LOS GRANDES PACIFISTAS

    Son personajes conocidos en la historia de la humanidad y tienen todos algo en común. Gandhi, Teresa de Calcuta, Rigoberta Menchú Tum y el Dalai Lama, Martín Luter king entre otros, han desempeñado todos un destacado papel humanitario. El "Padre" del pueblo hindú, Mahatma Gandhi -que significa "Alma Grande" (Mahatma) y "Padre" (Gandhi)- se convirtió en uno de los líderes espirituales más respetados, ayudó a la liberación del pueblo hindú del Imperio británico a través de la resistencia pacífica y es honrado aún hoy en día (58 años después de su muerte, el 30 de enero de 1948) por su gente como el Padre de la Nación India. Por otra parte, la Madre Teresa de Calcuta fundó en la ciudad de Calcuta (India) las Misioneras de la Caridad para ayudar a los niños pobres y a los moribundos y enfermos que encontraba en las calles. Recibió el Premio Nobel de la Paz y destinó los 12.000 dólares del galardón a sus pobres.

                                                       

Seguramente muchos de nosotros recordemos el año de la muerte por un paro cardíaco de la Madre Teresa de Calcuta porque fue en ese mismo año (1997) cuando murió la princesa de Gales. Pero, en definitiva, Teresa de Calcuta fue mucho más que una celebridad; fue una mujer, misionera, religiosa, que ayudó a los más pobres ofreciéndoles un hogar donde pudieran morir en paz y con dignidad. Hoy en día, las Hermanas de la Caridad, orden fundada por ella, son casi 4.000 repartidas en 424 casas establecidas en 95 países en todo el mundo. Sus objetivos principales son defender los derechos de los pobres, y luchar en contra del aborto y de la eutanasia.

    Por todos son conocidos los principios de coraje, de la no-violencia y de la verdad pura (satyagraha, 'abrazo de la verdad' en sánscrito) de Mahatma Gandhi (1869-1948). Un 30 de enero como hoy (30 de enero de 1948), Mahatma Gandhi fue asesinado por un miembro de un grupo extremista hindú, mientras se dirigía a su habitual rezo de la tarde. Su muerte fue considerada como una catástrofe internacional. El gran físico Albert Einstein dijo de él: "Las generaciones del porvenir apenas creerán que un hombre como éste caminó la tierra en carne y hueso."

   

Los Dalai Lamas son la reencarnación del Buda de la Compasión y tienen como objetivo principal servir a la humanidad. El décimo cuarto Dalai Lama, Tenzin Gyatzo, fue reconocido a la edad de dos años como la reencarnación de su predecesor. Defensor ardiente de la paz y la pluralidad ideológica, el Dalai Lama (que significa "Océano de Sabiduría") está a favor de la bondad y la compasión, el respeto al medio ambiente y, por encima de todo, la paz mundial. Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1989. A pesar de sus logros, el Dalai Lama dice, modestamente, ser "un simple monje budista, ni más ni menos."

                                                    

   

Luther King:

Líder norteamericano pacifista de los Derechos Civiles. Premio Nóbel de la Paz en 1964. Dedicó su vida a la integración racial en EEUU, pero su carisma y mensaje de unidad es un emblema universal de la vida en paz y en comunidad para toda la humanidad.
Entre 1960 y 1965 la influencia de King como líder de los derechos civiles había alcanzado su zenit. Las tácticas de no-violencia activa (sentadas, marchas de protesta), pusieron el tema en la agenda nacional de los EEUU

Luther King nació en Atlanta (Georgia), el 15 de enero de 1929, hijo mayor de un ministro baptista. Ingresó en el Morehouse College a los 15 años y fue ordenado ministro baptista a los 17. Tanto su padre como su abuelo habían sido predicadores Bautistas. Graduado en el Crozer Theological Seminary en 1951, realizó su trabajo de posgrado en la Universidad de Boston. Durante un seminario, se interiorizó de los métodos de protesta pacífica de Mahatma Gandhi.

Rigoberta Menchú Tum nació en Chimel, Guatemala, en 1959, y es descendiente de la antigua cultura Maya-Quiché. De niña trabajó en los campos.

Fue testigo del asesinato de su hermano de 16 años, víctima de los terratenientes que querían despojar a los indígenas de sus tierras. Su padre, Vicente Menchú, se lanzó a una activa labor de concienciación de sus vecinos, lo cual produjo un impacto en Rigoberta, que empezó así a elaborar su pensamiento social.

Fue empleada doméstica en la ciudad, donde conoció la injusticia, la discriminación y la miseria que aflige a los indígenas de Guatemala.

El 31 de enero de 1980 su padre murió quemado en la embajada de España en Guatemala, donde se había encerrado junto con 38 personas, en su mayoría campesinos, para protestar por la situación indígena, durante el asalto que realizó la policía. Poco después, Rigoberta perdió también a su madre, víctima de secuestro, tortura y asesinato por parte de grupos paramilitares..

Rigoberta Menchu" es la primera mujer de raza indígena que recibe el Premio Nobel de la Paz por sus continuados esfuerzos en pro de sus hermanos sometidos..