LOS ORGANISMOS UNICELULARES

Son los seres vivos más sencillos y se conocen también como microorganismos o microbios, porque sólo pueden ser observados al microscopio. La microbiología es la ciencia que estudia estos organismos.

CARACTERÍSTICAS

La principal característica que tienen en común todos los microorganismos es su tamaño diminuto. Como consecuencia de ello, los microorganismos poseen algunas ventajas:

CLASIFICACIÓN

Existen organismos unicelulares en tres de los cinco reinos:

Reino Monera:

Pertenecen a este reino las bacterias, organismos procariotas que presentan una gran variedad de formas de vida, las hay con nutrición autótrofa (fotosintetizadoras y quimiosintetizadoras) y heterótrofa (saprófitas, descomponedoras o parásitas, causantes estas últimas de enfermedades como la tuberculosis o la sífilis).

Según su forma se clasifican en cocos (forma esférica), vibrios (forma de como), espirilos (forma de tirabuzón) y bacilos (forma de bastón).













La mayor parte de nuestra experiencia con las bacterias está relacionada con las especies patógenas. Aunque algunas bacterias causan enfermedades, otras muchas viven sobre la superficie o en el interior del cuerpo humano y previenen las enfermedades. Además, las bacterias desempeñan funciones esenciales en el medio ambiente y en la industria.








Organismos quimiolitoautótrofos aislados del agua del río Tinto o de zonas adyacentes. (A) Crecimiento sobre medio sólido de bacterias oxidadoras del Fe; (B) Fotografía al microscopio electrónico de transmisión (MET) de Acidithiobacillus thiooxidans; (C) Fotografía al MET de una bacteria oxidadora de Fe, posiblemente Leptospirillum sp.; (D) Fotografía al MET de un aislado quimiolitoautótrofo y termófilo, posiblemente una arquea Sulfolobal; (E) Leptospirillum ferrooxidans al microscopio óptico con contraste de fases; (F) Bacterias quimiolitoautotrofas alrededor de un grano de azufre elemental.



Reino Hongos:Son organismos eucariotas con nutrición autótrofa, la mayoría son descomponedores, pero también los hay que establecen relaciones de simbiosis con otros organismos como es el caso de los líquenes, donde se asocian con un alga, y otros son parásitos produciendo algunos de ellos graves enfermedades.


Algunos hongos unicelulares se emplean en la producción o fabricación de alimentos. Las levaduras, por ejemplo, son necesarias en la fabricación del vino, en la fermentación del pan y en la elaboración de la cerveza, otros se emplean en el proceso de maduración del queso, en los quesos Brie, Camembert y Roquefort.

Muchos hongos también producen compuestos que son útiles en diversos procesos industriales.

Los hongos también son muy importantes en la producción de antibióticos; por ejemplo, la penicilina, la ciclosporina, la cefalosporina y la griseofulvina son utilizadas para luchar contras las enfermedades fúngicas y bacterianas.

Los hongos también se están convirtiendo en una herramienta de gran utilidad en la lucha contra la contaminación del medio ambiente. La acumulación de pesticidas y otros contaminantes está provocando la destrucción de numerosos ecosistemas y, por tanto, situando a muchas especies animales y vegetales en peligro. Ciertas especies de hongos se emplean en los procesos de biorremediación (utilización de microorganismos para eliminar la contaminación del medio ambiente).







Microfotografías de diferentes hongos aislados del río Tinto. (A) Scytalidium thermophilum; (B) Posible Acremonium sp.; (C) Scytalidium acidophilum; (D) Lecythophora hoffmannii; (E) Cepa de clasificación incierta caracterizada por la pigmentación oscura de las hifas y la formación de incipientes esclerocios; (F) Imagen de la alta densidad de hifas de hongos encontradas en distintas partes del río.



Reino Protoctista:

Incluye dos tipos de organismos unicelulares eucariotas, las algas unicelulares y los protozoos.

Algas unicelulares: son los organismos fotosintéticos más importantes del planeta, pues capturan mayor cantidad de energía solar y producen más oxígeno que todas las plantas juntas. Las algas constituyen, además, el primer eslabón de la mayor parte de las cadenas alimentarias acuáticas, al formar parte del plancton, y sustentan a una gran diversidad animal.











Fotografías al microscopio óptico de distintos tipos de algas observadas en el río Tinto. (A) Filamentos algales del género Klebsormidium; (B) Aspecto macroscópico de los filamentos en el río; (C) Diatomeas; (D) Aspecto macroscópico de acumulaciones de diatomeas (manchas marrones) sobre el lecho del río; (E) Euglena mutabilis junto con algunas diatomeas; (F)  Aspecto macroscópico de las acumulaciones de Euglena en el lecho del río.


Protozoos: se conocen más de veinte mil especies de protozoos, que incluyen organismos tan conocidos como los paramecios y las amebas.

Muchas especies viven en hábitats acuáticos como océanos, lagos, ríos y charcas.

Los protozoos se alimentan de bacterias, productos de desecho de otros organismos, algas y otros protozoos. Muchas especies son capaces de moverse utilizando diversos mecanismos: flagelos, estructuras propulsoras con forma de látigo; cilios de aspecto piloso, o por medio de un movimiento ameboide, un tipo de locomoción que implica la formación de pseudópodos (extensiones a modo de pie).










Microfotografías de algunos protistas observados en los biofilms del río Tinto. (A) Heliozoo; (B) Ciliado; (C) Ameba; (D) Biflagelados; (E) Protista no identificado que ha atrapado algunas diatomeas; (F) Flagelado.

Si quieres ampliar la información sobre los microorganismos del Río Tinto, visita Revista ecosistemas.