PERDIDOS EN EL ESPACIO

(LOST IN SPACE)

 

 

 

«¡No se pierdan el próximo episodio, a la misma hora y por el mismo canal!» Así finalizaba cada capítulo de la serie televisiva Lost in Space, que todos los aficionados recordamos por su emisión en Televisión Española con el título de Perdidos en el espacio (inicialmente a finales de los 60, la noche de los sábados, para ser repuesta en la programación infantil de los viernes a las 6:30 de la tarde hacia 1972).

Todo nació gracias a Irwin Allen (1916-1991), un productor, director y guionista de cine hoy famoso en especial gracias a la producción de películas como La aventura del Poseidón (The Poseidon Adventure, 1972) de Ronald Neame o El coloso en llamas (The Towering Inferno, 1974), dirigida por John Guillermin, con las escenas de acción rodadas por el propio Allen.

“Perdidos en el espacio”   es una versión galáctica de la clásica novela de aventuras Los robinsones suizos o El Robinsón suizo (The Swiss Family Robinson, 1812), de Johann David Wyss, si bien existe un cómic, Space Family Robinson (publicado por Gold Key desde diciembre de 1962), que debe considerarse la auténtica base de la serie.

El argumento era: Ante la sobrepoblación de la Tierra en el lejanísimo 1997 se decide enviar al espacio familias para colonizar otros planetas, como los Robinson, estirpe compuesta por papá John (Guy Williams), mamá Maureen (June Lockhart), la niña crecidita Judy (Marta Kristen), la cría Penny (Angela Cartwright) y el niño resabidillo, Will (Bill Mumy) a bordo de la nave  Júpiter II, que partirá rumbo a un planeta de Alpha Centauri. Los acompaña un joven piloto, el mayor Don West (Mark Goddard).

Sin embargo, algo falla. En la nave se introduce el maquiavélico doctor Zachary Smith (Jonathan Harris), contratado por una potencia extranjera, con el fin de sabotear el viaje. Aunque manipula el robot de la serie 1A1998 y le introduce la orden de matar a la familia, Will logrará controlarlo y los adultos dominarán al doctor. Pero el ataque ha provocado que la Júpiter II se salga de su rumbo y comience a vagar por el cosmos: los Robinson se han perdido en el espacio.

En su vuelo, los Robinson encontrarán una nave desconocida poblada de extrañas criaturas gelatinosas. Una vez localizado un planeta habitable, lo exploran, encontrándose la niña una ridícula mascota (un chimpancé al que se ha caracterizado con unas orejas puntiagudas de unos veinte centímetros de longitud) y habrán de enfrentarse a una raza de cíclopes. A partir de ahí, los peligros y los encuentros se sucederán.

La primera temporada acabó el 27 de abril de 1966 y una segunda se inicia el 14 de septiembre de ese mismo año, ya en color, con treinta capítulos nuevos, etapa que continúa hasta el 19 de abril de 1967. La tercera temporada comenzará el 6 de septiembre de ese año y finalizará veinticuatro capítulos después, el 6 de marzo de 1968, con el episodio titulado "Junkyard of Space", dirigido por Ezra Stone y escrito por Barney Slater. A través de ochenta y tres capítulos la serie había ido adquiriendo poco a poco un tono más y más curioso. Los últimos capítulos, se dice, son de un surrealismo exagerado aunque han quedado grabados en nuestras memorias infantiles.

 

 

 

 

página anterior