Un precedente de la antiglobalización

Cuadro

La obra de Tuiavii de Tiavea Los papalagi ha sido considerada un precedente del rechazo a la globalización. Conviene que veamos las características de este movimiento.

El Movimiento de Resistencia Global es una corriente de protesta mundial
que aúna a decenas de grupos de diferentes países que tienen en común su rechazo al capitalismo y al modelo neoliberal. Es un movimiento en el que se dan cita colectivos diferentes como sindicatos, intelectuales de izquierda, ecologistas, indigenistas o grupos desfavorecidos que acusan al sistema económico de amoral e injusto.

Los diferentes grupos antimundialización llevan más de una década trabajando en cuestiones relacionadas con los problemas causados por la globalización de la economía mundial.

Pero ¿qué se entiende por globalización?

"La globalización se refiere a todos aquellos procesos por los que los pueblos del planeta se incorporan a una única sociedad mundial, a una sociedad global."

Martín Albrow, 1990

La globalización puede definirse como la intensificación de las relaciones sociales entre las distintas partes del mundo, de tal modo que acontecimientos locales en puntos separados, por varios miles de millas de distancia tienen repercusiones recíprocas."

Anthony Giddens, 1990

"¿Qué es este fenómeno de la globalización, objeto simultáneo de tanto vilipendio y tanta alabanza? Fundamentalmente, es la integración más estrecha de los costes de transporte y comunicación, y el desmantalamiento de las barreras artificiales a los flujos de bienes y servicios, capitales, conocimientos y (en menos grado) personas a través de las fronteras."

J.E. Stiglitz, 2002

"Jan Aart Scholte(2000) distingue al menos cinco usos diferentes del término globalización entre aquellos que lo defienden como válido: como sinónimo de internalización,es decir, señalando la intesificación de las interacciones transfronterizas y de la interdependencia entre estados; como sinónimo de liberalización, esto es, un proceso por el que se irían eliminado las trabas impuestas por los gobiernos sobre los flujos financieros y las operaciones empresariales destinado a crear una economía mundial "abierta e integrada"; como sinónimo de universalización, de extensión de una serie de objetos y experiencias a los habitantes de cualquier rincón del planeta; como sinónimo de desterritorialización, un proceso por el que los lugares físicos, las distancias, las fronteras han perdido parte de su influencia, anteriormente determinante, en la vida social."

Albert Sasot Mateus

 

La mudialización ha producido los siguientes efectos económicos:

  1. La estandarización de productos y servicios: significa que éstos tienen poca o nula variación entre los distintos países o regiones donde se distribuyen.
  2. Reducción de barreras arancelarias: ha introducido el llamado consumo de productos masivos, permitiendo que muchos países tengan acceso a éstos.
  3. Economía de escala: implica hacer los productos más competitivos con una estrategia de bajos costos.
  4. La creación de grandes corporaciones e integración de las empresas: permite un mayor control del mercado.
  5. La creciente integración de las economías nacionales a los mercados globales, pues de éstos últimos depende el crecimiento y la estabilidad de aquellas.
  6. Configuración de grandes zonas integradas de comercio .

La globalización ha producido a escala planetaria los siguientes problemas:

  • Las tendencias monopolísticas del capitalismo actual.
  • La existencia de paraisos fiscales que fomentan la insolidaridad y blanquean capitales de origen dudoso.
  • La usencia de mecanismos para gravar la especulación financiera a escala planetaria.
  • La persistencia y el incremento de las desigualdades de edad, raza, género, identidad sexual, y entre zonas rurales y urbanas.
  • Los tráficos ilegales de todo tipo: armas, personas, drogas, órganos, especies protegidas...; las mafias que los llevan acabo y los consumidores de sus productos.
  • Los problemas vinculados a la sostenibilidad planetaria.
  • La precarización de las condiciones de trabajo.
  • La protección de la dversidad cultural sin detrimento de los derechos humanos.
  • La falta de mecanismos efectivos para la resolución de conflictos civiles e internacionales.
  • La desintegración de la cohesión social.
  • Los déficit democráticos crecientes en las instituciones estatales y supraestatales.

 

En todo el mundo han surgido movimientos que cuestionan la forma de llevarse a cabo el proceso de globalización. Son los movimientos antiglobalización o alterglobalización.

Los movimientos contra la globalización han organizado múltiples campañas para la condonación de la deuda externa de los países pobres, o para la reforma del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Los activistas antiglobalización exigen una sociedad más justa, el control del poder ilimitado de las multinacionales, la democratización de las instituciones económicas mundiales y la distribución más equitativa de la riqueza. Sus enemigos principales son las multinacionales y las grandes organizaciones económicas y políticas internacionales, fundamentalmente el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La condonación de la deuda externa es una de las exigencias de este movimiento y las campañas sobre el asunto han sido su simiente. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional son, para los grupos antiglobalización, los responsables de la asfixiante situación en la que se encuentran la mayor parte de los países pobres, incapaces de afrontar la deuda que en muchos casos supera su PIB (Producto Interior Bruto). Las instituciones monetarias, hijas del Bretton Woods, concedieron créditos masivos a los gobiernos de los estados pobres a lo largo de los años 70 y 80, exigiéndoles a cambio la reestructuración de sus economías e imponiendo reformas que implicaban un alto coste social y que se han demostrado económicamente contraproducentes.

Existen discrepancias dentro del movimiento entre aquellos que consideran que el BM y el FMI deben desaparecer y la corriente más moderada que aboga por una reforma de las mismas.

Las multinacionales como Macdonalds o Nike son blanco de los grupos antiglobalización, que tildan de amorales las prácticas de la compañía, especialmente la explotación de trabajadores del Tercer Mundo, en su mayoría mujeres y niños. La destrucción de los símbolos o propiedades de estas empresas se ha convertido en bandera de los sectores más radicales.