Secciones
Inicio > Consejo Escolar > Noticias
Martes 24 de octubre de 2017
Consejo Escolar
Enviar por email Imprimir Generar PDF
Servicio de Noticias

Actividades complementarias

Crónica: Visita al Museo de Bellas Artes de Sevilla

05/04/2013 - Fco. Begines

El pasado viernes, día 5, un grupo de alumnos de 2º, acompañados por  Conso y el que suscribe realizamos una visita al Museo de Bellas Artes de la  capital hispalense para ver la exposición “ El paisaje nórdico en el Prado”.  

Llegamos sobre las doce de la  mañana, cómo no, muy lluviosa. Los bedeles del Museo nos permitieron pasar a su interior mientras llegaba nuestra hora  prevista de visita. El tiempo lo aprovechamos para recorrer sus hermosos patios barrocos, subir por escalera imperial  y visitar el Museo. Los alumnos quedaron extasiados con las Inmaculadas de Murillo, su Virgen de la Servilleta; los monjes de Zurbarán , los santos de Valdés Leal y  el San Andrés  de Roelas, entre otros.  

La visita fue guiada. A todos los alumnos se les proveyó de un cuaderno y un lápiz. Ellos iban a ser partícipes de una clase dinámica. Cada uno tomó un taburete y con el mayor respeto siguieron las indicaciones  de la guía.  

Ante un  idílico paisaje de Jan Brueghel el Viejo los alumnos dibujaron un matiz del cuadro. Tras la realización del mismo  algunos explicaron  la significación del mismo. Aprendieron que  la pintura de Holanda y Flandes del siglo XVII huyó de los grandes temas religiosos, propios de las naciones de la Contrarreforma,  para centrarse en la vida cotidiana  de la naciente burguesía de las Provincias Unidas y Flandes.  

La tradición pictórica  de la escuela flamenca de El Bosco y Van Dyck, con sus pinceladas finas al óleo, va a tener brillantes sucesores en Rubens, los dos Brueghel, Joven y Viejo; Claudio de Lorena, Jan Both., etc. Ellos  van representar con fidelidad montañas, bosques, campiñas, mares, parajes exóticos, ríos helados,  personajes de la vida cotidiana; todos ellos inmersos en una luz naturalista. Las preguntas, por parte de la guía, se sucedían. Nuestros alumnos respondían con soltura y desparpajo. La comitiva se puso en movimiento e hicimos parada ante en hermoso cuadro” La vida campesina” de Jan Brueghel el Viejo. El citado dio para mucho. La minuciosidad del pintor les permitió las distintas clases sociales, por su forma de vestir y composición de sus figuras. La influencia española en la moda era proverbial: encajes, jubones, chambergos, hebillas, terciopelos... Otra parada para su estudio fue el dramático cuadro “Asedio-sur-la-Lys” de Peeter Snayers. Para el que suscribe el que más me impactó. Allí estaban los viejos tercios de Flandes con sus picas y arcabuces, entre un mar de nieve, vestidos como pordioseros intentando mantener un imperio de locos. De facto Holanda ya era independiente desde la Tregua de los Doce  Años y la política universal de Olivares había fenecido. Castilla ya no podía pechar más. La Francia de Richelieu había sustituido a España como gran potencia mundial. Pocos años después del hecho histórico recogido en este frío cuadro, por la blancura del mismo, nuestros tercios  mandados por el heroico conde Fuentes eran vencidos en las campas de Rocroy por el Príncipe de Condé. Atrás quedaba la  tragedia: “El Cid “de Corneille.  
Mientras los alumnos seguían  su clase de manera ejemplar, atentos a los cuadros de paisajes italianizantes de Claudio de Lorena  y Jan Both, con sus colores cálidos en contraposición a los  paisajes flamencos;  Conso y yo visionamos cuadros históricos como “El puerto de Amsterdam en invierno” y el “Desembarco de holandeses en Brasil”. Finalizaríamos con Pedro Pablo Rubens,  el gran maestro, con su obra más personal, basado en un tema mitológico:” Atalanta y Meleagro cazando el jabalí de Calidonia”.  

La visita había finalizado. Las caras de nuestros alumnos rebosaban felicidad. La joven guía al despedirse nos felicitó:” Ningún Centro de los que por allí habían pasado se había portado mejor. La participación de los alumnos excelente”.  

Atrás quedó la Plaza del Museo con su estatua de Murillo haciendo de centinela ante el viejo Convento de las Mercedarias levantado por el gran arquitecto Leonardo de Figueroa.  
Llegamos a nuestro Colegio,¡pero qué Colegio!, bajo una tromba de agua  pensando en los compañeros de Tecnología, que aquella mañana habían tomado otra derrota. ¡Salud por el IES Romero Murube!