El concepto de miedo es definido en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua como

•  “Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”.

•  “Recelo o aprensión que uno tiene de que le suceda una cosa contraria a lo que desea.”

Habría cuatro componentes básicos de los que consta el miedo:

•  la experiencia subjetiva de temor,

•  los cambios fisiológicos,

•  las expresiones directamente observables de miedo y

•  los intentos de evitar ciertas situaciones o escapar de ellas..

        El miedo es un concepto que puede relacionarse con otros términos del mismo campo. Uno de los más cercanos y a menudo difícil de separar es el de ansiedad . Esta se define por el Diccionario de la Real Academia como

•  "un estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo, una angustia que suele acompañar a muchas enfermedades, en particular a ciertas neurosis y que no permite sosiego de los enfermos".

La principal diferencia entre el miedo y la ansiedad sería que el primero se refiere a sentimientos de temor sobre peligros de carácter tangible, que se vinculan a aspectos específicos del mundo exterior, mientras que la segunda se relaciona con sentimientos de temor difíciles de vincular a fuentes tangibles de estimulación; sus orígenes son inciertos. La ansiedad se siente siempre y cuando las respuestas producidas ante una señal de peligro sean ineficaces, y se mezcla a menudo con el miedo.

        Por otro lado, decimos que aquel miedo que hace referencia al peligro real de una forma más o menos específica, pero desproporcionada, es una fobia . Las personas fóbicas se dividen en aquellos que responden con un miedo extraordinariamente intenso a una situación específica y los que manifiestan un miedo extraordinariamente intenso en numerosas situaciones que a menudo son difíciles de especificar. Cuando una persona está muy asustada de algo que no produce especial miedo a los demás, es porque el objeto o la situación en cuestión ha quedado asociado en su mente con algún temor infantil; también se da el caso de que el objeto o la situación temidos se han convertido en el símbolo de algo temido inconscientemente.

        Por otra parte, debemos hacer alusión al término terror, que sería el miedo específico a que ocurra algún acontecimiento o acción nefastos. Lo distinguimos del horror, ya que este implica algo repugnante y negativo, mientras que el terror, no. Se encuentra en la categoría de respuestas instintivas que los seres humanos comparten con la mayoría de los animales y el miedo a la violencia infligida al cuerpo se encuentra en la base del proceso de terror. Debemos destacar que la mayor parte de los seres humanos parecen disfrutar de la sensación de terror en condiciones no extremas, y uno de los ejemplos más cercanos son las películas de miedo, las cuales son objeto de nuestro estudio.

   Por último, debemos relacionar algunos términos ya no con el miedo en abstracto, sino con el provocado en el cine . Así, el concepto de susto y de sobresalto está muy unido al miedo en el cine. El primero se define como una impresión repentina causada en el ánimo por sorpresa, miedo, espanto o pavor; una preocupación vehemente por alguna adversidad o daño que se teme. Un sobresalto sería la sensación que proviene de un acontecimiento repentino e imprevisto, un temor o susto repentino.

        El pánico sería el miedo grande o el temor muy intenso.