Secciones
Inicio > NUESTRO PUEBLO > Historia del Pueblo (Cronista Oficial)
Domingo 18 de noviembre de 2018
NUESTRO PUEBLO
Enviar por email Imprimir Generar PDF
Cronista Oficial de la villa, D. Manuel López Fernández

RESUMEN HISTORICO DE VVA. DEL ARZOBISPO

Villanueva del Arzobispo, ciudad singular te recibe con los brazos abiertos al ser una de las puertas de entrada al Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

D. Pedro Tenorio, arzobispo de Toledo, concedió a la aldea de La Moraleja, el título de villa, el día 10 de septiembre de 1396, durante el reinado de Enrique III. En el año 1920 el rey Alfonso XIII le otorga el título de ciudad.

Habitado por 8.600 vecinos, dedicados a la agricultura, especialmente al olivo, pequeñas industrias, talleres y comercios. Un recorrido por sus calles nos lleva a descubrir la belleza de sus monumentos, el encalado de sus calles estrechas en la parte antigua y el equilibrado estar de sus habitantes.

  • LA IGLESIA PARROQUIAL DE SAN ANDRÉS:

La iglesia Parroquial se edificó sobre una fortaleza medieval, de la que aún se conservan dos torreones. Está situada en la parte alta de la villa, rodeada de estrechas callejas en la zona más antigua.

La portada principal conserva el escudo del obispo de Jaén, D. Sancho Dávila y Toledo, que presidió esta sede episcopal entre los años 1600 a 1615. Sobre la portada principal hay una hornacina con la imagen de San Andrés.

El diseño del templo es atrevido con ocho capillas laterales y una nave central de gran anchura y altura.

El retablo mayor reproduce el escudo del obispo D. Rodrigo Marín Rubio (1714-1732). En la parte alta un Cristo Crucificado. En la superior en el centro la imagen de San Andrés, titular de la Parroquia, entre dos cuadros que representan a San Pablo y San Sebastián, del que se dice fue nombrado patrón de la villa, por haberla librado de la epidemia de la peste. Dos cuadros en la parte inferior representan a los apóstoles San Pedro y San Pablo, obra del artista local Moisés Bueno.

Una perfecta remodelación realizada en los años 90 ha conseguido descubrir una belleza y grandiosidad desconocidas.

  • CONVENTO DE DOMINICAS DE SANTA ANA:

En esta misma zona, entre estrechas callejas, donde parece que el tiempo quedó dormido, acunado por las angelicales voces de las monjas dominicas.

El convento fue construido en 1540. Su fundador fue el ilustre villanovense Fray Domingo de Valtanás, teólogo, escritor, fundador de numerosos conventos dominicos en Úbeda, Baeza, Alcalá la Real, Sevilla, Iznatoraf y el de Villanueva del Arzobispo.

Este convento de clausura gira en torno al claustro de forma cuadrada con una fuente en el centro y el centenario ciprés. En el refectorio hay una pintura mural, un temple de la Virgen Coronada, de finales del siglo XVI.

Entre los interesantes documentos que se conservan en el archivo de este lugar destacan varios legajos de 1600 sobre Cofradías y una Bula del Papa Urbano VIII de 1624.

 

  • PARROQUIA DE LA VERA- CRUZ:

El templo debió edificarse en el siglo XVII; su interior es renacentista de una sola nave. Se debe resaltar la cruz de plata de 1899 y especialmente, el Cristo Crucificado, obra del gran escultor Mariano Benlliure.

 

  • SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA FUENSANTA:

Situado a unos kilómetros del centro de la población. Debió ser en principio una fortaleza defensiva, ya que se pueden contemplar dos torres y uno de los matacanes.

Se venera a la Virgen de la Fuensanta. Una vieja leyenda nos narra, como la reina mora de Iznatoraf ayudada a los cristianos presos en las mazmorras. Enterado su esposo, ordenó la llevasen a un lugar cercano para quitarle la vida. Le sacaron los ojos y cortaron los brazos. La reina mojó sus muñones en un arroyo cercano, se produjo el milagro de recuperar la vista y le crecieron los brazos. Al lugar se le llama desde entonces Fuente-Santa o Fuensanta.

Varias órdenes han residido en este santuario, de los carmelitas y basilios a la orden actual, los trinitarios. Debemos indicar la importancia carmelita en la villa, ya que San Juan de la Cruz, ejerció como prior en un lugar cercano, El Calvario, los años 1578 y 1579,

La imagen de la virgen, actual, fue realizada por el escultor granadino, Domingo Sánchez Mesa en 1946. Su coronación se produjo en 1956. El camarín de la Virgen está decorado con motivos florales y temas marianos.

 

  • PLAZA DE TOROS:

En 1928 se construyó la Plaza de Toros, con una capacidad para albergar unos siete mil espectadores. Su estilo neomudéjar recibe al visitante en su llegada desde la proximidad de Úbeda.

 

  • FIESTAS TÍPICAS:

El largo calendario festivo, con viejas tradiciones que se conservan de lumbres, vinos de San Antón, San Blas, los miércoles – grandes muñecos colgados en el centro de la calle, el miércoles de ceniza- para llegar a la celebración de la Semana Santa.

En Semana Santa, sus cofradías con varios siglos de fundación, han sabido adaptarse a la actualidad, dotando a los grupos escultóricos de sus imágenes de barrocos y artísticos tronos, que son portados a hombros por costaleros y anderas. Varias de las imágenes y tronos que procesionan son obras de destacados escultores como Domingo Sánchez Mesa, José Rivera y Antonio Espadas... Se une a la belleza y serenidad de las procesiones, la incorporación desde los años 80 de la representación de la Semana Santa Viviente. Todo indica el entusiasmo, el esplendor, devoción y atracción que ejerce sobre los villanovenses y sus numerosos visitantes.

De mayo a septiembre comienza una serie de celebraciones de todos los barrios de la localidad, que llenan de tipismo y armonía cada lugar: Virgen de Fátima, Padre Eterno, Santiago, Asunción, unido a la conmemoración festiva de San Isidro Labrador, patrón de los agricultores, especialmente de la riqueza olivarera.

En Septiembre se celebran las fiestas patronales en honor de la Virgen de la Fuensanta, 8 al 11 de septiembre. Romería, grandiosos espectáculos taurinos y la celebración de veladas en el inigualable marco del Parque de San Blas, completan su ciclo festivo.

           En San Miguel, el 29 de septiembre se celebra la romería en el Santuario de la Virgen de la Fuensanta, llegando numerosos peregrinos de distintas localidades vecinas.

 

D. Manuel López Fernández

Antiguo director del Centro y Cronista oficial de la Villa