Manual de HTML


Introducción al HTML

HTML es el lenguaje con el que se escriben las páginas web. Las páginas web pueden ser vistas por el usuario mediante un tipo de aplicación llamada navegador. Podemos decir por lo tanto que el HTML es el lenguaje usado por los navegadores para mostrar las páginas webs al usuario, siendo hoy en día la interface más extendida en la red.

Este lenguaje nos permite aglutinar textos, sonidos e imágenes y combinarlos a nuestro gusto. Además, y es aquí donde reside su ventaja con respecto a libros o revistas, el HTML nos permite la introducción de referencias a otras páginas por medio de los enlaces hipertexto.

El HTML se creó en un principio con objetivos divulgativos. No se pensó que la web llegara a ser un área de ocio con carácter multimedia, de modo que, el HTML se creó sin dar respuesta a todos los posibles usos que se le iba a dar y a todos los colectivos de gente que lo utilizarían en un futuro. Sin embargo, pese a esta deficiente planificación, si que se han ido incorporando modificaciones con el tiempo, estos son los estándares del HTML. Numerosos estándares se han presentado ya. El HTML 4.01 es el último estándar a septiembre de 2001.

Esta evolución tan anárquica del HTML ha supuesto toda una seria de inconvenientes y deficiencias que han debido ser superados con la introducción de otras tecnologías accesorias capaces de organizar, optimizar y automatizar el funcionamiento de las webs. Ejemplos que pueden sonaros son las CSS, JavaScript u otros. Veremos más adelante en qué consisten algunas de ellas.

Otros de los problemas que han acompañado al HTML es la diversidad de navegadores presentes en el mercado los cuales no son capaces de interpretar un mismo código de una manera unificada. Esto obliga al webmáster a, una vez creada su página, comprobar que esta puede ser leída satisfactoriamente por todos los navegadores, o al menos, los más utilizados.

Además del navegador necesario para ver los resultados de nuestro trabajo, necesitamos evidentemente otra herramienta capaz de crear la página en si. Un archivo HTML (una página) no es más que un texto. Es por ello que para programar en HTML necesitamos un editor de textos.

Es recomendable usar un editor de textos sencillo. Hay que tener cuidado con algunos editores más complejos como Wordpad, Microsoft Word o OpenOffice Write, pues colocan su propio código especial al guardar las páginas y HTML es únicamente texto plano, con lo que podremos tener problemas.

Existen otro tipo de editores específicos para la creación de páginas web los cuales ofrecen muchas facilidades que nos permiten aumentar nuestra productividad. No obstante, es aconsejable en un principio utilizar una herramienta lo más sencilla posible para poder prestar la máxima atención a nuestro código y familiarizarnos lo antes posible con él. Siempre tendremos tiempo más delante de pasarnos a editores más versátiles con la consiguiente ganancia de tiempo.

Así pues, una página es un archivo donde está contenido el código HTML en forma de texto. Estos archivos tienen extensión .html o .htm (es indiferente cuál utilizar). De modo que cuando programemos en HTML lo haremos con un editor de textos y guardaremos nuestros trabajos con extensión .html, por ejemplo mipágina.html

Consejo: Utiliza siempre la misma extensión en tus archivos HTML. Eso evitará que te confundas al escribir los nombres de tus archivos unas veces con .htm y otras con .html. Si trabajas con un equipo en un proyecto todavía más importante que os pongáis todos de acuerdo en la extensión.




Sintaxis del HTML

El HTML es un lenguaje que basa su sintaxis en un elemento de base al que llamamos etiqueta. La etiqueta presenta frecuentemente dos partes:

Una apertura de forma general <etiqueta>
Un cierre de tipo </ etiqueta>

Todo lo incluido en el interior de esa etiqueta sufrirá las modificaciones que caracterizan a esta etiqueta. Así por ejemplo:

Las etiquetas <b> y </b> definen un texto en negrita. Si en nuestro documento HTML escribimos una frase con el siguiente código:

<b>Esto esta en negrita</b>

El resultado Será:

Esto esta en negrita

Las etiquetas <p> y </p> definen un párrafo. Si en nuestro documento HTML escribiéramos:

<p>Hola, estamos en el párrafo 1</p>
<p>Ahora hemos cambiado de párrafo</p>


El resultado sería:

Hola, estamos en el párrafo 1

Ahora hemos cambiado de párrafo


Partes de un documento HTML

Además de todo esto, un documento HTML ha de estar delimitado por la etiqueta <html> y </html>. Dentro de este documento, podemos asimismo distinguir dos partes principales:

El encabezado, delimitado por <head> y </head> donde colocaremos etiquetas de índole informativo como por ejemplo el titulo de nuestra página.

El cuerpo, flanqueado por las etiquetas <body> y </body>, que será donde colocaremos nuestro texto e imágenes delimitados a su vez por otras etiquetas como las que hemos visto.

El resultado es un documento con la siguiente estructura:

<html>

<head>
Etiquetas y contenidos del encabezado
Datos que no aparecen en nuestra página pero que son importantes para catalogarla: Titulo, palabras clave,...
</head>

<body>
Etiquetas y contenidos del cuerpo
Parte del documento que será mostrada por el navegador: Texto e imágenes
</body>

</html>


Las mayúsculas o minúsculas son indiferentes al escribir etiquetas

A notar que las etiquetas pueden ser escritas con cualquier tipo de combinación de mayúsculas y minúsculas. <html>, <HTML> o <HtMl> son la misma etiqueta. Resulta sin embargo aconsejable acostumbrarse a escribirlas en minúscula ya que otras tecnologías que pueden convivir con nuestro HTML (XML por ejemplo) no son tan permisivas y nunca viene mal coger buenas costumbres desde el principio para evitar fallos triviales en un futuro.



Tu primera página

Podemos ya con estos conocimientos, y alguno que otro más, crear nuestra primera página. Para ello, abre tu editor de textos y copia y pega el siguiente texto en un nuevo documento.

<html>

<head>
<title>Cocina Para Todos</title>
</head>

<body>
<p><b>Bienvenido,</b></p>
<p>Estás en la página <b>Comida para Todos</b>.</p>
<p>Aquí aprenderás recetas fáciles y deliciosas.</p>
</body>

</html>


Ahora guarda ese archivo con extensión .html o .htm en tu disco duro. Para ello accedemos al menú Archivo y seleccionamos la opción Guardar como. En la ventana elegimos el directorio donde deseamos guardarlo y colocaremos su nombre, por ejemplo mi_pagina.html

Consejo: Utiliza nombres en tus archivos que tengan algunas normas básicas para ahorrarte disgustos y lios.

Nuestro consejo es que no utilices acentos ni espacios ni otros caracteres raros. También te ayudará escribir siempre las letras en minúsculas.

Esto no quiere decir que debes hacer nombres de archivos cortos, es mejor hacerlos descriptivos para que te aclaren lo que hay dentro. Algún caracter como el guión "-" o el guión bajo "_" te puede ayudar a separar las palabras. Por ejemplo quienes_somos.html

Con el documento HTML creado, podemos ver el resultado obtenido a partir de un navegador. Es conveniente, llegado a este punto, hacer hincapié en el hecho de que no todos los navegadores son idénticos. Desgraciadamente, los resultados de nuestro código pueden cambiar de uno a otro por lo que resulta aconsejable visualizar la página en varios. Generalmente se usan Internet Explorer y Netscape como referencias ya que son los más extendidos.

A decir verdad, en el momento que estas líneas son escritas, Internet Explorer acapara la inmensa mayoría de usuarios (90% más o menos) y Netscape esta relegado a un segundo plano. Esto no quiere decir que lo debemos dejar totalmente de lado ya que el 10% de visitas que puede proporcionarnos puede resultar muy importante para nosotros. Por otra parte, parece que se ha hecho publica la intención de Netscape de desviar un poco su temática de negocios hacia otros derroteros y abandonar esta llamada "lucha de navegadores" en la cual estaba recibiendo la peor parte.

Pues bien, volviendo al tema, una vez creado el archivo .html o .htm, podemos visualizar el resultado de nuestra labor abriendo dicha página con un navegador. Para hacerlo, la forma resulta diferente dependiendo del navegador:

Si estamos empleando el Explorer, hemos de ir al barra de menú, elegir Archivo y seleccionar Abrir. Una ventana se abrirá. Pulsamos sobre el botón Examinar y accederemos a una ventana a partir de la cual podremos movernos por el interior de nuestro disco duro hasta dar con el archivo que deseamos abrir.

La cosa no resulta más difícil para Netscape. En este caso, nos dirigimos también a la barra de menú principal y elegimos File y a continuación Open File. La misma ventana de búsqueda nos permitirá escudriñar el contenido de nuestro PC hasta dar con el archivo buscado.

Nota: También puedes abrir el archivo si accedes al directorio donde lo guardaste. En él podrás encontrar tu archivo HTML y verás que tiene como icono el logotipo de Netscape o el de Internet Explorer. Para abrirlo simplemente hacemos un doble click sobre él.

Una vez abierto el archivo podréis ver vuestra primera página web. Algo sencillita pero por algo se empieza. Ya veréis como en poco tiempo seremos capaces de mejorar sensiblemente.

Fijaos en la parte superior izquierda de la ventana del navegador. Podréis comprobar la presencia del texto delimitado por la etiqueta <title>. Esta es una de las funciones de esta etiqueta, cuyo principal cometido es el de servir de referencia en los motores de búsqueda como Altavista o Yahoo.

Pantallazo de la primera página


Por otro lado, los elementos que colocamos entre la etiqueta <body> y </body> se pueden ver en el espacio reservado para el cuerpo de la página.

Si ahora hacéis click con el botón derecho sobre la página y elegís Ver código fuente (o View page source) veréis como en una ventana accesoria aparece el código de nuestra página. Este recurso es de extremada importancia ya que nos permite ver el tipo de técnicas empleadas por otros para la confección de sus páginas.

Con todo esto asimilado ya estamos en condiciones de adentrarnos un poco más en la descripción de algunas de las etiquetas más empleadas del HTML.





Formato de párrafos en HTML

En las unidades anteriores hemos presentado a título de ejemplo algunas etiquetas que permiten dar formato a nuestro texto. En este capitulo veremos con más detalle las más ampliamente utilizadas y ejemplificaremos algunas de ellas posteriormente.

Formatear un texto pasa por tareas tan evidentes como definir los párrafos, justificarlos, introducir viñetas, numeraciones o bien poner en negrita, itálica...

Hemos visto que para definir los párrafos nos servimos de la etiqueta <p> que introduce un salto y deja una línea en blanco antes de continuar con el resto del documento.

Podemos también usar la etiqueta <br>, de la cual no existe su cierre correspondiente (</br>), para realizar un simple retorno de carro con lo que no dejamos una línea en blanco sino que solo cambiamos de línea.

Nota: Existen otras etiquetas que no tienen su correspondiente de cierre, como <img> para las imágenes, las veremos más adelante. Esto ocurre porque un salto de línea o una imagen no empiezan y acaban más adelante sino que sólo tienen presencia en un lugar puntual.

Podéis comprobar que cambiar de línea en nuestro documento HTML sin introducir alguna de estas u otras etiquetas no implica en absoluto un cambio de línea en la página visualizada. En realidad el navegador introducirá el texto y no cambiara de línea a no ser que esta llegue a su fin o bien lo especifiquemos con la etiqueta correspondiente.

Los párrafos delimitados por etiquetas <p> pueden ser fácilmente justificados a la izquierda, centro o derecha especificando dicha justificación en el interior de la etiqueta por medio de un atributo align. Un atributo no es más que un parámetro incluido en el interior de la etiqueta que ayuda a definir el funcionamiento de la etiqueta de una forma más personal. Veremos a lo largo de este manual cantidad de atributos muy útiles para todo tipo de etiquetas.

Así, si deseásemos introducir un texto alineado a la izquierda escribiríamos:

<p align="left">Texto alineado a la izquierda</p>

El resultado seria:

Texto alineado a la izquierda


Para una justificación al centro:

<p align="center">Texto alineado al centro</p>

que daría:

Texto alineado al centro


Para justificar a la derecha:

<p align="right">Texto alineado a la derecha</p>

cuyo efecto seria:

Texto alineado a la derecha


Como veis, en cada caso el atributo align toma determinados valores que son escritos entre comillas. En algunas ocasiones necesitamos especificar algunos atributos para el correcto funcionamiento de la etiqueta. En otros casos, el propio navegador toma un valor definido por defecto. Para el caso de align, el valor por defecto es left.

Nota: Los atributos tienen sus valores indicados entre comillas ("), pero si no los indicamos entre comillas también funcionará en la mayoría de los casos. Sin embargo, es aconsejable que pongamos siempre las comillas para acostumbrarnos a utilizarlas, por dar homogeneidad a nuestros códigos y para evitar errores futuros en sistemas más quisquillosos.

El atributo align no es exclusivo de la etiqueta <p>. Otras etiquetas muy comunes, que veremos más adelante, entre las cuales se introducen texto o imágenes, suelen hacer uso de este atributo de una forma habitual.

Imaginemos un texto relativamente largo donde todos los párrafos están alineados a la izquierda (por ejemplo). Una forma de simplificar nuestro código y de evitar introducir continuamente el atributo align sobre cada una de nuestras etiquetas es utilizando la etiqueta <div>.

Esta etiqueta por si sola no sirve para nada. Tiene que estar acompañada del atributo align y lo que nos permite es alinear cualquier elemento (párrafo o imagen) de la manera que nosotros deseemos.

Así, el código:

<p align="left">Parrafo1</p>
<p align="left"> Parrafo3</p>
<p align="left"> Parrafo2</p>


es equivalente a:

<div align="left">
<p>Parrafo1</p>
<p>Parrafo2</p>
<p>Parrafo3</p>
</div>


Como hemos visto, la etiqueta <div> marca divisiones en las que definimos un mismo tipo de alineado.

Ejemplo práctico:

Para practicar un poco lo que acabamos de ver vamos a proponer un ejercicio que podéis resolver en vuestros ordenadores. Simplemente queremos construir una página que tenga, por este orden:

2 Párrafos centrados
3 Párrafos alineados a la derecha
Un salto de línea triple
1 párrafo alineado a la izquierda




Encabezados

Existen otras etiquetas para definir párrafos especiales, formateados como títulos. Son los encabezados o Header en inglés. Como decimos, son etiquetas que formatean el texto como un titular, para lo cual asignan un tamaño mayor de letra y colocan el texto en negrita.

Hay varios tipos de encabezados, que se diferencian en el tamaño de la letra que utilizan. La etiqueta en concreto es la <h1>, para los encabezados más grandes, <h2> para los de segundo nivel y así hasta <h6> que es el encabezado más pequeño.

Los encabezados implican también una separación en párrafos, así que todo lo que escribamos dentro de <h1> y </h1> (o cualquier otro encabezado) se colocará en un párrafo independiente.

Podemos ver cómo se presentan algunos encabezados a continuación.

<h1>Encabezado de nivel 1</h1>

Se verá de esta manera en la página:

Encabezado de nivel 1

Los encabezados, como otras etiquetas de HTML, soportan el atributo align. Vemos un ejemplo de encabezado de nivel 2 alineado al centro.

<h2 align="center">Encabezado de nivel 2</h2>

Se verá de esta manera en la página:

Encabezado de nivel 2

Otro ejercicio interesante es construir una página web que contenga todos los encabezados posibles. Se puede ver a continuación.

<html>

<head>
<title>Todos los encabezados</title>
</head>

<body>

<h1>Encabezado de nivel 1</h1>
<h2>Encabezado de nivel 1</h2>
<h3>Encabezado de nivel 1</h3>
<h4>Encabezado de nivel 1</h4>
<h5>Encabezado de nivel 1</h5>
<h6>Encabezado de nivel 1</h6>

</body>

</html>

Consejo: No debemos utilizar las etiquetas de encabezado para formatear el texto, es decir, si queremos colocar un tipo de letra más grande y en negrita debemos utilizar las etiquetas que existen para ello (que veremos en seguida). Los encabezados son para colocar titulares en páginas web y es el navegador el responsable de formatear el texto de manera que parezca un titular. Cada navegador, pues, puede formatear el texto a su gusto con tal de que parezca un titular.





Formateando el texto

Además de todo lo relativo a la organización de los párrafos, uno de los aspectos primordiales del formateo de un texto es el de la propia letra. Resulta muy común y práctico presentar texto resaltado en negrita, itálica y otros. Paralelamente el uso de índices, subíndices resulta vital para la publicación de textos científicos. Todo esto y mucho más es posible por medio del HTML a partir de multitud de etiquetas entre las cuales vamos a destacar algunas.

Negrita

Podemos escribir texto en negrita incluyéndolo dentro de las etiquetas <b> y </b> (bold). Esta misma tarea es desempeñada por <strong> y </strong> siendo ambas equivalentes. Nosotros nos inclinamos por la primeras por simple razon de esfuerzo.

Escribiendo un código de este tipo:

<b>Texto en negrita</b>

Obtenemos este resultado:

Texto en negrita

Nota: Qué diferencia hay entre <b> y <strong>?

Aunque las dos etiquetas hacen el mismo efecto, tienen una peculiaridad que las hace distintas. La etiqueta <b> indica negrita, mientras que la etiqueta <strong> indica que se debe escribir resaltado. El HTML lo interpretan los navegadores según su criterio, es por eso que las páginas se pueden ver de distinta manera en unos browsers y en otros. La etiqueta <H1> quiere decir "encabezado de nivel 1", es el navegador el responsable de formatear el texto de manera que parezca un encabezado de primer nivel. En la práctica los encabezados de Internet Explorer y Netscape son muy parecidos (tamaño de letra grande y en negrita), pero otro navegador podría colocar los encabezados con subrayado si le pareciese oportuno.

La diferencia entre <b> y <strong> se podrá entender ahora. Mientras que <b> significa simplemente negrita y todos los navegadores la interpretarán como negrita, <strong> es una etiqueta que significa que se tiene que resaltar fuertemente el texto y cada navegador es el responsable de resaltarlo como desee. En la práctica <strong> coloca el texto en negrilla, pero podría ser que un navegador decidiese resaltar colocando negrilla, subrayado y color rojo en el texto.

Itálica

También en este caso existen dos posibilidades, una corta: <i> e </i> (italic) y otra un poco más larga: <em> y </em>. En este manual, y en la mayoría de las páginas que veréis por ahí, os encontraréis con la primera forma sin duda más sencilla a escribir y a acordarse.

He aquí un ejemplo de texto en itálica:

<i>Texto en itálica</i>

Que da el siguiente efecto:

Texto en itálica

Subrayado

El HTML nos propone también para el subrayado el par de etiquetas: <u> y </u> (underlined). Sin embargo, el uso de subrayados ha de ser aplicado con mucha precaución dado que los enlaces hipertexto van, a no ser que se indique lo contrario, subrayados con lo que podemos confundir al lector y apartarlo del verdadero interés de nuestro texto.

Subíndices y supraíndices

Este tipo de formato resulta de extremada utilidad para textos científicos. Las etiquetas empleadas son:

<sup> y </sup> para los supraíndices
<sub> y </sub> para los subíndices

Aquí tenéis un ejemplo:

La <sup>13</sup>CC<sub>3</sub>H<sub>4</sub>ClNOS es un heterociclo alergeno enriquecido

El resultado:

La 13CC3H4ClNOS es un heterociclo alergeno enriquecido

Anidar etiquetas

Todas estas etiquetas y por supuesto el resto de las vistas y que veremos más adelante pueden ser anidadas unas dentro de otras de manera a conseguir resultados diferentes. Así, podemos sin ningún problema crear texto en negrita e itálica embebiendo una etiqueta dentro de la otra:

<b>Esto sólo está en negrita <i>y esto en negrita e itálica</i></b>

Esto nos daria:

Esto sólo está en negrita y esto en negrita e itálica

Consejo: Cuando anides etiquetas HTML hazlo correctamente. Nos referimos a que si abres etiquetas dentro de otra más principal, antes de cerrar la etiqueta principal cierres las etiquetas que hayas abierto dentro de ella.

Debemos evitar códigos como el siguiente:
<b>Esto está en negrita e <i>itálica</b></i>

En favor de códigos con etiquetas correctamente anidadas:
<b>Esto está en negrita e <i>itálica</i></b>

Esto es muy aconsejable, aunque los navegadores entiendan bien las etiquetas mal anidadas, por dos razones:
  1. Sistemas como XML no son tan permisivos con estos errores y puede que en el futuro nuestras páginas no funcionen correcamente.
  2. A los navegadores les cuesta mucho tiempo de procesamiento resolver este tipo de errores, incluso más que construir la propia página y debemos evitarles que sufran por una mala codificación.




Color, tamaño y tipo de letra

A pesar de que por razones de homogeneidad y sencillez de codigo este tipo de formatos son controlados actualmente por hojas de estilo en cascada (de las cuales ya tendremos tiempo de hablar), existe una forma clásica y directa de definir color tamaño y tipo de letra de un texto determinado.

Esto se hace a partir de la etiqueta <font> y su cierre correspondiente. Dentro de esta etiqueta deberemos especificar los atributos correspondientes a cada uno de estos parámetros que deseamos definir. A continuación os comentamos los atributos principales de esta etiqueta:

Atributo face

Define el tipo de letra. Este atributo es interpretado por versiones de Netscape a partir de la 3 y de MSIE 3 o superiores. Otros navegadores las ignoran completamente y muestran el texto con la fuente que utilizan.

Hay que tener cuidado con este atributo ya que cada usuario, dependiendo de la plataforma que utilice, puede no disponer de los mismos tipos de letra que nosotros con lo que, si nosotros elegimos un tipo del que no dispone, el navegador se verá forzado a mostrar el texto con la fuente que utiliza por defecto (suele ser Times New Roman). Para evitar esto, dentro del atributo suelen seleccionarse varios tipos de letra separados por comas. En este caso el navegador comprobará que dispone del primer tipo enumerado y si no es así, pasará al segundo y así sucesivamente hasta encontrar un tipo que posea o bien acabar la lista y poner la fuente por defecto. Veamos un ejemplo.

<font face="Comic Sans MS,arial,verdana">Este texto tiene otra tipografía</font>

Que se visualizaría así en una página web.

Este texto tiene otra tipografía

Nota: Aquí tenemos un ejemplo de atributo cuyo valor debe estar limitado por comillas ("). Habíamos dicho que las comillas eran opcionales en los atributos, sin embargo esto no es así siempre. Si el valor del atributo contiene espacios, como es el caso de:

face="Comic Sans MS,arial,verdana"

debemos colocar las comillas para limitarlo. En caso de no tener comillas

face=Comic Sans MS,arial,verdana

se entendería que face=Comic, pero no se tendría en cuenta todo lo que sigue, porque HTML no lo asociaría al valor del atributo. En este caso HTML pensaría que las siguientes palabras (después del espacio) son otros atributos, pero como no los conoce como atributos simplemente los desestimará.

Atributo size

Define el tamaño de la letra. Este tamaño puede ser absoluto o relativo.

Si hablamos en términos absolutos, existen 7 niveles de tamaño distintos numerados de 1 a 7 por orden creciente. Elegiremos por tanto un valor size="1" para la letra más pequeña o size="7" para la más grande.

<font size=4>Este texto es más grande</font>

Que se visualizaría así en una página web.

Este texto es más grande

Podemos asimismo modificar el tamaño de nuestra letra con respecto al del texto mostrado precedentemente definiendo el número de niveles que queremos subir o bajar en esta escala de tamaños por medio de un signo + o -. De este modo, si definimos nuestro atributo como size="+1" lo que queremos decir es que aumentamos de un nivel el tamaño de la letra. Si estabamos escribiendo previamente en 3, pasaremos automáticamente a 4.
Los tamaños reales que veremos en pantalla dependerán de la definición y del tamaño de fuente elegido por el usuario en el navegador. Este tamaño de fuente puede ser definido en el Explorer yendo al menu superior, Ver/Tamaño de la fuente. En Netscape elegiremos View/Text Size. Esta flexibilidad puede en más de una ocasión resultarnos embarazosa ya que en muchos casos desearemos que el tamaño del texto permanezca constante para que éste quepa en un determinado espacio. Veremos en su momento que esta prefijación del tamaño puede ser llevada a cabo por las hojas de estilo en cascada.

Atributo color

El color del texto puede ser definido mediante el atributo color. Cada color es a su vez definido por un número hexadecimal que esta compuesto a su vez de tres partes. Cada una de estas partes representa la contribución del rojo, verde y azul al color en cuestión.

Por otra parte, es posible definir de una manera inmediata algunos de los colores más frecuentemente usados para los que se ha creado un nombre más memotécnico:

Nombre Color
Aqua
Black
Blue
Fuchsia
Gray
Green
Lime
Maroon
Navy
Olive
Purple
Red
Silver
Teal
White
Yellow


<font color="red">Este texto está en rojo</font>

Que se visualizaría así en una página web.

Este texto está en rojo

Con todo esto estamos ya en disposicion de crear un texto formateado de una forma realmente elaborada.

Pongamos pues en practica todo lo que hemos aprendido en estos capitulos haciendo un ejercicio consistente en una página que tenga las siguientes características:




Atributos para páginas

Las páginas HTML pueden construirse con variedad de atributos que le pueden dar un aspecto a la página muy personalizado. Podemos definir atributos como el color de fondo, el color del texto o de los enlaces. Estos atributos se definen en la etiqueta <body> y, como decíamos son generales a toda la página.

Lo mejor para explicar su funcionamiento es verlos uno por uno.

Atributos para fondos

bgcolor: especificamos un color de fondo para la página. En la unidad anterior hemos aprendido a construir cualquier color, con su nombre o su valor RGB. El color de fondo que podemos asignar con bgcolor es un color plano, es decir el mismo para toda la superficie del navegador.

background: sirve para indicar la colocación de una imagen como fondo de la página. La imagen se coloca haciendo un mosaico, es decir, se repite muchas veces hasta ocupar todo el espacio del fondo de la página. En capítulos más adelante veremos como se insertan imágenes con HTML y los tipos de imágenes que se pueden utilizar.

Ejemplo de fondo

Vamos a colocar esta imagen como fondo en la página.

Imagen que utilizaremos de fondo

La imagen se llama fondo.jpg y suponemos que se encuentra en el mismo directorio que la página. En este caso se colocaría la siguiente etiqueta <body>

<body background="fondo.jpg">


Consejo: siempre que coloquemos una imagen de fondo, debemos poner también un color de fondo cercano al color de la imagen.

Esto se debe a que, al colocar una imagen de fondo, el texto de la página debemos colocarlo en un color que contraste suficientemente con dicho fondo. Si el visitante no puede ver el fondo por cualquier cuestión (Por ejemplo tener deshabilitada la carga de imágenes) puede que el texto no contraste lo suficiente con el color de fondo por defecto de la web.

Creo que lo mejor será poner un ejemplo. Si la imagen de fondo es oscura, tendremos que poner un texto claro para que se pueda leer. Si el visitante que accede a la página no ve la imagen de fondo, le saldrá el fondo por defecto, que generalmente es blanco, de modo que al tener un texto con color claro sobre un fondo blanco, nos pasará que no podremos leer el texto convenientemente.

Ocurre parecido cuando se está cargando la página. Si todavía no ha llegado a nuestro sistema la imagen de fondo, se verá el fondo que hayamos seleccionado con bgcolor y es interesante que sea parecido al color de la imagen para que se pueda leer el texto mientras se carga la imagen de fondo.

Color del texto

text: este atributo sirve para asignar el color del texto de la página. Por defecto es el negro.

Además del color del texto, tenemos tres atributos para asignar el color de los enlaces de la página. Ya debemos saber que los enlaces deben diferenciarse del resto del texto de la página para que los usuarios puedan identificarlos fácilmente. Para ello suelen aparecer subrayados y con un color más vivo que el texto. Los tres atributos son los siguientes:

link: el color de los enlaces que no han sido visitados. (por defecto es azul clarito)

vlink: el color de los enlaces visitandos. La "v" viene justamente de la palabra visitado. Es el color que tendrán los enlaces que ya hemos visitado. Por defecto su color es morado. Este color debería ser un poco menos vivo que el color de los enlaces normales.

alink: es el color de los enlaces activos. Un enlace está activo en el preciso instante que se pulsa. A veces es difícil darse cuenta cuando un enlace está activo porque en el momento en el que se activa es porque lo estamos pulsando y en ese caso el navegador abandonará la página rápidamente y no podremos ver el enlace activo más que por unos instantes mínimos.

Ejemplo de color del texto

Vamos a ver una página donde el color de fondo sea negro, y los colores del texto y los enlaces sean claros. Pondremos el color de texto blanco y los enlaces amarillos, más resaltados los que no estén visitados y menos resaltados lo que ya están visitados. Para ello escribiríamos la etiqueta body así:

<body bgcolor="#000000" text="#ffffff" link="#ffff33" alink="#ffffcc" alink="ffff00">


Márgenes

Con otros atributos de la etiqueta <body> se pueden asignan espacios de margen en las páginas, lo que es muy útil para eliminar los márgenes en blanco que aparecen a los lados, arriba y debajo de la página. Estos atributos son distintos para Internet Explorer y para Netscape Navigator, por lo que debemos utilizarlos todos si queremos que todos los navegadores los interpreten perfectamente.

leftmargin: para indicar el margen a los lados de la página. Válido para iexplorer.

topmargin: para indicar el margen arriba y debajo de la página. Para iexplorer.

marginwidth: la contrapartida de leftmargin para Netscape. (Margen a los lados)

marginheight: igual que topmargin, pero para Netscape. (Margen arriba y abajo)


Vamos a ver una página sin márgenes, por si alguien necesita ver el ejemplo en estas líneas.

<body topmargin=0 leftmargin=0 marginheight=0 marginwidth=0 bgcolor="ffffff">
<table width=100% bgcolor=ff6666><tr><td>
<h1>Hola amigos</h1>
<br>
<br>
Gracias por visitarme!
</td></tr></table>
</body>


Esta página tiene el fondo blanco y dentro una tabla con el fondo rojo. En la página podremos ver que la tabla ocupa el espacio en la página sin dejar sitio para ningún tipo de margen.



Listas I

Las posibilidades que nos ofrece el HTML en cuestión de tratamiento de texto son realmente notables. No se limitan a lo visto hasta ahora, sino que van más lejos todavía. Varios ejemplos de ello son las listas, que sirven para enumerar y definir elementos, los textos preformateados y las cabeceras o títulos.

Las listas son utilizadas para citar, numerar y definir objetos. También son utilizadas corrientemente para desplazar el comienzo de línea hacia la derecha.

Podemos distinguir tres tipos de listas:
Las veremos detenidamente una a una.

Listas desordenadas

Son delimitadas por las etiquetas <ul> y </ul> (unordered list). Cada uno de los elementos de la lista es citado por medio de una etiqueta <li> (sin cierre, aunque no hay inconveniente en colocarlo). La cosa queda así:

<p>Países del mundo</p>
<ul>
    <li>Argentina
    <li>Perú
    <li>Chile
</ul>


El resultado:

Países del mundo

Podemos definir el tipo de viñeta empleada para cada elemento. Para ello debemos especificarlo por medio del atributo type incluido dentro de la etiqueta de apertura <ul>, si queremos que el estilo sea válido para toda la lista,o dentro le la etiqueta <li> si queremos hacerlo específico de un solo elemento. La sintaxis es del siguiente tipo:

<ul type="tipo de viñeta">

donde tipo de viñeta puede ser uno de los siguientes:

circle
disc
square


Nota: En algunos navegadores no funciona la opción de cambiar el tipo de viñeta a mostrar y por mucho que nos empeñemos, siempre saldrá el redondel negro.

En caso de que no funcione siempre podemos construir la lista a mano con la viñeta que queramos utilizando las tablas de HTML. Veremos más adelante cómo trabajar con tablas.

Vamos a ver un ejemplo de lista con un cuadrado en lugar de un redondel, y en el último elemento colocaremos un círculo. Para ello vamos a colocar el atributo type en la etiqueta <ul>, con lo que afectará a todos los elementos de la lista.

<ul type="square">
<li>Elemento 1
<li>Elemento 2
<li>Elemento 3
<li type="circle">Elemento 4
</ul>

Que tiene como resultado




Listas II

Continuamos estudiando las listas de HTML, con las que crear estructuras atractivas para presentar la información.

Listas ordenadas

En este caso usaremos las etiquetas <ol> (ordered list) y su cierre. Cada elemento sera igualmente precedido de su etiqueta <li>.

Pongamos un ejemplo:

<p>Reglas de comportamiento en el trabajo</p>
<ol>
<li>El jefe siempre tiene la razón
<li>En caso de duda aplicar regla 1
</ol>


El resultado es:

Reglas de comportamiento en el trabajo

  1. El jefe siempre tiene la razón
  2. En caso de duda aplicar regla 1
Del mismo modo que para las listas desordenadas, las listas ordenadas ofrecen la posibilidad de modificar el estilo. En concreto nos es posible especificar el tipo de numeración empleado eligiendo entre números (1, 2, 3...), letras (a, b, c...) y sus mayúsculas (A, B, C,...) y números romanos en sus versiones mayúsculas (I, II, III,...) y minúsculas (i, ii, iii,...).

Para realizar dicha selección hemos de utilizar, como para el caso precedente, el atributo type, el cual será situado dentro de la etiqueta <ol>. Los valores que puede tomar el atributo en este caso son:

1 Para ordenar por números
a Por letras del alfabeto
A Por letras mayúsculas del alfabeto
i Ordenación por números romanos en minúsculas
I Ordenación por números romanos en mayúsculas


Nota: Recordamos que en algunos navegadores no funciona la opción de cambiar el tipo de viñeta a mostrar

Puede que en algún caso deseemos comenzar nuestra enumeración por un número o letra que no tiene por qué ser necesariamente el primero de todos. Para solventar esta situación, podemos utilizar un segundo atributo, start, que tendra como valor un número. Este número, que por defecto es 1, corresponde al valor a partir del cual comenzamos a definir nuestra lista. Para el caso de las letras o los números romanos, el navegador se encarga de hacer la traducción del número a la letra correspondiente.

Os proponemos un ejemplo usando este tipo de atributos:

<p>Ordenamos por numeros</p>
<ol type="1">
<li>Elemento 1
<li> Elemento 2
</ol>


<p>Ordenamos por letras</p>
<ol type="a">
<li>Elemento a
<li> Elemento b
</ol>


<p>Ordenamos por números romanos empezando por el 10</p>

<ol type="i" start="10">
<li>Elemento x
<li> Elemento xi
</ol>


El resultado:

Ordenamos por números

  1. Elemento 1
  2. Elemento 2

Ordenamos por letras

  1. Elemento a
  2. Elemento b

Ordenamos por numeros romanos empezando por el 10

  1. Elemento x
  2. Elemento xi



Listas III

Terminamos la unidad de listas estudiando las listas de definición. Veremos también la anidación de listas.

Listas de definición

Cada elemento es presentado junto con su definición. La etiqueta principal es <dl> y </dl> (definition list). La etiquetas del elemento y su definición son <dt> (definition term) y <dd> (definition definition) respectivamente.

Aquí os proponemos un código que podrá aclarar este sistema:

<p>Diccionario de la Real Academia</p>
<dl>
    <dt>Brujula
    <dd>Señórula montada en una escóbula
    <dt>Oreja
    <dd>Sesenta minutejos
</dl>


El efecto producido:

Diccionario de la Real Academia

Brujula
Señórula montada en una escóbula
Oreja
Sesenta minutejos
Fijaos en que cada línea <dd> esta desplazada hacia la izquierda. Este tipo de etiquetas son usadas a menudo con el propósito de crear textos más o menos desplazados hacia la izquierda.

El código:

<dl>
<dd>Primer nivel de desplazamiento
    <dl>
       <dd>Segundo nivel de desplazamiento
       <dl>
          <dd>Tercer nivel de desplazamiento
       </dl>
    </dl>
</dl>


El resultado:

Primer nivel de desplazamiento
Segundo nivel de desplazamiento
Tercer nivel de desplazamiento


Anidando listas

Nada nos impide utilizar todas estas etiquetas de forma anidada como hemos visto en otros casos. De esta forma, podemos conseguir listas mixtas como por ejemplo:

<p>Ciudades del mundo</p>
<ul>
    <li>Argentina
    <ol>
       <li>Buenos Aires
       <li>Bariloche
    </ol>
    <li>Uruguay
    <ol>
       <li>Montevideo
       <li>Punta del Este
    </ol>
</ul>


De esta forma creamos una lista como esta:

Ciudades del mundo





Caracteres especiales

Una página web se ha de ver en paises distintos, que usan conjuntos de caracteres distintos. El lenguaje HTML nos ofrece un mecanismo por el que podemos estar seguros que una serie de caracteres raros se van a ver bien en todos los ordenadores del mundo, independientemente de su juego de caracteres.

Este conjunto son los caracteres especiales. Cuando queremos poner uno de estos caracteres en una página, debemos sustituirlo por su códico.

Por ejemplo, la "á" (a minúscula acentuada) se escribe "&aacute;" de modo que la palabra página se escribiría en una página HTML de este modo: p&aamp;aacute;gina

Caracteres especiales básicos

En realidad estos caracteres se usan en HTML para no confundir un principio o final de etiqueta, unas comillas o un & con su correspondiente caracter.

&lt; < &gt; >
&amp; & &quot; "


Caracteres especiales del HTML 2.0

&Aacute; á &Agrave;
&Eacute; é &Egrave;
&Iacute; í &Igrave;
&Oacute; ó &Ograve;
&Uacute; ú &Ugrave;
&aacute; á &agrave;
&eacute; é &egrave;
&iacute; í &igrave;
&oacute; ó &ograve;
&uacute; ú &ugrave;
&Auml; &Acirc;
&Euml; &Ecirc;
&Iuml; &Icirc;
&Ouml; &Ocirc;
&Uuml; &Ucirc;
&auml; &acirc;
&euml; &ecirc;
&iuml; &icirc;
&ouml; &ocirc;
&uuml; &ucirc;
&Atilde; &aring;
&Ntilde; ñ &Aring;
&Otilde; &Ccedil;
&atilde; &ccedil;
&ntilde; ñ &Yacute;
&otilde; &yacute;
&Oslash; &yuml;
&oslash; &THORN;
&ETH; &thorn;
&eth; &AElig;
&szlig; &aelig;


Caracteres especiales del HTML 3.2

&frac14; &nbsp;  
&frac12; &iexcl;
&frac34; &pound;
&copy; &yen;
&reg; &sect;
&ordf; &curren;
&sup2; &brvbar;
&sup3; &laquo;
&sup1; &not;
&macr; &shy; ­
&micro; &ordm;
&para; &acute;
&middot; &uml;
&deg; &plusmn;
&cedil; &raquo;
&iquest;    


Otros caracteres especiales

&times; &cent;
&divide; &euro;
&#147; &#153;
&#148; &#137;
&#140; &#131;
&#135; &#134;






Enlaces en HTML

Hasta aquí, hemos podido ver que una página web es un archivo HTML en el que podemos incluir, entre otras cosas, textos formateados a nuestro gusto e imágenes (las veremos enseguida). Del mismo modo, un sitio web podrá ser considerado como el conjunto de archivos, principalmente páginas HTML e imágenes, que constituyen el contenido al que el navegante tiene acceso.

Sin embargo, no podríamos hablar de navegante o de navegación si estos archivos HTML no estuviesen debidamente conectados entre ellos y con el exterior de nuestro sitio por medio de enlaces hipertexto. En efecto, el atractivo original del HTML radica en la posible puesta en relación de los contenidos de los archivos introduciendo referencias bajo forma de enlaces que permitan un acceso rápido a la información deseada. De poco serviría en la red tener páginas aisladas a las que la gente no puede acceder y desde las que la gente no puede saltar a otras.

Un enlace puede ser fácilmente detectado en una página. Basta con deslizar el puntero del ratón sobre las imágenes o el texto y ver como cambia de su forma original transformándose por regla general en una mano con un dedo señalador. Adicionalmente, estos enlaces suelen ir, en el caso de los textos, coloreados y subrayados para que el usuario no tenga dificultad en reconocerlos. Si no especificamos lo contrario (ya tendremos ocasión de explicar como), estos enlaces texto estarán subrayados y coloreados en azul. En el caso de las imágenes que sirvan de enlace, veremos que están delimitadas por un marco azul por defecto.

Para colocar un enlace, nos serviremos de las etiquetas <a> y </a>. Dentro de la etiqueta de apertura deberemos especificar asimismo el destino del enlace. Este destino será introducido bajo forma de atributo, el cual lleva por nombre href.

La sintaxis general de un enlace es por tanto de la forma:

<a href="destino">contenido</a>

Siendo el contenido un texto o una imagen. Es la parte de la página que se colocará activa y donde deberemos pulsar para acceder al enlace.

Por su parte, destino será una página, un correo electrónico o un archivo.

En función del destino los enlaces son clásicamente agrupados del siguiente modo:





Enlaces internos

Son los enlaces que apuntan a un lugar diferente dentro de la misma página. Este tipo de enlaces son esencialmente utilizados en páginas donde el acceso a los contenidos puede verse dificultado debido al gran tamaño de la misma. Mediante estos enlaces podemos ofrecer al visitante la posibilidad de acceder rápidamente al principio o final de la página o bien a diferentes párrafos o secciones.

Para crear un enlace de este tipo es necesario, aparte del enlace de origen propiamente dicho, un segundo enlace que será colocado en el destino. Veamos más claramente como funcionan estos enlaces con un ejemplo sencillo:
Enlace con final de este documento, para que probéis su funcionamiento:

Ir abajo

Supongamos que queremos crear un enlace que apunte al final de la página. Lo primero será colocar nuestro enlace origen. Lo pondremos aquí mismo y lo escribiremos del siguiente modo:

<a href="#abajo">Ir abajo</a>

Como podéis ver, el contenido del enlace es el texto "Ir abajo" y el destino, abajo, es un punto de la misma página que todavía no hemos definido. Ojo al símbolo #; es él quien especifica al navegador que el enlace apunta a una sección en particular.

En segundo lugar, hay que generar un enlace en el destino. Este enlace llevara por nombre abajo para poder distinguirlo de los otros posibles enlaces realizados dentro de la misma página. En este caso, la etiqueta que escribiremos será ésta:

<a name="abajo"></a>

A decir verdad, estos enlaces, aunque útiles, no son los más extendidos de cuantos hay. La tendencia general es la de crear páginas (archivos) independientes con tamaños más reducidos enlazados entre ellos por enlaces locales (los veremos enseguida). De esta forma evitamos el exceso de tiempo de carga de un archivo y la introducción de exceso de información que pueda desviar la atención del usuario.

Una aplicación corriente de estos enlaces consiste en poner un pequeño índice al principio de nuestro documento donde introducimos enlaces origen a las diferentes secciones. Paralelamente, al final de cada sección introducimos un enlace que apunta al índice de manera que podamos guiar al navegante en la búsqueda de la información útil para él.




Enlaces locales

Como hemos dicho, un sitio web esta constituido de páginas interconexas. En la anterior hemos visto como enlazar distintas secciones dentro de una misma página. Nos queda pues estudiar la manera de relacionar los distintos documentos HTML que componen nuestro sitio web.

Para crear este tipo de enlaces, hemos de crear una etiqueta de la siguiente forma:

<a href="archivo.html">contenido</a>

Por regla general, para una mejor organización, los sitios suelen estar ordenados por directorios. Estos directorios suelen contener diferentes secciones de la página, imágenes, sonidos. Es por ello que en muchos casos no nos valdrá con especificar el nombre del archivo, sino que tendremos que especificar además el directorio en el que nuestro archivo.html esta alojado.

Si habéis trabajado con Windows no tendréis ningún problema para comprender el modo de funcionamiento. Tan solo hay que tener cuidado en usar la barra "/" en lugar de la contrabarra "\".

Para aquellos que no saben como mostrar un camino de un archivo, aquí van una serie de indicaciones que os ayudaran a comprender la forma de expresarlos. No resulta difícil en absoluto y con un poco de practica lo haréis prácticamente sin pensar.

  1. Hay que situarse mentalmente en el directorio en el que se encuentra la página con el enlace.
  2. Si la página destino esta en un directorio incluido dentro del directorio en el que nos encontramos, hemos de marcar el camino enumerando cada uno de los directorios por los que pasamos hasta llegar al archivo y separándolos por el símbolo barra "/". Al final obviamente, escribimos el archivo.
  3. Si la página destino se encuentra en un directorio que incluye el de la página con el enlace, hemos de escribir dos puntos y una barra "../" tantas veces como niveles subamos en la arborescencia hasta dar con el directorio donde esta emplazado el archivo destino.
  4. Si la página se encuentra en otro directorio no incluido ni incluyente del archivo origen, tendremos que subir como en la regla 3 por medio de ".." hasta encontrar un directorio que englobe el directorio que contiene a la página destino. A continuación haremos como en la regla 2. Escribiremos todos los directorios por los que pasamos hasta llegar al archivo.
Estructura de directorios de web ejemplo Ejemplo:


Para clarificar este punto podemos hacer un ejemplo a partir de la estructura de directorios de la imagen.



Para hacer un enlace desde index.html hacia yyy.html:
<a href="seccion1/paginas/yyy.html">contenido</a>

Para hacer un enlace desde xxx.html hacia yyy.html:
<a href="../seccion1/paginas/yyy.html">contenido</a>

Para hacer un enlace desde yyy.html hacia xxx.html:
<a href="../../seccion2/xxx.html">contenido</a>


Los enlaces locales pueden a su vez apuntar ya no a la página en general sino más precisamente a una sección concreta. Este tipo de enlaces resultan ser un híbrido de interno y local. La sintaxis es de este tipo:

<a href="archivo.html#seccion">contenido</a>

Como para los enlaces internos, en este caso hemos de marcar la sección con otro enlace del tipo:

<a name="seccion"></a>

Como ejemplo, he aquí un enlace que apunta a la unidad anterior al final de la página.





Enlaces externos, de correo y hacia archivos.

Para acabar con los enlaces vamos a ver los últimos 3 tipos de enlaces que habíamos señalado.

Enlaces remotos

Son los enlaces que se dirigen hacia páginas que se encuentran fuera de nuestro sitio web, es decir, cualquier otro documento que no forma parte de nuestro sitio.

Este tipo de enlaces es muy común y no representa ninguna dificultad. Simplemente colocamos en el atributo HREF de nuestra etiqueta <A> la URL o dirección de la página con la que queremos enlazar. Será algo parecido a esto.

<a href="http://www.guiarte.com">ir a guiarte.com</a>

Sólo cabe destacar que todos las direcciones web (URLs) empiezan por http://. Esto indica que el protocolo por el que se accede es HTTP, el utilizado en la web. No debemos olvidarnos de colocarlas, porque si no los enlaces serán tratados como enlaces locales a nuestro sitio.

Otra cosa interesante es que no tenemos que enlazar con una página web con el protocolo HTTP necesariamente. También podemos acceder a recursos a través de otros protocolos como el FTP. En tal caso, las direcciones de los recursos no comenzarán por http:// sino por ftp://.

Enlaces a direcciones de correo

Los enlaces a direcciones de correo son aquellos que al pincharlos nos abre un nuevo mensaje de correo electrónico dirigido a una dirección de mail determinada. Estos enlaces son muy habituales en las páginas web y resultan la manera más rápida de ofrecer al visitante una vía para el contacto con el propietario de la página.

Para colocar un enlace dirigido hacia una dirección de correo colocamos mailto: en el atributo href del enlace, seguido de la dirección de correo a la que se debe dirigir el enlace.

<a href="mailto:ftamajon@yahoo.es">ftamajon@yahoo.es</a>

Este enlace se puede ver en funcionamiento aquí: ftamajon@yahoo.es

Consejo: Cuando coloques enlaces a direcciones de correo procura indicar en el contenido del enlace (lo que hay entre <A> y </A>) la dirección de correo a la que se debe escribir. Esto es porque si un usuario no tiene configurado un programa de correo en su ordenador no podrá enviar mensajes, pero por lo menos podrá copiar la dirección de mail y escribir el correo a través de otro ordenador o un sistema web-mail.


Además de la dirección de correo del destinatario, también podemos colocar en el enlace el asunto del mensaje. Esto se consigue colocando después de la dirección de correo un interrogante, la palabra subject, un signo igual (=) y el asunto en concreto.

<a href="malito:ftamajon@yahoo.es?subject=contacto a través de la pagina">ftamajon@yahoo.es</a>

Podemos colocar otros atributos del mensaje con una sintaxis parecida. En este caso indicamos también que el correo debe ir con copia a ieslospedroches@terra.es.

<a href="mailto:ftamajon@yahoo.es?subject=contacto a través de la pagina&cc=ieslospedroches@terra.es">ftamajon@yahoo.es</a>

Nota: El visitante de la página necesitará tener configurada una cuenta de correo electrónico en su sistema para enviar los mensajes. Lógicamente, si no tiene servicio de correo en el ordenador no se podrán enviar los mensajes y este sistema de contacto con el visitante no funcionará.


Enlaces con archivos

Este no es un tipo de enlace propiamente dicho, pero lo señalamos aquí porque son un tipo de enlaces muy habitual y que presenta alguna complicación para el usuario novato.

El mecanismo es el mismo que hemos conocido en los enlaces locales y los enlaces remotos, con la única particularidad de que en vez de estar dirigidos hacia una página web está dirigido hacia un archivo de otro tipo.

Si queremos enlazar con un archivo mi_fichero.zip que se encuentra en el mismo directorio que la página se escribiría un enlace así.

<a href="mi_fichero.zip">Descarga mi_fichero.zip</a>

Si pinchamos un enlace de este tipo nuestro navegador descargará el fichero, haciendo la pregunta típica de "Qué queremos hacer con el archivo. Abrirlo o guardarlo en disco".

Consejo: No colocar en Internet archivos ejecutables directamente sino archivos comprimidos. Por dos razones:
  1. El archivo ocupará menos, con lo que será más rápida su transferencia.
  2. Al preguntar al usuario lo que desea hacer con el fichero le ofrece la opción de abrirlo y guardarlo en disco. Nosotros generalmente desearemos que el usuario lo guarde en disco y no lo ejecute hasta que lo tenga en su disco duro. Si se decido a abrirlo en vez de guardarlo simplemente lo pondrá en marcha y cuando lo pare no se quedará guardado en su sistema. Si los archivos están comprimidos obligaremos al usuario a descomprimirlos en su disco duro antes de ponerlos en marcha, con lo que nos aseguramos que el usuario lo guarde en su ordenador antes de ejecutarlo.


Si queremos enlazar hacia otro tipo de archivo como un PDF o un mundo VRML (Realidad virtual para Internet) lo seguimos haciendo de la misma manera. El navegador, si reconoce el tipo de archivo, es el responsable de abrirlo utilizando el conector adecuado para ello. Así, si por ejemplo enlazamos con un PDF pondrá el programa Acrobat Reader en funcionamiento para mostrar los contenidos. Si enlazamos con un mundo VRML pondrá en marcha el plug-in que el usuario tenga instalado para ver los mundos virtuales (Cosmo Player por ejemplo).

Este sería un ejemplo de enlace a un documento PDF.

<a href="mi_documento_pdf">Descarga el PDF</a>




Imágenes en HTML

Sin duda uno de los aspectos más vistosos y atractivos de las páginas web es el grafismo. La introducción en nuestro texto de imágenes puede ayudarnos a explicar más fácilmente nuestra información y darle un aire mucho más estético. El abuso no obstante puede conducirnos a una sobrecarga que se traduce en una distracción para el navegante, quien tendrá más dificultad en encontrar la información necesaria, y un mayor tiempo de carga de la página lo que puede ser de un efecto nefasto si nuestro visitante no tiene una buena conexión o si es un poco impaciente.


Las imágenes son almacenadas en forma de archivos, principalmente GIF (para dibujos) o JPG (para fotos). Estos archivos pueden ser creados por nosotros mismos o pueden ser descargados gratuitamente en sitios web especializados.

Así pues, en estas primeras unidades nos limitaremos a explicar como insertar y alinear debidamente en nuestra página una imagen ya creada.

La etiqueta que utilizaremos para insertar una imagen es <img> (image). Esta etiqueta no posee su cierre correspondiente y en ella hemos de especificar obligatoriamente el paradero de nuestro archivo grafico mediante el atributo src (source).

La sintaxis queda entonces de la siguiente forma:

<img src="camino hacia el archivo">

Para expresar el camino, lo haremos de la misma forma que vimos para los enlaces. Las reglas siguen siendo las mismás, lo único que cambia es que, en lugar de una página destino, el destino es un archivo grafico.

Aparte de este atributo, indispensable obviamente para la visualización de la imagen, la etiqueta <img> nos propone otra serie de atributos de mayor o menor utilidad:

Atributo alt

Dentro de las comillas de este atributo colocaremos una brevísima descripción de la imagen. Esta etiqueta no es indispensable pero presenta varias utilidades.

Primeramente, durante el proceso de carga de la página, cuando la imagen no ha sido todavía cargada, el navegador mostrará esta descripción, con lo que el navegante se puede hacer una idea de lo que va en ese lugar.

Esto no es tan trivial si tenemos en cuenta que algunos usuarios navegan por la red con una opción del navegador que desactiva el muestreo de imágenes, con lo que tales personas podrán siempre saber de qué se trata el gráfico y eventualmente cambiar a modo con imágenes para visualizarla.

Además, determinadas aplicaciones para discapacitados o teléfonos vocales que no muestran imágenes ofrecen la posibilidad de leerlas por lo que nunca esta de más pensar en estos colectivos.

En general podemos considerar como aconsejable el uso de este atributo salvo para imágenes de poca importancia y absolutamente indispensable si la imagen en cuestión sirve de enlace.

Atributos height y width

Definen la altura y anchura respectivamente de la imagen en pixels.

Todos los archivos gráficos poseen unas dimensiones de ancho y alto. Estas dimensiones pueden obtenerse a partir del propio diseñador grafico o bien haciendo clic con el botón derecho sobre la imagen vista por el navegador para luego elegir propiedades sobre el menú que se despliega.

El hecho de explicitar en nuestro código las dimensiones de nuestras imágenes ayuda al navegador a confeccionar la página de la forma que nosotros deseamos antes incluso de que las imágenes hayan sido descargadas.

Así, si las dimensiones de las imágenes han sido proporcionadas, durante el proceso de carga, el navegador reservara el espacio correspondiente a cada imagen creando una maquetación correcta. El usuario podrá comenzar a leer tranquilamente el texto sin que este se mueva de un lado a otro cada vez que una imagen se cargue.

Además de esta utilidad, el alterar los valores de estos dos atributos, es una forma inmediata de redimensionar nuestra imagen. Este tipo de utilidad no es aconsejable dado que, si lo que pretendemos es aumentar el tamaño, la perdida de calidad de la imagen será muy sensible. Inversamente, si deseamos disminuir su tamaño, estaremos usando un archivo más grande de lo necesario para la imagen que estamos mostrando con lo que aumentamos el tiempo de descarga de nuestro documento innecesariamente.

Es importante hacer hincapié en este punto ya que muchos debutantes tienen esa mala costumbre de crear gráficos pequeños redimensionando la imagen por medio de estos atributos a partir de archivos de tamaño descomunal. Hay que pensar que el tamaño de una imagen con unas dimensiones de la mitad no se reduce a la mitad, sino que resulta ser aproximadamente 4 veces inferior.

Atributo border

Definen el tamaño en pixels del cuadro que rodea la imagen.

De esta forma podemos recuadrar nuestra imagen si lo deseamos. Es particularmente útil cuando deseamos eliminar el borde que aparece cuando la imagen sirve de enlace. En dicho caso tendremos que especificar border="0".

Atributos vspace y hspace

Sirven para indicar el espacio libre, en pixeles, que tiene que colocarse entre la imagen y los otros elementos que la rodean, como texto, otras imágenes, etc.

Atributo lowsrc

Con este atributo podemos indicar un archivo de la imagen de baja resolución. Cuando el navegador detecta que la imagen tiene este atributo primero descarga y muestra la imagen de baja resolución (que ocupa muy poco y que se transfiere muy rápido). Posteriormente descarga y muestra la imagen de resolución adecuada (señalada con el atributo src, que se supone que ocupará más y será más lenta de transferir).

Este atributo está en desuso, aunque supone una ventaja considerable para que la descarga inicial de la web se realice más rápido y que un visitante pueda ver una muestra de la imagen mientras se descarga la imagen real.


Truco: Utilizar imagenes como enlaces

Ni que decir tiene que una imagen, lo mismo que un texto, puede servir de enlace. Vista la estructura de los enlaces podemos muy fácilmente adivinar el tipo de código necesario:

<a href="archivo.html"><img src="imagen.gif"></a>



Ejemplo práctico

Resultará obvio para los lectores hacer ahora una página que contenga una imagen varias veces repetida pero con distintos atributos.
Vamos a utilizar esta imagen para hacer el ejercicio:

Las dimensiones originales de la imagen son 28x21, así que este sería el código fuente:

<img src="img1.gif" width="28" height="21" alt="Tamaño original" border="3">
<br>
<br>
<img src="img1.gif" width="68" height="21" alt="Achatada" border="0">
<br>
<br>
<img src="img1.gif" width="28" height="51" alt="Alargada" border="0">
<br>
<br>
<img src="img1.gif" width="56" height="42" alt="Doble grande" border="0">




Alineación de imágenes con HTML

Vimos en su momento el atributo align que nos permitía alinear el texto a derecha, izquierda o centro de nuestra página. Dijimos que este atributo no era exclusivo de la etiqueta <p> sino que podía ser encontrado en otro tipo de etiquetas.

Pues bien, <img> resulta ser una de esas etiquetas que aceptan este atributo aunque en este caso el funcionamiento resulta ser diferente.

Para alinear una imagen horizontalmente podemos hacerlo de la misma forma que el texto, es decir, utilizando el atributo align dentro de una etiqueta <p> o <div>. En este caso, lo que incluiremos dentro de esa etiqueta será la imagen en lugar del texto:

Este código mostrará la imagen en el centro:

<div align="center"><img src="logo.gif"></div>

Quedaría así:

Sin embargo, ya hemos dicho que la etiqueta <img> puede aceptar el atributo align. En este caso, la utilidad que le damos difiere de la anterior.

El hecho de utilizar el atributo align dentro de la etiqueta <img> nos permite, en el caso de darle los valores left o right, justificar la imagen del lado que deseamos a la vez que rellenamos con texto el lado opuesto. De esta forma embebemos nuestras imágenes dentro del texto de una manera sencilla.

Aquí podéis ver el tipo de código a crear para obtener dicho efecto:

<p>
<img src="imagen.gif" align="right">Texto tan extenso como queramos que cubrirá la parte izquierda de la imagen. Sigo poniendo texto para que se vea el efecto, Bla bla bla bla bla bla bla...
</p>


Quedaría así:
Texto tan extenso como queramos que cubrirá la parte izquierda de la imagen. Sigo poniendo texto para que se vea el efecto, Bla bla bla bla bla bla bla...

<p>
<img src="imagen.gif" align="left">Texto tan extenso como queramos que cubrirá la parte derecha de la imagen. Sigo poniendo texto para que se vea el efecto, Bla bla bla bla bla bla bla...
</p>


Quedaría así:
Texto tan extenso como queramos que cubrirá la parte izquierda de la imagen. Sigo poniendo texto para que se vea el efecto, Bla bla bla bla bla bla bla...

Si en algún momento deseásemos dejar de rellenar ese espacio lateral, podemos pasar a una zona libre introduciendo un salto de línea <br> dentro del cual añadiremos un atributo: clear

Así, etiquetas del tipo:

<br clear="left">
Saltara verticalmente hasta encontrar el lateral izquierdo libre.
<br clear="right">
Saltara verticalmente hasta encontrar el lateral derecho libre.
<br clear="all">
Saltará verticalmente hasta encontrar ambos laterales libres.

Ejemplo de clear:
Texto tan extenso como queramos que cubrirá la parte izquierda.
Esto está debajo de la imagen.

Existen otro tipo de valores que puede adoptar el atributo align dentro de la etiqueta <img>. Estos son relativos a la alineación vertical de la imagen.
Supongamos que escribimos una línea al lado de nuestra imagen. Esta línea puede quedar por ejemplo arriba, abajo o al medio de la imagen. Asimismo, puede que en una misma línea tengamos varias imágenes de alturas diferentes que pueden ser alineadas de distintas formás.
Estos valores adicionales del atributo align son:

top
Ajusta la imagen a la parte más alta de la línea. Esto quiere decir que, si hay una imagen más alta, ambas imágenes presentaran el borde superior a la misma altura.

bottom
Ajusta el bajo de la imagen al texto.

Absbottom
Colocara el borde inferior de la imagen a nivel del elemento más bajo de la línea.

middle
Hace coincidir la base de la línea de texto con el medio vertical de la imagen.

absmiddle
Ajusta la imagen al medio absoluto de la línea.

Estas explicaciones, que pueden resultar un poco complicadas, pueden ser más fácilmente asimiladas a partir con un poco de practica.

Nos queda explicar como introducir debajo de la imagen un pie de foto o explicación. Para ello tendremos que ver antes de nada las tablas, en el próximos capítulos...




Formátos gráficos para páginas web

El componente gráfico de las páginas web tiene mucha importancia, es el que hace que estas sean vistosas y el que nos permite aplicar nuestra creatividad para hacer del diseño de sitios una tarea agradable. Es también una herramienta para acercar los sitios al mundo donde vivimos, si embargo, es también el causante de errores graves en las páginas y hacer de estas, en algunos casos, un martirio para el visitante.

Las nociones básicas para el uso de archivos gráficos son sencillas, conocerlas, aunque sea ligeramente, nos ayudará a crear sitios agradables y rápidos. No cometer errores en el uso de las imágenes es fundamental, aunque no seas un diseñador y las imágenes que utilices sean feas, utilízalas bien y así estarás haciendo más agradable la visita a tus páginas.

Tipos de archivos

En Internet se utilizan principalmente dos tipos de archivos gráficos GIF y JPG, pensados especialmente para optimizar el tamaño que ocupan en disco, ya que los archivos pequeños se transmiten más rápidamente por la Red.

El formato de archivo GIF se usa para las imágenes que tengan dibujos, mientras que el formato JPG se usa para las fotografías. Los dos comprimen las imágenes para guardarlas. La forma de comprimir la imagen que utiliza cada formato es lo que los hace ideales para unos u otros propósitos.

Adicionalmente, se puede usar un tercer formato gráfico en las páginas web, el PNG. Este formato no tiene tanta aceptación como el GIF o JPG por varias razones, entre las que destacan el desconocimiento del formato por parte de los desarrolladores, que las herramientas habituales para tratar gráficos (como por ejemplo Photoshop) generalmente no lo soportan y que los navegadores antiguos también tienen problemas para visualizarlas. Sin embargo, el formato se comporta muy bien en cuanto a compresión y calidad del gráfico conseguido, por lo que resultaría útil si se llega a extender su uso.

GIF

logo de desarrolloweb
Un logotipo es un ejemplo claro de imagen GIF
A parte de ser un archivo ideal para las imágenes que estén dibujadas tiene muchas otras características que son importantes y útiles.

Compresión: Es muy buena para dibujos, como ya hemos dicho. Incluso puede ser interesante si la imagen es muy pequeña, aunque sea una foto.
Una imagen con transparencia
Parte de esta imagen es transparente

Transparencia: es una utilidad para definir ciertas partes del dibujo como transparentes. De este modo podemos colocar las imágenes sobre distintos fondos sin que se vea el cuadrado donde está inscrito la el dibujo, viendose en cambio la silueta del dibujo en cuestión.
Para crear un gif transparente debemos utilizar un programa de diseño gráfico, con el podemos indicar qué colores del dibujo queremos que sean transparentes. Generalmente, definimos la transparencia cuando vamos a guardar el gráfico.
Colores: Con este formato gráfico podemos utilizar paletas, conjuntos, de 256 colores o menos. Este es un detalle muy importante, puesto que cuantos menos colores utilicemos en la imagen, por lo general, menos ocupará el archivo. En ocasiones, aunque utilicemos menos colores en un gráfico, este no pierde mucho en calidad, llegando a ser inapreciable a la vista.
En algunos programas podemos modificar la cantidad de colores al guardar el archivo, en otros lo hacemos mientras creamos el gráfico.


32 colores

16 colores

8 colores
Imagen tomada con distintas paletas de colores. Se puede apreciar como con pocos colores se ve bien el gráfico y como pierde un poco a medida que le restamos colores.


JPG

Una imagen típica JPG es una fotografía
Una fotografía con formato JPG
Veamos ahora cuales son las características fundamentales del formato JPG:

Compresión: Tal como hemos dicho anteriormente, su algoritmo de compresión hace ideal este formato para guardar fotografías. Además, con JPG podemos definir la calidad de la imagen, con calidad baja el fichero ocupará menos, y viceversa.
Ejemplo de transparencia en JPG
Intento de transparencia en JPG. Pulsar para ampliar
Transparencia: Este formato no tiene posibilidad de crear áreas transparentes. Si deseamos colocar una imagen con un área que parezca transparente procederemos así: con nuestro programa de diseño gráfico haremos que el fondo de la imagen sea el mismo que el de la página donde queremos colocarla. En muchos casos los fondos de la imagen y la página parecerán el mismo.
Colores: JPG trabaja siempre con 16 millones de colores, ideal para fotografías.

Optimizar ficheros

Para que las imágenes ocupen lo menos posible y se transfieran rápidamente por la Red debemos aprender a optimizar los ficheros gráficos. Para ello debemos hacer lo siguiente:

Para los archivos GIF: Reduciremos el número de colores de nuestra paleta. Esto se hace con nuestro editor gráfico, en muchos casos podremos hacerlo al guardar el archivo.

Imagen con 256 colores GIF 256 colores - 10,8 KB

Imagen con 32 colores GIF 32 colores - 5,5 KB

Imagen con 4 colores GIF 4 colores - 2 KB


Para los archivos JPG: Ajustaremos la calidad del archivo cuando lo estemos guardando. Este formato nos permite bajar mucho la calidad de la imagen sin que esta pierda mucho en su aspecto visual.
Imagen de calidad 0 pesa 3K JPG
calidad 0
3 KB
Imagen de calidad 30 pesa 5,9K JPG
calidad 20
5,9 KB
Imagen de calidad 50 pesa 10K JPG
calidad 50
10 KB

Imagen tomada en Photoshop cuando se guarda para el web
Photoshop es una herramienta excelente para optimizar ficheros. Viendo varias copias podemos elegir la más adecuada.
Es imprescindible disponer para optimizar la imagen de una herramienta buena que nos permita configurar estas características de la imagen con libertad y fácilmente. Photoshop 5.5 o 6 es un programa bastante recomendable, pues incorpora una opción que se llama "Guardar para el Web" con la que podemos definir los colores del gif, calidad del JPG y otras opciones en varias muestras a la vez. Así con todas las opciones configurables, viendo los resultados a la vez que el tamaño del archivo podemos optimizar la imagen de una manera precisa con los resultados que deseamos.

También existen en el mercado otros programas que nos permiten optimizar estas imágenes de manera sorprendente. Una vez hemos creado la imagen la pasamos por estos programas y nos comprimen aun más el archivo, haciéndolo rápido de transferir y, por tanto, más optimo para Internet. Al ser estas utilidades tan especializadas los resultados suelen ser mejores que con los programas de edición gráfica.



Tablas en HTML

Una tabla en un conjunto de celdas organizadas dentro de las cuales podemos alojar distintos contenidos.

En un principio nos podría parecer que las tablas son raramente útiles y que pueden ser utilizadas principalmente para listar datos como agendas, resultados y otros datos de una forma organizada. Nada más lejos de la realidad.

Hoy, gran parte de los diseñadores de páginas basan su maquetación en este tipo de artilugios. En efecto, una tabla nos permite organizar y distribuir los espacios de la manera más optima. Nos puede ayudar a generar texto en columnas como los periódicos, prefijar los tamaños ocupados por distintas secciones de la página o poner de una manera sencilla un pie de foto a una imagen.

Puede que en un principio nos resulte un poco complicado trabajar con estas estructuras pero, si deseamos crear una página de calidad, tarde o temprano tendremos que vérnoslas con ellas y nos daremos cuenta de las posibilidades nos ofrecen.

Para empezar, nada más sencillo que por el principio: las tablas son definidas por las etiquetas <table> y </table>.

Dentro de estas dos etiquetas colocaremos todas las otras etiquetas, textos e imágenes que darán forma y contenido a la tabla.

Las tablas son descritas por líneas de izquierda a derecha. Cada una de estas líneas es definida por otra etiqueta y su cierre: <tr> y </tr>

Asimismo, dentro de cada línea, habrá diferentes celdas. Cada una de estas celdas será definida por otro par de etiquetas: <td> y </td>. Dentro de estas etiquetas será donde coloquemos nuestro contenido.

Aquí tenéis un ejemplo de estructura de tabla:

<table>
<tr>
<td>Celda 1, linea 1</td>
<td> Celda 2, linea 1</td>
</tr>
<tr>
<td> Celda 1, linea 2</td>
<td> Celda 2, linea 2</td>
</tr>
</table>


El resultado:

Celda 1, linea 1 Celda 2, linea 1
Celda 1, linea 2 Celda 2, linea 2

Nota: Hasta aquí hemos visto todas las etiquetas que necesitamos conocer para crear tablas. Existen otras etiquetas, pero lo que podemos conseguir con éllas se puede conseguir también usando las que hemos visto.

Por poner un ejemplo, señalamos la etiqueta <th>, que sirve para crear una celda cuyo contenido esté formatedo como un título o cabecera de la tabla. En la práctica, lo que hace es poner en negrita y centrado el contenido de esa celda, lo que se puede conseguir aplicando las correspondientes etiquetas dentro de la celda. Así:
<td align="center"><b>contenido de la celda</b></td>.

A partir de esta idea simple y sencilla, las tablas adquieren otra magnitud cuando les incorporamos toda una batería de atributos aplicados sobre cada tipo de etiquetas que las componen. A lo largo de los siguientes capítulos nos adentraremos en el estudio de estos atributos de manera a proporcionaros los útiles indispensables para una buena puesta en página.




Tablas en HTML. Atributos para filas y celdas.

Hemos visto en el capitulo anterior que las tablas están compuestas de líneas que, a su vez, contienen celdas. Las celdas son delimitadas por las etiquetas <td> o por las etiquetas <th> (si queremos texto en negrita y centrado) y constituyen un entorno independiente del resto del documento. Esto quiere decir que:

Así pues, podemos especificar el formato de nuestras celdas a partir de etiquetas introducidas en su interior o mediante atributos colocados dentro de la etiqueta de celda <td> o bien, en algunos casos, dentro de la etiqueta <tr>, si deseamos que el atributo sea valido para toda la línea. La forma más útil y actual de dar forma a las celdas es a partir de las hojas de estilo en cascada que ya tendréis la oportunidad de abordar más adelante.

Veamos a continuación algunos atributos útiles para la construcción de nuestras tablas. Empecemos viendo atributos que nos permiten modificar una celda en concreto o toda una línea:

align
Justifica el texto de la celda del mismo modo que si fuese el de un párrafo.
valign
Podemos elegir si queremos que el texto aparezca arriba (top), en el centro (middle) o abajo (bottom) de la celda.
bgcolor
Da color a la celda o línea elegida.
bordercolor
Define el color del borde.

Otros atributos que pueden ser únicamente asignados a una celda y no al conjunto de celdas de una línea son:

background
Nos permite colocar un fondo para la celda a partir de un enlace a una imagen.
height
Define la altura de la celda en pixels o porcentaje.
width
Define la anchura de la celda en pixels o porcentaje.
colspan
Expande una celda horizontalmente.
rowspan
Expande una celda verticalmente.

Nota: El atributo height no funciona en todos los navegadores, además, su uso no está muy extendido. Las celdas por lo general tienen el alto que ncesitan para que quepa todo el contenido que se le haya insertado, es decir, crecen lo suficiente para que quepa lo que hemos colocado dentro.

El atributo width si que funciona en todos los navegadores y lo tendréis que utilizar constantemente. Si le asignamos un ancho a la celda, el ancho será respetado y si dicha celda tiene mucho texto o cualquier otro contenido, la celda crecerá hacia abajo todo lo necesario para que quepa lo que hemos colocado.

Un matiz al último párafo. Se trata de que si definimos una celda de un ancho 100 por ejemplo, y colocamos en la celda un contenido como una imagen que mida más de 100 pixeles, la celda crecerá en horizontal todo lo necesario para que la imagen quepa. Si el elemento, aunque más ancho, fuera divisible (como un texto) el ancho sería respetado y el texto crecería hacia abajo o lo que es lo mismo, en altura, como señalábamos en el anterior párrafo.

Estos últimos cuatro atributos descritos son de gran utilidad. Concretamente, height y width nos ayudan a definir las dimensiones de nuestras celdas de una forma absoluta (en pixels o puntos de pantalla) o de una forma relativa, es decir por porcentajes referidos al tamaño total de la tabla.

A titulo de ejemplo:

<td width="80">
Dará una anchura de 80 pixels a la celda. Sin embargo,

<td width="80%">
Dará una anchura a la celda del 80% de la anchura de la tabla.

Hay que tener en cuenta que, definidas las dimensiones de las celdas, el navegador va a hacer lo que buenamente pueda para satisfacer al programador. Esto quiere decir que puede que en algunas ocasiones el resultado que obtengamos no sea el esperado. Concretamente, si el texto presenta una palabra excesivamente larga, puede que la anchura de la celda se vea aumentada para mantener la palabra en la misma línea. Por otra parte, si el texto resulta muy largo, la celda aumentara su altura para poder mostrar todo su contenido.

Análogamente, si por ejemplo definimos dos anchuras distintas a celdas de una misma columna, el navegador no sabrá a cual hacer caso. Es por ello que resulta conveniente tener bien claro desde un principio como es la tabla que queremos diseñar. No esta de más si la prediseñamos en papel si la complejidad es importante. El HTML resulta en general fácil pero las tablas pueden convertirse en un verdadero quebradero de cabeza si no llegamos a comprenderlas debidamente.

Los atributos rowspan y colspan son también utilizados frecuentemente. Gracias a ellos es posible expandir celdas fusionando éstas con sus vecinas. El valor que pueden tomar estas etiquetas es numérico. El número representa la cantidad de celdas fusionadas.

Así,
<td colspan="2">
Fusionara la celda en cuestión con su vecina derecha.

Esta celda tiene un colspan="2"
Celda normal Otra celda

Del mismo modo,
<td rowspan="2">

Esta celda tiene rowspan="2", por eso tiene fusionada la celda de abajo. Celda Normal
Otra celda normal

Expandirá la celda hacia abajo fusionándose con la celda inferior.

El resto de los atributos presentados presentan una utilidad y uso bastante obvios. Los dejamos a vuestra propia investigación.




Tablas en HTML. Atributos de la tabla y conclusión.

Además de los atributos específicos de cada celda o línea, las tablas pueden ser adicionalmente formateadas a partir de los atributos que nos ofrece la propia etiqueta <table>. He aquí aquellos que pueden parecernos en un principio importantes:

align
Alinea horizontalmente la tabla con respecto a su entorno.
background
Nos permite colocar un fondo para la tabla a partir de un enlace a una imagen.
bgcolor
Da color de fondo a la tabla.
border
Define el número de pixels del borde principal.
bordercolor
Define el color del borde.
cellpadding
Define, en pixels, el espacio entre los bordes de la celda y el contenido de la misma.
cellspacing
Define el espacio entre los bordes (en pixels).
height
Define la altura de la tabla en pixels o porcentaje.
width
Define la anchura de la tabla en pixels o porcentaje.

Los atributos que definen las dimensiones, height y width, funcionan de una manera análoga a la de las celdas tal y como hemos visto en el capitulo anterior. Contrariamente, el atributo align no nos permite justificar el texto de cada una de las celdas que componen la tabla, sino más bien, justificar la propia tabla con respecto a su entorno.

Vamos a poner tres ejemplos de alineado de tablas, centradas, alineadas a la derecha y a la izquierda.

Ejemplo de tabla centrada
Esta tabla está centrada (aling="center"). Solo tiene una celda.
Este sería un texto cualquiera colocado al lado de una tabla centrada

Ejemplo de tabla alineada a la derecha
Esta tabla está alineada a la derecha (aling="right"). Solo tiene una celda.
Para que se vea el efecto de alineado a la tabla debemos colocar un texto al lado y el texto rodeará la tabla, igual que ocurría con las imágenes alineadas a un lado.

Ejemplo de tabla alineada a la izquierda
Esta tabla está alineada a la izquierda (aling="left"). Solo tiene una celda.
Para que se vea el efecto de alineado a la tabla debemos colocar un texto al lado y el texto rodeará la tabla, igual que ocurría con las imágenes alineadas a un lado.

Los atributos cellpading y cellspacing nos ayudaran a dar a nuestra tabla un aspecto más estético. En un principio puede parecernos un poco confuso su uso pero un poco de practica será suficiente para hacerse con ellos.

En la siguiente imagen podemos ver gráficamente el significado de estos atributos.
Modelo de Cellpading y Cellspacing

Podéis comprobar vosotros mismos que los atributos definidos para una celda tienen prioridad con respecto a los definidos para una tabla. Podemos definir, por ejemplo, una tabla con color de fondo rojo y una de las celdas de color de fondo verde y se verá toda la tabla de color rojo menos la celda verde. Del mismo modo, podemos definir un color azul para los bordes de la tabla y hacer que una celda particular sea mostrada con un borde rojo. (Aunque esto no funcionará en todos los navegadores debido a que algunos no reconocen el atributo bordercolor.

Tabla de color rojo de fondo El atributo bgcolor de la tabla está en rojo.
Celda normal Esta celda está en verde. tiene el atributo bgcolor en color verde

Tablas anidadas

Muy útil también es el uso de tablas anidadas. De la misma forma que podíamos incluir listas dentro de otras listas, las tablas pueden ser incluidas dentro de otras. Así, podemos incluir una tabla dentro de la celda de otra. El modo de funcionamiento sigue siendo el mismo aunque la situación puede complicarse si el número de tablas embebidas dentro de otras es elevado.

Consejo: Algunas páginas (La mayoría de las páginas avanzadas) que basan su diseño en tablas, realizan anidaciones de tablas constantemente para meter unos elementos de la página dentro de otros. Se pueden anidar tablas sin límite, sin embargo, en el caso de Netscape 4 hay que tener cuidado con el número de tablas que anidamos, porque a medida que metemos una tabla dentro de otra y otra dentro de esta y otra más, aumentando el grado de anidación sucesivamente... podemos encontrar problemas en su visualización y puede que la página tarde un poco de tiempo más en mostrarse en pantalla.


Vamos a ver un código de anidación de tablas. Veamos primero el resultado y luego el código, así conseguiremos entenderlo mejor.

Celda de la tabla principal
Tabla anidada, celda 1 Tabla anidada, celda 2
Tabla anidada, celda 3 Tabla anidada, celda 4

Este sería el código:

<table cellspacing="10" cellpadding="10" border="3">
<tr>
    <td align="center">
    Celda de la tabla principal
    </td>
    <td align="center">
        <table cellspacing="2" cellpadding="2" border="1">
        <tr>
            <td>Tabla anidada, celda 1</td>
            <td>Tabla anidada, celda 2</td>
        </tr>
        <tr>
            <td>Tabla anidada, celda 3</td>
            <td>Tabla anidada, celda 4</td>
        </tr>
        </table>
    </td>
</tr>
</table>


Ejemplos prácticos

Hasta aquí la información que pretendíamos transmitiros sobre las tablas en HTML. Sería importante ahora realizar algún ejemplo de realización de una tabla un poco compleja. Por ejemplo la siguiente:

Animales en peligro de extinción
Nombre Cabezas Previsión 2010 Previsión 2020
Ballena 6000 4000 1500
Oso Pardo 50 0
Lince 10
Tigre 300 210


Otro ejemplo de tabla con el que podemos practicar:

Climas de América del Sur
Venezuela
Colombia
Ecuador
Perú
Parte de arriba de América del Sur. Países como:
Argentina
Chile
Uruguay
Paraguay
Parte de abajo de América del Sur. Países como:
Bosque tropical, clima de sabana, clima marítimo con inviernos secos. Climas marítimos con veranos secos, con inviernos secos, climas frios, clima de estepa, clima desértico.




Formularios HTML

Hasta ahora hemos visto la forma en la que el HTML gestiona y muestra la información, esencialmente mediante texto, imágenes y enlaces. Nos queda por ver de qué forma podemos intercambiar información con nuestro visitante. Desde luego, este nuevo aspecto resulta primordial para gran cantidad de acciones que se pueden llevar a cabo mediante el Web: Comprar un articulo, rellenar una encuesta, enviar un comentario al autor...

Hemos visto anteriormente que podíamos, mediante los enlaces, contactar directamente con un correo electrónico. Sin embargo, esta opción puede resultar en algunos casos poco versátil si lo que deseamos es que el navegante nos envíe una información bien precisa. Es por ello que el HTML propone otra solución mucho más amplia: Los formularios.

Los formularios son esas famosas cajas de texto y botones que podemos encontrar en muchas páginas web. Son muy utilizados para realizar búsquedas o bien para introducir datos personales por ejemplo en sitios de comercio electrónico. Los datos que el usuario introduce en estos campos son enviados al correo electrónico del administrador del formulario o bien a un programa que se encarga de procesarlo automáticamente.

Usando HTML podemos únicamente enviar el formulario a un correo electrónico. Si queremos procesar el formulario mediante un programa la cosa puede resultar un poco más compleja ya que tendremos que emplear otros lenguajes más sofisticados. En este caso, la solución más sencilla es utilizar los programás prediseñados que nos proponen un gran número de servidores de alojamiento y que nos permiten almacenar y procesar los datos en forma de archivos u otros formatos. Si vuestras páginas están alojadas en un servidor que no os propone este tipo de ventajas, siempre podéis recurrir a servidores de terceros que ofrecen este u otro tipo de servicios gratuitos para webs. Por supuesto, existe otra alternativa que es la de aprender lenguajes como ASP o PHP que nos permitirán, entre otras cosas, el tratamiento de formularios.

Los formularios son definidos por medio de las etiquetas <form> y </form>. Entre estas dos etiquetas colocaremos todos los campos y botones que componen el formulario. Dentro de esta etiqueta <form> debemos especificar algunos atributos:

action

Define el tipo de acción a llevar a cabo con el formulario. Como ya hemos dicho, existen dos posibilidades:

En el primer caso, el contenido del formulario es enviado a la dirección de correo electrónico especificada por medio de una sintaxis de este tipo:

<form action="mailto:direccion@correo.com" ...>

Si lo que queremos es que el formulario sea procesado por un programa, hemos de especificar la dirección del archivo que contiene dicho programa. La etiqueta quedaría en este caso de la siguiente forma:

<form action="dirección del archivo" ...>

method

Este atributo se encarga de especificar la forma en la que el formulario es enviado. Los dos valores posibles que puede tomar esta atributo son post y get. A efectos prácticos y, salvo que se os diga lo contrario, daremos siempre el valor post.

enctype

Se utiliza para indicar la forma en la que viajará la información que se mande por el formulario. En el caso más corriente, enviar el formulario por correo electrónico, el valor de este atributo debe de ser "text/plain". Así conseguimos que se envíe el contenido del formulario como texto plano dentro del email.

Si queremos que el formulario se procese automáticamente por un programa, generalmente no utilizaremos este atributo, de modo que tome su valor por defecto, es decir, no incluiremos enctype dentro de la etiqueta <form>

Ejemplo de etiqueta <form> completa

Así, para el caso más habitual -el envío del formulario por correo- la etiqueta de creación del formulario tendrá el siguiente aspecto:

<form action="mailto:direccion@correo.com (o nombre del archivo de proceso)" method="post" enctype="text/plain">

Entre esta etiqueta y su cierre colocaremos el resto de etiquetas que darán forma a nuestro formulario, las cuales serán vistas en capítulos siguientes.

Referencia: Mandar formulario por correo electrónico

Los formularios se utilizan habitualmente para implementar un tipo de contacto con el navegante, que consiste en que éste pueda mandarnos sus comentarios por correo electrónico a nuestro buzón.






Elementos de Formularios. Campos de texto

El HTML nos propone una gran diversidad de alternativas a la hora de crear nuestros formularios. Estas van desde la clásica caja de texto hasta la lista de opciones pasando por las cajas de validación.

Veamos en qué consiste cada una de estas modalidades y como podemos implementarlas en nuestro formulario.

Texto corto

Las cajas de texto son colocadas por medio de la etiqueta <input>. Dentro de esta etiqueta hemos de especificar el valor de dos atributos: type y name.

La etiqueta es de la siguiente forma:

<input type="text" name="nombre">

De este modo expresamos nuestro deseo de crear una caja de texto cuyo contenido será llamado nombre (por ejemplo). El aspecto de este tipo de cajas es de sobra conocido, aquí lo podéis ver:

El nombre del elemento del formulario es de gran importancia para poder identificarlo en nuestro programa de procesamiento o en el mail recibido. Por otra parte, es importante indicar el atributo type, ya que, como veremos, existen otras modalidades de formulario que usan esta misma etiqueta.

El empleo de estas cajas esta fundamentalmente destinado a la toma de datos breves: palabras o conjuntos de palabras de longitud relativamente corta. Veremos más adelante que existe otra forma de tomar textos más largos a partir de otra etiqueta.

Además de estos dos atributos, esenciales para el correcto funcionamiento de nuestra etiqueta, existen otra serie de atributos que pueden resultarnos de utilidad pero que no son imprescindibles:

size
Define el tamaño de la caja en número de caracteres. Si al escribir el usuario llega al final de la caja, el texto ira desfilando a medida que se escribe haciendo desaparecer la parte de texto que queda a la izquierda.

maxlength
Indica el tamaño máximo del texto que puede ser tomado por el formulario. Es importante no confundirlo con el atributo size. Mientras el primero define el tamaño aparente de la caja de texto, maxlength indica el tamaño máximo real del texto que se puede escribir. Podemos tener una caja de texto con un tamaño aparente (size) que es menor que el tamaño máximo (maxlength). Lo que ocurrirá en este caso es que, al escribir, el texto ira desfilando dentro de la caja hasta que lleguemos a su tamaño máximo definido por maxlength, momento en el cual nos será imposible continuar escribiendo.

value
En algunos casos puede resultarnos interesante asignar un valor definido al campo en cuestión. Esto puede ayudar al usuario a rellenar más rápidamente el formulario o darle alguna idea sobre la naturaleza de datos que se requieren. Este valor inicial del campo puede ser expresado mediante el atributo value. Veamos su efecto con un ejemplo sencillo:

<input type="text" name="nombre" value="Perico Palotes">

Genera un campo de este tipo:

Nota: estamos obligados a utilizar la etiqueta <form>

Aunque de lo que se lee en estas unidades sobre formularios se puede entender bien esto, hemos querido remarcarlo para que quede muy claro: Cuando queremos utilizar en cualquer situación elementos de formulario debemos escribirlos siempre entre las etiquetas <form> y </form>. De lo contrario, los elementos se verán perfectamente en Explorer pero no en Netscape.

Dicho de otra forma, en Netscape no se visualizan los elementos de formulario a no ser que esten colocados entre las correspondientes etiquetas de inicio y fin de formulario.

Es por ello que para mostrar un campo de texto no vale con poner la etiqueta <input>, sino que habrá que ponerla dentro de un formulario. Así:

<form>
<input type="text" name="nombre" value="Perico Palotes">
</form>

Veremos posteriormente que este atributo puede resultar relevante en determinadas situaciones.

Texto oculto

Podemos esconder el texto escrito por medio asteriscos de manera a aportar una cierta confidencialidad. Este tipo de campos son análogos a los de texto con una sola diferencia: remplazamos el atributo type="text" por type="password":

<input type="password" name="nombre">

En este caso, podéis comprobar que al escribir dentro del campo en lugar de texto veréis asteriscos.

Estos campos son ideales para la introducción de datos confidenciales, principalmente códigos de acceso. Se ve en funcionamiento a continuación.

Texto largo

Si deseamos poner a la disposición de usuario un campo de texto donde pueda escribir cómodamente sobre un espacio compuesto de varias líneas, hemos de invocar una nueva etiqueta: <textarea> y su cierre correspondiente.

Este tipo de campos son prácticos cuando el contenido a enviar no es un nombre teléfono o cualquier otro dato breve, sino más bien, un comentario, opinión, etc.

Dentro de la etiqueta textarea deberemos indicar, como para el caso visto anteriormente, el atributo name para asociar el contenido a un nombre que será asemejado a una variable en los programás de proceso. Además, podemos definir las dimensiones del campo a partir de los atributos siguientes:

rows
Define el número de líneas del campo de texto.

cols
Define el número de columnas del campo de texto.

La etiqueta queda por tanto de esta forma:

<textarea name="comentario" rows="10" cols="40"></textarea>

El resultado es el siguiente:

Asimismo, es posible predefinir el contenido del campo. Para ello, no usaremos el atributo value sino que escribiremos dentro de la etiqueta el contenido que deseamos atribuirle. Veámoslo:

<textarea name="comentario" rows="10" cols="40">Escribe tu comentario....</textarea>

Dará como resultado:




Otros elementos de formulario

Efectivamente, los textos son un manera muy practica de hacernos llegar la información del navegante. No obstante, en muchos casos, los textos son difícilmente adaptables a programás que puedan procesarlos debidamente o bien, puede que su contenido no se ajuste al tipo de información que requerimos. Es por ello que, en determinados casos, puede resultar más efectivo proponer una elección al navegante a partir del planteamiento de una serie de opciones.

Este es el caso de, por ejemplo, ofrecer una lista de países, el tipo de tarjeta de crédito para un pago,...

Este tipo de opciones pueden ser expresadas de diferentes formás. Veamos a continuación cuales son:

Listas de opciones

Las listas de opciones son ese tipo de menús desplegables que nos permiten elegir una (o varias) de las múltiples opciones que nos proponen. Para construirlas emplearemos una etiqueta con su respectivo cierre: <select>

Como para los casos ya vistos, dentro de esta etiqueta definiremos su nombre por medio del atributo name. Cada opción será incluida en una línea precedida de la etiqueta <option>.

Podemos ver, a partir de estas directivas, la forma más típica y sencilla de esta etiqueta:

<select name="estacion">
<option>Primavera</option>
<option>Verano</option>
<option>Otoño</option>
<option>Invierno</option>
</select>


El resultado es:

Esta estructura puede verse modificada principalmente a partir de otros dos atributos:

size
Indica el número de valores mostrados de la lista. El resto pueden ser vistos por medio de la barra lateral de desplazamiento.

multiple
Permite la selección de más varios elementos de la lista. La elección de más de un elemento se hace como con el explorador de Windows, a partir de las teclas ctrl o shift. Este atributo se expresa sin valor alguno, es decir, no se utiliza con el igual: simplemente se pone para conseguir el efecto, o no se pone si queremos una lista desplegable común.

Consejo: Si es posible, no uses multiple

No recomendamos especialmente la puesta en practica de esta opción ya que el manejo de las teclas ctrl o shift para elegir varias opciones puede ser desconocido para el navegante. Evidentemente, siempre cabe la posibilidad de explicarle como funciona aunque no dejara de ser una complicación para más para el visitante.

Veamos cual es el efecto producido por estos dos atributos cambiando la línea:
<select name="estacion">

por:
<select name="estacion" size="3" multiple>

La lista quedara de esta forma:

La etiqueta <option> puede asimismo ser matizada por medio de otros atributos

selected
Del mismo modo que multiple, este atributo no toma ningún valor sino que simplemente indica que la opción que lo presenta esta elegida por defecto.

Así, si cambiamos la línea del código anterior:
<option>Otoño</option>

por:
<option selected>Otoño</option>

El resultado será:

value
Define el valor de la opción que será enviado al programa o correo electrónico si el usuario elige esa opción. Este atributo puede resultar muy útil si el formulario es enviado a un programa puesto que a cada opción se le puede asociar un número o letra, lo cual es más fácilmente manipulable que una palabra o texto. podríamos así escribir líneas del tipo:

<option value="1">Primavera</option>

De este modo, si el usuario elige primavera, lo que le llegara al programa (o correo) es una variable llamada estacion que tendrá com valor 1. En el correo electrónico recibiríamos:

estacion=1

Botones de radio

Existe otra alternativa para plantear una elección, en este caso, obligamos al internauta a elegir únicamente una de las opciones que se le proponen.

La etiqueta empleada en este caso es <input> en la cual tendremos el atributo type ha de tomar el valor radio. Veamos un ejemplo:

<input type="radio" name="estacion" value="1">Primavera
<br>
<input type="radio" name="estacion" value="2">Verano
<br>
<input type="radio" name="estacion" value="3">Otoño
<br>
<input type="radio" name="estacion" value="4">Invierno


Nota: Hay que fijarse que la etiqueta <input type="radio"> sólo coloca la casilla pinchable en la página. Los textos que aparecen al lado, así como los saltos de línea los colocamos con el correspondiente texto en el código de la página y las etiquetas HTML que necesitemos.

El resultado es el siguiente:

Primavera
Verano
Otoño
Invierno

Como puede verse, a cada una de las opciones se le atribuye una etiqueta input dentro de la cual asignamos el mismo nombre (name) para todas las opciones y un valor (value) distinto. Si el usuario elige supuestamente Otoño, recibiremos en nuestro correo una línea tal que esta:

estacion=3

Cabe señalar que es posible preseleccionar por defecto una de las opciones. Esto puede ser conseguido por medio del atributo checked:

<input type="radio" name="estacion" value="2" checked>Verano

Veamos el efecto:

Primavera
Verano
Otoño
Invierno

Cajas de validación

Este tipo de elementos pueden ser activados o desactivados por el visitante por un simple clic sobre la caja en cuestión. La sintaxis utilizada es muy similar a las vistas anteriormente:

<input type="checkbox" name="paella">Me gusta la paella

El efecto:

Me gusta la paella

La única diferencia fundamental es el valor adoptado por el atributo type.

Del mismo modo que para los botones de radio, podemos activar la caja por medio del atributo checked.

El tipo de información que llegara a nuestro correo (o al programa) será del tipo:

paella=on (u off dependiendo si ha sido activada o no)




Envio, borrado y demás en formularios HTML

Los formularios han de dar plaza no solamente a la información a tomar del usuario sino también a otra serie de funciones. Concretamente, han de permitirnos su envío mediante un botón. También puede resultar práctico poder proponer un botón de borrado o bien acompañarlo de datos ocultos que puedan ayudarnos en su procesamiento.

En esta unidad, para terminar la saga de formularios, daremos a conocer los medios de instalar todas estas funciones.

botón de envío

Para dar por finalizado el proceso de relleno del formulario y hacerlo llegar a su gestor, el navegante ha de validarlo por medio de un botón previsto a tal efecto. La construcción de dicho botón no reviste ninguna dificultad una vez familiarizados con las etiquetas input ya vistas:

<input type="submit" value="Enviar">

Con este código generamos un botón como este:

Como puede verse, tan solo hemos de especificar que se trata de un botón de envío (type="submit") y hemos de definir el mensaje del botón por medio del atributo value.

botón de borrado

Este botón nos permitirá borrar el formulario por completo en el caso de que el usuario desee rehacerlo desde el principio. Su estructura sintáctica es análoga a la anterior:

<input type="reset" value="Borrar">

A diferencia del botón de envío, indispensable en cualquier formulario, el botón de borrado resulta meramente optativo y no es utilizado frecuentemente. Hay que tener cuidado de no ponerlo muy cerca del botón de envío y de distinguir claramente el uno del otro.

Datos ocultos

En algunos casos, aparte de los propios datos enviados por el usuario, puede resultar práctico enviar datos definidos por nosotros mismos que ayuden al programa en su procesamiento del formulario. Este tipo de datos, que no se muestran en la página pero si pueden ser detectados solicitando el código fuente, no son frecuentemente utilizados por páginas construidas en HTML, son más bien usados por páginas que emplean tecnologías de servidor. No os asustéis, veremos más adelante qué quiere decir esto. Tan solo queremos dar constancia de su existencia y de su modo creación. He aquí un ejemplo:

<input type=hidden name="sitio" value="www.ieslospedroches.com">

Esta etiqueta, incluida dentro de nuestro formulario, enviara un dato adicional al correo o programa encargado de la gestión del formulario. podríamos, a partir de este dato, dar a conocer al programa el origen del formulario o algún tipo de acción a llevar a cabo (una redirección por ejemplo).

Botones normales

Dentro de los formularios también podemos colocar botones normales, pulsables como cualquier otro botón. Igual que ocurre con los campos hidden, estos botones por si solos no tienen mucha utilidad pero podremos necesitarlos para realizar acciones en el futuro. Su sintaxis es la siguiente.

<input type=button value="Texto escrito en el botón">

Quedaría de esta manera:

El uso más frecuente de un botón es en la programación en el cliente. Utilizando lenguajes como Javascript podemos definir acciones a tomar cuando un visitante pulse el botón de una página web.

Ejemplo de formulario

Con esta unidad finalizamos nuestro tema de formularios. Pasemos ahora a ejemplificar todo lo aprendido a partir de la creación de un formulario que consulta el grado de satisfacción de los usuarios de una línea de autobuses ficticia. El formulario está construido para que envíe los datos por correo electrónico a un buzón determinado.

Vemos el formulario en esta página. Vosotros tratar de construirlo para ver si habéis entendido bien los temas sobre formularios.

Nombre
Email
Población
Sexo
Hombre
Mujer

Frecuencia de los viajes


Comentarios sobre su satisfacción personal


Deseo recibir notificación de las novedades en las líneas de autobuses.



A continuación también mostraremos el código fuente de este formulario, que es importante que todos le echemos un vistazo, aunque sea rápidamente.

<form action="mailto:ftamajon@yahoo.es" method="post" enctype="text/plain">
Nombre <input type="text" name="nombre" size="30" maxlength="100">
<br>
Email <input type="text" name="email" size="25" maxlength="100" value="@">
<br>
Población <input type="text" name="poblacion" size="20" maxlength="60">
<br>
Sexo
<br>
<input type="radio" name="sexo" value="Varon" checked> Hombre
<br>
<input type="radio" name="sexo" value="Hembra"> Mujer
<br>
<br>
Frecuencia de los viajes
<br>
<select name="utilizacion">
    <option value="1">Varias veces al dia
    <option value="2">Una vez al dia
    <option value="3">Varias veces a la semana
    <option value="4">varias veces al mes
</select>
<br>
<br>
Comentarios sobre su satisfacción personal
<br>
<textarea cols="30" rows="7" name="comentarios"></textarea>
<br>
<br>
<input type="checkbox" name="recibir_info" checked>
Deseo recibir notificación de las novedades en las líneas de autobuses.
<br>
<br>
<input type="submit" value="Enviar formulario">
<br>
<br>
<input type="Reset" value="Borrar todo">
</form>

Para acabar, vamos a ver lo que recibirían por correo electrónico en la empresa de autobuses cuando un usuario cualquiera rellenase este formulario y pulsase sobre el botón de envio.

nombre=Federico Mijo Silvestre
email=fede@terramix.com
poblacion=Astorga, León
sexo=Varon
utilizacion=2
comentarios=No creo que sea una buena linea. Poner más autobuses.
recibir_info=on