¿Cómo editar una imagen con GIMP?
 
 
Gimp es la alternativa más firme del software libre al popular programa de retoque fotográfico Photoshop. La primera versión se desarrolló para sistemas Unix y fue pensada especialmente para GNU/Linux, sin embargo actualmente existen versiones totalmente funcionales para Windows y para Mac OS X.

GIMP sirve para procesar gráficos y fotografías digitales. Los usos típicos incluyen la creación de gráficos y logos, el cambio de tamaño y recorte de fotografías, el cambio de colores, la combinación de imágenes usando un paradigma de capas, la eliminación de elementos no deseados de las imágenes y la conversión entre distintos formatos de imágenes. También se puede utilizar el GIMP para crear imágenes animadas sencillas.

GIMP fue desarrollado como una alternativa libre al Photoshop, pero este último todavía domina el mercado en las industrias de impresión y gráficas.

 

Cuando arrancamos Gimp por primera vez nos aparece una pantalla con varias ventanas (configuración predeterminada). .Se puede configurar de la forma que más nos interese: abriendo más diálogos, y empotrándolos, si queremos, a los existentes, y distribuyendo las ventanas.

 
1º. Las ventanas y los diálogos
 
Vamos a ver una descripción, muy general, de las ventanas y diálogos que tenemos al arrancar Gimp por primera vez.

1. Consejo del día de Gimp : podemos marcar la casilla "Mostrar un consejo.....", y cuando arranquemos Gimp, en otra ocasión, aparecerá de nuevo esta ventana con un nuevo consejo. En cualquier momento podemos ver los consejos anteriores o siguientes; después, si queremos, lo podemos cerrar. También, se puede abrir esta ventana desde Ayuda>Consejo del día, en la Caja de Herramientas.

 

2. La Caja de Herramientas. Es el corazón de Gimp y la ventana más importante. No se puede duplicar ni borrar (obviamente, esto cerraría Gimp). En ella se encuentran la mayoría de herramientas de Gimp (las cinco primeras filas de iconos ). Bajo las herramientas , los cuadrados negro y blanco, muestran el color de fondo y frente seleccionado, pinchando dos veces sobre cualquiera de ellos, se accede al diálogo para seleccionar un nuevo color, lo mismo con el otro.

A la derecha de estos, brochas, patrones y degradados seleccionados; pinchando sobre ellos, se abre el diálogo correspondiente. Por debajo de éstos, una pequeña imagen de la imagen activa. Si pinchamos sobre ella se abre el diálogo de imagen con una lista de las imágenes abiertas .Si situamos el ratón sobre los distintos iconos aparecerá información sobre ellos y, en el caso de las herramientas, también muestra un atajo de teclado. Desde Archivo>Preferencias>Caja de Herramientas se pueden habilitar o no que se muestren: Color de fondo y frente, Brochas, Patrones y Degradados, y Imagen activa.

Desde Archivo>Diálogos se puede acceder a los distintos diálogos disponibles.

  1. Opciones de Herramientas, es un diálogo empotrable, en este caso está empotrada a la Caja de Herramientas, nos permite configurar distintos parámetros de la herramienta seleccionada, en este caso el Pincel.

  2. Capas, Canales, Rutas, Deshacer. Un diálogo empotrable con cuatro solapas( sólo podrá estar activa una solapa) : La capa, canal o ruta activa se muestra resaltada en azul; y será visible si se ve un icono de un ojo , pinchando sobre este icono desaparece, y la capa, canal o ruta no será visible, y viceversa. Desde los tres primeros diálogos podemos manipular diversos aspectos, como son editar, modificar y manejar:

    Capas: la capa o capas que componen la imagen.

    Canales: los canales de color de la imagen y las máscaras de selección.

    Rutas: las rutas que hayas creado. Podemos convertirlas en selecciones y viceversa.

    El diálogo Deshacer nos permite volver a un estado anterior o posterior de la manipulación que hemos realizado sobre una imagen.

  3. Brochas, Patrones, Degradados. Otro diálogo empotrable con tres solapas que nos permite seleccionar los distintos tipos disponibles de Brochas, Patrones y Degradados.

 
2º. Añadir un diálogo
 
¿Queremos añadir un diálogo a una ventana ? Pulsando sobre este icono , se abre el menú del diálogo activado, Añadir solapa y seleccionar el diálogo. En la imagen de la derecha, vemos un detalle, donde se han añadido el diálogo Paletas y Tipografías. ¡Cuidado!, el icono en forma de X quita el diálogo activo.

 
3º. Empotrar un diálogo
 

¿Queremos empotrar un diálogo? Vamos a Archivo>Diálogos, seleccionamos el que nos interese, aparecerá en una ventana, situando el cursor a la izquierda de , el cursor cambia a la forma de una mano, pulsamos y arrastramos hasta la barra de empotrar, en la parte inferior de la ventana y soltamos.

 
4º. La disposición de la pantalla

Con lo visto hasta ahora, ya podemos tener una disposición de pantalla similar a la de la imagen donde tenemos abiertas: a la izquierda, La Caja de Herramientas Principal, empotrada debajo está Opciones de Herramienta; enmedio, La Ventana de Imagen;y a la derecha, Capas, Canales, Rutas y Deshacer, empotrada debajo está Brochas, Patrones y Degradados.

Hay muchas configuraciones posibles, ésta es una. Lo mejor es, que podamos disponer de los distintos diálogos de la manera que mejor se adapte a nuestras necesidades. Una vez tengamos la configuración que nos interesa, debemos guardarla.

 
5º. Preferencias
 

Abrimos Archivo/Preferencias: Aquí tenemos diálogos para personalizar algunos de los comportamientos de Gimp. De momento podríamos fijarnos en los siguientes diálogos:

Nueva imagen: Ajustar diferentes parámetros (tamaño, resolución, color, etc.) para la imagen cuando creamos una imagen nueva (Archivo>Nuevo o Ctrl N). En Comentario podemos poner algún dato de interés: autor, programa, fecha, etc.

Administración de la ventana: No marcar la casilla Guardar posiciones de ventanas al salir.

Pinchamos sobre Guardar posiciones de ventana ahora.

SIEMPRE podemos recuperar la configuración predeterminada pulsando sobre: Restaurar las posiciones de ventana guardadas a los valores predeterminados.

IMPORTANTE: Cuando terminemos la configuración pulsamos Aceptar para guardar los cambios hechos.

 
6º. Recortar una imagen
 
Una vez descargada la foto en nuestro ordenador, la abrimos con GIMP. Como hemos dicho, nos saldrá una ventana con un consejo.
 
Marcamos como se ve en la imagen, el rectángulo o la elipse, según la forma que queramos recortar. En este caso hemos seleccionado la forma rectángulo.
Marcamos el área con la que nos queremos quedar. El resultado sería éste:
 
7º. Cambiar el tamaño
 
Una vez seleccionada la imagen y. en su caso, el área con la que queramos quedarnos. Seleccionamos del menú Imagen > Escalar Imagen.
 
En la ventana Escalar Imagen, marcamos el ancho deseado para la imagen. Si mantenemos el eslabón de la cadena, se ajustará automáticamente el alto en píxeles para guardar las proporciones. Al final pinchar sobre el botón "Escala".
 
 
Guardar el archivo con un nombre distinto si queremos conservar las dos imágenes, la original y la nueva.
Debemos guardar la imagen en la carpeta correspondiente. La nombraremos sin mayúsculas, ni tildes, ni eñes, ni espacios en blanco.
Aceptar esta opción de calidad recomendada:

¡Y ya tenemos nuestra imagen preparada para utilizarla donde queramos!