Volver a la portada de los Departamentos

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS DE LA NATURALEZA

Volver a la portada de los Departamentos

Para ir a la página principal de los departamentos puedes pulsar con el ratón en cualquiera de los iconos existentes en la parte superior

AGRICULTURA ORGÁNICA. LA LOMBRICULTURA.

Se entiende por orgánico, biológicamente hablando, cualquier objeto procesado por un ser vivo; de forma general podría llamarse así a todo lo natural. Los cultivos orgánicos serían, pues, aquellos en los que se usan productos naturales aplicados a las siembras. Se trata de una forma de practicar la agricultura acercándose en lo posible a los procesos de la naturaleza. Con ello se reduciría notablemente el impacto ambiental producido por los agroquímicos, ya que los efectos de estos últimos originan serios trastornos en el medio ambiente y en la salud humana, pudiendo llegar a generar cáncer, mutaciones cromosómicas y deformaciones de los embriones.

Las principales ventajas del uso de la agricultura orgánica son:

A través de los años la gente ha tratado de encontrar un fertilizante que sepa cubrir todas las expectativas de los cultivos. Y uno de los más completos es el humus procedente de la lombriz de tierra (es decir, sus deyecciones), ya que aporta todos los nutrientes para la dieta de la planta, de los cuales carecen muy frecuentemente los fertilizantes químicos.

LA LOMBRIZ DE TIERRA

Desde tiempos inmemorables la lombriz es conocida como el animal ecológico por definición.  Este animal era conocido en la antigüedad como el arado o intestino de la tierra. En el antiguo Egipto, la Reina Cleopatra le confirió la categoría de animal sagrado y se castigaba con pena máxima el tratar de sacarlas del reino hacia otros territorios.Lombrices de tierra

Darwin se interesó por las lombrices. En 1881 escribió la obra titulada "La formación de la tierra vegetal por la acción de las lombrices", que sería el inicio de una serie de investigaciones que hoy han transformado la cría de lombrices en una actividad zootécnica muy importante, que nos permite mejorar la producción agrícola.

Se trata de un animal omnívoro que succiona o chupa la tierra cuando cava túneles en suelo blando y húmedo, digiriendo al mismo tiempo las partículas vegetales o animales en descomposición y expulsando los residuos metabólicos, que son los que forman el humus, construyendo así un terreno mucho más fértil. Según informes técnicos, sus excrementos contienen "5 veces más nitrógeno; 7 veces más fósforo; 5 veces más potasio y 2 veces más calcio que el material orgánico que ingirieron".

Existen dos variedades principales, la africana y la californiana, siendo esta última la más utilizada mundialmente. La lombriz roja californiana es de color oscuro, respira por medio de su piel, mide de 6 a 8 cm. de largo, de 3 a 5 mm. de diámetro, pesa hasta aproximadamente 1’4 gr. y vive unos 4’5 años. No soporta la luz solar (su exposición a los rayos del sol provoca su muerte a los pocos minutos). Puede criarse en cualquier lugar del planeta que posea un clima templado, con al menos una temporada con temperaturas promedio superior a los 20ºC. Las lombrices adultas producen 1 gramo diario de abono, es decir, que comen diariamente una cantidad equivalente a su propio peso. Esta especie requiere de altas concentraciones de materia orgánica como medio de vida y alimentación, por lo que no sobreviven mucho tiempo en suelos con bajos porcentajes de materia orgánica. Cualquier tipo de desechos sirve para la alimentación de las mismas, ya sean cáscaras, estiércol de cualquier animal o restos de cosechas. Pueden también alimentarse de papel, no importando la tinta que contenga. Lo que no puede digerir son metales, plásticos, gomas y vidrio.

En condiciones adecuadas llega a producir hasta 1.500 lombrices al año. Deja de reproducirse cuando la temperatura es inferior a 7ºC, pero sigue proporcionando abono, aunque ya en menor cantidad. Aunque un mismo individuo tiene ambos sexos se reproduce por fertilización cruzada, donde ambos ponen un capullo cada 10 - 30 días. Cada capullo contiene de 2 a 10 lombrices que emergen a los 21 días; estos individuos podrán reproducirse en su etapa adulta, una vez pasados los 3 - 4 meses.

Las condiciones ambientales para su óptimo desarrollo son una temperatura de 19 a 20 °C, con una humedad del 80%, un pH de desarrollo entre 6.5 y 7.5.

Se trata del único animal en el mundo que no transmite ni padece enfermedades. Sin embargo, existe un síndrome que le afecta: cuando se le suministran sustratos altos en proteínas, éstas son degradadas por las enzimas que la lombriz posee en su sistema digestivo, dándose una alta producción de amonio, que le origina inflamaciones en todo el cuerpo, muriendo a las pocas horas. Tiene también cuatro enemigos potenciales: pájaros, planarias, hormigas rojas y ratones.

Cualquier persona, que disponga de un mínimo espacio y algunos minutos puede iniciarse en su cría: no requiere grandes inversiones, espacios, infraestructura ni tiempo.

EL HUMUS DE LOMBRIZ

Tiene un aspecto similar a la tierra, suave, ligero e inodoro, con altos contenidos de carbono, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y microorganismos en cantidades al menos cinco veces superiores a las de un buen terreno fértil. Las cantidades variarán en función de las  características químicas del suelo que las alimentó. Como abono orgánico tiene un alto valor nutritivo, pero lo más importante es la alta disponibilidad de estos nutrientes para las plantas.

También encontramos en él enzimas, ácidos húmicos, ácidos fúlvicos, huminas y ulminas, que permiten mejorar la estructura del suelo, debido a que actúan como cementantes de unión entre las partículas del suelo, dando origen a estructuras granulares uniformes que permiten un óptimo desarrollo radicular, mejora el intercambio gaseoso, aumenta la oxidación de la materia orgánica y por ello la disponibilidad de nutrientes en formas asimilables, estimulando así el crecimiento vegetal.

El humus puede utilizarse tanto en forma sólida como líquida, siendo particularmente importante su aplicación en la preparación de suelos y producción de hortalizas, frutales o flores ornamentales. Tiene también otros usos más específicos, como en jardinería y campos para practicar deportes como golf, fútbol, etc.

LA LOMBRICULTURA

Se trata de una tecnología basada en la cría intensiva de lombrices para la producción de humus a partir de un sustrato orgánico. Se practica actualmente con variados propósitos:

Básicamente hay dos métodos de cría: con arcas de bastidores y con cunas sobre el terreno. Ambos pueden estar bajo cubierto o al exterior.

Una vez hecha la inoculación se tapan y se riega cuidadosamente. Las lombrices penetran inmediatamente al sustrato y se distribuyen por todo el alimento en pocas horas, comenzando a alimentarse y a reproducirse. Cuando el alimento está consumido (entre los 7 y 15 días) se observarán pequeños grumos, siendo una indicación de que el lecho no tiene comida, teniendo la necesidad de agregar más sustrato. Para apartarlas del lugar se procede de una forma muy sencilla: sólo hay que dejarlas uno o dos días sin proporcionarles alimento y, después, poner alimento nuevo a un lado del sitio donde se encuentran.

Puede encontrarse más información en estas direcciones de Internet:

Regresar
Regresar

Subir al inicio