Secciones
Inicio > Cortadura es Creativa
Jueves 18 de abril de 2019
Cortadura es Creativa
Enviar por email Imprimir Generar PDF

ALGO TENDRÁ CORTADURA...

Algo tendrá el agua cuando la bendicen es una frase proverbial que todo el mundo conoce. Se dice que el significado puede estar en la antigua creencia de que el agua podía estar embrujada. De esta manera habría surgido la costumbre de bendecirla. El caso es que nuestro centro está muy cerca del agua (salada, eso sí) y bendita o no, sí debe tener un embrujo especial que ha hecho emerger en los últimos años a tres escritores: Antonia Gómez (con su Soledad), Paco S. Sampalo (con La maldición de los duros antiguos) y Rosa de la Corte (con Polígono Sur, Reina de los Ángeles y ahora Gala Placidia, Memorias de una Reina). Y los tres coincidieron en el acto de presentación de la última novela de Rosa. Algo tendrá Cortadura...

 Gala Placidia 1

 Gala Placidia 2

Gala Placidia 3

TALLERES DE FOTOGRAFÍA POR COCO CAPITÁN

I want to go back to beliving in a story

En "El País" del 1 de marzo un titular habla de la artista que conquistó a Gucci. No sé si el "mañana es el ahora de ayer", pero lo que sí sé es que durante dos días de abril tuvimos el privilegio de que nos visitara Coco Capitán, esa artista que conquistó a Gucci. Coco, fotógrafa y antigua alumna del instituto, impartió unos talleres de fotografía para el alumnado de 3º y 4º de ESO, y lo hizo con una mirada alternativa, algo que tanta falta hace en un mundo tan uniforme. Gracias Coco.

Coco 1

Coco 2

Coco 3

       

 

A DIEGO SÁNCHEZ DEL REAL

          

 En estos instantes, Diego, tengo en mis manos un ejemplar de tu libro “La noche encendida”. Dentro, tu dedicatoria: “A José Antonio Fontanilla, amigo, aunque compañero, para que la Noche le sea propicia, con mi sinceridad.”

Te escribo en presente porque me niego a pensarte en pasado. Quiero que sepas que de vez en cuando, releo tus artículos de “Rutas por las fantasías eróticas” como éste que cojo ahora: “Entre el Cine y Maquiavelo” en el que escribías: “Esta noche de silencio y oscuridad, estaré solo”. Pero, lo siento Diego, ahí te equivocabas. No puedes estar solo con tanta gente que te quiere.  Luego, cuando termino de sonreír por tus ocurrencias por esas rutas, me quito el cráneo cuando leo tus semblanzas de personajes en “El color del cristal”. Pero ahora, maldigo no haberte frecuentado más en estos últimos años; no haber disfrutado de más cafés contigo y no haber tomado más clases de dieguismo. Maldigo estos tiempos frenéticos de bombardeo de mensajes absurdos y sin embargo no conocer tu ausencia hasta ¡ayer! ¿En qué disparate de tiempos vivimos? ¿Qué nos está ocurriendo, Diego?

Gracias Diego por haberme animado siempre a escribir; gracias por ayudarme a conocer Cádiz a través de tus ojos de poeta. Gracias por tu elegancia y lealtad. Gracias siempre.

   

ÓLEOS EN EL GASTOR

Exposición Pintura Paco 4