OBJETIVOS DE EDUCACIÓN INFANTIL

 


                El currículum de la Educación Infantil establece las capacidades que se espera que los alumnos/as alcancen al término de la etapa. Estos objetivos se denominan prescriptivos, y a partir de ellos deben formularse los objetivos que aparecerán en los  Proyectos Curriculares que cada Centro realice, teniendo en cuenta la aportación de las fuentes del currículo (social, psicológica, epistemológica y pedagógica), que se adapten a las capacidades, necesidades e intereses de los alumnos/as de este Centro y teniendo en cuenta la propia realidad sociocultural.

 

         A partir de los Objetivos Generales de la etapa de Educación Infantil que aparecen recogidos en el Real Decreto 1330/1991 de 6 de septiembre, se diseñan los objetivos Generales de la etapa que se aplicarán en la comunidad escolar en la que se trabaja. En este caso, al tratarse de un Centro ubicado en la Comunidad Andaluza, nos regiremos por los Objetivos Generales que aparecen en el Decreto 107/1992 de 9 de junio (B.O.J.A. nº 56)   

 

         Con este Decreto, la Comunidad Autónoma de Andalucía establece el currículum de la Educación Infantil para su ámbito territorial, determinando en su introducción cómo debe entenderse el currículum en esta etapa. Uno de los objetivos básicos de la educación es proporcionar a todos los ciudadanos una formación plena, formación que debe iniciarse desde el nacimiento; por ello, la Educación Infantil comprenderá desde los 0 a 6 años, organizándose en dos ciclos de tres años cada uno.

 

         La finalidad básica de la Educación Infantil es contribuir al desarrollo físico, intelectual, afectivo, social y moral de los niños y niñas.

 

            Los objetivos de la Educación Infantil deben contribuir a desarrollar las siguientes capacidades en los niños y niñas durante dicha etapa:

 

1.       Desarrollar una autonomía progresiva en la realización de actividades habituales por medio  del conocimiento y dominio creciente del propio cuerpo, de la capacidad de asumir iniciativas y de la adquisición de hábitos básicos de cuidado de la salud y el bienestar.

2.     Ir formándose una imagen positiva de sí mismo y construir su propia identidad  a través del conocimiento y valoración de las características personales y de las propias posibilidades y límites.

3.     Establecer relaciones afectivas satisfactorias, expresando libremente los propios sentimientos así como desarrollar actividades de ayuda y colaboración mutua, y respeto hacia las diferencias individuales.

4.    Establecer relaciones sociales en ámbitos cada vez más amplios, aprendiendo a articulara progresivamente los intereses, aportaciones y puntos de vistas propios con los de los demás.

5.     Conocer, valorar y respetar  formas de comportamiento y elaborar progresivamente criterios de actuación propios.

6.    Desarrollar la capacidad de representar de forma personal y creativa distintos aspectos de la realidad vivida o imaginada, y expresarlos mediante las posibilidades simbólicas que ofrecen el juego y otras formas de representación y expresión habituales.

7.     Utilizar el lenguaje verbal de forma cada vez más adecuada a las diferentes situaciones de comunicación para comprender y ser comprendido por los otros y regular la actividad individual y grupal.

8.     Observar y explorar su entorno inmediato, para ir conociendo y buscando interpretaciones de algunos de los fenómenos y hechos más significativos.

9.    Intervenir en la realidad inmediata cada vez más activamente y participar en la vida de su familia y su comunidad.

10.Participar y conocer algunas de las manifestaciones culturales y artísticas de su entorno, y desarrollar una actitud de interés y aprecio hacia la cultura andaluza y de valoración y respeto hacia la pluralidad cultural.