Sitio Web de IES La Arboleda
Secciones
Inicio > Nuestra ciudad
Jueves 16 de julio de 2020
Nuestra ciudad
Enviar por email Imprimir Generar PDF

Nuestra ciudad está situada al sur de la provincia de Huelva, a unos 40 kilómetros de la capital, 20 de la frontera portuguesa y sólo 4 del litoral. Tiene Lepe un término municipal de 129 km2, que limita con los vecinos términos de Cartaya, Sanlúcar de Guadiana, San Silvestre de Guzmán, Ayamonte, Villablanca e Isla Cristina.

Lepe cuenta con una sólida economía basada en la prosperidad de una agricultura en la que se emplean las más modernas técnicas, y en el continuo crecimiento de la explotación turística de sus playas y núcleos costeros, entre los que destacan los de La Antilla e Islantilla.

 

Debido a su favorable situación económica y al carácter emprendedor de sus habitantes, los últimos años han supuesto el despegue, tanto económico como demográfico, de la ciudad. Su población se acerca a los 25.000 habitantes, lo que la convierte en uno de los municipios más poblados de la provincia. En el gran incremento de población registrado en los últimos años ha influido notablemente la llegada y asentamiento de contingentes poblacionales externos, entre los que destaca una gran afluencia de inmigrantes, procedentes de hasta 60 nacionalidades diferentes.

 

Son las principales fiestas de Lepe las relacionadas con su Patrona, la Virgen de la Bella. Con gran entusiasmo se celebra en el mes de mayo la Romería en su honor, así como las fiestas patronales el día 15 de agosto. Comparte con la Virgen Bella el patronazgo San Roque, cuya fiesta tiene lugar el día 16 de agosto. Otras celebraciones, como el Carnaval o la Semana Santa, concitan también el interés de gran parte de la población. Los principales edificios de interés histórico son la iglesia parroquial de Santo Domingo, la ermita de San Cristóbal y la torre almenara del Catalán.

 

La ciudad, cuyos usos y formas de vida se van transformando rápidamente, es no obstante, heredera de una larga historia. Aparte de su pasado antiguo, donde encuentran eco diversas teorías de difícil comprobación, se ha constatado ocupación humana en diversos puntos del término en época prerromana y romana. Además, parece que puede identificarse el actual núcleo de Lepe con la Labb islámica, ciudad asentada cerca del océano. Tras la reconquista figuró su término entre los administrados por la orden del Temple, a cuya disolución pasó a manos de la poderosa Casa de Guzmán. Instalada permanentemente en el dominio señorial, Lepe integró, junto con las villas de La Redondela y Ayamonte, el marquesado de este último nombre, a cuyo devenir histórico mantuvo atado sus destinos hasta las revoluciones liberales del siglo XIX. Desde entonces, y a través de las intensas y convulsas transformaciones socio-políticas de la Edad Contemporánea, la antigua villa se ha convertido en la pujante ciudad que contemplamos hoy.