Secciones
Inicio > Proyecto Lingüístico > Los Trabajos
Martes 15 de octubre de 2019
Proyecto Lingüístico
Enviar por email Imprimir Generar PDF
Los Trabajos

EL PROYECTO

LINGÜÍSTICO

DE NUESTRO CENTRO

El proyecto lingüístico de centro es el conjunto de actuaciones que este instituto ha organizado para enseñar la competencia en comunicación lingüística en todas sus dimensiones (expresión oral y escrita y comprensión oral y comprensión lectora) con el objetivo de favorecer la mejora en todas áreas y la adquisición del resto de competencias clave. En él se encuentran documentos de interés para el alumnado.

Aquí, en TU AGENDA, vamos a incluir algunos aspectos que tienen interés para todos los alumnos, pues son absolutamente necesarios EN CUALQUIER MATERIA O ASIGNATURA.

PRIMER DOCUMENTO DEL

PROYECTO LINGÜÍSTICO DE CENTRO

LA ELABORACIÓN Y PRESENTACIÓN DE TRABAJOS

 

FASES DE LA ELABORACIÓN

1. Elección del tema del trabajo

Antes de empezar el trabajo, debe quedar fijado con precisión el tema, los objetivos y los propósitos.

Al elegir el tema, se debe tener en cuenta el destinatario.

2. Elaboración de un índice provisional

Con la elaboración de un índice provisional, se determina el alcance del trabajo, la información que debe buscarse y se traba los contenidos. El índice provisional puede consistir en un guion, esquema o cuadro sinóptico. También se puede esbozar un título para el trabajo.

3. Planificación. Establecimiento de un calendario

Debe establecerse un calendario provisional, con pautas temporales.

4. Fuentes de información

Se puede recurrir a las tecnologías de la información y la comunicación, la biblioteca del centro, otras bibliotecas, públicas o incluso universitarias.

En este paso, es importante la elaboración de fichas, tanto en papel como en soporte informático.

5. Redacción

Los pasos que deben seguirse son estos:

  1. Revisión del índice provisional, en función de la bibliografía conseguida.
  2. Redacción de la introducción del trabajo.
  3. Redacción de un primer borrador con los elementos fundamentales del trabajo: división en apartados o capítulos, bibliografía y notas (a pie de página o al final de texto).
  4. Revisión del primer borrador, con la ayuda del profesor.
  5. Redacción del trabajo definitivo, con todos los elementos ordenados como sigue: título, índice, lista de abreviaturas y siglas (si se ha hecho uso de ellas), cuerpo del trabajo (dividido en capítulos o en apartados), bibliografía.
 

PRESENTACIÓN DEL TRABAJO

Los trabajos deberán presentarse escritos a ordenador, no manuscritos, salvo que el profesor indique lo contrario.

1. Título

Se dispone de manera centrada o marginada (en este caso, a la izquierda o a la derecha). El título puede ir todo en mayúsculas o en letras minúsculas exceptuando la inicial y los nombres propios.

2. Índice de contenido (o índice general)

Consiste en una lista de las partes más importantes del trabajo por orden de aparición y con indicación, por medio de puntos conductores, de las páginas en que aparecen.

3. Lista de abreviaturas y siglas

En general, debe evitarse el empleo abusivo de las abreviaturas. Cuando se empleen, las abreviaturas han de ir en una lista donde se aclare su significado.

4. Cuerpo del trabajo

Para un trabajo escolar, es suficiente con la división en capítulos, organizados a su vez en párrafos.

4.1. El párrafo

Se aconseja el uso del párrafo ordinario, por ser el más empleado. Empieza siempre con sangría (o espacio en blanco).

4.2. Usos de los distintos tipos de letras

Los usos más frecuentes son los siguientes:

 

4.2.1. Letra redonda

Es un tipo de letra circular y derecha. Es la figura de letra más empleada. En este tipo de letra se compone el texto general incluido en lo que hemos denominado cuerpo de la obra.

 

4.2.2. Letra cursiva

Esta letra adopta una figura inclinada. Se escriben en cursiva:

a) Los títulos de los libros, diarios, y revistas: Cien años de soledad, El País, Investigación y Ciencia.

b) Los nombres o títulos de las obras de arte (pintura, escultura, música, cine): El entierro del conde de Orgaz, del Greco; El pensador, de Rodin; Concierto de Aranjuez, de Joaquín Rodrigo; La diligencia, de John Ford.

c) Las acotaciones en las piezas teatrales o en obras dialogadas:

— Ande, madre... (GENEROSA la aparta, sin dejar de mirar a través de sus lágrimas.) Ande...

(Ella mira también. Sollozan de nuevo y se abrazan a medias, sin dejar de mirar).

GENEROSA.— Ya llegan al portal... (Pausa.) Casi no se le ve...

SEÑOR JUAN.— (Arriba, a su mujer.) ¡Cómo sudaban! Se conoce que pesa mucho.

(PACA le hace señas de que se calle.)

GENEROSA.— (Abrazada a su hija.) Solas, hija mía. ¡Solas! (Pausa. De pronto se desase y sube lo más aprisa que puede la escalera. CARMINA la sigue. Al tiempo que suben.) Déjeme mirar por su balcón, Paca. ¡Déjeme mirar!

(ANTONIO BUERO VALLEJO: Historia de una escalera).

d) Las frases y locuciones latinas: ad hoc, in extremis, a posteriori.

e) Frases, palabras o expresiones en un idioma extranjero o distinto del castellano:

«El Joventut pareció un equipo sacado de la máquina del tiempo. Ver a veteranos consagrados como Rafa Jofresa (33 años), Quique Andreu (31) o Ferrán Martínez (31) permitía pensar en un revival de aquella Penya que ganó dos títulos de Liga, de la mano de Lolo Sainz, al inicio de esta década». (El Mundo).

f) Frases, palabras u oraciones que al autor le interesa destacar por cualquier motivo:

«Pero al día siguiente, a la hora del almuerzo, subió de nuevo al estrado y, con aire muy solemne, nos informó de que la súplica del profesor Ford —así calificó la valiente protesta— había sido estudiada por el estado mayor de su ejército...» (JOSÉ MARÍA MERINO y otros: Los narradores cautivos).

g) Las palabras mal escritas de forma intencionada: Aluego vendremos.

h) Los sobrenombres, apodos o alias de escritores, artistas, toreros, etc.:

«Julián López Escobar, El Juli, es del Atleti desde que era un niño». (El Mundo).

Cuando el apodo va solo, se escribe en redonda: «El Juli es del Atleti».

 

4.2.3. Uso de las mayúsculas

Se escriben con letra inicial mayúscula las siguientes palabras:

a) La palabra que inicia un escrito o un párrafo y la que va después de punto.

b) Los nombres propios (geográficos, de personas, de divinidades, de animales, etc.):

«Fue luego a ver su rocín, y, aunque tenía más cuartos que un real y más tachas que el caballo de Gonela, que tantum pellis et ossa fuit, le pareció que ni el Bucéfalo de Alejandro ni Babieca el del Cid con él se igualaban. [...] Y así, después de muchos nombres que formó, borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante: nombre, a su parecer, alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo». (MIGUEL DE CERVANTES: Don Quijote de la Mancha).

c) Los atributos divinos, como Creador, Salvador, Redentor, y los nombres de los acontecimientos más importantes de la vida de Cristo: Anunciación, Resurrección, etc.

d) Los sustantivos y los adjetivos integrados en los nombres de las instituciones, cuerpos o establecimientos de diversos tipos: Diputación Provincial, Congreso de los Diputados, Real Academia Española, Federación Española de Fútbol, Biblioteca Nacional, Instituto Cervantes, Tribunal Constitucional, Hotel Continental, Ayuntamiento de Valladolid, Policía Nacional, Guardia Civil, etc.

e) Los nombres de las fiestas religiosas: Viernes Santo, Corpus Christi.

f) Las letras de las siglas se escriben todas en mayúsculas: ONU, UNESCO, ESO, BOE, BOJA.


4.2.4. Letras versalitas

La letra versalita es una mayúscula de igual tamaño que la minúscula. Suele emplearse en estos casos:

a) Los nombres de autores, en las citas bibliográficas y en las bibliografías:

Pío Baroja: Zalacaín el aventurero.

b) El nombre de los personajes en las obras teatrales o dialogadas:

Andrés. ¡Un hombre muerto!... ¡Y Rosa!... ¡Quién!... (Viendo a Juan José).


4.3. Notas y referencias bibliográficas

Las notas son aclaraciones que se añaden al texto. Deben ir marcadas con una llamada (asteriscos, números, letras, etc.) situada en la parte del texto que se desea aclarar y que se repetirá en el lugar donde se redacte la nota (a pie de página, al final de un capítulo o sección, o incluso en los márgenes del texto).

Las referencias bibliográficas son notas que permiten identificar los documentos mencionados en el trabajo. Los datos contenidos en una referencia bibliográfica deben seguir el orden y la tipografía que expresa este ejemplo:

Machado, Antonio: Obras completas. Madrid, Espasa Calpe, 1989.

Si se trata de un artículo o trabajo de una publicación periódica (diarios, revistas, etc.), la referencia se presenta de este modo:

Umbral, Francisco: «La cocacola», en El Mundo, 19 de junio de 1999.


5. Bibliografía


Es la lista de los libros usados para la elaboración de un trabajo. Los libros se ordenan alfabéticamente y siguiendo las pautas de disposición de datos y tipografía señaladas anteriormente para las referencias bibliográficas.