Secciones
Inicio > Actividades complementarias y extraescolares de cursos anteriores > Forma Joven 2017
Lunes 27 de mayo de 2019
Actividades complementarias y extraescolares de cursos anteriores
Enviar por email Imprimir Generar PDF
Forma Joven 2017

FORMA JOVEN 2017: YO ME LO GUISO, YO ME LO COMO

El IES “EL FUERTE” de Caniles vuelva a participar un año más en el programa educativo FORMA JOVEN, de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Dentro de este interesante programa, se ha realizado la actividad denominada “Yo me lo guiso, yo me lo como”, un taller de educación emocional, en el que se ha tratado esta cuestión tan importante como necesaria: Autonomía emocional como instrumento de prevención del acoso escolar. La monitora Miryam Barbero Reyes, del Instituto Andaluz de la Juventud, ha realizado una jornada intensiva en el centro.

Las acciones para desarrollar la inteligencia emocional en el ámbito escolar han recibido diversas denominaciones, siendo uno de los términos más empleados el de “educación emocional”, que consiste en un proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar la adquisición de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo humano, con objeto de capacitar a la persona para la vida y aumentar su bienestar personal y social. Tales aptitudes pueden ser aprendidas y entrenadas a lo largo de la vida, constituyen un factor de protección para la salud y resulta de gran importancia que su aprendizaje se produzca desde las primeras etapas del desarrollo de la persona. Para ello, dicho aprendizaje tiene que producirse en los contextos naturales en los que transcurre la vida del menor, la familia, la escuela o el entorno social más cercano, mediante una metodología fundamentalmente práctica (dinámica de grupos, auto-reflexión, juegos, introspección, relajación, meditación, etc.).

El desarrollo de estas competencias permite que alumnos y alumnas aprendan mejor y potencien sus resultados académicos, además de contribuir a prevenir los problemas emocionales, conductuales o de drogodependencias que puedan aparecer en estas franjas de edad y más concretamente al inicio de la adolescencia.

 Se hace especial hincapié en el bienestar social y emocional de la población infantil y adolescente en situación de vulnerabilidad como vía para reducir las desigualdades en salud desde los distintos ámbitos de actuación, incluyendo el entorno educativo. Para ello es fundamental la detección precoz de estas situaciones, agilizar las vías de acceso a los servicios sanitarios y/o sociales cuando sea necesario, y programas de promoción del bienestar adaptados a sus características y necesidades

 

Para desarrollar esta línea, se considera imprescindible:

 

1. Conciencia emocional: capacidad para tomar conciencia de las propias emociones y de las emociones de los demás.

2. Regulación emocional: capacidad para manejar las emociones de forma apropiada.

3. Autonomía emocional: capacidad de sentir, pensar y tomar decisiones por sí mismo.

4. Competencia social: capacidad para mantener relaciones adecuadas con otras personas.

5. Competencias para la vida y el bienestar: capacidad de adoptar comportamientos apropiados y responsables para afrontar satisfactoriamente los desafíos del día a día.