Tareas de Aprendizaje

Ser competente implica saber hacer, poner los conocimientos en acción, por tanto las competencias las tendrán que alcanzar los alumnos desde las tareas.

Según el Marco Común Europeo de Referencia, una tarea se define como cualquier acción intencionada que un individuo considera necesaria para conseguir un resultado concreto en cuanto a la resolución de un problema, el cumplimiento de una obligación o la consecución de un objetivo”.

En nuestra práctica educativa trabajar con un enfoque en competencias básicas implica alejarnos de una interpretación conductivista para acercarnos más bien enfoques constructivistas y socioculturales. Pero esto lleva aparejado un cambio grande en la metodología que nos va a obligar a cambiar la forma que tenemos de ver el currículo, el papel del profesorado y el alumnado.

 

Las orientaciones metodológicas concretas que se consideran relevantes en el desarrollo y la adquisición de las competencias básicas por parte de los alumnos son:

 


  • Contextualización de los aprendizajes.

Emplear metodologías que liguen los contenidos con la realidad, a ser posible con su entorno próximo de forma que puedan aportar su experiencia, ya que el aprendizaje será más significativo.

  • Priorizar la realización de actividades prácticas y reflexivas frente a memorísticas.

Las tareas que implican cuestionarse y aplicar conocimientos permiten a los alumnos establecer relaciones con otros conocimientos ya adquiridos.

  • Emplear procesos cognitivos variados.

Se deben fomentar aquellas actividades que permitan poner en acción múltiples destrezas (reconocer, analizar, discriminar, aplicar, resolver, establecer semejanzas y diferencias, localizar, identificar, interpretar). En el caso de las Ciencias muchos alumnos resuelven los problemas por mimetismo con otros, puesto que no realizan un análisis e identificación de las variables.

  • Utilización de estrategias que fomenten la autonomía y toma la de decisiones.

El trabajar con proyectos, problemas y realizar estudios de casos obliga a los alumnos a tomar decisiones, trabajar con diferentes puntos de vista, debatir y proponer soluciones a problemas reales.

  • Cambiar los roles de actuación y situación de aprendizaje.
No usar siempre el modelo transmisivo en el que el profesor monopoliza el tiempo de la clase y el alumno es un sujeto pasivo receptor de la información. Los proyectos e investigaciones en grupo favorecen el aprendizaje sociocultural en los que el profesor actúa como mediador y guía del proceso.
  • Trabajar experiencias que fomenten la investigación.
Los proyectos y las investigaciones propician la autonomía personal y acercan al alumno a los procedimientos del método científico. La investigación: metodología de proyectos o centros de interés, “resolución de problemas abiertos
  • Potenciar la utilización de diferentes fuentes de información y su tratamiento.

El trabajar con diferentes fuentes de información permite al alumno establecer relaciones y fijar criterios, alejándose del concepto de conocimientos objetivos e inmutables.

  • Trabajar con metodologías de aprendizajes activos del alumnado.

El emplear metodologías activas de aprendizaje permite que el alumno sea consciente de su propio proceso de aprendizaje, organizando y planificando el trabajo personal y evaluando su propio proceso de aprendizaje.

  • Generar un ambiente propicio en el aula de aceptación y cooperación.

El trabajar en un ambiente adecuado, proporciona al alumno la seguridad, confianza y autoestima necesaria, que permita la interacción en grupos heterogéneos, la mediación y resolución de conflictos.

  • Fomentar el trabajo colaborativo y las agrupaciones flexibles en el aula.

El trabajo colaborativo favorece el aprendizaje social en el que los alumnos son capaces aprender de sus compañeros, dejando el profesor de ser el único referente de aprendizaje. El trabajo cooperativo

  • Trabajar con materiales curriculares diversos.

La idea fundamental es darse cuenta que el libro no debe ser el único recurso didáctico por dos razones fundamentales:

 

  • No se fomenta el análisis crítico de la información, ni la diversidad de opiniones, sólo existe una verdad

 

Debemos hacer uso de los recursos, de los materiales y de los espacios de los que disponemos en los centros (laboratorios, bibliotecas, aulas específicas, aulas de audiovisuales, aulas TIC)

Pero en la elaboración de materiales no sólo debe intervenir el profesor, sino que la participación y colaboración del alumnado es imprescindible. Los materiales y proyectos que los alumnos realizan deben pasar a formar parte de nuestra práctica educativa. Así en cursos inferiores suelo usar los proyectos y experiencias que mis alumnos han elaborado e incluso participan en la explicación los que les proporiona una satisfacción adicional al propio proceso de aprendizaje.

  • Coordinación interdepartamental.

No puede concebirse un proceso de enseñanza basado en competencias si no existe interdisciplinariedad que permita la utilización de destrezas comunes en ámbitos diferentes.

Esto implica una coordinación a nivel de centro que permita compartir criterios metodológicos comunes que permitan una construcción colaborativa del conocimiento.

Evaluar en competencies es una tarea compleja puesto que los alumnos van a desarrollar estas competencias a través de los aprendizajes formales, informales y no formales. Lo que no tiene sentido es querer evaluar competencias empleando pruebas e instrumentos que evalúan sólo conocimientos.

La importancia de la evaluación radica en que nos va a permitir valorar los objetivos alcanzados y por tanto reorientar el proceso de aprendizaje modificando aquellos aspectos que interfieren en el progreso del alumno. Por tanto, para llevar a cabo el proceso de evaluación por competencias tendremos que emplear diversas técnicas e instrumentos de evaluación.