Búsqueda de recursos y elaboración de materiales digitales para el aula de idiomas

Tratamiento de la imagen fija


 

Gimp es la alternativa más firme del software libre al popular programa de retoque fotográfico Photoshop. La primera versión se desarrolló para sistemas Unix y fue pensada especialmente para GNU/Linux, sin embargo actualmente existen versiones totalmente funcionales para Windows y para Mac OS X. GIMP fue desarrollado como una alternativa libre al Photoshop, pero este último todavía domina el mercado en las industrias de impresión y gráficas.

GIMP sirve para procesar gráficos y fotografías digitales. Los usos típicos incluyen la creación de gráficos y logos, el cambio de tamaño y recorte de fotografías, el cambio de colores, la combinación de imágenes usando un paradigma de capas, la eliminación de elementos no deseados de las imágenes y la conversión entre distintos formatos de imágenes. También se puede utilizar el GIMP para crear imágenes animadas sencillas. Nosotros nos vamos a limitar a aprender a recortar y a redimensionar o escalar imágenes para insertarlas posteriormente en nuestros documentos o para subirlas a nuestra cuanta en Flickr.

Creative Commons

Seguro que en más de una ocasión has necesitado una imagen concreta para ilustrar una actividad y, además de las dificultades propias para encontrarla, te has encontrado con la duda de los posibles derechos de autor. La legislación actual es muy clara: en principio todo lo que circula por la red, como por los libros tiene derechos de autor, salvo que se diga lo contrario. Esto quiere decir que para usar cualquiera de estas imágenes que nos interesan deberíamos pedir permiso al autor que es quien tiene todos los derechos desde el instante en que finaliza su obra.

Pero, ¿y si lo hacemos al revés?. Es decir, cada vez que creemos algo, le podamos asignar unos determinados permisos de uso para que no se vea limitada a un uso exclusivo de quien la ha creado o para que nadie tenga que andar pidiéndonos permiso. Las licencias CC nos permiten hacerlo.

Vamos a hacer una prueba. Accede a las búsquedas avanzadas de Flickr y, tras indicar el término "mariposa", marca la casilla correspondiente a licencia Creative Commons ("buscar sólo dentro de fotos con licencia de Creative Commons") y obtenemos 4.180 resultados, si buscamos a partir del término "papillon" nos salen 3.340 imágenes de mariposas que pueden ser usadas bajo licencia CC. Si entro en el banco de imágenes del CNICE, con la misma etiqueta obtengo 285 resultados.

El ya clásico litígio entre conocimiento libre y entidades de gestión suele distorsionar la relación entre copyright y licencias abiertas como Creative Commons. En realidad no son contrapuestas sino que se complementan. Las licencias Creative Commons preservan los derechos de autor, en ningún caso pueden omitir la autoría de la producción, éstas pueden restringir el posible uso comercial de la obra y la forma en la que se puedan redistribuir las obras derivadas. En función de la combinación que se elija para publicar un trabajo, se dispone de hasta seis combinaciones posibles. Si quieres comprenderlo mejor puedes ver este vídeo:

 

Si quieres profundizar en este tema, te recomiendo este artículo de Raquel Xalabarder de la UOC, "Las licencias Creative Commons: ¿una alternativa al copyright?"