(Physeter macrocephalus)
(Physeter catodon  Linneo)


    Cachalote, la ballena más grande dentro del grupo de los cetáceos con dientes (Odontocetos). Vive en todos los océanos, excepto en la zona ártica, y habita sobre todo en los mares tropicales y templados. Las hembras y las crías tienden a estar en latitudes por debajo de los 40º, mientras que los machos se desplazan hasta las aguas polares. Los cachalotes son migratorios; se dirigen hacia el ecuador durante la época reproductora y van a latitudes más elevadas para alimentarse. Es fácil de reconocer: tiene una cabeza rectangular enorme, su longitud puede ser hasta un tercio del total del cuerpo y en ella se aloja el llamado órgano del espermaceti, que consiste en una especie de masa de fibras tendinosas rellenas de cera espermaceti. Es probable que este órgano desempeñe un papel importante en su sistema de ecolocación. El espermaceti es una sustancia grasa que cuando se extrae de la cabeza del animal se transforma en una cera blanca. Los cachalotes tienen dientes grandes y cónicos sólo en la mandíbula inferior que es muy estrecha y más corta que la cabeza. El cuerpo está comprimido por los lados, sólo hay un espiráculo (orificio nasal) en la parte frontal izquierda de la cabeza, y la aleta dorsal, que es amplia, baja y parece una joroba, está situada en el tercio posterior del cuerpo del animal. La piel del cachalote no es lisa, sino que tiene crestas irregulares que le dan un aspecto arrugado. La coloración del cuerpo tiende a ser gris oscura o negra, los labios son blancos y hay algunas manchas de este color sobre el vientre. El dimorfismo sexual es muy acusado: los machos alcanzan una longitud de 18 m, y sólo 12 m las hembras.

Dibujo de Cachalote
    El cachalote se alimenta de peces y sobre todo de calamares, incluso de calamares gigantes (Architeuthis dux), con los que, al parecer, sostiene luchas titánicas en las profundidades marinas. La mayor parte de los cachalotes que quedan varados en las playas presentan marcas de las ventosas de estos calamares, con una media de 5 cm. de diámetro por ventosa. Se ha llegado a la conclusión de que los calamares gigantes adultos presentan ventosas de entre 2 y 5 cm. Deducimos que tanto los cachalotes como los calamares gigantes viven en las mismas aguas. En numerosos cachalotes estudiados se han encontrado muchos picos de calamares gigantes en sus estómagos.Curiosamente a pesar de la gran cantidad de calamares gigantes presentes en el Cantábrico los cachalotes son escasos en estas aguas asturianas.
 

     Nada despacio y puede sumergirse a una profundidad de 1 km cuando va en busca de alimento; como norma general, permanece bajo el agua entre 45 y 60 minutos, después sube a la superficie a respirar; respira de forma continuada durante unos 12 o 15 minutos antes de sumergirse otra vez. Se ha sugerido que los sonidos más agudos emitidos por el cachalote son de tal intensidad que aturden a sus presas y le facilitan su captura.

    Los cachalotes son animales gregarios; los grupos están formados por hembras, jóvenes y crías (grupos matriarcales); los machos constituyen grupos aparte, excepto en la época reproductora cuando se unen a las hembras. Los grupos matriarcales pueden constar de hasta cincuenta individuos, pero suelen ser de unos doce. Es muy probable que los machos más grandes compitan entre sí para acceder a un grupo de hembras y también es posible que las hembras elijan a determinados machos para copular. La hembra pare una sola cría, es muy probable que el periodo de gestación sea el más largo de todos los de los cetáceos y oscile entre 15 y 16 meses. Las crías permanecen junto a la madre durante varios años hasta que están desarrolladas para valerse por sí mismas. Los sonidos que emiten para comunicarse (cada individuo presenta una secuencia de clics diferente y por lo tanto puede haber un reconocimiento individual), pueden oírse desde 10 km de distancia y varios grupos dentro de un área forman una unidad social que se mantiene en contacto a través de sus vocalizaciones.

Dibujo de Cachalote

    Los cachalotes se han cazado mucho desde la antigüedad. En el siglo XVIII, los balleneros los capturaban con sus arpones para conseguir el espermaceti de la cabeza y en el siglo XX, con la ayuda de barcos modernos, los cazan para aprovechar también su carne. Sin embargo, los cachalotes son las ballenas más numerosas y sus poblaciones no parecen estar amenazadas.
El cachalote es común en las aguas de la península Ibérica y también en las islas Canarias.

    Otra especie de cachalote es el llamado cachalote pigmeo, que no sobrepasa los 3,5 m de longitud. Su aspecto exterior recuerda a una marsopa y, al igual que su congénere más grande, la cabeza sólo tiene dientes en la mandíbula inferior. Su alimento principal son los cefalópodos pero también come crustáceos. El cachalote pigmeo se ha visto de forma esporádica en las costas atlánticas de Francia, Holanda e Inglaterra. Es escaso en las costas cantábricas y atlánticas de la península Ibérica, y nunca se le ha visto en el Mediterráneo. Es frecuente en Canarias.

    Clasificación científica: los cachalotes pertenecen a la familia de los Fisitéridos, dentro del suborden de los Odontocetos, que a su vez están incluidos en el orden de los Cetáceos. Estudios recientes indican que la rama evolutiva de la que procede este animal debió separarse muy temprano (hace unos 20 millones de años), del tronco común Odontocetos-Misticetos y es probable que esté emparentado tanto con las ballenas con barbas como con los delfines y las ballenas con dientes.  Recibe el nombre científico de Physeter catodon, aunque también se acepta el de Physeter macrocephalus. El cachalote pigmeo se clasifica como Kogia breviceps.


Fotografía de Cachalote