡Por eso nadie podía encontrarla! Sin pensarlo ni un momento, José y su perro entraron y en una de las muchas habitaciones escucharon una voz que decía:

-¡Alevín, alevín, alevón, más latas y contaminación! – repetía un hombre bajo, enmascarado y sin sombra.

          Entonces cayó en la cuenta de que aquel hombre era el malvado que aparecía su libro. Y descubrió que el bosque se contaminaba al momento. El perro de José no tardó en ladrar como un loco, y aunque rápidamente José le tapó la boca...

-¿Quién anda ahí? – gritó el enmascarado.

          El enmascarado se dirigió a una sala de la que había creído oír el ladrido del perro. José y su perro se escondieron. Entonces descubrió un papel que se le cayó al malvado mientras corría. En él podía leerse: “Quien toque el azul cordel me hará desaparecer”.

          El perro comenzó a correr en dirección a la cortina de la ventana, se fue a por una especie de hilo y lo mordió. José vio que ese era el cordel que describía su cuento. De repente  el bosque se volvió muy verde y el malvado desapareció dejando sólo su máscara en el suelo. Recogió la máscara y el cordel y fue a enseñárselos a sus amigos.

          El ganó veinte euros y el respeto de sus compañeros y siempre recordó aquel día como el mejor de su vida. Además, su perro, ganó muchas salchichas por su valiente colaboración.

          ESTO COMO PODRÉIS IMAGINAR NO ES REALIDAD SINO UNA INVENCIÓN. PERO RECORDAD AMIGOS, QUE TODO ES POSIBLE EN VUESTRA IMAGINACIÓN.

 

ANTONIO JESÚS SÁNCHEZ RODRÍGUEZ  6º B

 

© TOMO V “Cuentos del Cole” CEIP SANTA TERESA. Estepa (Sevilla)