EXPERIMENTOS CASEROS

    Hay una gran cantidad de experiencias que pueden realizarse en casa, con poco material y de gran poder didáctico. En el club estamos haciendo una recopilación de ellas. Muchas son muy conocidas y otras no tanto. Si queréis más información sobre muchas de ellas y sobre el modo de montar un pequeño laboratorio en casa os recomendamos el libro: "Nuevo manual de la Unesco para enseñanza de las ciencias" (editorial EDHASA).


 

Detectar falsificaciones:

       Corta un trozo de papel secante de un tamaño tal que pueda entrar en un bote de conservas (cuanto mayor sea el bote, mejor).

    A unos 5 cm del borde inferior del papel escribe la cifra 2 con un rotulador.

    Con otro rotulador del mismo color, pero de diferente marca, añade tres ceros para que la cifra se lea ahora 2000.

    Ahora introduce el papel secante en el tarro, en el que previamente habrás puesto unos 2 cm de agua en el fondo, y observa lo que sucede. Hay que tener cuidado de que el papel quede lo más vertical posible y no toque las paredes.

    Las tintas de los dos rotuladores se separan en los diferentes productos químicos de colores que las componen. Cada fabricante utiliza distintos productos para las tintas, por lo que el diagrama de colores de los rotuladores no es el mismo, lo que demuestra cuáles son los ceros añadidos.

 

Huevos "fritos" con alcohol.

    Pon alcohol etílico en una sartén, rompe un huevo y colócalo dentro de la sartén como si fueses a freírlo. Al cabo de un rato, las proteínas del huevo se coagulan pareciendo que se ha frito. "NO SE TE OCURRA COMÉRTELO". Si te quieres divertir con tus amigos lleva el alcohol en una botellita sin etiqueta y diles que es agua (por su aspecto lo parece); haz la experiencia diciéndoles que "con el poder de tu mente" o "tu magnetismo personal" vas a freír el huevo en agua, sin calentar la sartén, pero no dejes que intenten probar el huevo, ni que te lo hagan probar a ti.    

 




Ir a Actualidad Ir a la página inicial Ir a Aparatos