CAFÉ CON CIENCIA. Carmen Pedraza, Beatriz Cabello de Alba, 4º A

Algunos de los nuestros

Eran las seis y media de la mañana cuando cogimos el autobús para ir a Córdoba. En este trayecto todos compartíamos nuestros nervios por la sorpresa al llegar allí. Bajándonos del autobús, ya hambrientos, nos dirigimos a una cafetería donde tomamos el desayuno. Luego nos dispusimos a ir al Rectorado, donde a las ocho y media nos recibieron para darnos nuestra acreditación y regalos.
Seguidamente nos explicaron lo que haríamos durante el día y nos dirigimos hacia el tren de la ciencia que nos llevaría a Rabanales. Cada uno de los diez alunmos que íbamos eligió un tema sobre el que conversar con su respectivo investigador, que se encontraba en una mesa con un completo desayuno Las mesas eran una idea que tuvieron nuestros anfitriones para mezclar a los estudiantes de diferentes centros de Córdoba y que se conocieran. Más tarde por grupos fuimos a visitar las distintas instalaciones de las que disponía la Universidad de Córdoba como invernaderos, granjas, laboratorios, etc.
Poco a poco fueron llegando todos los grupos hasta que nos reunimos en un hall donde nos pidieron opinión sobre esta primera experiencia de esta actividad, estábamos muy contentos de esta visita en la gran Universidad de Córdoba pues al no tener edad suficiente para estar allí y tener el privilegio de ir nos sentimos emocionados, la vuelta a casa fue dura pues no nos queríamos ir de aquel lugar tan grande.