Juan Ramón Jiménez Mantecón nació en Moguer (Huelva) el 23 de Diciembre de 1881. Su madre siempre lo llamó el "niñodios": (1)

Para Juan Ramón, su infancia y los paisajes de su pueblo serán siempre como un tesoro perdido imposible de recuperar, por eso serán temas muy repetidos de su poesía, como si con sus versos intentase atrapar aquella infancia y aquellos paisajes perdidos.
Durante la infancia de Juan Ramón, su familia mantiene aún buena posición económica. Esto les permite enviar al futuro poeta a estudiar al colegio de los jesuitas del Puerto de Santa María (Cádiz).(2)

Después de terminar el bachillerato en un Instituto de Jerez de la Frontera, en Sevilla empezó  a estudiar Derecho y a recibir clases de pintura,pero debido a su delicada salud y a su falta de interés antes de un año volvió a su Moguer natal.
Entre tanto ha ido escribiendo artículos y poemas que han sido publicados en diversas revistas, leídos y bien valorados por los grandes poetas de la época.

Es invitado por Rubén Darío y Francisco Villaespesa a Madrid, pero la gran ciudad no termina de gustarele y vuelve a Moguer habiendo dejado en manos de estos poetas lo que después serán dos libros : "Ninfeas" y "Almas de violeta".
La muerte repentina de su padre fue un duro golpe del que no se repondría jamás y comienza a sufrir frecuentes crisis, depresiones y desmayos que obligan a su familia a internarlo en un sanatorio en Burdeos (Francia).Allí se deja crecer la barba que ya no ha de volver a cortarse.

 De su estancia en los Pirineos nos quedan algunos versos que reflejan no sólo el paisaje de los montes, sino también el paisaje del alma del poeta: (3)












De los Pirineos volverá a Madrid para seguir internado en un sanatorio. En Madrid ampliará sus lecturas literarias con autores españoles y extranjeros y entrará en contacto con los grandes autores dl momento y los personajes más relevantes de la cultura española de la época : Ortega, Unamuno, Antonio y Manuel Machado , Benavente, Giner de los Ríos....

En 1905 vuelve a Moguer, pero la economía familiar ya no es la que fue y decide marcharse definitivamente a Madrid a vivir de sus travajor literarios.Ya había fundado la revista "Helios" y colabora en otras publicaciones, independientemente de los libros que continua publicando.(4)

En 1916 contrae matrimonio en Nueva York con Zenobia Camprubí Aymar. Zenobia se convertirá desde el primer momento en el complemento perfecto que Juan Ramón necesita para combatir su melancolía y su casi permanente tristeza. (5)

En 1917, Juan Ramón, ve publicada la versión completa del libro que lo convertiría en un poeta mundialmente conocido y traducido a casi todos los idiomas: "Platero y yo"

Tras su matrimonio con Zenobia se produce un cambio, no solo en la vida de Juan Ramón, sino también en su poesía. Prueba de ello son los nuevos libros que publica : "Diario de un poeta recién casado" , "Eternidades" , "Piedra y Cielo". (6)

Instalados en Madrid continúan  trabajando en el ámbito literario. Zenobia traduce al premio Nobel hindú Rabindranat Tagore.
Juan Ramón comienza a ser conocido y admirado en América Central y del Sur, mientras crece en él la obsesión por encontrar  la poesía pura, que no se vea encarcelada por los barrotes del lenguaje.

Pasaron años de gran producción poética y numerosas colaboraciones en periódicos y revistas, conferencias y cursos, recopilaciones de sus poemas para publicar Antologías. En 1936 se produce un levantamiento militar en España dando lugar a la Guerra Civil Española.

Y como le sucediera a otras personas, sin importar si eran poetas o analfabetos, también para Juan Ramón y para Zenobia empezó una de las etapas más dolorosas de us existencia : el exilio.

Marcharon primero a Nueva York, para continuar después por Puerto Rico , Cuba , Miami, Argentina, Uruguay,... y otra vez Puerto Rico. Continúa, Juan Ramón, publicando nuevos libros : "Españoles de tres mundos" , "Animal de fondo",...

Hacia 1954, Zenobia enferma gravemente y tras una larga y penosa enfermedad muere el 28 de octubre de 1956. Tres días antes habían recibido la noticia de la concesión del Premio Nobel de Literatura a Juan Ramón, pero ella, que tanto había luchado y trabajado  por su poesía, no tuvo la dicha de poder disfrutar el premio junto a él.

Desde la muerte de Zenobia, Juan Ramón se convierte en un sonámbulo permanente que repite retahilas de amargas palabras : "....hasta que un día estemos juntos en la armonía y en la paz de la otra vida". Ese día llegó el 29 de febrero de 1958.
Algunos meses después sus restos y los de Zenobia fueron trasladados al cementerio de moguer donde hoy se encuentran.

(Extraído de "La Magia de las palabras" nº 13, Junio del 2000)



























































Para Primero 01



















http://www.geocities.com/upanichad/





































En la primavera del año 2000 "La Magia de las Palabras" dedicó su número 13 a Juan Ramón Jiménez.Se puede observar que la práctica totalidad de los Colegios participantes en aquel número , en la actualidad son centros TIC's.