Secciones
Inicio > Plan Lector > Material de ayuda para las familias
Jueves 18 de octubre de 2018
Plan Lector
Enviar por email Imprimir Generar PDF
Programa Provincial de mejora de la fluidez y comprensión lectora

MATERIAL DEL CURSO 12-13

Durante el presente curso escolar la Inspección Provincial pretende impulsar la expresión escrita y es por ello que solicitamos a las familias que utilicen este material para mejorar esta competencia en sus hijos/as. En los enlaces adjuntos podrá acceder a los diferentes materiales:

Instrucciones para las familias y el profesorado

La expresión escrita: La descripción

La expresión escrita: La descripción de objetos

Caso práctico sobre la evaluación de la expresión escrita

Plan de trabajo para el desarrollo de la expresión escrita en el curso 12-13

Instrucciones sobre planes lectores y bibliotecas escolares (11-06-2012)

En esta página web hay ejercicios muy interesantes para trabajar la expresión escrita.

Para la descripción de personas te será muy útil este enlace en el que puedes hacer un retrato robot.

También puedes ampliar información sobre el retrato literario en este sitio.



Material entregado por la inspección en la reunión del día 13-02-2013.

Presentación Bloque 3: Presentación sobre los recursos de la expresión escrita.

Bloque 3: La narración: Aprende a escribir cuentos.

Anexos bloque 3: Fichas para el primer y segundo ciclo

Presentación Bloque 4: Presentación con recursos para crear poesías y relatos.

La Poesía: Estrategias didácticas para trabajar la poesía

Vocabulario para la poesía: Listado de palabras para utilizar en las poesías

Otros materiales aportados por el profesorado durante el curso 12-13

Nuevas lecturas para 5º de primaria (Fondo Lector)

Nuevas lecturas para 6º de primaria (Material de Paco Juárez)

Aquellos que deseen iniciarse enla lectura o necesiten mejorar, tienen la posibilidad de acceder a un banco de lecturas clasificadas por niveles. Encuentra el adecuado a tu nivel y disfruta de un buen rato de lectura.


 

 

MATERIAL DE CURSOS ANTERIORES

Resultados de las pruebas de lectura del 2º trimestre del curso 2010-2011

 

CURSO 2010-2011

 

Banco de lecturas para el primer ciclo de primaria

Más lecturas para el primer ciclo de primaria

Banco de lecturas para el segundo ciclo de primaria

Banco de lecturas para el tercer ciclo de primaria

CURSO 2011-2012

Banco de lecturas para el primer ciclo de primaria

Banco de lecturas para el segundo ciclo de primaria

Banco de lecturas para el tercer ciclo de primaria

 

Antes de comenzar es importante familiarizarnos con la terminología que se utiliza en la enseñanza de la lectura. Es aconsejable leerse el contenido de esta página antes de comenzar a trabajar con las lecturas de estos enlaces:

VOCABULARIO

El número de palabras que conocemos define la dificultad del material que podemos leer.
Cuando el nivel de vocabulario está por debajo de lo esperado a una determinada edad,
se hace muy difícil el aprendizaje. No se puede empezar a trabajar en ninguna disciplina si no se domina, en primer término, su vocabulario. Así es como se estudia bien. Por tanto, mejorar el vocabulario, más que un objetivo, es un medio, una herramienta, al servicio del aprendizaje.

Nuestro vocabulario aumenta en forma natural en la interacción con los otros, a medida que progresamos en años y experiencia. En la escuela hay diferentes técnicas para incrementarlo de forma intencionada o dirigida,  pero todas dependen de un trabajo sistemático y continuo por parte del docente: leer mucho y todo tipo de textos, extraer el significado a partir del contexto, utilizar el vocabulario aprendido, utilizar el diccionario…

 

ESTRATEGIAS PARA EL DESARROLLO DEL VOCABULARIO

 Es frecuente la comprensión de la idea esencial de un texto aunque no se comprendan todas sus palabras. Adquirir las estrategias para inferir significado (sacar una consecuencia o deducir algo de otra cosa) a partir de las claves del contexto no es fácil y requiere tiempo y esfuerzo. Algunos elementos que tenemos que tener en cuenta son:

  • Al encontrar una palabra desconocida, hay que leer hasta el final de la frase. Esto permite decidir si la palabra tiene un significado relevante o no para la comprensión lectora.
  • Si la palabra es importante, hay que releer la frase, procurando inferir el significado a partir del contexto.
  • Si el contexto no permite una clara comprensión, hay que recurrir a un análisis estructural de la palabra: prefijos, sufijos, raíz, etc. (estrategia a utilizar con alumnos más avanzados).
  • Si todavía no se comprende la palabra, se recurre a una fuente de información externa. Durante las sesiones de lectura se recomienda que sea el profesor/a el que de significado a las palabras desconocidas (para no “perder el hilo”). En otro momento, esta información se puede completar con la búsqueda en diccionarios, enciclopedias,… y aprovechar los recursos disponibles en la red. En cualquier caso, no es aconsejable dar listas de palabras a los alumnos para que las busquen en el diccionario; es una actividad aburrida y desmotivadora. Además, las palabras fuera de contexto no tienen sentido.

Por último, ha que subrayar que no es suficiente con haber leído, buscado en el diccionario o escuchado una palabra para conocerla, es necesario incorporarla a nuestro vocabulario. Conviene insistir en que los alumnos utilicen las nuevas palabras en oraciones o textos, en resúmenes o argumentaciones. Saber emplear el vocabulario incorporado supone la consolidación del conocimiento.

CONTEXTO: enseñar cómo usar pistas de contexto para aprender el significado de una palabra. Las pistas de contexto son presentadas usualmente en la frase o párrafo en la cual aparece la palabra. A veces se proporciona una ayuda visual, como una imagen.

  1. Pista de contexto tipo Definición: El texto incluye una definición para ayudar al lector a comprender el significado de una palabra.

  2. Pista de contexto tipo sinónimo. En el texto aparece un sinónimo, una palabra que quiere decir lo mismo que, o casi lo mismo que, otra palabra.

    • “El soberano abdicó o renunció al trono luego de que se descubriera su traición”.
  3. Pista de contexto tipo antónimo. En el texto aparece un antónimo, una palabra que quiere decir lo contrario de otra palabra.

    • “José se mostró reticente a tomar la posición de capitán del equipo. Sabía que iban a sufrir sus calificaciones. Por otra parte, Juan estaba dispuesto a ser capitán. Pensó que esto le haría muy popular en el colegio”.
  4. Pista de contexto tipo descripción o resumen. El autor incluye uno o más descripciones para ayudar al lector a comprender el significado de una palabra.

    • “Era un personaje muy carismático. Las personas eran atraídas por su encanto y entusiasmo. Su personalidad era descrita como magnética.
    • “Andrea era una niña muy impertinente. Era tan grosera que hablaba mientras su profesor explicaba una lección. No mostraba respeto por otros estudiantes. Tenía muy malos modales”.
  5. Pista visual tipo contexto: Junto al texto aparece una imagen, dibujo, cuadro, gráfica, u otro tipo de ayuda visual para ayudarle al lector a comprender el significado de una palabra.

 

VELOCIDAD LECTORA 

 

Al contrario de lo que puede creerse, leer con lentitud no significa mayor grado de comprensión. Por el contrario, quien lea palabra por palabra tendrá una mayor dificultad para retener la información en la memoria e integrarla. Por otra parte, leer muy deprisa puede producir errores de exactitud.

Bajo esta dimensión de la velocidad en la lectura se encuadran los siguientes errores o dificultades: 

-       Silabeo. Consiste en leer sílaba a sílaba. Se trata de una lectura fragmentada de la palabra que lleva a una intermitencia monocorde con ausencia de fluidez y de estructuración rítmica de la frase. Un excesivo número de fijaciones oculares propicia que no se abarquen más sílabas o la palabra entera de un solo “golpe de vista”.

-       Lectura mecánica veloz. Consiste en imprimir una excesiva velocidad que imposibilita o impide una comprensión del texto con el consiguiente deterioro de la calidad lectora.

-       Ralentización por exceso de fijaciones. Cuantas más fijaciones oculares se realicen en cada renglón habrá menor velocidad lectora. Se entiende por fijación ocular a la detención del ojo en cada salto o intervalo de lectura. Los lectores y lectoras poco expertos suelen realizar una fijación ocular por cada palabra, de modo que se “detienen” a leer tantas veces como palabras contenga el renglón.

-       Vocalización. Consiste en la repetición verbal de las palabras a medida que se va leyendo. Existe vocalización completa cuando se realiza una réplica labial íntegra, palabra a palabra, de lo que lee silenciosamente y vocalización incompleta cuando se da ocasionalmente.

-       Subvocalización. Consiste en pronunciar mentalmente las palabras que se van leyendo.

-       Señalado. Constituye un hábito de apoyo indicador para guiar o direccional la lectura. Suele hacerse utilizando el dedo o el lápiz para “no perderse” en los renglones.

-       Regresión. Este defecto lector consiste en la relectura de palabras y frases debido a los errores cometidos en la primera lectura o en pérdidas de la fijación ocular.

-       Otras dificultades lectoras que inciden en la velocidad son los cambios de líneas (perderse entre renglones) por problemas del dominio visual y los movimientos de cabeza o hábito de mover la cabeza desplazando acompasadamente hacia la derecha a medida que se va leyendo, en lugar de desplazar únicamente los ojos.

 

 

MANERAS DE AUMENTAR LA VELOCIDAD LECTORA 

 

1) Forzar la vista: Mover sólo los ojos al leer, no el cuerpo.

 

2) Disminuir el tiempo de fijación de la mirada en las palabras:

-       Ejercicio para realizar saltos de ojo. ANEXO I.

-       Acelerar por ocultamiento: consiste en servirse de una postal para forzar a los ojos a leer más deprisa. La forma de empleo consiste en colocar una postal bajo la línea que se lee tratando de descubrir las líneas del texto con mayor rapidez.

 

3) Ampliar el campo de percepción visual y reducir el n° de fijaciones por línea.

Al leer tenemos la impresión de que deslizamos los ojos de izquierda a derecha de forma continua. Sin embargo, en la realidad no sucede así. Lo que pasa es que los ojos dan breves saltos, fijándose en cada salto en un contenido informativo. A cada una de las detenciones que los ojos realizan para poder leer se las denomina "fijaciones". Los buenos lectores hacen fijaciones amplias, captando en cada fijación varias palabras. En una sola fijación se pueden abarcar hasta tres y cuatro palabras.

 

Los  buenos  lectores  realizan  pocas  fijaciones  cuando  están  leyendo

   *                    *                *                *                    *                    *

Los  buenos  lectores  realizan  pocas  fijaciones  cuando  están  leyendo

                               *                                                   *

La primera línea es un ejemplo de las fijaciones (*) y el campo visual captado por un mal lector. La de abajo es un ejemplo de las fijaciones y el campo visual captado por un lector muy rápido.

-       Ejercicios de lectura horizontal: grupos de palabras con una sola fijación.

-       Ejercicios de visión periférica: consisten en fijar la vista en un punto o palabra central y sin realizar ninguna otra fijación intentar abarcar con la vista la mayor amplitud posible. Captar las palabras de cada renglón de un solo vistazo, mirando hacia el centro de la línea (ver punto central).

SI
CON
MUCHA
ATENCIÓN
VAS PONIENDO
EL MISMÍSIMO CENTRO DE
CADA UNO DE ESTOS RENGLONES
HALLARÁS TU AMPLITUD VISUAL

-       Lectura de una columna de periódico, revista o poesía. La más estrecha que se encuentre, marcando suavemente a lápiz una raya vertical en el centro, o dos... (con el fin de señalar los diferentes golpes de ojo). Este ejercicio durará unos cinco minutos.

-       Lectura con “marcas” para reducir el número de fijaciones. ANEXO II.

 

4) Deslizar la vista por la parte superior de las palabras:

-       La parte superior de las palabras ofrece mayor información que la parte inferior. El tutor escribirá en la pizarra con letra grande y clara distintas frases, tanto en mayúscula como en minúscula, y borrará parte de ellas tal, para que los alumnos comprendan que no es necesario mirar la palabra entera para poder leerla. Si se lee fijándose únicamente en la parte superior, se ganará en velocidad lectora.

-       El tutor pedirá a los alumnos que cojan un trozo de papel o de cartulina y con ella tapen la mitad inferior de las letras de un texto, para leerlo de esa forma. Este ejercicio es conveniente que se realice también en casa.

 

5) No vocalizar ni subvocalizar. Evitar mover los labios y otros órganos vocales. Leer a una velocidad más rápida de lo que la mente es capaz de mantener (p.e. en ejercicios de rastreo visual).

 

6) Ejercicios de cronolectura: consisten en cronometrar varios minutos de lectura. Puede realizarse por unidades lectoras de un minuto de duración, repitiendo la lectura del texto por segunda y tercera vez consecutivas con objeto de que el lector perciba que aumenta su velocidad (ppm) en cada minuto lector, fruto del entrenamiento en el mismo texto.

-       Utilizar textos cortos de fácil comprensión.

-       Hacer una gráfica de rapidez lectora.

 

7) Ejercicios de identificación rápida/rastreo visual:

-       Realizar barridos visuales en oblicuo o zig-zag, saltándose algunos renglones y no realizando fijaciones oculares sobre una determinada palabra sino deslizando la vista sobre la parte superior de las palabras hasta detectar un objetivo propuesto (localizar un dato, una palabra, una idea, etc.)

-       Localizar lo más rápido posible una o varias palabras seleccionadas en una página (o una idea), recorriéndolo con la mirada.

-       Observar una o unas palabras modelo durante breves instantes (entre 10 y 15 segundos) y localizarlas de entre un listado amplio de palabras. Se pretende con ello agilizar la visión de rastreo, mejorar la percepción guestáltica de la palabra (su silueta o contorno) y motivar al lector por la inmediatez de la autocorrección.

 

 

 

 

ANEXO I: EJERCICIO DE "SALTO DE OJO" PARA AUMENTAR EL RITMO DE LECTURA

 

INSTRUCCIONES:
Vas a encontrar una serie de palabras colocadas en tres columnas. Tendrás que leerlas haciendo tres fijaciones por línea. Esto te ayudará a coger un ritmo en la lectura. Avanzarás mediante saltos de ojo que te permitan leer las palabras de cada renglón; regresa al inicio del siguiente mediante un salto directo y rápido. Recuerda que los movimientos deben ser rítmicos. Cuando ya tengas soltura en este tipo de ejercicios, debes pasar a columnas que tengan palabras más largas o incluso varias palabras.

 

Profano

Querido

Nombre

Historia

Estilo

Conjunto

Libros

Novelas

Página

Banquete

Amigo

Camino

General

Trabajo

Posible

Energía

Teatro

Placer

Droga

Planta

Visillo

Helecho

Cristal

Camisón

Aceite

Quitar

Mérito

Ciudad

Cantidad

Poesía

Animal

Verano

Religión

Adulto

Hierba

Alegría

Alondra

Emoción

Relación

Fatiga

Disgusto

Urbana

Especial

Fastidio

Tranquila

Conquista

Pestaña

Espadas

Memoria

Técnica

Cuadros

Trapecio

Entender

Humana

Tiempo

Comida

Excitante

Pueblo

Mujeres

Servicio

Juventud

Semana

Intenso

Siempre

Dinero

Mañana

Presente

Capital

Natural

Salvaje

Antiguo

Vecino

Pijama

Envidia

Estudio

Película

Actores

Musical

 


ANEXO II: EJERCICIO PARA DISMINUIR EL NÚMERO DE FIJACIONES.

 

INSTRUCCIONES:

 

Recorta un cuadrado que tenga aproximadamente 15 centímetros de lado. Si puedes pégalo en un soporte que le dé un poco más de consistencia. Haz en cada lado las marcas que a continuación indicamos: 6 en un lado, 5 en el siguiente y  4 y 3 en los otros dos. Cada una de esas marcas indica las fijaciones que hay que hacer en cada línea. Comienza por el lado con 6 rayitas. Tus ojos deben hacer seis fijaciones en cada línea, exactamente en los lugares que te indican las señales. Vuelve a leer el texto, pero esta vez vas a colocar la tarjeta por el lado que tiene cinco señales. Si te ha costado mucho esfuerzo leer con cinco fijaciones, no lo intentes con cuatro. Si, por el contrario, te resulta fácil, ¡adelante y sigue leyendo!

 

A continuación lee el siguiente texto.

 

 

Durante los seis o siete días siguientes permanecimos en  nuestro escondite de la colina, saliendo sólo pocas veces con las mayores precauciones para coger agua y avellanas. Habíamos hecho una especie de cobertizo sobre la plataforma, instalando un lecho de hojas secas y colocando debajo tres anchas piedras aplastadas, que nos servían de hogar y de mesa. Encendimos fuego sin dificultad, frotando dos troncos de madera seca, uno blando y otro duro. El ave que habíamos atrapado tan oportunamente nos proporcionó un excelente alimento, aunque su carne era algo dura. No era un pájaro oceánico, sino una especie de alcaraván de un plumaje negro azabache y grisáceo y alas diminutas en proporción a su tamaño. Vimos después tres de la misma especie en las proximidades de la hondonada que parecían buscar al que habíamos capturado; pero, como no se posaron nunca, no tuvimos ocasión de cazarlos.

Edgar Allan Poe: “Narración de Arthur Gordon Pym”

 

  

Utiliza la tarjeta en otro texto (de cualquiera de tus libros) y utiliza el lado con el número de fijaciones que te resulte más cómodo, pero con la idea de reducir ese número en una fijación.

 

Actividades de comprensión lectora:

http://www.xtec.cat/~jgenover/entrada.htm