Secciones
Inicio > EL CENTRO > LA CIUDAD
Lunes 22 de abril de 2019
EL CENTRO
Enviar por email Imprimir Generar PDF
LA CAROLINA

El I.E.S "Pablo de Olavide", es un Centro de enseñanza pública situado en la Ciudad de La Carolina.

 La Carolina se encuentra situada al Norte de la provincia de JAÉN, puerta natural de ANDALUCÍA y paso obligado para los que acceden o abandonan nuestra Comunidad por la AUTOVÍA MADRID-CÁDIZ. A las buenas comunicaciones y fáciles accesos, une su ubicación privilegiada a los pies de SIERRA MORENA añadiendo con ello un aliciente más para el visitante, pues no siempre se encuentra una oferta que compagine la HISTORIA, el ARTE y la NATURALEZA. Los orígenes de La Carolina se remontan a Épocas prehistóricas ya que se han encontrado restos del Paleolítico (La Calera), del Neolítico (Cortijo de Amelia) e incluso de la Cultura Argárica. Sin embargo, es de la dominación romana de la que más noticias y restos tenemos debido principalmente a la explotación de los yacimientos de plomo argentífero, los más importantes y ricos del mundo, que estuvieron a pleno rendimiento hasta finales del s. IV, muestra de ello son los restos de calzada del Hornillo y los yacimientos del Centenillo.
En épocas más recientes, en los alrededores de La Carolina se produjo uno de los hechos más importantes para lo Historia de España, pues fue en LAS NAVAS DE TOLOSA donde, con la derrota de los almohodes a manos del ejercito cristiano unido en Cruzada, comenzó la decadencia del Islam. En este paraje aún se conserva una Atalaya árabe. Durante lo Guerra de Independencia, fue Capital del departamento del Alto Guadalquivir. La Carolina fue fundada por CARLOS III y realizada por PABLO ANTONIO DE OLAVIDE, Superintendente y ejecutor del "Fuero de las Nuevas Poblaciones" en 1.767. Su construcción se realizó sobre un paraje denominado LA PEÑUELA en el que había un convento de Carmelitas Descalzas donde vivió SAN JUAN DE LA CRUZ en 1.591.



La Carolina, capital de las Nuevas Poblaciones se considera una "joya urbanística" siendo el mejor y más complete ejemplo de urbanismo español en la época de la ilustración. Torres Balbás la describió como "de antigua y acompasada uniformidad". Quizá hoy no nos hagamos idea de lo majestuosidad con que fue concebida y levantado. Fue el sueño de OLAVIDE, aquí se construyó su palacio y en él vivió largas temporadas rodeado de su familia y sus libros (lo más extensa y moderna biblioteca del momento). En sus salones recibía o la "flor y nota" de la sociedad intelectual de la Época y sus tertulias tenían fama en toda Europa. OLAVIDE dirigir desde aquí toda la obra de colonización encargada por Carlos III. Cumplió con todos los principios del urbanismo dieciochesco y en su construcción se llevaron a cabo todas las disposiciones previstas en el Fuero (administración de recursos, reparto de solares, servicios públicos...). Eran nuevas y modernas ideas sobre el urbanismo racional, de ahí trazado rectilíneo y ortogonal (ángulo recto) de sus calles, los llamados "tableros damas" con ejes o vías principales podían extenderse indefinidamente. Estos ejes cortan la cuadrícula rompiendo monotonía y buscando la perspectiva. Las plazas son elementos indispensables que focalizan el espacio y remarcan monumentalidad. El visitante disfrutará de deliciosos rincones que le asoman a la Sierra, plazas amplias, edificios de la época bien conservados, éstos destacan el Palacio de Olavide (neoclásico s. XVIII) junto a la Iglesia (Carmelitas s. XVI), el Ayuntamiento y la Cárcel, las Torres de la Aduana (antigua puerto de ciudad), Torres de la Munición, Ermita de Juan de la Cruz, Monolitos de la Fundación, monumento a S. Juan de la Cruz y el colosal y moderno monumento a la Batalla de Novas de Tolosa.
La Carolina, levantada al abrigo de SIERRA MORENA ofrece al amante de la Naturaleza infinidad de posibilidades, pues sus alrededores albergan parajes de inigualable belleza, donde poder disfrutar de la flora y la fauna característica de esta zona. Sirve de puente entre dos PARQUES NATURALES, el de DESPEÑAPERROS y el de SIERRA DE ANDÚJAR (desde la misma ciudad parte una carretera asfaltada que pasando por El Centenillo, atraviesa la Sierra hasta salir a Andújar). A pocos km., se encuentra el PARAJE NATURAL de LAS CIMBARRAS (Aldeaquemada), antes habremos pasado por EL COLLADO DE LOS JARDINES en el que existe un SANTUARIO IBÉRICO (Cueva de los Muñecos). La ALISEDA (con zona recreativa) donde es fácil ver en libertad especies cinegéticas tan abundantes por estos parajes. Quizá llame lo atención del visitante las chimeneas, respiraderos de las galerías de antiguas minas de plomo que han terminado siendo parte del paisaje.
La abundancia de especies cinegéticas (ciervo, jabalí, perdiz, conejo, liebre...) hacen de La Carolina un centro de atracción para los aficionados a este deporte encontrando aquí todos los servicios necesarios. La GASTRONOMÍA tiene, en esta abundancia, la materia prima para la variada y rica cocina, donde la perdiz (en paté, escabechada, estofada...), la carne de monte y el aceite de oliva son elementos esenciales. La Carolina situada junto al antiguo Camino Real de Andalucía (hoy Autovía), lugar de parada y paso de todo tipo de viajeros a lo largo del tiempo, ha hecho a sus habitantes abiertos, hospitalarios y trabajadores. Ningún visitante se sentirá extraño y podrá elegir entre la variada oferta que esta gran ciudad ha perfeccionado a lo largo de su historia.