Estratigrafía del Periodo Oligoceno
Oligoceno
Chatiense
Rupeliense-Stampiense

Periodo Oligoceno


El Oligoceno es el periodo de la era Cenozoica que abarca desde el final del Eoceno (hace 34 millones de años) hasta el principio del Mioceno (hace 23 millones de años). Su nombre proviene de las palabras griegas oligos (pocos, escasos) y kainos (nuevo, moderno), haciendo referencia a las pocos nuevos tipos de mamíferos que aparecen en este periodo, comparado con el precedente.

El Oligoceno es a munudo considerado un periodo de transición, un nexo entre el arcaico mundo tropical del Eoceno y el Mioceno, que ya presenta ecosistemas parecidos a los modernos. La transición con el Eoceno, consistente en un gran evento de extinción, es más fácilmente datable que la transición al Mioceno.

Durante el Oligoceno, los continentes continuaron derivando hacia sus posiciones actuales. La Antártida aumento su aislamiento y fue cubierta por capas de hielo.

Heinrich Harder, Manada de Mesohippus [13]

Heinrich Harder, Manada de Mesohippus [13]

Las orogenias que dieron lugar a las cadenas montañosas del oeste de Norteamérica continuaron en este periodo, y en Europa los Alpes comenzaron a formarse al empujar la placa de África a la de Eurasia, aislando los restos del mar de Tethys.

En algún momento del Oligoceno, Suramérica se separa finalmente de la Antártida y comienza el largo viaje que la llevará a encontrarse con Norteamérica. Este hecho aumenta la temperatura del continente, al reanudarse la circulación de algunas corrientes oceánicas.

En general, el clima permanece templado, aunque el lento enfriamiento global que más tarde daría lugar a las glaciaciones del Pleistoceno comienza al final de este periodo.

Las angiospermas continúan su expansión por todo el mundo. Los bosques tropicales y subtropicales son reemplazados por otros formados por árboles menos sensibles a los cambios de temperatura. Las praderas y desiertos se hacen más comunes que en el Eoceno.

Importantes restos de fauna fósil del Oligoceno se encuentran en todos los continentes, excepto en Australia. Las formas antiguas de vida continúan un lento declinar, asentándose las mas modernas que habían aparecido en el periodo anterior.

Los nuevos espacios abiertos posibilitan que los animales alcancen mayor tamaño. En Suramérica, aislada durante este periodo, se desarrolla una fauna diferente a la del resto de los continentes.

Los reptiles eran abundantes en el Oligoceno. Aunque desaparecen definitivamente algunos tipos parecidos a los cocodrilos, las serpientes y lagartos se diversifican en alto grado.

Todavía existen en este periodo algunos tipos de mamíferos que hoy en día resultarían muy extraños, a pesar de que muchos de ellos son antepasados directos de especies actuales.

Mapa del Oligoceno

Mapa del Oligoceno